CÓMO EVALUAR LOS COMPORTAMIENTOS EN EL PUESTO DE TRABAJO

Entrevistas estructuradas o semiestructuradas:

En este caso, el jefe jerárquico correspondiente lleva a cabo una entrevista con la persona que recibió la formación, una vez que haya pasado el tiempo suficiente para poder poner en práctica los contenidos recibidos.

A través de esta metodología se puede apreciar no sólo el nivel de transferencia de las habilidades adquiridas, sino también las posibles trabas o barreras que puedan interponerse para una adecuada ejecución en el trabajo diario de las nuevas competencias.

Para llevar a cabo esta técnica es necesario preparar con antelación las preguntas que se van a formular a lo largo de la entrevista. Es necesario que estas lleven un orden lógico que vayan encadenadas. De esta forma el supervisor tendrá mayor control sobre la información a obtener.

El recurso a este tipo de técnica tiene un beneficio añadido ya que en cierta medida se puede considerar como un canal de comunicación entre supervisor y empleado.