2.4.2. PRUEBAS SITUACIONALES


Dentro de las pruebas situacionales, incluimos todas aquellas técnicas y ejercicios que permiten simular total o parcialmente, una situación, en la que los formandos tienen que poner de manifiesto las competencias que exige el desempeño eficaz de una actividad laboral concreta (Le Boterf, 90).
La aplicación de pruebas situacionales es el sistema más útil y preciso para evaluar el aprendizaje. Tienen como objeto medir el grado en que los formandos son capaces de poner en práctica los conocimientos, habilidades y actitudes enseñadas en el transcurso de la acción formativa. Para ello, se recrea una situación que simula las condiciones y requisitos que plantea la actividad laboral real.
La elaboración de las pruebas situacionales es costosa en tiempo, energía y recursos. Por ello, durante su diseño y elaboración se debe ser sistemático, asegurando que las medidas realizadas sean válidas y fiables.
Para asegurar su validez, las pruebas situacionales, deben reunir una serie de características:


Existen distintos métodos para elaborar pruebas situacionales, partiendo de la definición de los objetivos operarativos y funcionales y de las características mencionadas, proponemos el siguiente proceso:

Ejemplo de escala cuantitativa y descriptiva en los anclajes de los extremos:

8. Determinar los criterios de evaluación de la calidad del resultado final, es decir, de la solución planteada, de la carta elaborada, de la decisión tomada, etc.
9. Elaboración de la prueba.
10. Entrenar a los evaluadores en la aplicación del ejercicio y en las pautas de observación a seguir.
En los ejercicios de aplicación grupal y con varias competencias a observar, un único formador no es suficiente para evaluar la ejecución del ejercicio. En estos casos es preciso incluir observadores auxiliares, aun con el riesgo de que puedan actuar como variable contaminadora.
11. Probar los ejercicios y los protocolos de observación. La finalidad de esta fase es comprobar que:

2.4.2.1. Ejercicios de Ejecución Laboral
  • Descripción: Consiste en la realización por parte del formando de una tarea laboral concreta de principio a fin.
    El diseño del ejercicio debe reflejar las condiciones reales del trabajo: maquinaria, restricciones temporales, materiales, etc.
  • Ejemplo: La tarea consiste en escribir un informe en Word Perfect 6.1.
  • Duración: 40 minutos.
  • Contenido: dar formato básico al documento y emplear distintos tipos de letras y atributos.
  • Herramientas: ordenador e impresora.
  • Materiales: papel, bolígrafo e informe escrito a mano.
La corrección de la prueba se realiza utilizando una tabla de evaluación o cuestionario, con el fin de evitar la posible subjetividad de los evaluadores.
Para este caso las preguntas del cuestionario podrían estar referidas a:
  • Tiempo de ejecución de la tarea.
  • Número de errores de mecanografía.
  • Características de la presentación final.
  • El formato básico del documento incluye: idioma, márgenes, espaciado, interlineado, encabezado, tipo de letra base y paginado.
  • N║ de tipos de letras utilizado.
  • N║ de atributos empleados.
  • Utilización de la ayuda del programa.
Aplicación: Individual y/o grupal.
Duración: Variable en función de la tarea.
Posibilidades de evaluación: Competencias de atención al detalle, organización, conocimientos y habilidades técnicas del individuo.

2.4.2.2. Juego de Roles
  • Descripción: Consiste en preparar unos papeles y detalles de una situación, que representen a personajes y aspectos de una actividad laboral, para ser interpretados por los formados. Las fases del juego de roles son:
    A. Asignación de los roles por parte del formador.
    B. Preparación de la representación.
    C. Representación.
  • Por ejemplo, simulaciones de entrevista donde se requiere el trato con un cliente enfadado o con un subordinado conflictivo.
  • Aplicación: Individual y/o grupal.
  • Duración: En su fase de preparación alrededor de 15 minutos y variable en su ejecución en función del ejercicio.
  • Posibilidades de evaluación: Competencias de orientación al cliente, comunicación oral, análisis y solución de problemas, flexibilidad, tolerancia a la tensión, conocimientos y habilidades técnicas.

2.4.2.3. Estudio de casos
  • Descripción: Se presenta a los participantes por escrito la descripción de una situación concreta sacada del contexto laboral de los formandos. Se incluyen todos los datos y detalles para que los participantes puedan analizar el problema que en el caso se presenta.
    Generalmente, los formandos analizan el caso y llegan a una solución individualmente y, posteriormente, en grupo se discute sobre la mejor solución.
    Al final del ejercicio el individuo y/o grupo presenta la solución al problema planteado y explica como ha/n llegado a ella.
  • Aplicación: Individual y/o grupal.
  • Duración: Variable en función del caso y del tipo de aplicación.
  • Posibilidades de Evaluación: Competencias de análisis, organización, planificación, toma de decisiones, solución de problemas y conocimientos técnicos.
Si el ejercicio se realiza grupalmente también pueden evaluarse comunicación, iniciativa y liderazgo.

2.4.2.4. Bandeja de llegada
  • Descripción: La técnica consiste en presentar a los participantes una serie de materiales y documentos (cartas, informes, mensajes telefónicos, etc.) típicos del puesto de trabajo y que representan aspectos significativos del mismo.
    El formando debe evaluar el contenido de los distintos materiales y tomar decisiones sobre las acciones que debe realizar para darles salida en el tiempo fijado.
    Una vez finalizado, el ejercicio puede ser seguido de una pequeña entrevista, donde el formando justifica cada una de las decisiones que ha tomado.
  • Aplicación: Individual y/o grupal. En su fase de entrevista siempre individual.
  • Duración: Entre 15 y 30 minutos. Si se realiza después la entrevista esta no suele consumir más de 10 minutos.
  • Posibilidades de Evaluación: Competencias de planificación, organización, toma de decisiones y delegación.

2.4.2.5. Ejercicios de presentación
  • Descripción: Este tipo de ejercicios están divididos en dos partes claramente diferenciadas: A. Fase de preparación: al formando se le entrega el título de un tema que debe preparar en un tiempo determinado.
    B. Fase de presentación: finalizado el tiempo de preparación, el formando debe hacer una breve exposición del tema encomendado.
  • Ejemplo: En función de las competencias que se deseen evaluar los temas pueden ser muy variados. Por ejemplo, se puede solicitar al formando que elabore un determinado proyecto, que planifique una determinada acción, que explique el desarrollo de una fórmula, etc. o un tema que requiera la improvisación.
  • Aplicación: En su fase de preparación puede ser grupal, pero la presentación es individual.
  • Duración: Variable en función del tema en la fase de preparación, y entre 5 y 10 minutos en la de presentación.
  • Posibilidades de Evaluación: En su fase de preparación las competencias que pueden evaluarse son: planificación, organización, creatividad (si el tema planteado es la resolución de un problema nuevo, improvisado o absurdo) y conocimientos técnicos. Mientras que en su fase de presentación las competencias que se ponen de manifiesto son: comunicación, tolerancia a la tensión y flexibilidad.

Ventajas:
  • Rapidez en su elaboración y en su aplicación.
  • Bajo coste de aplicación (la observación la puede realizar una única persona).
  • Validez aparente.
  • Permite evaluar distintas competencias a la vez.
Inconvenientes:
  • Tiempo de aplicación, ya que aunque la preparación puede hacerse colectivamente la presentación del tema es individual.
  • Puede generar mucha tensión en algunos formandos.
  • Tiempo de elaboración del protocolo de observación y de evaluación del resultado.