Entrevista a Juan Manuel Bonet
Exdirector del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Juan Manuel Bonet es escritor y crítico de arte. Entre 1995 y 2000 dirigió el IVAM y desde el año 2000 pasó a dirigir el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Entre sus obras se encuentran varios libros de poemas, un diccionario de las vanguardias en España y monografías sobre Juan Gris y Gerardo Rueda. Además ha comisariado varias exposiciones y retrospectivas de diversos artistas y movimientos de vanguardia.

1. Usted ha investigado sobre las vanguardias, ¿considera que está suficientemente estudiado ese periodo?

Creo que durante mucho tiempo se las tuvo como una etapa pasada y superada, sobre todo en España. Con la generación del 27 se las consideró como algo raro y poco interesante. Desde que publiqué mi diccionario de las vanguardias hace 8 años, han salido cantidad de estudios nuevos. El día que se haga una edición ampliada, será muchísimo lo que habrá que añadir, porque se ha puesto de moda ese periodo. Las vanguardias son un fenómeno plurinacional donde los escritores escriben en varios idiomas. Una de las virtudes de las vanguardias es que fue una época en la que las fronteras se rompen, al igual que la frontera entre los géneros: un poeta puede pintar, un músico puede escribir. Lo que más me gusta de ellas es la capacidad que tuvieron sus protagonistas de dialogar entre ellos y así conseguir una convivencia entre las distintas artes. Me hubiera gustado vivir en esa época, aunque hay algunos aspectos que no me gustan tanto como por ejemplo, esa obligación que existía de pintar de una manera determinada o escribir de otra.

2. Actualmente hay un panorama plural en el arte contemporáneo, ¿qué corrientes o tendencias emergentes considera que están en alza hoy en día y que pueden tener una proyección futura?

Más que corrientes hay fenómenos interesantes. Lo sorprendente es que en un arte tan viejo como la pintura siga siendo posible la innovación, repitiendo cosas ya dichas pero de otra manera, como por ejemplo hace Juan Uslé, que es un pintor que partiendo de cosas que son comunes a muchos más, encuentra milagrosamente un nuevo camino, con mucha frescura. Estamos en un momento de muchísima saturación de lenguajes, en el cual la gente tiene la duda de por donde tirar. Pero sin embargo hay unos cuantos nombres en pintura, fotografía, escultura e instalaciones que nos permiten ser optimistas en el sentido de que no está todo dicho todavía. Hay ahora mismo muy buenos pintores abstractos, otros más líricos y otros muy buenos figurativos, como Alex Katz, pintor americano de las grandes sonrisas rojas o de los nocturnos de Nueva York. En fotografía hay toda una generación alemana como Andreas Gursky, que renueva completamente el arte de la fotografía.

3. Como director del MNCARS, ¿cuáles han sido los retos a los que se ha enfrentado y los logros que ha conseguido?

Cuando llegué el principal reto fue el encontrarme con un ampliación en marcha que dará al museo 30.000 m2 . Esto va a suponer un gran éxito al museo pero también muchos problemas: cómo recolocar en el edificio actual con más espacio la colección permanente, que es quizás donde hay que hacer mayores reflexiones porque tal y como está hoy en día, creo que no atiende lo suficiente a aspectos que no sean la pintura y la escultura. Tenemos una colección donde faltan todavía más fotografía, diseño, arquitectura y sobre todo la dimensión: diálogo-arte. En un museo de arte moderno y contemporáneo debe haber cada vez más presencia de arquitectos, fotógrafos, músicos, literatos,... Partíamos de una colección en la que casi no estaban representados ni Miró, ni Juan Gris, ni Picasso. A través de las daciones en pago de impuestos hemos ido consiguiendo una colección más completa y esto es un logro no mío sino de todos los directores que han pasado por el museo

4. ¿Considera que en Madrid tenemos un panorama artístico completo a través de ferias, galerías,... o por el contrario necesitamos mejorar algún aspecto de nuestra oferta cultural?. ¿Añadiría algo a este panorama?

Tenemos mucha oferta institucional y privada. Las ferias me han interesado siempre aunque era un poco escéptico al principio, pero hemos sido capaces de crear una feria como ARCO, que hoy en día es la segunda de Europa después de Basilea. Quizás lo que falta es que el coleccionismo español se arriesgue más con el arte extranjero, ya que en la medida en que esto se haga las ferias serán cada vez más internacionales. Una dimensión que me interesa de ARCO es la latinoamericana, que también intento proyectar en el museo porque creo que es muy beneficioso para nosotros el contagio con la cultura del otro lado del atlántico.

5. ¿Cómo podemos ayudar los comunicadores para dar a conocer el arte?

Creo que en España ,por ejemplo en los periódicos diarios, hay más espacio para el arte y la cultura en general que en otros países. Por el contrario, revistas de arte no hay muchas. Un aspecto que echo de menos ahora es la televisión que tuvo un papel educativo muy importante en los años 80, con programas como Trazos, Imágenes, de Paloma Chamorro. Estos programas fueron una especie de aliciente para los jóvenes, se puso de moda ser pintor porque veían en ese programa a Barceló, Rothko, Campano, Quejido. Sin embargo hoy en día no hay nada equivalente.

6. ¿Cree que hay algún aspecto de la colección del Museo Reina Sofía que debería mejorarse?

Sí, por ejemplo la fotografía. A través de una de las daciones, entró en el museo la colección Banesto, que nos ha permitido tener más de 300 obras de toda la historia de la fotografía, desde sus orígenes en el XIX hasta nuestros días. Y con respecto a la colección, el movimiento que está peor representado es el constructivismo: con los artistas rusos, alemanes y holandeses. Creo que es muy difícil explicar el siglo XX sin este movimiento, pero es algo difícil porque España no ha contribuido mucho en este arte salvo Oteiza, o Palazuelo.

7. En relación a la ampliación del Reina Sofía, ¿para cuándo está prevista la inauguración del nuevo edificio?

Se harán varias inauguraciones. En junio, celebraremos una serie de exposiciones, con Dalí y la cultura de masas como primera exposición. En octubre abriremos la biblioteca y finalmente en diciembre el nuevo auditorio y el edificio de oficinas.

Araceli Muñoz García

 
Juan Manuel Bonet, Director del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pilar Aumente Rivas y Juan Manuel Bonet durante la conferencia inaugural de la última edición del Título de Experto en Comunicación y Arte de la Universidad Complutense de Madrid.