EL MOVIMIENTO DE LOS TRABAJADORES RURALES SIN TIERRA Y LA REFORMA AGRARIA EN BRASIL*

 

  1. Antecedentes y proceso de constitución del Movimiento

 

Aunque la articulación de los trabajadores del campo sin trabajo y sin tierra bajo el "movimiento de los sin-tierra" es un fenómeno relativamente reciente, sin embargo, ya se dio un movimiento similar al inicio de los 60. Ligado al Partido "Trabalhista" Brasileño, el movimiento de los sin-tierra fue la base principal de presión social para que el gobierno brasileño de la época expropiase algunos latifundios e intentase una primera reforma agraria. Sería el Presidente Joao Gulart el que, en 1964, con el apoyo de los campesinos y un amplio respaldo popular puso en marcha dicho proceso de reforma, no pudiendo llevarlo a cabo como consecuencia del golpe militar que se produce ese mismo año.

 

El golpe militar, la mal llamada "Revolución del 64", pondría de manifiesto la debilidad y la escasa articulación de los campesinos, así como la de las organizaciones populares y la del propio gobierno populista. Los impulsores y mentores del nuevo poder, como señalábamos hace un tiempo en otro trabajo, lanzaron al ejército y demás fuerzas represivas contra la débil organización campesina, eliminando a sus líderes más representativos. Como consecuencia de esa brutal represión desaparecen el Movimiento de los Sin Tierra del Sur (Master), las Ligas Campesinas del Nordeste (fundadas en 1956 por Francisco Juliao), y otras organizaciones de campesinos de los estados de Rio de Janeiro, Minas Gerais y Goiás que, junto a los campesinos de otros estados, habían empezado a gestar la Confederación Nacional de los Trabajadores Agrícolas (Contag).

 

Con el triunfo de la referida "Revolución del 64", que contó con el apoyo de los sectores tradicionales de la clase media, los agrolatifundistas y el "gran capital", se pone en marcha una nueva política agraria que tendrá su base legal en el Estatuto de la Tierra. La política que lo aplicó y desarrolló a lo largo de los 20 años de gobiernos político-militares, se asentó en dos premisas básicas : en el estímulo y subvenciones a la modernización, para los terratenientes y propietarios de tierras ; para los "sin tierra y minifundistas", la promesa de la Reforma Agraria. El resultado fue que se beneficiarían de esta nueva política las grandes corporaciones transnacionales de la agroindustria y el capital nacional a ella asociado. Todo ello llevó a una mayor concentración de la tierra en manos del gran capital y de los terratenientes, llegándose hasta las expropiaciones de tierras de los pequeños agricultores, los arredantarios y los indios.

El actual Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin-Tierra, tiene su origen próximo en la expulsión de un grupo de arrendatarios de las reservas indígenas de NONAI, en Rio Grande do Sul. Estas comunidades indias, cansadas de las promesas de la FUNAI (Fundación Nacional del Indio), expulsan a los campesinos de sus tierras. Sin tierra y sin trabajo, los campesinos comienzan a reivindicar tierras para trabajar. Ocupan haciendas anteriormente expropiadas (Macali, Brilhante) ; intentan ocupar una hacienda desocupada de titularidad dudosa ; y, por último, deciden ACAMPAR al lado de la carretera, exigiendo tierra en el Estado. Surge así el campamento de "Encrucilhada Natalino", en Ronda Alta. Será en torno a esta lucha, y bajo el signo de las ocupaciones, que se estructurará, poco a poco, el Movimiento de los Trabajadores Sin Tierra en el Estado Rio Grande do Sul.

 

En el Estado de Paraná, los campesinos del oeste, que ya se habían organizado con un cierto éxito en la década del 50, al ser expropiados para construir la gran presa de Itaipú, articulan el Movimiento de los Sin Tierra del Oeste del Paraná (Mastro). Siguiendo este ejemplo, y apoyados en él, irán surgiendo otros Movimientos de los Sin-Tierra en otras regiones y estados del país. En Sao Paulo, el movimiento se organizará en torno a la resistencia y a la conquista de los arrendatarios de la Hacienda Primavera en Andradina. De forma similar, en Mato Grosso do Sul la lucha fue conducida por los arrendatarios que comenzaron a reivindicar tierras. Expulsados, acamparon en Itaqueraí. La tierra conquistada, después de duros y sacrificados esfuerzos, cerca de Cassilandia, era mala y sin condiciones de cultivo. Sin embargo, será esa dura y fracasada experiencia la que lleva a organizarse a los Sin-Tierra en el Estado.

 

Con el empeño de articular a los diferentes Movimientos de Trabajadores Rurales Sin-Tierra de los Estados del Sur, que sienten la necesidad y conveniencia de organizarse, surge el Movimiento de los Trabajadores Sin Tierra del Sur. Con posterioridad, conscientes de la importancia de una unidad nacional, se impulsan los contactos regionales con el fin de crear una organización federal de los Sin-Tierra. La misma, tras el encuentro fundacional de enero de 1984, tendrá su concreción más clara en el Primer Congreso Nacional de los Trabajadores Rurales Sin-Tierra, que se celebra en Curitiba-PR, en enero de 1995 y al que asisten 1500 delegados, representando a todos los Estados del Brasil.

 

 

2. Etapas de la Historia del MST y Estructura Organizativa

De acuerdo con el planteamiento del propio MST, esquemáticamente el proceso seguido por el movimiento desde su encuentro fundacional hasta nuestros días es el siguiente :

 

ETAPAS DE LA HISTORIA DEL MST

 

LEMAS DEL MOVIMIENTO

PERIODO 1979-1984: COYUNTURA NACIONAL

PERIODO 1979-1984: PROCESO ORGANIZATIVO

PERIODO 1985-1988: COYUNTURA NACIONAL

PERIODO 1985-1988: PROCESO ORGANIZATIVO

PERIODO 1988-1994: COYUNTURA NACIONAL

PERIODO 1988-1994: PROCESO ORGANIZATIVO

PERIODO 1995-1996: COYUNTURA NACIONAL

PERIODO 1995-1996: PROCESO ORGANIZATIVO

En cuanto a la estructura organizativa del movimiento, actualmente el MST está organizado en 20 estados del Brasil, habiendo conquistado la tierra al rededor de 145.000 familias de campesinos.

 

La mayoría de los asentamientos, de un total de 1564, se organizan en forma de cooperativas de producción, habiéndose constituído hasta el momento 55 que están asociadas a la Confederación de las Cooperativas de Reforma Agraria del Brasil (CONCRAB).

 

 

ASENTAMIENTOS DE LA REFORMA AGRARIA EN BRASIL (1986-1996)

Región

Estados

N de Asent.

N de familias

asentadas

Area

(ha)

Norte

Acre

2

387

39.847

 

Amazonas

2

1.221

135.544

 

Amapá

1

153

7.760

 

Pará

19

10.812

474.155

 

Rondonia

3

1.347

70.645

 

Roraima

3

949

102.579

 

Tocantins

96

8.381

41.557

Nordeste

Alagoas

12

857

8.738

 

Bahía

106

11.323

371.277

 

Ceará

136

8.314

297.063

 

Maranhao

136

26.685

1.040.506

 

Paraíba

70

4.998

50.801

 

Pernambuco

124

8.318

72.881

 

Piauí

139

7.489

326.087

 

Rio G. do Nrt.

60

5.265

110.602

 

Sergipe

53

3.055

39.198

Sudeste

Espírito Santo

34

1.131

12.939

 

Minas Gerais

37

3.454

138.591

 

Rio de Janeiro

47

3.701

32.456

 

Sao Paulo

48

5.462

97.531

Sur

Paraná

134

8.223

162.166

 

Rio G. do Sul

111

5.376

104.184

 

Santa Catari.

77

2.281

48.203

Centro-Oeste

Goiás

51

3.114

167.984

 

Mato G. do S.

26

5.142

142.681

 

Mato Grosso

37

7.734

774.197

Total

 

1.564

145.712

4.870.172

FUENTE : INCRA y MST (Asentamientos realizados por el INCRA y los gobiernos estatales hasta marzo/96)

  1. El Gobierno considera el total de asentamientos de la región Norte, excepto TO, igual a 285, sumando un total de 148.709 familias, pero de estos sólo son considerados el 10% como asentamientos de reforma agraria propiamente dichos, el 90% restantes son colonizaciones de tierras públicas, o desapropiación en glebas totalmente virgenes.
  2. En el caso de Mato Grosso, el gobierno considera 74 asentamientos, sumando 15.469 familias, pero de ese total el 50% son colonizaciones.

 

 

En tales asentamientos, especialmente en los que se ha desarrollado la agroindustria, se ha producido un aumento considerable de la renta agraria de acuerdo con las investigaciones de la FAO. La media de la renta agraria -como se puede ver en el siguiente cuadro- en dichos asentamientos es de 3,7 salarios mínimos mensuales por familia ; allí donde existen agroindustrias, dicha media se eleva a 5,6 salarios mínimos.

 

Región

Renta Familiar (salarios míni.)

Capitalización (rec. Propios)

Mortalidad Infantil x 00

Desistencia

%

Brasil

3,70

206,49

50,0

20

Norte

4,18

189,80

72,6

32

Nordeste

2,33

48,35

58,3

6

Centro-Oeste

3,85

88,10

29,04

20

Sudeste

4,13

96,12

0

15

Sur

5,62

217,95

0

4

Fuente : FAO/MARA- Proyecto BR 87/022-Dic.92

El MST, invierte en la formación técnica y política de los asentados, siendo el sector educativo uno de los más significativos. Hay más de 38.000 estudiantes y al rededor de 1.500 profesores envueltos en dicho proceso. Además de los cursos regulares, el movimiento promueve cursos y actividades de capacitación, destacando entre ellos, el de magisterio y el de técnico en administración de cooperativas.

 

  1. Estructura Agraria

 

De forma genérica y de acuerdo con el levantamiento catastral de los establecimientos rurales llevado a cabo por el INCRA en 1966, 1972, 1978 y 1992, la estructura agraria brasileña la podríamos caracterizar del siguiente modo :

 

En primer lugar hay que subrayar la elevadisima concetración de la tierra existente en el país, siendo una de las más altas de mundo. Esta concentración se ha mantenido constante desde 1940 hasta nuestros días. Su magnitud, cuantificada por el indice Gini, se ha situado por encima del 0,80. En concreto, como se puede observar en el gráfico, este índice ha sido el siguiente en los períodos referidos : 0,856, en 1966 ; el 0,831, en el 72 ; el 0,850 en el 78 ; y, el 0,827, en 1992, cuando se lleva a cabo el último catastro. Además, esta concentración se distribuye desigualmente en las diferentes regiones del país. La misma se sitúa por encima de la media nacional en la Región Norte (0,89, en el 78 ; y casi 0,85 en el 92), que se caracteriza por la presencia de grandes propiedades. En el Nordeste, con valores ligeramente inferiores a los de la media nacional (0,81, en 1978 y 0,79 en el 92), en el catastro de 1992, se constató que los inmuebles rurales clasificados como de grandes propiedades, constituían el 1,5 % del universo catastrado, poseyendo el 40,4 % del área total. Como contrapunto, los inmuebles rurales de hasta 100 hectáreas, constituían el 86,3 % del total de inmuebles rurales, restringiéndose solamente al 23,4 % del área total catastrada. En la región Sudeste, considerada una de las zonas de ocupación más antigua y la más industrializada, presenta indicadores de concentración también elevados, aunque ligeramente inferiores a la media nacional (0,76 y 0,74 respectivamente en el 76 y 92). En esta región, según las informaciones del INCRA, los inmuebles con más de 1.000 hectáreas que representan menos del 1 % del total catastrado en 1992, detentan aproximadamente el 25 % del área, mientras que más del 80 % de los inmuebles, con hasta 100 hectáreas, cuentan con aproximadamente el 20 % del area total. La región Sul, que es considerada como un modelo de ocupación para el resto del país, los niveles de concentración, muy por debajo de la media (0,68 y 0,69, respectivamente en el 78 y 92), siguen siendo elevados. Aquí el número de inmuebles situados en el intervalo de 0 a 1 hectáreas, representaba en 1992 el 94,2 % del total de inmuebles, abarcando el 43,55 % del área catastrada de la región. En el otro extremo, las grandes propiedades, con un total del 1,8 % de los inmuebles, alcanzaba el 38,1 % del área total. Finalmente, la Región Centro-Oeste, de forma similar a lo que sucedía en la Región Norte, viene definida por la presencia de inmuebles con grandes extensiones de tierras. Aquí, cuyo indice Gini era de 0,82 y 0,80, el número de inmuebles clasificados como grandes propiedades se sitúa en el vértice de la pirámide de inmuebles rurales, suponiendo un 11 % del total que cuenta con el 74 % del área catastrada.

 

Indice Gini : 1966, 1972, 1978, 1992.

Fuente : INCRA : Atlas Fundiário 1996

La concentración agraria, se puede verificar igualmente, en términos absolutos, si contemplamos el área correspondiente a los grandes inmuebles rurales. Así en el catastro de 1966 se identificaron 46.000 inmuebles en el estrato de área igual o superior a las 1.000 hectáreas que contaban con 186 millones de hectáreas. En este mismo intervalo en 1978, había 57.000 inmuebles, con 246 millones de hectáreas, produciéndose un aumento del 32,3 % en el area de los grandes inmuebles. En 1992, donde se produce una aún no suficientemente constada evasión catastral, en ese mismo intervalo, existían 42.000 inmuebles, con un área de 165 millones de hectáreas.

 

 

 

 

 

ESTRUCTURA AGRARIA BRASILEÑA-1992

 

 

Porcentaje del N y Area de los Inmuebles por clases del N de Módulos

 

Tamaño de la

Propiedad

N Total de

Inmuebles

%

Inmuebles

Area Total

ha

%

Area1

Igual a 0

48.508

2

0

0

Menos de 1

50.566

2

25.827

0

1 a 2

92.423

3

125.843

0

2 a 5

357.756

11

1.216.350

0,4

5 a 10

446.663

14

3.247.889

1,0

10 a 25

841.963

27

13.697.633

4,1

25 a 50

503.080

16

17.578.660

5,3

50 a 100

336.368

10

23.391.447

7,1

100 a 200

201.564

6

27.405.779

8,3

200 a 500

140.609

4

43.344.186

13,1

500 a 1.000

51.442

2

35.573.732

10,7

1000 a 2.000

23.644

1

32.523.253

9,8

2000 a 5.000

14.840

0,5

43.804.397

13,2

5000 a 10.000

3.492

0,1

24.524.954

7,4

10.000 a 20.000

1.236

0,0

16.945.648

5,1

20.000 a 50.000

553

0,0

16.062.217

4,8

50.000 a 100.000

116

0,0

7.848.521

2,4

100.000 y más

75

0,0

24.047.669

7,3

Total

3.114.898

100

331.364.012

100

Fuente : INCRA/SNCR-recadastramiento 1992 según el Atlas Fundiário 1996

 

Este mismo fenómeno se puede observar si comparamos los datos ofrecidos por el IBGE, en 1985, con los del INCRA en 1992, aún considerando en este último caso esa evasión catastral referida por el propio organismo público. Así, si nos fijamos en el siguiente cuadro, podemos ver como, en 1985, de un total de 5.834.777 inmuebles, había 4.871.756 con un máximo de hasta 100 hectáreas (casi el 91 %) ; estos contaban con apenas el 21 % de las tierras, mientras que casí el 80 % de las tierras restantes estaban concentradas en el 10 % de propietarios con más de 100 hectáreas. En 1992, de un total de 3.114.898 establecimientos, el 85 % de los mismos tenían hasta 100 hectáreas, contando tan sólo con el 17,9 % del área total de hectáreas, de un total de 331.364.012. Como contrapartida, aproximadamente el 15 % de los establecimientos con más de 100 hectáreas, detentaba casi el 83 % del área total de hectáreas.

 

ESTRUCTURA AGRARIA BRASILEÑA

 

1985

1992

Tamaño de la propied.

N de Establecimientos

%

Area Total (ha)

%

N de Establecimientos

%

Area Total (ha)

%

Total

5.834.7777

100

376.286.97486.577

100

3.114.898

100

331.364.012

100

Menos de 10 ha

3.099.632

53,07

10.029.780

3,0

995.916

32

4.615.909

1,4

10 a 50 ha

1.728.232

29,6

39.525.515

10,5

1.395.043

43

31.276.293

9,4

50 a 100 ha

438.192

7,5

30.153.422

8,0

336.368

10

23.391.447

7,1

100 a 1000

518.616

9,0

131.893.957

35,0

393.615

12

106.32.369

32,1

1000 a 10.000

47.931

0,8

108.397.132

28,5

41.976

1,6

100.85.260

30,4

+ de 10.000

2.174

0,03

56.287.168

15

1.980

0,0

54.904.055

19,6

FUENTE : IBGE (1985) ; INCRA/SNCR (1992)

 

 

  1. La Reforma Agraria

 

El trabajador del campo brasileño en esta última mitad del siglo XX ha estado pendiente de una reforma agraria que, aunque muchas veces prometida y a pesar de sus luchas, nunca ha llegado o está llegando a cuenta gotas y con muchas muertes y linchamientos de campesinos en los dos últimos años.

Los cambios en la estructura agraria brasileña han sido muy lentos, y cuando éstos se han producido, en la mayoría de los casos han favorecido a los grandes terratenientes y corporaciones multinacionales ; en suma a pocos propietarios con extensisimas propiedades.

 

La reforma agraria, que además de necesaria habia sido la promesa nunca cumplida de los gobiernos político-militares en las décadas de los 60 y 70, creó nuevas expectativas ya en la época de "transición democrática" desde la campaña "Diretas Já". En mayo de 1985, el Gobierno Sarney con el Plan Cruzado, presenta una primera propuesta de reforma agraria, basada en la expropiación de tierras en todas las regiones, para situar allí a los trabajadores sin tierra. Esa propuesta conduciría al Plan Nacional de Reforma Agraria (PNRA) que retoma la prioridad de la colonización de tierras, lo que supone el desplazamiento de la población rural, con lo que eso lleva consigo, para las regiones menos habitadas. De esta forma, de una propuesta en la que se detectaban áreas de conflicto (las integradas en la "lucha por la tierra") y en la que estaban implicados, arrendatarios, "posseiros" y "sin-tierra", donde se sugerían las medidas expropiatorias como solución de emergencia, se llegaría al PNRA. En él, así como en los planes regionales correspondientes, se condicionan la definición de las áreas prioritarias y de los inmuebles que deben ser desapropiados a las Comisiones Agrarias, en las que habrá una fuerte presencia y acción de los representantes de los grandes propietarios de tierras. Por si esto aún fuese poco, en esa época, frente a los "Sin-Tierra" y a las entidades que apoyan la Campaña Nacional por la Reforma Agraria CNRA), aparecerá la UDR (Unión Democrática Ruralista) que llegará a estar representada en el propio Congreso Constituyente. Esto provocará una cierta contrareforma agraria que se verá plasmada en la nueva Constitución Brasileña.

 

La base social de la UDR, aunque no exclusiva, la forman los ganaderos que se sienten amenazados por la reforma agraria, y para quienes la propiedad de la tierra es el principal instrumento de reproducción de clase. Además, desde el principio, un número considerable de medios y grandes propietarios, vinculados al complejo agro-industrial, se unieron y apoyaron el proyecto de la UDR. Unos y otros pretendían frenar unidos los efectos derivados de la lucha por la reforma agraria y de las ocupaciones de tierra por parte de los campesinos y sin tierra.

 

En la raíz de la organización de la UDR, se encuentra, por tanto, el ataque al proyecto campesino y popular. Sus fundadores tenían como principales líneas de acción : el enfrentamiento directo con los trabajadores rurales, la preparación de una "guerra" en el campo (que se cobraria innumerables vidas de campesinos y líderes rurales) que incluía la formación de milicias al servicio de los grandes propietarios de tierras ; en suma, la reconstrucción de una identidad de clase y la crítica al nuevo Estado, buscando mayores privilegios o el mantenimientos de los existentes. A medida que va consolidando su situación, la UDR, amplia su actuación al campo jurídico y constitucional. En este ámbito se centrará en la formación de un arsenal jurídico de apoyo a los propietarios de tierras y al Congreso Constituyente, garantizando también una mayor participación y control de las Comisiones Agrarias estatales que son las que determinan, en último extremo, las actuaciones en el campo de la reforma agraria. Con ello, por un lado, consiguen frenar, utilizando los tribunales de justicia, las decisiones del Ejecutivo en materia agraria, y, por otro, impedir que los intereses y derechos de los campesinos y "sin-tierra" se vean refrendados en el nuevo texto constitucional.

 

En la nueva Constitución, promulgada el 5 de octubre de 1988, en el Capítulo III, artículos 184 a 191, se recogen los aspectos relacionados con la política y reforma agraria. En ella, al mismo tiempo que se reconoce la expropiación por interés social y para la reforma agraria, se determinan los límites de la misma. Así se indica, que no se podrán expropiar : a) la pequeña y mediana propiedad rural, siempre que su propietario no posea otra y, b) la propiedad productiva. Los beneficiarios de la distribución de inmuebles -dice el texto constitucional-, recibirán títulos de dominio o de concesión de uso, innegociables por el plazo de diez años. Por último, en cuanto a los "posseiros" y ocupantes, señala que, quien no siendo propietario de inmueble rural o urbano, pero que posea como suyo, por cinco años ininterrumpidos, sin oposición, algún área de tierra en zona rural, no superior a cincuenta hectáreas, convirtiéndola productiva con su trabajo o el de su familia, teniendo en ella su casa, se le otorgará la propiedad.

 

En definitiva, tal y como se constató en su momento por parte de los analistas brasileños y por lo que se ha demostrado en la práctica hasta ahora, en el texto constitucional, se vieron plasmadas las reivindicaciones de la UDR, pero no así la de los trabajadores sin tierra y campesinos. Tampoco la Ley n 8.269, de 25 de febrero de 1993, que reglamentó los dispositivos relativos a la reforma agraria, ni las medidas provisionales posteriores, han conseguido hacer efectiva una mejor distribución de tierras en el Brasil.

 

En concreto, siguiendo el mandato constitucional, la expropiación por interés social de las áreas improductivas, para destinarla al asentamiento de los trabajadores rurales, se ha visto frenada a través de los tribunales y del maquillaje llevado a cabo por los grandes propietarios. Estos transformando el tipo de inmueble, via parcelación o fraccionamiento fraudulento, o haciendo creer que és productivo, han impedido las actuaciones del Ejecutivo y de los Estados tendientes a la Reforma Agraria. Asimismo, cuando la expropiación se llevaba a cabo el coste elevado de las indenizaciones a los propietarios ha ralentizado aún más todo el proceso complejo burocrático-administrativo y judicial. Algunos de estos problemas los intentará solventar el actual gobierno Cardoso a través de la Medida Provisional n 1.577 del 11 de junio del presente año y del Decreto 2.250.

 

En la exposición de motivos de la Medida Provisional, propuesta por la via de urgencia, y del Decreto, por el que se intenta frenar la violencia en el campo, el Ministro de Estado Extraordinario de Política Fundiária, Raul Belens Jungmann, señalaba entre otras cosas lo siguiente :

 

  1. Objetivos y características de la Reforma Agraria según el MST.

 

El Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra, una vez analaizada la problemática agraria brasileña, en la que se destaca la excesiva concentración de la propiedad, la ociosidad de más de 100 millones de hectáreas, las condiciones infrahumanas en la que se encuentran una buena parte de los trabajadores del campo, el modo tecnológico del desarrollo de la agricultura, guiado por la lógica de la maximización del lucro y del consumo de los insumos industriales ofertados por las empresas multinacionales, etc, ha fijado los siguientes objetivos y carácterísticas por los que se deberia conducir el proceso de Reforma Agraria.

 

  1. Objetivos

 

 

4.2. Características de la reforma agraria

 

De acuerdo con el planteamiento que se hace desde el propio movimiento, la reforma agraria debería regular un conjunto de medidas estructurales que comenzasen necesariamente por la democratización de la propiedad de la tierra y de los medios de producción, base para cualquier cambio social efectivo. A continuación reproducimos integramente las formulaciones del propio Movimiento.

 

4.2.1.El sistema económico

 

Todo el proceso de organización y desarrollo de la producción en el campo tiene que considerar la supremacia del trabajo sobre el capital. Se debe buscar la eliminación de todas las formas de explotación y de opresión. La valoración y la garantía de trabajo para todos como forma de liberación y de construcción de la dignidad y de la igualdad entre las personas.

Se debe buscar la generación de excedentes económicos a través del aumento de la productividad en la agricultura y en la agroindustria, como forma de promover el progreso económico y social.

 

4.2.2. Democratización de la tierra y de los medios de producción

 

La tierra debe ser entendida como un bien de la naturaleza al servicio de toda la sociedad. Un bien de todos para atender las necesidades de todos.

La propiedad o posesión de la tierra debe estar subordinada al cumplimiento de esa función social y podrá ser ejercida de varias formas como : familiar, asociación, cooperativa, de empresa comunitaria, estatal, pública, etc de acuerdo con las necesidades sociales de cada región.

Para eso se deberá alterar la actual estructura de la propiadad realizando expropiaciones (con indennizaciones a los propietarios) y expropiaciones (sin indennización, en los casos de : esclavizadores, criminosos, cultivo de drogas, contrabandistas, trabajo esclavo, etc) ; para que se garantice el derecho de todos a trabajar en la tierra, y que ésta esté subordinada a los objetivos generales señalados.

La democratización de la tierra debe seguir criterios como :

 

4.2.3. La organización de la producción

 

La organización de la producción estará orientada para que se alcance los objetivos generales. Podrán existir varias formas complementarias de producción, sea en unidades familiares, sea en nuevos asentamientos, según algunos indicativos :

 

4.2.4.Una nueva política agrícola

 

La política agrícola es el conjunto de medidas e instrumentos de los que se sirve el gobierno para estimular la producción agropecuaria y orientarla de acuerdo con sus objetivos. Buscando también el aumento de la renta para todos los pequeños y medianos agricultores que producen alimentos.

La implantación de la reforma agraria será completada con medidas de política agrícola que :

 

4.2.5. La industrialización del interior del país

 

El programa de reforma agraria deberá ser un instrumento para llevar la industrialización al interior del país, promoviendo un desarrollo más harmonioso entre las regiones, generando más empleos en el interior y creando oportunidades para la juventud. En ese sentido :

 

4.2.6. El desarrollo del semi-árido (Programa de regadío y combate a la sequía del Nordeste)

 

En la región del semi-árido, localizada en el Nordeste del país y que abarca varios estados, viven millares de familias de campesinos, que tienen en la agricultura su única alternativa de subsistencia. Esa región está asolada por las condiciones climáticas de sequías periódicas y por el dominio de los "coroneles". El gobierno debe implementar un programa especial adecuando a las características de esa región para solucionar el problema y que :

 

4.2.7. Un nuevo modelo tecnológico

 

El actual modelo tecnológico adoctado en la agricultura busca sólo el lucro de las empresas productoras de insumos. Predatorio de los recursos naturales : suelo, agua, clima, fauna y flora, y sobre todo, perjudicial al ser humano, tanto por la contaminación de los productos con el uso de agrotóxicos, como por comprometer los recursos naturales para las generaciones futuras.

Se deben desarrollar investigaciones y técnicas adecuadas a cada región, buscando el aumento de la productividad del trabajo, de las tierras, pero preservando el medio ambiente y los recursos naturales.

Utilización de técnicas adecuadas y desarrollo de programas masivos de capacitación técnica de los agricultores en todas las regiones del país, especializando cuadros en áreas específicas del nuevo modelo tecnológico.

Implementar investigaciones y técnicas agropecuarias que lleven a un nuevo modelo adecuado a la realidad nacional y de desarrollo autosostenible, envolviendo universidades y la investigación participativa.

Los servicios de asistencia técnica y de extensión rural del Estado se deberan orientar para las prioridades de la reforma agraria y para la incentivación de ese nuevo modelo tecnológico.

Democratización del acceso a la genética vegetal y animal.

 

4.2.8. El desarrollo social

 

El desarrollo de la producción agropecuaria y agroindustrial deberá estar acompañado de un amplio programa de atención social, por parte del Estado, que garantice a toda la población del interior :

 

 

 

 

  1. Mecanismos de puesta en marcha

 

Como se puede observar, el MST, con tales objetivos y con las carácterísticas de la reforma agraria, viene a buscar por un lado, el establecimiento de una nueva sociedad "igualitaria y socialista", y, por otro, pretende llevar a efecto un amplio proceso de cambios sociales y fundamentalmente, busca "la alteración de la actual estructura capitalista de organización de la producción".

 

Para ello, conscientes de que la actual correlación de fuerzas de la sociedad brasileña, que controlan el gobierno y las leyes, son favorables a las clases dominantes, están desarrollando todo un conjunto de acciones encaminadas a la movilización popular y a incidir en la acción del Estado Democrático. Las conquistas de asentamientos, asociaciones, cooperativas y organizaciones sociales, según su propio planteamiento, forman parte del proceso de movilización y acumulación de fuerzas para la realización de una amplia reforma agraria. Por otra parte, al mismo tiempo que se impulsa una mayor colaboración y complementariedad entre los gobiernos federal, estatal y municipal, se debe buscar un estado diferente al existente que sea gestionado más democráticamente y con una amplia participación popular.

 

  1. Directrices y Metas de la Reforma Agraria del Gobierno de FHC

 

Ciertamente no vamos a entrar aquí en los "ya viejos" planteamiento de uno de los principales teóricos de la dependencia, ni tampoco en los profundos y fundamentados análisis de la realidad brasileña, ni mucho menos en los planteamientos del político brasileño comprometido con la reconstrucción de la democracia brasileña y con el nuevo modelo de Estado democrático y popular. Aquí nos vamos a centrar, en el Presidente de la República Brasileña, Fernando Henrique Cardoso, y en su gobierno en lo que dice relación a la Reforma Agraria y a las propuestas inmediatas que se han formulado en el presente año que, por fin, si se llevan a cabo, pueden materializar algunos cambios sustanciales de la estructura agraria del país.

 

  1. Las directrices de la reforma agraria del Gobierno de FHC

 

En el contexto de la Marcha (multitudinaria) a Brasilia realizada por el MST en el pasado mes de abril, con un amplio apoyo de la opinión pública y de la sociedad brasileña, Fernando Henrique Cardoso, en un breve artículo de prensa, señalaba las directrices que, según su planteamiento, han conducido la acción de su gobierno "para corregir una estructura agraria inadecuada e injusta". Estas directrices, de acuerdo con sus manifestaciones, son el resultado del consenso conseguido entre las principales partes implicadas en el proceso de reforma agraria, como son, los propietarios rurales, la Confederación Nacional de los Trabajadores en la Agricultura, el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), los ministros de Política Agraria y de Agricultura, así como los consejeros del Programa de la Comunidad Solidaria que, propicio este encuentro en agosto de 1996.

 

Estos fueron los siete puntos de consenso que asume el Presidente como directrices en materia de reforma agraria :

 

 

Siguiendo estas directrices, el Gobierno Cardoso, de acuerdo con sus propias afirmaciones ha emprendido entre otras las siguientes acciones :

 

 

En definitiva el Presidente de la República, piensa que el desafio de la reforma agraria sigue siendo el de "dar tierra a quien no la tiene", pero también el de asegurar que el asentado pueda transformarse en "agricultor productivo y rentable", de tal forma que las familias no abandonen sus tierras y que los asentados no vivan "a costa de los programas de asistencia del gobierno".

 

La cuestión agraria no es -dice textualmente FHC- sólo económica. "Es sobre todo social y moral. Y sólo podrá ser resuelta mediante la integración de los esfuerzos de las tres instancias de gobierno y de un compromiso efectivo de toda la sociedad".

 

  1. Plan de Metas para la Reforma Agraria en 1997

 

El Gobierno de Fernando Henrique Cardoso estableció como una de sus prioridades el llevar a cabo la Reforma Agraria, estableciendo como meta de su mandato (1995/98), el asentamiento de 280.000 nuevas familias de trabajadores rurales sin tierra. Para alcanzar ese objetivo el gobierno estableció un número creciente de beneficiarios anualmente, de tal manera que, según las informaciones del propio gobierno (datos que no coinciden con los aportados por el MST), en 1995 se asentaron 40.000 familias, en el 96, 60.000, y en el 97 y 98, piensa asentar 80.000 y 100.000 familias respectivamente.

 

A continuación recogemos textualmente algunos de los aspectos más significativo del Plan de Metas elaborado por el INCRA, vinculado directamente con la Presidencia de la República a través del Gabinete del Ministro Extraordinario de Política Agraria, con vistas a reforma agraria durante 1997.

 

  1. Directrices Generales

 

Para la planificación de las metas para 1997, se elaboraron a nivel central, las directrices generales y por sectores de actuación, que funcionarán como elementos orientadores para la SRs (Superintendencias Regionales), que las adecuarán en función de sus características regionales. Son las siguientes.

 

 

  1. Metas concretas

 

El establecimiento del objetivo de 1997 del asentamiento de 80 mil nuevas familias obedece a una planificación racional a partir de la fijación de directrices a nivel nacional, y consiguientemente, dadas las características regionales, se establecieron directrices, líneas de acción y metas a nivel estatal propuestas por las Superintendencias Regionales. Al mismo tiempo se buscará consolidar lo Proyectos de Asentamiento creados en años anteriores, para facilitar plenas condiciones socio-económicas a las familias beneficiarias y la inserción de las mismas en la economía de mercado.

 

Presentamos en el cuadro siguiente, el resumen de las principales metas para 1997, y después haremos una exposición suscinta del planeamiento de la meta global de asentamiento de las 80 mil familias para el año 1997.

 

 

 

 

 

 

 

PRINCIPALES METAS DEL INCRA PARA 1997

 

Actividad

Unidad de Medida

Programado 1997

  1. Obtención de Tierras

 

- Expropiación

hectáreas

4.631.811,0000

- Compra y Venta

hectáreas

140.176,0000

- Recaudación

hectáreas

26.523,0000

Total de obtención

4.798.510,0000

-Inmueble

número

1.173

2. Asentamientos

 

- En Proyectos Nuevos

familia

60.158

- En Proyectos Antiguos

familia

19.842

Total de Familias

80.000

- Número de Proyectos

proyecto

1.044

3. Crédito para la R. Agraria

 

- Implantación

familia

 

- Habilitación

familia

52.143

- Fomento

familia

80.173

- Alimentación

familia

83.120

- Producción

   

- PROCERA

Familia

144.550

4. Regularización Agraria

 

- Discriminación

hectárea

4.166.350,00

5. Catastro Rural

 

- Total de Inmuebles(*)

inmueble

1.400,000

6. Cartografía

 

- Demarcación Topogr.(**)

km

123.594

(*) Actividad referente al recatastramiento.

(**)Meta a ser reprogramada de acuerdo con la disponibilidad de recursos.

 

  1. Asentamiento

 

El asentamiento de familias de trabajadores rurales -seguimos con la traducción literal del Plan de Metas-, representa el cumplimiento de la primera etapa del proceso de Reforma Agraria, que es el acceso a la tierra. La tierra que fue expropiada por el Gobierno Federal y en la que el INCRA se implico en la posesión, o la tierra que se obtuvo por compra venta, o aún, en menor número, recaudada en nombre de la Unión. Todas esas áreas pasan a constituirse en Proyectos de Asentamiento y las familias asentadas pasan a recibir el apoyo necesario para su viabilidad socio-económica, por medio de la concesión de créditos, asistencia técnica, salud, educación y vivienda, de acuerdo con el Estatuto de la Tierra (Ley 4.504/64).

 

Como quedó establecido en las directrices para la programación de las metas de 1997, la localización de los asentamientos fue hecha de tal manera que las demandas de los trabajadores rurales, áreas de conflictos sociales, disponibilidades de tierras, intersección con otros programas prioritarios del Gobierno Federal y de reivindicaciones de los movimientos sociales pudiesen ser contempladas. La selección y elección de las Areas de Acción Preferencial por las SRs, es la forma que se adoctó para poner en marcha esos propósitos en el año 1997.

 

En el cuadro siguiente, está el cronograma de las metas de asentamientos para el año 1997, por Unidades de la Federación, Grandes Regiones y Brasil, donde se ve que el 37 % del total de los asentamientos serán hechos en la Región Norte ; el 33 % en la Región Nordeste ; el 19 % en la Región Centro-Oeste ; el 6 % en la región Sudeste ; y, el 5 % en la región Sur. Tal distribución muestra, entonces, que el 70 %, o sea, 55.941 familias seran asentadas en las regiones más carentes del País, sea en el aspecto demográfico y de generación de renta para la Región Norte y de la necesidad de desconcentrar la propiedad de la tierra, generar empleos y renta en la Región Nordeste.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CRONOGRAMA DE ASENTAMIENTO 1997

METAS POR UNIDAD DE LA FEDERACION, GRANDES REGIONES Y BRASIL

 

Región/UF

Meta Programada

Cronograma

 

   

1 Trimestre

2 Trimestre

3 Trimestre

4 Trimestre

NORTE

29.341

3.541

9.481

8.194

8.125

AC

2.500

-

1.500

300

700

AM

2.500

450

755

875

420

AP

1.005

131

196

326

352

PA

4.619

-

870

770

2.979

RO

1.400

-

921

479

-

RR

2.502

-

610

632

1.260

TO

4.815

816

1.710

1.700

589

MARABÁ

10.000

2.144

2.919

3.112

1.825

NORDESTE

26.600

3.323

7.004

10.000

6.273

AL

1.000

117

178

443

262

BA

5.500

292

2.096

1.996

1.116

CE

3.000

936

837

495

732

MA

9.000

-

1.899

4.707

2.394

PB

2.000

900

280

360

460

PE

2.500

300

500

1.000

700

PI

1.000

-

590

410

-

RN

1.800

509

396

398

497

SE

800

269

228

191

112

SUDESTE

4.927

871

1.081

1.797

1.178

ES

700

173

225

226

76

MG

2.000

200

400

800

600

RJ

940

145

190

271

334

SP

1.287

353

266

500

168

SUR

4.132

263

1.064

1.918

887

PR

2.332

-

608

1.382

342

RS

1.200

263

427

283

227

SC

600

-

29

253

318

CENTRO-O.

15.000

3.751

2.826

2.990

5.433

GO

2.800

361

546

700

1.193

MS

2.200

240

190

690

1.080

MT

10.000

3.150

2.090

1.600

3.160

BRASIL

80.000

11.749

21.456

24.899

21.896

FUENTE : INCRA : Plano de Metas para 1997

 

 

En la elaboración del cronograma trimestral, se buscó programar los asentamientos en el mismo trimestre en que se hace efectiva la obtención de la tierra, entendida por emisión de la posesión del inmueble por el INCRA, de tal manera que en el 1 trimestre, sólo fue posible establecer una meta razonable por el hecho de que ya existían estoques de tierras suficientes en algunos estados, compuesto de áreas ya recaudadas y decretadas. En el 1 trimestre la meta es del 14,7 %, en el segundo del 26,8 %, en el tercero del 31,1 % y en el cuarto del 27,4 %.

 

Por otra parte, se destaca el hecho de que, como en años anteriores, también para 1997, serán utilizados Proyectos de Asentamiento creados en años anteriores, donde haya disponibilidad de áreas para llevar a cabo nuevos asentamientos. También serán utilizadas áreas remanentes vacias y todavia no destinadas, recaudadas en nombre de la Unión después del proceso discriminatorio realizado en años anteriores.

 

  1. Obtención de la Tierra

 

El proceso de reforma agraria que tiene como propósito final alterar el perfil de la estructura agraria, se inicia con la obtención de la tierra. Esa obtención de tierras se puede realizar a través de la expropiación, adquisición y discriminación y recaudación de tierras desocupadas.

 

Para 1997, como se indica en el apartado de Estrategia de Acción, la estimativa de obtención de tierras deberá ultrapasar la cantidad prevista para la consecución de la meta, con el objetivo de constituir estoques de tierras suficientes para viabilizar el asentamiento de las 80.000 familias previstas en este año y de las 100.000 familias para 1998, debido a las limitaciones de orden legal e instituciona deri