IndiceEstudios sobre el mensaje periodístico - Número 5 - 1999
 
DENIS McQUAIL (1998): La acción de los medios. Los medios de comunicación y el interés público. Buenos Aires (Argentina) Biblioteca de comunicación, cultura y medios. 496 páginas
M.J.C.


Cambian los medios, cambian las costumbres: es la hora de evaluar los conceptos que se han venido utilizando en este amplísimo campo de la comunicación y aceptar dichos cambios sin suspicacias, aplicando una revisión realista y, a la vez, constructiva. Esto es lo que se ha propuesto el profesor de Comunicación de la Universidad de Amsterdam, Denis McQuail. "Uno de los objetivos centrales de este libro -explica su autor- es abordar el problema de la brecha entre la teoría social normativa de los medios y la investigación aplicada" (p. 20). Para ello, McQuail reúne y expone unos modelos de investigación que se refieren a la elaboración de normas que sirvan para la acción de los medios y el modo de estudiar la aplicación efectiva de estas normas; las estructuras y los ambientes que son propicios para la libertad de los medios; la manera de medir la objetividad de las informaciones y el significado hoy de ese viejo y controvertido concepto periodístico; la regulación y el control de los medios; el reflejo que ofrecen los medios de comunicación de una cultura y de una identidad y, a la vez, en un imparable proceso de feed-back, la influencia que ejercen sobre ambas realidades; la revisión de la agenda del interés público y las consecuencias de los imparables cambios tecnológicos sobre el futuro de los medios de comunicación y sobre los periodistas.

Esta obra de Denis McQuail es el resultado de un trabajo de años realizado con la perspectiva serena de no precipitarse en las conclusiones. De modo que la precisa combinación entre teoría normativa e investigación empírica son las causas de la evidente calidad de sus páginas. En ellas están presentes desde un punto de vista académico, pero no alejado de la realidad, los debates que hoy se celebran con suma frecuencia provocados por la perplejidad constante que la acción de los medios provoca. McQuail intenta buscar un equilibrio ante la disparidad de posturas. Y, como conclusión, ofrece unas expectativas esperanzadoras, a pesar de todo: "... tal vez se pueda convenir en que los medios no quedan demasiado mal parados después del proceso de evaluación. Esto significaría aceptar la gran variabilidad en la calidad, la parcialidad sistemática y persistente por omisión y comisión, el etnocentrismo generalizado, los estereotipos y el sometimiento a las restricciones que plantean la rutina y la organización. Aún así, tras esta revisión de la investigación, es probable que los medios resulten más justos e informativos y menos mezquinos e insensibles desde el punto de vista social de lo que han denunciado sus críticos más severos" (p.436)

Inicio de página
IndiceEstudios sobre el mensaje periodístico - Número 5 - 1999