Biblioteca Quijotesca

  

Dionisio Aymará

A nuestro Señor Don Quijote de la Mancha

  


¿Qué súbita llamada de aventura
te armó, señor, poeta y caballero?
Ya sin coraza fiel ni limpio acero
puedes cruzar la ilímite llanura.

Tal en la luz la desolada altura
ciñe en la noche el pávido lucero,
puebla de claridades tu sendero
la encendida razón de la locura.

Apenas hoy, desnuda, en la memoria
yace tu sombra. Apenas la ilusoria
brisa del tiempo fustigó tu ceño.

Sólo tu brazo, ciego en el vacío,
vela en su alucinado poderío
por la transida plenitud del sueño.



Dionisio Aymará ( 1928. Poeta venezolano),Todo lo iracundo (1992) Editorial Toituna, Asociación de Escritores del Estado Táchira - Venezuela

Enviado por Pablo Mora (poeta venezolano) 5/03/99



Volver al Índice