El cajetín de la Lengua


PERJUDICAR LA SALUD

«LAS AUTORIDADES SANITARIAS ADVIERTEN QUE
EL TABACO PERJUDICA SERIAMENTE LA SALUD»

(II)


Dra. Ana María Vigara Tauste

Perjudicar la salud

¿Es correcta la construcción «el tabaco perjudica la salud»? No, seguramente no lo es, porque, a diferencia de lo que ocurre con «advertir» (que no rige preposición), el verbo perjudicar suele utilizarse con preposición a incluso cuando el complemento es de cosa:

La pobreza del país perjudica a todos

La pobreza del país perjudica sobre todo a los edificios.

Obsérvese, sin embargo, que no hay ambigüedad posible en ninguna de las tres opciones: «el tabaco perjudica a las personas» (pasiva «las personas son perjudicadas por el tabaco»); «el tabaco perjudica la salud» (pas. «la salud es perjudicada por el tabaco»); «la pobreza perjudica a los hospitales» (pas. «los edificios son perjudicados por la pobreza»). Lo que hemos hecho en este último caso, en realidad, ha sido interpretar como complemento directo un complemento de cosa que lleva preposición, lo cual sería una anomalía en español. En conclusión: procure utilizar siempre el complemento del verbo advertir precedido de la preposición a, incluso si no hay ambigüedad posible en la interpretación de la frase.

Y última pregunta. ¿Hasta qué punto son normativas (es decir, de obligado cumplimiento) estas orientaciones? O, dicho de otro modo: ¿hasta qué punto el no seguir estas «orientaciones normativas» en estos y otros casos muy similares, estigmatiza al periodista como un usuario no culto de su lengua?

Naturalmente, cualquiera que sea la respuesta que demos a esta pregunta será una respuesta muy discutible. Seguramente todos, incluidos, desde luego, quienes se sienten sinceramente preocupados por el buen uso de su idioma, hemos tenido alguna vez la experiencia de que ciertas expresiones que nosotros consideraríamos naturales, adecuadas y correctas son consideradas auténticas aberraciones por otros. Y a la inversa. Conocer en lo esencial pequeños entresijos de la lengua como los que aquí se explican puede ayudarnos a entender mejor su funcionamiento y a elegir, llegado el momento, con algo de coherencia y sentido común entre las diferentes opciones.

Comentarios:

amvigara@eucmax.sim.ucm.es

© Ana María Vigara Tauste 1999

20/07/99


El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/cajetin/adverti2.html