El cajetín de la Lengua    

¿Alimentos que curan?

José Antonio Díaz Rojo

CSIC

 

La relación entre alimentación y salud es bien conocida desde la Antigüedad, pero nunca como ahora se ha estudiado ni explotado comercialmente tanto. La prensa no es ajena a este fenómeno de preocupación y culto a la salud y la belleza [1], y la información dietética es cada vez más frecuente en los medios de comunicación de masas. Uno de los aspectos tratados por las noticias y reportajes son los llamados alimentos funcionales. Son productos, generalmente transformados, a los que se incrementa, reduce, añade o extrae algún componente (nutriente u otra sustancia) para mejorar sus propiedades beneficiosas para la salud. Son los alimentos con y los alimentos sin, convertidos en el más importante filón comercial en el actual mercado alimentario. Las leches enriquecidas con vitaminas, los lácteos desnatados, los yogures con bífidus, las galletas con omega 3, las conservas bajas en sal, los productos light, el queso bajo en grasa y otros muchos son los nuevos alimentos que inundan los lineales de supermercados, prometiéndonos salud (y belleza).

Dados los intereses económicos en juego, no es extraño que las manipulaciones y tergiversaciones sobre las propiedades de estos productos sean frecuentes. En ocasiones, las noticias y reportajes emplean un lenguaje riguroso para describir los efectos de los alimentos funcionales, pero en otros casos el lenguaje periodístico utilizado es inexacto, lo que puede llevar a confusión al lector.

La expresión más frecuente con que se describen las propiedades beneficiosas para la salud es prevenir enfermedades:

Las claves para prevenir enfermedades

[...] en las últimas décadas los expertos han determinado con claridad qué tipo de dieta es necesaria para ayudar a prevenir distintas enfermedades (Diario El Día, La Plata, 11-6-2006).

La OMS alienta el consumo de frutas y verduras para prevenir enfermedades (Diario El Día, La Plata, 5-5-2006).

La dieta mediterránea se ha convertido en la mejor forma de prevenir enfermedades evitables (Web Salud.com, 22-5-2006).

Científicos españoles diseñan alimentos para prevenir el Alzheimer y las enfermedades cardiovasculares (Consumer, 4-6-2006).

En otros casos, la terminología empleada va aún más lejos, y las noticias nos hablan no ya de prevenir, sino de curar enfermedades:

Los alimentos «curativos» del futuro fortalecerán la salud (Iblnews, 27-6-2006).

[el pterostilbeno, un ingrediente de la uva] catapultó a esta fruta a uno de los primeros lugares en la lista de los alimentos que curan (El Universal, 9-2-2006).

Asimismo se llega a emplear términos que desde hace tiempo se intenta que sean desterrados incluso del lenguaje publicitario, como la palabra milagroso:

El yogur es uno de los alimentos milagrosos del siglo XXI (La Raza, 6-1-2006).

Según los dietistas, nutrólogos y fisiólogos, los alimentos funcionales no previenen enfermedades, mucho menos curan, y, por supuesto, no son milagrosos. Su efecto es el reducir el riesgo de contraer enfermedades. Prevenir es evitar, y un alimento jamás puede garantizar que es capaz de evitar una enfermedad. Curar es restablecer la salud, conseguir que una enfermedad remita, poner bien a un enfermo, y eso tampoco lo puede prometer un alimento por sí solo. La expresión más rigurosa para describir de forma genérica la propiedad beneficiosa para la salud de los alimentos con y sin es, como hemos señalado, la de reducir el riesgo de contraer enfermedades, es decir, disminuir las probabilidades de enfermar, y generalmente en combinación con otros factores, como los hábitos de vida «saludables».

Así pues, en la redacción de noticias y otros textos periodísticos sobre dietética debería evitarse el empleo de términos confusos, imprecisos o engañosos, como prevenir enfermedades, curar o milagroso, que ni siquiera pueden aceptarse como licencias de estilo justificadas como usos figurados o por el uso de comillas, cuyo significado e intención distanciadora no siempre es bien entendido y captado por el lector.

 

Notas:

[1] V. Díaz Rojo, J. A.; Morant Marco, R.; Westall Pixton, D. (en prensa). El culto a la salud y la belleza. La retórica del bienestar. Madrid, Biblioteca Nueva.

24/10/2006

   Comentarios:

amvigara@ccinf.ucm.es

© José Antonio Díaz Rojo 2006

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/cajetin/alicuran.html