El cajetín de la Lengua


¿"PASAJE" A INDIA?


M.ª Elena Gómez Sánchez
Universidad Europea-CEES

 


El pasado 28 de enero, y en relación con el terremoto ocurrido días antes en el estado indio de Gujarat, El País titulaba en su primera página: "Los muertos por el terremoto de India superan ya los 15.000". A lo largo de toda la información, que continuaba en las páginas 2 y 3, el periódico se refería a este país como "India", sin el artículo, y no como "la India", que es, sin embargo, la forma que parece más habitual para referirnos a ese estado asiático (podemos recordar, por ejemplo, las traducciones habituales de títulos de libros como Kim de la India, de Rudyard Kipling, o de películas, como Pasaje a la India, de David Lean; o ver, en la viñeta de Ricardo y Nacho de El Mundo del lunes 29, cómo alguien pregunta: "¿Has visto en las noticias qué horror lo de la India?"). Al revisar la edición de El País del sábado 27 de enero (la primera en la que podía haber una noticia relativa al seísmo, ya que éste había ocurrido el viernes), se observa que el periódico también se refiere a "India" ("Más de 2.000 muertos en el mayor terremoto del último medio siglo en India"); y una vez más, el lunes 29, el mismo diario titula su editorial "Terremoto en India".

En su Gramática de la lengua española (Madrid, Espasa Calpe, 1994, p. 68), E. Alarcos señala: "Los nombres propios tienen un comportamiento particular respecto del artículo. Unos lo llevan siempre, otros lo rechazan y, en fin, algunos hacen alternar libremente su presencia o su ausencia". Al consultar en el DRAE la voz hindú, se lee: `natural de la India´. Encontramos la misma forma del topónimo, con artículo, al buscar la mencionada voz hindú en M. Seco, Diccionario de dudas y dificultades de la lengua española (Madrid, Espasa Calpe, 199810), o en el Diccionario del español actual (Madrid, Aguilar, 1999), de M. Seco, O. Andrés y G. Ramos. En el recientemente editado Diccionario de español urgente, de la Agencia Efe (Madrid, SM, 2000) -ante el cual, por cierto, cabría preguntarse: "¿por qué `de español´ y no `del español´?"-, se lee: "India (la): debe evitarse decir India, sin artículo, en lugar de la India, por influencia del inglés, por ser la India el topónimo correcto en español". Por último, el propio Libro de estilo de El País (Madrid, El País, 199814), en su norma 8.28, señala: "Debe evitarse en El País el uso de artículo [una vez más, ¿por qué "de artículo" y no "del artículo"?] antes del nombre propio de una nación, excepto en los siguientes casos (si lo requiere la estructura de la frase): `el Reino Unido´, `la India´, `los Países Bajos´ (aquí, con la concordancia en plural)".

Así pues, y al margen de la poco precisa aclaración "(si lo requiere la estructura de la frase)", vemos que el mismo Libro de estilo del diario recoge precisamente "la India" como una de las excepciones a la norma general. Aunque el artículo no forma parte del nombre propio del país (como sí ocurre, por ejemplo, en el caso de El Salvador), lo cierto es que la manera más habitual de referirse a este estado sí incluye el "la"; y así es como se refieren a él, en sus ediciones de estos mismos días, periódicos como El Mundo o Abc. En su libro de estilo (Madrid, Temas de Hoy, 1996), El Mundo indica que se escriba "la India". El de Abc (Barcelona, Ariel, 1993) recoge también esta forma con "la" en el comentario al término hindú que aparece en su glosario, aunque suprime después el artículo en la lista alfabetizada de países que aparece como uno de sus apéndices; no obstante, con ello puede estar simplemente ajustándose a la norma de alfabetización que da, por ejemplo, J. Martínez de Sousa en su Diccionario de ortografía técnica. Normas de metodología y presentación de trabajos científicos, bibliológicos y tipográficos (Madrid, Fundación Germán Sánchez Ruipérez-Pirámide, 1987, p. 38), o en su Manual de estilo de la lengua española (Gijón, Trea, 2000, p. 583), donde indica: "Si el artículo no forma parte del topónimo, sino que se usa por razones de eufonía, como, por ejemplo, la Florida, el Líbano, la India, la mención en el orden alfabético ha de ser, respectivamente, Florida, Líbano, India, […]".

¿A qué puede deberse, pues, la denominación "India" que aparece en El País? No parece esperable que el diario suprima el artículo como imitación de lo que algunos pueden considerar una forma prestigiada, reflejo de un sociolecto determinado (como sí ocurre, por ejemplo, en "vamos a Pirineos" frente a "vamos a los Pirineos", o "quedamos en la parada de Castellana" frente a "quedamos en la parada de la Castellana"); así, quedarían tres opciones para explicar este uso:

a) La ya mencionada del anglicismo, del que, en principio, el diario El País tiende a huir: si en el glosario de su Libro de estilo recomienda habitualmente la sustitución de los anglicismos por términos castellanos (su norma 2.4 dice: "el periódico se escribe en castellano […]"), parece lógico pensar que la norma se extienda, no sólo a cuestiones léxicas, sino también a las morfosintácticas.

b) Un caso de ultracorrección, que lleva a igualar todos los topónimos mediante la supresión del artículo, por percibir el uso de éste como incorrecto. Sin embargo, esto nos llevaría a hablar también de "Reino Unido", algo que el diario, al menos de momento, no hace.

c) La sensibilidad del medio hacia una petición frecuente en quienes trabajan en áreas relacionadas con el Tercer Mundo y la ayuda al desarrollo: eliminar el artículo del nombre de determinado país, para que así éste pierda ese carácter "mítico" o legendario que la denominación tradicional ("la India", "el Congo", "el Perú"…) puede darle, e igualarlo de ese modo -al menos desde el punto de vista lingüístico- con cualquier otro estado.

Al hilo de esta última reflexión, también cabe plantearse si el empleo de "India" en lugar de "la India" no podría considerarse un uso por motivos eufemísticos, en el sentido de que, desde el punto de vista de lo políticamente correcto, y por las razones a las que acabamos de referirnos, pueda considerarse más adecuado el empleo de la denominación sin artículo. Esto nos adentraría en el terreno de los topónimos y las ideologías, para lo cual remito a un trabajo de Ana M. Vigara, "Ortografía e ideología: los nombres propios no castellanos en los medios de comunicación", en el número 15 de Espéculo. Revista de Estudios Literarios, http:// www.ucm.es/info/especulo/numero15/ortoideo.html.

11/03/2001

Comentarios:

amvigara@eucmax.sim.ucm.es

© M.ª Elena Gómez Sánchez 2001


El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/cajetin/india.html