El cajetín de la Lengua    

El cantante de metal alternativo
(anglicismos musicales)

Ana M. Vigara Tauste

Universidad Complutense de Madrid

 

Recojo la expresión en un breve de la sección “Gente” de La Vanguardia Digital del 7 de enero del 2007:

Dita von Teese solicita el divorcio a Marilyn Manson

Tras un año de matrimonio, la esposa del cantante de metal alternativo Marilyn Manson ha solicitado el divorcio. La modelo y bailarina Dita von Teese ha alegado diferencias irreconciliables con el rockero, cuyo verdadero nombre es Brian Warner. Von Teese - su nombre real es Heather Sweet- comenzó los trámites de su divorcio el 29 de diciembre en la corte superior de Los Ángeles y la sorprendente y sobre todo rápida ruptura de la pareja ya fue recogida el viernes por el diario New York Post ...

Me sorprende la primera lectura, “cantante de metal alternativo”, que me obliga inmediatamente a una reflexión metalingüistica contextualizada: “Ah, se trata de música, luego será `métal’ ([heavy] metal), no ‘metál’”. Pero la reflexión me lleva a la duda, puesto que la traducción del inglés metal es precisamente metal, y las dos palabras tienen la misma grafía. Como soy poco experta en asuntos musicales, me pregunto si será error mío deducir que ese cantante de metal alternativo lo es en realidad (por elipsis) “de (heavy) metal alternativo” (“jevi métal alternativo”) o “de (gothic) metal alternativo” o “de (black o speed o dark) metal alternativo”… y no saber que se acepta ya con naturalidad la palabra española en su contexto y en periodismo (y por eso está escrita en redonda en el texto). Realmente, la proliferación de términos, tendencias, fusiones, experimentaciones y sutilezas musicales es tal, que enseguida me viene a la cabeza haber leído otras palabras “musicales” cuyo significado exacto no conozco.

Supongo que algún periodista o algún lector ha podido hacer (puede o podrà hacer) el mismo recorrido que se me ocurre hacer a mí: ¿qué dice el Diccionario panhispánico de dudas?

Metal no aparece (ni en redonda ni en cursiva; es decir, ni como extanjerismo [metal] ni como adaptación [métal] ni como palabra española [metal]). ¿Significa esto que la palabra española es tan corriente que ni siquiera crea dudas en los usuarios? Busco heavy (metal), que se me ocurre que tiene ya cierta antigüedad y no tiene aún sustituto bien acuñado en español (puede haber sido, pues, motivo de consulta). Tampoco está. ¿Qué ocurre con otros términos musicales del mismo origen (anglicismos)? (quizá, pienso, ver cómo se ha hecho con otros términos similares nos ayude a entender este ejemplo y fundamentar una decisión).

Encuentro jazz (pronunciado [yás]) y music hall, extranjerismos crudos ambos (que deben escribirse con resalte tipográfico), con la propuesta de sustitución por “revista” o “revista de variedades” el segundo Y encuentro tambien pop, rock, punk y punki, todos en redonda, lo que significa que se aceptan tal cual en español, como si de palabras “patrimoniales” se tratara (aparece también “punky” -en cursiva, como extranjerismo- junto a “punki”).

No encuentro soul, new age, new wave, house, acid (house), dance, techno ni rap. Tampoco funk (aunque sí está, como hemos visto, punk). Tampoco otros cuya traducción-adaptación es tan transparente, que se oyen/leen casi tantas veces en castellano como en inglés y ni siquiera parece necesaria su presencia: ethnic music, electronic music (música étnica = world musics ‘músicas del mundo’, música electrónica). Ni otros menos corrientes como rave, trance o break beat (que son modalidades de música electrónica), por ejemplo, que realmente, pienso, no han dado tiempo todavía a incorporarlos en ningún diccionario no especializado. Algunos de los que no están, sin embargo, llevan ya mucho tiempo entre nosotros y dan nombre a corrientes lo suficientemente generales, asentadas, reconocidas o (socialmente) importantes como para prever que pueden aparecer con normalidad y/o asiduidad en los medios de comunicación (soul, rap…).

Voy de un término a otro, de una asociación a otra desordenadamente, sin pretensión alguna de exhaustividad. Como prácticamente no encuentro ninguno (¿el uso y la escritura de estos términos no han suscitado/suscitan dudas o simplemente se han excluido del DPD por poco frecuentes o por cualquier otro motivo?), no llego a ninguna conclusión “sensata”, aunque me doy cuenta de que ninguno de los otros anglicismos mencionados presenta el mismo problema que metal.

Por lo que veo, prácticamente todos (no solo La Vanguardia Digital) decimos métal (a la inglesa) donde pone(mos) metal (a la española). Son palabras homógrafas, pero no homófonas. Como no solemos utilizar cursiva ni entrecomillado en la escritura, sólo la familiaridad con los contextos musicales y el uso del anglicismo nos permite leerla “correctamente” (?) de forma espontánea (sin duda, ambas cosas me han faltado a mí en la primera lectura del breve). La adaptación completa del término, si es que queremos hacerla, precisa solo de un acento (que no deberíamos leer si no está); y si no quisiéramos hacerla (puesto que la traducción es transparente: ing. metal > esp. metal) y fuera posible hacerse entender con la española (aunque parece que no lo es por el momento), convendría recomendar explícitamente la sustitución para que hablantes, oyentes, escribientes y lectores supiéramos a qué atenernos. Y, de paso, si se nos ocurriera hacer este mismo recorrido otra vez, por las dudas, estaría bien encontrar representados en el Panhispánico por lo menos los nombres de las corrientes musicales más generales, cuyo uso, previsiblemente, puede ser amplio en nuestros medios de comunicación.

   Comentarios:

amvigara@ccinf.ucm.es

© Ana M. Vigara Tauste 2007

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/cajetin/metal.html