El cajetín de la Lengua    

¿ONG, oenegé, ONGs, ONG’s, oenegés?

Ana Mellado. Periodista

 

En el reportaje “El alma de la Cruz Roja” publicado el pasado 4 de diciembre en El Norte de Castilla aparece la siguiente entradilla:

—Adolfo, el voluntario más antiguo de Valladolid, presta a los 84 años sus servicios a la oenegé y visita todos los martes a los usuarios de teleasistencia.

Sorprende esta lexicalización de la sigla ONG, cuyo uso desaconsejan las Academias. Aunque el proceso de lexicalización es bastante común (“elepé”, “cederrón”), el uso todavía no ha impuesto la forma “oenegé”.

A pesar de ello, en las cabeceras del grupo Vocento -excepto en ABC- se pueden encontrar miles de ejemplos. Las normas de estilo de todos los diarios regionales del grupo se recogen en un libro -el de Vocento­-, mientras que ABC tiene el suyo propio.

En el Libro de estilo de Vocento (José Martínez de Sousa, 2003) se refleja una contradicción respecto al modo en que se debe escribir esta sigla. En el apartado de morfología y lenguaje aparece la siguiente indicación:

Se escriben con letras mayúsculas y sin puntos ni espacios: ‘OTAN’, ‘ONU’, ‘ONG’. (pág 139).

Bien, ahora pasemos al capítulo dedicado a dudas y problemas del lenguaje del mismo manual:

ONG. Sigla de organización no gubernamental. Escríbase “oenegé”. (pág 73).

En la mayoría de los casos las cabeceras regionales del grupo optan por esta segunda opción.

Una oenegé de Algemesí apoyará a niños marroquíes. (Las Provincias, 17 de noviembre de 2009).

— Una oenegé granadina busca medicinas muy caras para tres niñas pobres. (Ideal, 29 de abril de 2007).

— Gala musical de la oenegé marista SED. (El Correo, 11 de mayo de 2007).

En el Libro de Estilo de ABC (Ana Mª Vigara Tauste y Consejo de redacción de ABC, 2001) no hay lugar a dudas y demandan el uso de la sigla en mayúscula y sin puntos.

— “Secuestrados cuatro españoles de una ONG en Mauritania”. (ABC, 30 de noviembre de 2009)

La RAE no reconoce la lexicalización “oenegé”; por ahora, no es probable que la admita, puesto que su uso es muy puntual y en la mayor parte de las publicaciones aparece de la forma habitual, como sigla escrita íntegramente en mayúscula.

Cuando el plural entra en juego, cada medio emplea una fórmula distinta (añadir una ese minúscula, sustantivarlo o marcar el plural en los artículos que la acompañan). La RAE sólo reconoce una:

Plural. Aunque en la lengua oral tienden a tomar marca de plural ([oenejés] = ‘organizaciones no gubernamentales’), son invariables en la escritura: las ONG; por ello, cuando se quiere aludir a varios referentes es recomendable introducir la sigla con determinantes que indiquen pluralidad: Representantes de algunas/varias/numerosas ONG se reunieron en Madrid. Debe evitarse el uso, copiado del inglés, de realizar el plural de las siglas añadiendo al final una s minúscula, precedida o no de apóstrofo: CD’s, ONGs.

Por mencionar sólo un ejemplo, de los miles que aparecen diariamente en la prensa, en El País del 8 de abril de 2009 se pluraliza ONG añadiendo la ese minúscula a la manera inglesa

— Varias ONGs acusan a Argentina de "subestimar" el grave brote de dengue.

Las siglas son invariables en la lengua escrita, por tanto, no deben llevar marca de plural. Son incorrectas, pues, las formas “ONG´S”, “ONGs” u “ONG,S” (tanto los manuales de español correcto como la RAE coinciden en ello). La pluralización se marca mediante el artículo que las precede o por la concordancia; las ONG, varias ONG o algunas ONG francesas, por ejemplo. Aunque la Fundéu reconoce que esta es la forma más apropiada en español, señala que el uso, en el que la concordancia plural parece sentirse necesaria, ha impuesto la opción de añadir una “s” minúscula. Eso sí, sin apóstrofo y siempre en minúscula:

Según las Academias, las siglas permanecen invariables en plural, y este solo se indica mediante las palabras que las acompañan: «tres ERE; muchos ERE».Sin embargo, cada vez se emplea con más frecuencia la pluralización consistente en añadir a la sigla una ese minúscula: los EREs; las Academias no lo estiman apropiado, pero se trata de una tendencia que se va imponiendo.

Si se opta por la forma de añadir la ese al final hay que tener en cuenta que la letra debe ser siempre minúscula, pues si se pusiera una mayúscula podría confundirse con una letra más de las siglas Asimismo, no es admisible la forma inglesa de anteponer el apóstrofo a la ese: ONG's. (Fundéu).

Existe aún una tercera forma de expresar el plural. En el Libro de Estilo de ABC se acepta la lexicalización de ONG exclusivamente para la pluralización. Es decir, se permite el uso de “las oenegés”, aunque también se prefiere marcar el plural con el artículo, como se hace en la inmensa mayoría de los casos:

Las ONG españolas, sobresaliente en «transparencia». (ABC 22 de mayo de 2009).

Aunque en el manual del diario también se señalan como incorrectas las grafías “ONGs” y “ONG´s”, se incurre en este error frecuentemente:

— Tras la desilusión del primer día, las ONGs que participan en la cumbre de la FAO quieren ser optimistas y reconocen que «lo que tenemos que hacer es presionar para que los gobiernos cumplan lo ratificado en otras reuniones». (18 de noviembre de 2009).

En el titular de esta misma información, en cambio, sí se adopta la fórmula recomendada, algo bastante incongruente al no unificar criterios en una misma pieza.

—«Las ONG tienen que presionar a los gobiernos»

En definitiva, no es de extrañar la confusión que crea el uso de unas siglas que, frente a lo que suele ser característico de las siglas, no proceden de nombre propio ni equivalen a nombre propio, sino de sintagma conceptual con valor “genérico” (verdadera razón por la que a veces precisan el plural): Ayuda en Acción es una organización no gubernamental española que se ocupa de…; Las organizaciones no gubernamentales Ayuda en Acción y Aldeas Infantiles han emitido…; Las ONG Ayuda en Acción y Aldeas Infantiles han emitido un comunicado… Lo más adecuado sería “ONG” para el singular y “las/ varias/ algunas ONG” para el plural, si las mencionamos como siglas; la lectura/escritura oenegé, oenegés, como sustantivos comunes procedentes de acronimia (siglónimos, no siglas; como láser o sida), resulta todavía extraña o forzada a los usuarios, pese a que aparece con cierta frecuencia ya en algunos medios.

   Comentarios:

amvigara@ccinf.ucm.es

© Ana Mellado 2010

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/cajetin/onegs.html