Espéculo

Carmen Martín Gaite


La recepción italiana de Carmen Martín Gaite


Mª Vittoria Calvi
Universidad de Bergamo

 

La relación de Carmen Martín Gaite (CMG) con Italia se remonta a los años '50: el contacto con el neorrealismo italiano, sobre todo en campo cinematográfico, es, en efecto, un importante rasgo generacional que aúna a los escritores del "medio siglo", los "niños de la guerra". En el caso de CMG el contacto fue especialmente intenso, debido también a razones biográficas, es decir sus largas estancias en Italia con la familia del marido, Rafael Sánchez Ferlosio.

La escritora salmantina se fue convirtiendo en profunda conocedora tanto de la lengua como de la cultura italiana, que contribuyó a difundir en España, gracias a las traducciones de Primo Levi, Italo Svevo, Ignazio Silone y Natalia Ginzburg. En la obra de esta última, en particular, encontró profundas afinidades literarias, tal como explica ella misma en un artículo escrito con ocasión de la muerte de la autora italiana: "Me quedo [...] con la nostalgia de haber sido amiga de Natalia Ginzburg, o de que ella, al menos, hubiera llegado a saber lo amiga suya que me sentía yo, la cantidad de veces que he citado en mis conversaciones frases suyas o de sus personajes. Hasta qué punto, en fin, se había ido incorporando a mí su 'léxico familiar'" ("Homenaje a Natalia Ginzburg", ABC, 9/10/1991). La novela Nubosidad variable, en particular, es un auténtico homenaje a la escritora italiana, como se ve en las referencias explícitas a Lessico famigliare y en algunos rasgos de la escritura: atención por el lenguaje como código de sobreentendidos entre miembros de una familia y empleo de una técnica narrativa fragmentada, como los añicos del espejo roto de la memoria.

A pesar de su vinculación con la cultura italiana, CMG era, hasta hace muy poco tiempo, una escritora desconocida para el público italiano. Solamente había aparecido, en 1962, la traducción del cuento "La conciencia tranquila" en una vieja y olvidada antología de narradores españoles (A. Repetto, Narratori spagnoli. La nueva ola, Milán, Bompiani); otro cuento, "Tarde de tedio", fue traducido en Storie spagnole (ed. de D. Manera, Millelire, 1993). Pero en los últimos años, su nombre se ha ido imponiendo a la atención de los lectores.

El interés por la obra de CMG nació primero en ámbito universitario; aparecieron, en revistas especializadas, algunas reseñas de los libros siguientes:

El cuarto de atrás (Susanna Regazzoni, Rassegna iberistica, 4, 1979, pp. 80-81);

El cuento de nunca acabar (Lucio Basalisco, Rassegna iberistica, 18, 1983, pp. 35-37):

Usos amorosos de la postguerra española (Maria Grazia Profeti, Rassegna iberistica, 30, 1987, pp. 48-51 y Maria Vittoria Calvi, Quaderni ibero-americani, 63-64, 1988, pp. 346-347);

Desde la ventana y Usos amorosos del dieciocho en España (S. Regazzoni, Rassegna iberistica, 32, 1988, pp. 37-39);

Desde la ventana (M.V. Calvi, Lingua e Letteratura, 12, 1989, pp. 214-216).

En 1990 salió el ensayo monográfico de quien escribe estas líneas, Dialogo e conversazione nella narrativa di Carmen Martín Gaite (Milán, Arcipelago), que enfoca algunos rasgos de la escritura de CMG en relación con la problemática comunicativa. En el mismo año, la escritora viajó a Italia, dando conferencias en las universidades de Bérgamo, Verona y Milán: la acogida fue entusiasta pero la ausencia de traducciones al italiano impidió que su presencia tuviera eco fuera del mundo académico. También cabe destacar la publicación de un interesante estudio sobre El castillo de las tres murallas (Marjorie Sánchez, "Racionalidad e irracionalidad en un relato de CMG", Quaderni di letterature iberiche e iberoamericane, 14/15, 1991, pp. 47-70).

La publicación de Caperucita en Manhattan deterrminó un cambio de rumbo: la novedad del libro y la universalidad de su mensaje llamaron la atención del mundo editorial, y en particular de la casa milanesa la Tartaruga, una editorial pequeña pero de prestigio, con un nutrido catálogo de literatura femenina de calidad. La importancia de esta traducción no se entiende si no se tiene en cuenta que la presencia de la literatura española en el mercado italiano ha sido siempre fragmentaria, con la excepción de pocos grandes nombres; algo ha cambiado en los últimos años, pero la desconfianza sigue pesando, sobre todo en el caso de escritores no muy jóvenes, ya "clásicos", y por lo tanto más difíciles de "lanzar" como novedades.

La traducción italiana del libro, con el título de Cappuccetto rosso a Manhattan, cuidadosamente realizada por Michela Finassi Parolo, salió en 1993 y fue presentada por primera vez en noviembre del mismo año en la atmósfera acogedora de la librería Rinascita de Bérgamo; la autora participó en el acto, y, con ocasión de aquel mismo viaje, se entrevistó con varios periodistas en la sede milanesa de la Tartaruga. También fue invitada a dar conferencias en varias universidades (Bérgamo, Milán, Venecia y Bolonia). El libro tuvo óptima recepción en la prensa, y aparecieron reseñas en los periódicos de mayor difusión, además de algunas revistas femeninas:

il manifesto, 18/11/1993, Francesca Lazzarato, "Un dì cappuccetto giunse sulla statua della libertà";

Corriere della Sera, 23/11/1993, Elisabetta Pintor, "Carmen Gaite da Madrid a Manhattan, in compagnia di Cappuccetto Rosso";

Il Giorno, 24/11/1993, Giovanna Pezzuoli, "La libertà? Cappuccetto rosso che sbarca a Manhattan";

l'Unità, 29/11/1993, Maria Nadotti, "Bosco a New York";

Gioia, n. 49, 6/12/1993, sin firma, "Cappuccetto rosso a Manhattan";

il Giornale, 19/12/1993, Carmen Covito, "America bene e male";

Amica, n. 5, 31/1/1994, Cristiano Dan, "Una favola alla rovescia";

Sole 24 Ore, 27/2/1994, Giuseppe Bellini, "Le strade aperte del meraviglioso"

Il Mattino (Supplemento), 20/1/1994, Francesco Galdieri, "Dai boschi d'Alsazia Cappuccetto Rosso sbarca a Manhattan".

Presentación de Capucetto Rosso en la librería Rinascila de Bergamo.
De izquierda a derecha: el hispanista Gabriele Morelli, Carmen, la dueña de la librería,
M. Vittoria Calvi y Michela Finassi


Se evidencia en todos los artículos la sorpresa por el "descubrimiento" de una escritora con una fama ya consolidada en su país ("Finalmente in Italia la fiaba filosofica della scrittrice più famosa di Spagna", Il Giorno); escasean, sin embargo, las referencias a la producción de la autora, con algunas excepciones, como el artículo del hispanista Giuseppe Bellini, que resume la trayectoria literaria de CMG y señala los rasgos de su escritura, y las fichas bibliográficas que se incluyen en il manifesto y L'Unità. Algunas reseñas asumen forma de entrevista (L'Unità, Corriere della Sera), y es la misma CMG quien habla de sus contactos con los escritores del "medio siglo" y su conocimiento de la literatura italiana, y reflexiona en torno a las temáticas de Caperucita. Del libro traducido, se subrayan los aspectos filosóficos ("un testo delizioso per acume e novità, un roman philosophique minimo ma niente affatto minimalista [...]. Sentimentale con ironia, leggiadra con sapienza, la scrittrice spagnola ci offre un quadro di bontà e intelligenza alla Frank Capra e ne ha lo stesso anticonformismo umanitario", Carmen Covito), el realismo mágico ("Il «realismo magico» ha in questo libro uno dei suoi testi migliori", Giuseppe Bellini), las analogías con Italo Calvino y la reflexión sobre la libertad ("L'antico conte d'avertissement [...] diventa una limpida, surreale favola urbana sulla libertà, intesa come orizzonte interiore che abbraccia e mette in comunicazione mondi diversi", Francesca Lazzarato). En algunos casos (Francesco Galdieri), el libro de CMG es un punto de partida para hablar de las distintas versiones del cuento tradicional.

En seguida el libro entró en la lista de los libros más vendidos de Tuttolibri, el suplemento de libros del periódico La Stampa de Turín. La buena acogida de esta primera traducción acrecentó, como era de esperar, el interés por la obra de la escritora salmantina; la casa editorial florentina Giunti compró los derechos de Nubosidad variable, mientras que la Tartaruga optó por la traducción de El cuarto de atrás. Ambas traducciones, realizadas por la misma Michela Finassi Parolo, salieron en mayo de 1995: primero La stanza dei giochi, La Tartaruga, y poco después Nuvolosità variabile, Giunti, con una Introducción de quien escribe. El éxito de Nubosidad fue impresionante: más de 30.000 ejemplares vendidos hasta la fecha y la inclusión entre los finalistas del Premio Bancarella, que se otorga a partir de las indicaciones de los libreros, son datos elocuentes para medir el impacto en el mercado italiano, poco común tratándose de una escritora extranjera poco conocida. En la colección de narrativa femenina "Astrea" en la que se incluyó, el libro sigue siendo un auténtico best-seller: no se ha tratado del éxito efímero de una temporada, sino de una sólida presencia.

En octubre de 1995, CMG vino a Italia para participar en la presentación de los dos libros, que tuvo lugar en el Instituto Cervantes de Nápoles (a cargo de Alessandra Riccio) y en el de Milán (a cargo de Elide Pittarello y Maria Vittoria Calvi); también fue invitada de honor en una conocida transmisión radiofónica de carácter cultural de la emisora Radio Popolare.

Como la publicación de las dos traducciones fue casi simultánea, la mayoría de las reseñas comentan ambos libros:

il manifesto, 1/6/1995, Francesca Lazzarato, "Collage da Salamanca";

L'Espresso, 16/6/1995, Marisa Rusconi, "CMG, Nuvolosità variabile";

Avvenimenti, 21/6/1995, Marina Pivetta, "CMG, Nuvolosità variabile";

Il Messaggero, 21/7/1995, Antonella Boralevi, "Single o in coppia, la solitudine è donna";

il Giornale, 17/8/1995, Simonetta Bartolini, "Due vite a confronto fra molti snobismi e qualche rinuncia";

tuttolibri, 26/8/1995, Angela Bianchini, "Donne di Spagna fra nuvole e giochi";

Leggendaria, julio/agosto 1995, Alessandra Riccio, "Ripostiglio della memoria";

Amica, 26/8/1995, Cristiano Dan, "Racconti dall'isola che non c'è";

Il Giorno, 17/9/1995, Francesca Amoni, "Reincontrarsi serve anche per analizzarsi";

Il Mattino, 25/10/1995, Teresa Cirillo, "La spagnola della variabile nuvolosità esistenziale";

Il Messaggero, 26/10/1995, Fiorella Iannucci, "Carmen Gaite: «Vivo incollando il disordine»";

la Repubblica, 27/10/1995, sin firma, "L'insonnia di Carmen scrittrice di Spagna";

L'Indipendente, 29/10/1995, Michele Prisco, "Carmen, ironica disincantata"

En comparación con la de Caperucita, la recepción de estas nuevas traducciones tuvo mayor alcance, tanto por el número de artículos (además de los citados, aparecieron breves notas en una decena de periódicos y revistas) como por la valoración crítica, no sólo de las novelas reseñadas sino también de la obra de CMG en su conjunto ("a sottendere il tutto, a spiegare gli indugi, tipici della Gaite, nel bosco narrativo, c'è sempre la preoccupazione del raccontare la quotidianità della donna", Angela Bianchini; "CMG è riuscita ad accumulare un patrimonio di piccole grandi cose, di piccole grandi idee, di piccole grandi sorprese [...]. E ne fa un uso sorprendente, anche perché non nostalgico, che ha il potere di convincerci della dignità del romanzo rosa e del sentimentalismo, dello stare alla finestra a fantasticare, del mettere insieme «pezzettini» destinati alla spazzatura per farne collages che danno il senso della vita stessa, di una vita che può essere stata spesa fra le mura di una casa, in un interno che offre a chi le sa scoprire le sorprese più stimolanti ed incredibili", Alessandra Riccio).

CMG en Milán para la presentación de Nuvosita...y La stanza.
De izquierda a derecha: Manuela Grassi, la directora de la colección Roberta Mazzanti,
Carmen, M. Vittoria Calvi, Elide Pittarello y Michela Finassi

El cuarto de atrás queda un poco sacrificado frente a la abrumadora presencia de Nubosidad, aunque en algunos artículos se subraya especialmente la originalidad de aquella "novela" ("non me la sento davvero di chiamare romanzo questo raccontare disordinato ma coerente, fantastico eppure reale", Alessandra Riccio). De Nubosidad se destaca el tema de la amistad femenina ("CMG parla soprattutto dei legami fra donne, di quella singolare forma d'amore che è l'amicizia al femminile e dell'inesauribile rispecchiarsi nell'altra che neppure l'ostilità, il non-riconoscimento, il rifiuto reciproco sono capaci di impedire del tutto", Francesca Lazzarato; "non si tratta tanto di comunicazione quanto di uno scambio di tessuto di esistenze, di «pettegolezzo» [...] inteso come tramite, come ingrediente di romanzo, come «racconto trasmesso»", Angela Bianchini), así como la importancia de la palabra y la escritura ("La riflessione sulla scrittura diventa [...] una spinta a riconoscere criticamente la propria identità di donna", Teresa Cirillo). También se hace hincapié en la extraordinaria capacidad comunicativa de la escritora: "CMG [...] negli incontri anche occasionali l'interlocutore lo ha subito trovato, lo trova sempre, tanta è la carica affabulatoria della sua conversazione come del suo temperamento" (Michele Prisco).

Algunos meses más tarde (28/3/1996) salió en la revista Panorama un artículo de Manuela Grassi, "Dalla Spagna, di bocca in bocca", que proponía un bosquejo crítico de la obra de CMG y comentaba el éxito obtenido; en mayo del mismo año la escritora participó como representante de España en el Congreso sobre "L'Europa delle culture, la cultura dell'Europa" organizado por el Premio Grinzane Cavour con ocasión del Salone del Libro de Turín.

En 1996 se publicó la traducción de La Reina de las Nieves, con el título de La Regina delle Nevi, a cargo de la experimentada traductora Michela Finassi Parolo, con una nota crítica y entrevista final "Il filo della memoria, Conversazione con CMG" realizada por quien escribe. La recepción fue asimismo muy positiva; aparte las citas y referencias más breves, apareció un buen número de artículos, sobre todo en los periódicos y revistas que habían dado noticia de las novelas anteriores pero también en otros:

L'Espresso, 8/8/1996, Marisa Rusconi, "CMG, La Regina delle Nevi;

il Giornale, 2/10/1996, Simonetta Bartolini, "Una favola per imparare la vita";

il manifesto, 3/10/1996, Francesca Lazzarato, "Mal di fiaba";

Il Giorno, 6/10/1996, Francesca Amoni, "Leonardo ricerca la propria identità";

Mattina, 9/10/1996, sin firma, "Arabeschi di fiaba";

tuttolibri, 10/10/1996, sin firma, "Verso la maturità grazie alle fiabe";

Gioia, 11/10/1996, C.L., "CMG, La Regina delle Nevi"

l'Unità, 23/10/1996, Maria Rosa Cutrufelli, "Misteri dell'infanzia"

L'Espresso, 24/10/1996, Mario Fortunato, "CMG, La Regina delle Nevi";

Panorama, 24/10/1996, Ermanno Krumm, "La Regina delle Nevi, di CMG";

Famiglia Cristiana, 13/11/1996, Mariapia Bonanate, "Com'è fredda la vita quando manca l'amore";

Avvenimenti, 13/11/1996, Marina Pivetta, "CMG, La Regina delle Nevi".

Son frecuentes las referencias a las obras anteriores ("Quella del lettore bambino è una figura ricorrente nei romanzi di CMG [...]. Leonardo Villalba, l'inquieto protagonista de La Regina delle Nevi condivide questa inclinazione con Sara Allen, eroina di Cappuccetto Rosso a Manhattan ma anche con la più matura Sofia in Nuvolosità variabile", Marina Pivetta); del libro se destacan, en particular, la simbiosis con la literatura infantil ("Così il destino di Leonardo e quello di Kay pervengono allo steso lieto fine, dopo essersi illuminati a vicenda, quasi a ricordarci che la fiaba è davvero un pozzo insondabile in cui si può pescare all'infinito, non tanto per riscriverla, quanto per assorbire nuovo ed essenziale nutrimento", Francesca Lazzarato), los valores simbólicos ("Esemplare metafora dei poteri maieutici femminili [femministi?] nei confronti della paura – tutta maschile – d'amare" (Marisa Rusconi), el tema de la lectura y la intertextualidad ("CMG ama [...] recuperare nei suoi romanzi i sogni e le visioni suscitate da altri romanzi, regalando ai suoi personaggi la capacità di attingere alla letteratura per illuminare la realtà", Maria Rosa Cutrufelli). El éxito de público, sin embargo, fue inferior al de Nubosidad, lo cual se explica teniendo en cuenta la mayor complejidad de esta novela.

Asimismo, en estos años, aparecieron varios ensayos críticos en revistas especializadas y volúmenes colectivos:

Sabina Valentini, "La mujer y los «Usos amorosos de la postguerra española» de CMG", Quaderni di Filologia e Lingue Romanze, Macerata, n. 8, 1993, pp. 257-266.

Elide Pittarello, "CMG: Nubosidad variable e altre incertezze", Rassegna Iberistica, 46, 1993, pp. 87-92.

Elide Pittarello, "Carmen Martín Gaite alla finestra", en Susanna Regazzoni y Leonardo Buonomo (eds.), Maschere. Le scrittore delle donne nelle culture iberiche, Roma Bulzoni, 1994, pp. 69-76.

Domenico Antonio Cusato, "Su alcune fonti di Caperucita en Manhattan di CMG", en Emilia Perassi (ed.), Tradizione, innovazione, modelli. Scrittura femminile del mondo iberico e americano, Roma, Bulzoni, 1996, pp. 481-500.

Maria Vittoria Calvi, "La Regina della Neve di CMG", en Emilia Perassi (ed.), Tradizione, innovazione, modelli. Scrittura femminile del mondo iberico e americano, Roma, Bulzoni, 1996, pp. 501-517.

Maria Vittoria Calvi, "Il linguaggio variabile di CMG", en M.V. Calvi (ed.), La lingua spagnola dalla Transizione a oggi (1975-1995), Viareggio, Baroni, 1997, pp. 73-90.

De la escritora salmantina, Elide Pittarello destaca la originalidad de la escritura y la ausencia de barreras entre géneros literarios, así como entre la esfera sensorial y el pensamiento; Domenico Cusato enfoca la relación entre Caperucita y varios cuentos tradicionales, desde el del título hasta Cenicienta, además de otras posibles referencias a Calvino y el Evangelio. En los dos artículos citados, Calvi analiza, respectivamente, los aspectos de intertextualidad en La Reina y el lenguaje de Nubosidad como espejo de las variaciones del español acvtual.

Por último, cabe recordar que la obra de CMG ha sido estudiada en varias tesis de licenciatura presentadas en universidades italianas, de las que sin embargo no tengo datos completos, a excepción de las dos que dirigí personalmente:

Daniela Turzio, La comunicación extraverbal en El cuarto de atrás de CMG, Milán, Istituto Universitario di Lingue Moderne, A.A. 1991/92;

Elena Ferrari, Il linguaggio variabile in Nuvolosità variabile di CMG, Università di Bergamo, A.A. 1995/96.

En resumidas cuentas, la obra de CMG ha sido acogida muy positivamente en Italia, tanto en ámbito acedémico como en la prensa, y ha tenido también mucho éxito entre los lectores. La presencia física de la autora, sin lugar a dudas, ha contribuido a despertar interés: su entusiasmo comunicativo y la capacidad de entrar inmediatamente en sintonía con el interlocutor, la autenticidad de sus palabras y la profundidad de sus reflexiones, además de la sincronía entre su personalidad y su obra, han creado un disposición muy favorable. Pero luego los libros han echado a andar por sí solos, gracias a la fuerza de su mensaje y a la calidad de la escritura. Al público italiano le queda todavía mucho por conocer: desde El balneario hasta los artículos recogidos en Agua pasada, toda la extensa producción de CMG representan un conjunto variado pero coherente, solidario y armónico. La traducción de Lo raro es vivir ya está en prensa; esperemos que, además, el lector italiano pueda contar pronto con otras piezas del gigantesco puzzle que CMG ha ido componiendo a lo largo de casi medio siglo.



© Maria Vittoria Calvi 1998

El URL de este documento es http://www.ucm.es/OTROS/especulo/cmgaite/mv_calvi.htm

Espéculo. Revista de estudios literarios (Universidad Complutense de Madrid) 1998

Regreso a  la página principal CMG