SPRACHGEFÜHL UND WELTERFAHRUNG -

LA TRADUCIÓN INVERSA DE TEXTOS TURÍSTICOS COMO EJERCICIO PARA FOMENTAR LA COMPETENCIA LINGÜÍSTICA

Martin B. Fischer
Universidad Pompeu Fabra, Barcelona

   
  

 

1. El texto turístico

1.1. Definición del texto turístico y de sus componentes

Entiendo por texto turístico todo escrito dirigido al público general, y al no autóctono en especial, que informa sobre las cualidades de un lugar y sugiere su visita.

No quisiera sustituir esta definición por otra más restringida ya que no hay límites bien definidos entre los diferentes tipos de textos y que es precisamente esta variedad de contenido y forma lingüística la que se refleja también en la clase de traducción orientada hacia la práctica profesional. Todos los textos turísticos son - en menor o mayor grado - textos publicitarios y como tales operativos, según la terminología de Reiss (1983: 87). El grado de contenido informativo o sugestivo depende de su respectiva función ante el público.

Normalmente, los textos turísticos constan de los siguientes elementos:

- la portada del tríptico / folleto etc. con el nombre del museo, de la ciudad a visitar o un eslógan publicitario

- el texto propiamente dicho (descripciones, información histórica etc.)

- la información práctica (sobre horarios, transportes, clima etc.)

- las ilustraciones que generalmente van acompañando el texto e incluso llegan a ocupar más espacio que este en el caso de textos con fines primordialmente publicitarios

- pueden incluirse otros elementos como, p.ej., planos, plantas de edificios, publicidad de otras empresas que la editora etc.

1.2. La combinación lingüística ideal en la traducción de textos turísticos

Para la traducción de esta clase de textos podemos imaginarnos una constelación ideal: Un traductor profesional alemán viviendo en el lugar indicado, con amplios conocimientos del ámbito en cuestión (historia del arte, etc.) y con dominio perfecto del castellano; o bien viceversa, un traductor profesional español viviendo en el lugar indicado en Alemania etc.

Pués bien, sólo en muy pocos casos es así. Una mirada sobre muchos de los folletos turísticos publicados hace evidente que la constelación normal suele ser la traducción inversa (TI) elaborada por una persona residente con conocimientos de la respectiva lengua extranjera o la traducción directa (TD) hecha por alguien del ámbito de la lengua meta, pero lejos del lugar. Ambas constelaciones tienen sus ventajas (casi solamente a nivel económico primario) y desventajas (a la hora de traducir y en la calidad del producto final) aunque para los lectores prevalecen los inconvenientes que - si no llegan a desesperarlos - por lo menos les pueden provocar alguna risa involuntaria.

2. Las principales dificultades en la traducción de textos turísticos

2.1. Falta de conocimientos sobre el lugar, sus características etc.

Mientras que para la traducción de textos sobre museos e instituciones culturales se necesitan conocimientos específicos según cada caso, además de informaciones exactas sobre el lugar, el edificio etc, para poder traducir textos sobre otros países y sus respectivas culturas son precisos amplios conocimientos del mundo, especialmente de la cultura extranjera descrita y de la propia que habrá que contrastar con ésta. En el caso de la TI hay que estar bien informado sobre la propia cultura y sus características y al mismo tiempo lo suficientemente familiarizado con la(s) cultura(s) de la lengua meta.

Muchos estudiantes que escogen la carrera de traductor no tienen tales conocimientos. Ya que la facultad de traducción e interpretación no es - ni puede ser - el lugar de reparar este defecto se tratará de concienciar a los estudiantes sobre la importancia de estos conocimientos y enseñarles cómo adquirirlos, en general, y para una determinada traducción en concreto.

2.2. Nombres propios de personas, museos, instituciones, platos típicos, costumbres, fiestas etc.

Los ejemplos más ilustrativos son, sin duda, los nombres de pintores famosos, sobre todo de la Edad Media, que antes se traducían y ahora constituyen todo un reto para el traductor no especializado en historia del arte: Albrecht Dürer = Alberto Durero; Hieronymus Bosch = El Bosco. Lo mismo sucede con los nombres de los cuadros más famosos: La Joconde / La Gioconda = die Mona Lisa; El jardín de las delicias = Der Garten der Lüste. Algunos nombres precisamente no se traducen como, p. ej., El Greco.

Por otro lado, en alemán moderno nunca se han germanizado los nombres propios de personas mientras que en castellano ha sido normal adaptar los nombres de escritores, músicos etc.: Carlos Marx, Juan Sebastián Bach. Compárense los nombres de reyes o soberanos que históricamente también se traducían en Alemania: Felipe II = Philipp II.; Elizabeth II = Elisabeth II. = Isabel II; el nombre del Rey Juan Carlos I ya no se traduce al alemán. Sí se adaptan los nombres de los Papas: Johannes Paul II. = Juan Pablo II.

En el caso de platos típicos, fiestas etc. el traductor buscará una solución adecuada según la función del texto y su público, explicando ingredientes y costumbres desconocidos. (Sobre las diferentes maneras de tratar los nombres propios o realia véase Seibel, 1994: 280).

2.3. Topónimos

Para algunos topónimos existen equivalencias en otras lenguas. Algunos de los nombres traducidos o adaptados han caído en desuso, como, p.ej. Neu-York, en alemán de principios de siglo, para New York, mientras que en castellano la forma usual es la castellanizada. A veces, los nombres antiguos resultan más fáciles para los extranjeros como, p.ej., la pronunciación de Zaragoza frente a Saragossa. No todos los topónimos son adaptables ni los adaptados siempre fáciles de reconocer (cf. Schweickard, 1993).

2.4. Falta de instrucciones

Para cualquier tipo de traducción es imprescindible contar con un encargo explicitando la función de la traducción y el sector del público al que va dirigido. Si no hay tal encargo el traductor no puede adecuar su producto al público final y la funcionalidad del TL se verá gravemente afectada (cf. Hönig, 1997: 76-77; Nord, 1995: 165).

2.5. Posibles ayudas y sus límites

Las lagunas en el saber geográfico y cultural podrán remediarse parcialmente mediante la consulta de átlas, guías, enciclopedias, etc. aunque nunca podrá sustituirse una estancia en el respectivo país. Además, se recomienda leer regularmente periódicos del país de la lengua meta para informarse sobre todo cuanto suceda allí.

Para la traducción sirven los textos paralelos (véase más abajo), los diccionarios (especializados) (cf. Stolze, 1988), enciclopedias (también para informaciones sobre la propia cultura), la entrevista con expertos, visitas en los lugares descritos, llamadas telefónicas etc. (cf. Elena, 1996).

3. Ejemplos prácticos

3.1. Drassanes

El folleto del Museo Marítimo de las Reales Atarazanas de Barcelona consta de una portada (doblada) reproduciendo un cuadro con veleros, cuatro páginas de texto en el interior, y un plano orientativo del conjunto. Cada parte del texto lleva un título así como dos ilustraciones. Hay traducción al alemán, catalán, francés, inglés e italiano.

Surgen dudas sobre las siguientes frases del texto en castellano (en la primera página):

- ¿Cómo hay que imaginarse la estructura de las atarazanas "compuesta por una serie de naves delimitadas por pilares con un gran patio central"?

- ¿A partir de cuándo exactamente fueron destinados a usos militares? ¿Desde el s XVIII o después? ya que el texto dice: "A partir del siglo XVIII, y después de sucesivas mejoras y ampliaciones [...] ". (Hay otras frases parecidas)

Para el lector no autóctono (también castellanohablante) sería importante especificar los datos del reino del rey Pere IV: nacido en 1429, gobernó de 1463 a 1466. Igualmente resultaría provechoso indicar los datos de la vida de Juan de Austría (1547-1578).

Problemas estilísticos

La segunda frase ofrece una repetición disonante: "Este conjunto arquitectónico constituye una muestra única de arquitectura gótica civil" a la cual el traductor al alemán añade otra redundancia: architektonische Gebäude - literalmente: "edificios arquitectónicos". El análisis léxico-semántico de la primera página del TP demuestra que en él se utilizan cinco términos diferentes casi como sinónimos: "Atarazanas, conjunto arquitectónico, recinto, estas instalaciones, el edificio". Este ejemplo hace evidente una vez más que muy a menudo carece de sentido buscar "equivalencias exactas" para los respectivos términos sino que más vale establecer un catálogo de posibles sinónimos en alemán para poder reformular las frases en el TL. De esa manera también se evitarían errores léxicos como Gebiet - "recinto" en el presente contexto: tendría que ser (Gebäude)komplex, Anlage etc.

Algunos errores de traducción

Además de varios errores ortográficos nos encontramos con un error léxico-morfológico que corresponde a una forma anticuada de adjetivo: Katalonien - katalonisch en lugar de katalanisch (cf. Katalanische Ortsnamen, 1992: 77). Aparecen otros errores del mismo tipo como el plural *Gebräuche - mezcla entre Brauch/Bräuche (costumbre(s)) y Gebrauch (uso; sin plural); *Seemänner; falso plural de Seemann, el correcto sería Seeleute.

Säulen - pilares = Pfeiler; error léxico: Säule suele corresponder a columna (con base y capitel) en castellano y no a pilar (soporte en general).

Mappen - mapas = Landkarten; calco / interferencia: Mappe quiere decir carpeta o portfolio.

maritime Aktivitäten - actividades marítimas = mit dem Meer verbundene Tätigkeiten; calco que cambia de registro el TL: estas palabras de origen latín son más bien típicas para un lenguaje elaborado o científico.

mittelalterliche Papiere - documentación medieval = Quellen / Schriftstücke / Urkunden. El traductor eligió una acepción léxica no adecuada: documentación = Papiere sólo vale en el contexto de documentación personal o de un automóbil: Ihre Papiere bitte! Error por no conocer la realidad a la que hace referencia esta acepción.

unsere Seefahrtsgeschichte - nuestra historia marítima = die Geschichte der katalanischen Seefahrt. Para los lectores en alemán no es su historia (incluso para los visitantes no catalanes, este posesivo podría resultar extraño). Error en la funcionalidad de la traducción.

3.2. San Sebastián

Se trata de un folleto DIN A4 de ocho páginas para promocionar la ciudad de Donostia-San Sebastián. La portada consta de cuatro fotos; sobre las páginas 2 y 3 se puede contemplar una vista panorámica de la Concha y imágenes de algunos lugares de interés de la capital guipuzcoana; las páginas 4 y 5 detallan posibles actividades de ocio y las páginas 6 y 7 informan sobre una serie de hoteles. La contraportada viene ocupada por publicidad de una caja de ahorros. No hay traducción al alemán.

El lenguaje utilizado en el texto de la página 2 se caracteriza por un nivel estilístico elevado con vocabulario rebuscado (estadista, deslumbrar, urbe) y aspiraciones poéticas aunque contrarrestadas en cierta modo por la expresión "jacuzzi".

La Zielgruppe del folleto es un sector adinerado de la población con ganas y posibilidades de pasar unos días en un ambiente distinguido. Como encargo de traducción nos podemos imaginar un público de características semejantes en Alemania, incluso con más poder adquisitivo.

Algunas dificultades

- diferentes connotaciones/asociaciones en alemán al traducir directamente las expresiones del texto en la página 2: "perderse entre los edificios modernistas". La traducción con la misma imagen casi se excluye por las connotaciones negativas de los respectivos verbos: *sich verlieren, umherirren, sich verirren. Resulta mejor expresar el contenido de la frase - "ir por la ciudad, ver muchos edificios modernistas y no prestar atención a la propia ubicación" - de otra manera, p.ej. con anschauen, betrachten, bewundern, entdecken (descubrir - muy de moda en textos turísticos alemanes). La frase siguiente alude a un comportamiento parecido: "callejear sin rumbo por la Parte Vieja" que se puede traducir con schlendern (andar de manera relajada) o bien bummeln (que implica la posibilidad de ver tiendas y comprar algo). Posible solución: (...) bewundern Sie vom Palacio Miramar aus den drei Kilometer langen Strand, entdecken sie die zahlreichen Jugendstilgebäude oder schlendern Sie durch die Altstadt.

- "Escápese hacia el norte". Ya que, visto desde España, los alemanes ya viven "en el norte", ellos suelen asociar con este punto cardinal Escandinavia, el frío polar etc. De todos modos, es posible jugar con la imagen tradicional de la "España del sur" de sol y playa, y traducir, entfliehen Sie in den Norden des Südens (escápese al norte del sur).

- "Capricho" no suele utilizarse en el almán en el presente contexto. Propongo Eskapade, que puede tener una ligera connotación de decadencia y va muy bien aquí: Einige Eskapaden sind durchaus vernünftig / Einige Eskapaden sind verzeihlich, San Sebastián ist eine von ihnen / gehört dazu.

En las páginas 4 y 5 aparecen numerosas alusiones y juegos de palabras para cuya traducción se precisan muchos conocimientos extralingüísticos.

El párrafo "Un gran escaparate" muestra una sintáxis y un léxico tan complejos que resulta mejor "inventarse" un texto nuevo, es decir reorganizar las ideas sin respetar la segmentación sintáctica, expresando el mismo contenido:

"Un gran escaparate

Le proponemos ir de compras por la ciudad. Descubrirá sugestivos escaparates y las firmas más prestigiosas, con el estilo y toque personal de los comercios donostiarras."

EINKAUFEN IN SAN SEBASTIÁN

Entdecken Sie beim Einkaufsbummel in San Sebastián die verführerischsten Auslagen und die renommiertesten Marken, und lassen Sie sich in Ruhe persönlich beraten.

Como se ha podido ver, este texto turístico-publicitario requiere cualidades casi literarias y un buen conocimiento de posibles conotaciones en el momento de elaborar una traducción funcional y por lo tanto sugestiva al alemán.

Los ejemplos arriba detallados ponen nuevamente en evidencia que en textos no literarios no puede haber una separación purista entre "traducción" y "adaptación", como ya dijo Haverkamp: "[...] le travail d’un traducteur ne consiste souvent justement pas en des traductions... mais en une adaptation du texte de la langue de départ à la mentalité du pays cible" (Haverkamp, 1991: 139).

3.3. Salamanca

Como último ejemplo práctico propongo echar un vistazo a un texto descriptivo extraido de un folleto sobre la ciudad de Salamanca. Sólo citaré dos de las múltiples dificultades e incongruencias allí encontradas.

En la primera página del folleto se nos cuenta la historia de Salamanca. La segunda frase dice así: "Restos prerromanos encontramos en el Teso de San Vicente, junto al Tormes, en el verraco situado en el centro del puento romano, en las Murallas, en numerosas inscripciones y en el itinerario de la Calzada de la Plata [...] ".

Aparte del problema de la traducción de la preposición comodín "en" del castellano al alemán, nos encontramos ante varios nombres propios y, sobre todo, el "verraco".

Quien no conozca Salamanca ni sus armas ignora la identidad exacta de esta figura. Los diccionarios nos dan: "Eber, Keiler // Col Widder" (Slabý-Grossmann); "cerdo macho que se dedica a la procreación" (sic!) (María Moliner, Dicc. del Uso), "cerdo padre" (Dicc. de la Lengua Esp.). Un solo diccionario da mas de una acepción. Pero ésta tampoco no coincide con la realidad puesto que el famoso verraco es un toro, y como tal aparece en el escudo de armas de Salamanca.

Valga este ejemplo para demostrar lo casi imposible que resulta acertar con la traducción correcta en tal caso. Y con todo teniendo en cuenta que solamente la entrada en el diccionario bilingüe hizo dudar a los estudiantes sobre la traducción adecuada.

En el mismo folleto también podemos leer una descripción de la fachada de la Universidad. A pesar de una reproducción fotográfica en el mismo folleto es casi imposible traducir esta descripción por las graves deficiencias estilísticas y de congruencia semántica que ostenta.

Ante tal original, la labor del traductor se iguala a la de un arqueólogo que tiene que reconstruir un mosáico destrozado.

4. Textos paralelos

Sobre todo en lo que se refiere a las informaciones prácticas, los textos paralelos, o sea textos del mismo tipo sobre un mismo tema o un tema afín, les prestan una ayuda apreciable a los traductores. En el caso nuestro, se tratá de textos turísticos alemanes.

En el folleto de la colección Thyssen-Bornemisza del monasterio de Pedralbes en Barcelona encontramos la siguiente norma sobre la entrada "gratuita para niños menores de 12 años acompañados" que se tradujo por freier Eintritt für Kinder in Begleitung. Aparte de la omisión del límite de edad, en la versión alemana hay otro error: no se especifica en compañía de quién los menores pueden acudir a a ver la colección. Por muy pedantes que parezcan los alemanes, su idioma requiere un atributo en este caso, habrá que añadir in Begleitung Erwachsener - acompañados por adultos.

El folleto del Museo Marítimo de Barcelona pone a disposición de sus visitantes un plano con la planta del edificio de las Atarazanas Reales y la correspondiente leyenda. Para "accesos" en castellano encontramos Zufahrten en alemán. Aquí se suman dos errores: Zufahrten se refiere al acceso en vehículo ya que viene del verbo fahren (desplazarse en vehículo); sin embargo, los visitantes (al no tratarse de personas en silla de ruedas) normalmente entran caminando. Se tendría que haber usado la palabra Zugang, derivado del verbo gehen (ir, andar), y que incluso permite la idea de acudir en vehículo. Pero tampoco es esta la solución adecuada ya que Zugang hace exclusiva referencia al acceso físico de un espacio mientras que en el presente caso se detallan los medios de transporte para llegar al museo. Posibles soluciones funcionales serían Verkehrsverbindungen o Öffentliche Verkehrsmittel (ambos haciendo referencia a los medios de transporte público).

Los textos paralelos no sólo sirven para la traducción de la parte más estandarizada sino también para analizar la sintáctica y los registros usados en los textos descriptivos de estos folleto en alemán. La lectura de textos paralelos servirá a los estudiantes para acostumbrarse a las expresiones y la sintáxis típicas de la lengua de llegada y para adquirir así una mayor facilidad en la expresión escrita del respectivo tipo de texto la TI.

5. Conclusión

Si la principal dificultad del profesional consiste en "naturalizar productos en una lengua y una cultura que han sido escritos en otra lengua y otra cultura en la cual rigen diferentes usos y convenciones" (Elena, 1997: 65) queda claro que exigimos mucho, muchísimo a los traductores. Pero también se justifica la labor de formación universitaria específica que llevamos a cabo.

Enseñamos a nuestros estudiantes los mecanismos del oficio: leer atentamente, interpretar el contenido, usar de manera responsable e inteligente los diccionarios, reformular el contenido, respetar la función y el público etc.

Sin embargo, eso no es todo. Bien sabemos que traducir es un acto muy complejo en el cual intervienen diversos conocimientos y habilidades. Como hemos visto, en casos como los citados aquí, y precisamente no sólo en textos literarios o especializados, se requiere una capacidad interpretadora fundada en la Welterfahrung de cada individuo. El oficio del traductor es - per definitionem - un aprendizaje contínuo.

Dentro del marco de una formación universitaria integral un primer paso consiste en concienciar a los estudiantes sobre las dificultades, incitándolos a mejorar sus conocimientos y desarrollar una conciencia de si mismo, imprescindible para enfrentarse con el mundo profesional. "Ein Übersetzer ohne Selbstbewub tsein wird niemals das Vertrauen seines Auftraggebers gewinnen" (Hönig, 1997: 77).

Pero también hay que desarrollar el sentido común, den gesunden Menschenverstand. Y no menospreciar el papel de la intuición. Dice Hönig: "Übersetzen ohne Intuition ist gar nicht möglich; Intuitionen als geniale Einfälle oder als Heureka-Erlebnis sind besonders spektakuläre Sonderfälle eines ganz alltäglichen Phänomens" (Hönig, 1997: 47). Es precisamente aquí donde también entra en juego la sensibilidad lingüística, (Sprachgefühl) necesaria para llegar de la artesanía al arte.

Es muy difícil definir el Sprachgefühl y más aún enseñarlo. Podríamos decir que se trata de una cierta delicadeza, una gran sensiblidad, un sentimiento de (con)tacto íntimo con la lengua (también la materna) y el lenguaje, y que suele crecer con los años tanto de vida como de ejercicio profesional. Ayuda a detectar disonancias, redundancias y escollos estilísticos construidos por otros. Hay que preguntarse: ¿Suena bien así o queda alguna disonancia?

Como se puede ver en la clase de traducción - yo lo he visto - y contrariamente a lo que se suele decir, esta sensiblidad no siempre se hereda, sino que se puede adquirir mediante ejercicio y práctica teniendo, eso sí, una mente abierta y buena voluntad.

Bibliografía

Beeby Lonsdale, Allison 1997. "La traducción inversa". En Hurtado Albir (ed.) 1996, p. 57-78.

Elena García, Pilar 1996. "La documentación en la traducción general". En Hurtado Albir (ed.) 1996, p. 79-90.

Elena García, Pilar 1997. "Metodología de la enseñanza de la traducción". En Hieronymus Complutensis 4-5 / Junio 1996/97.

Haverkamp, Claus 1991. "Le traducteur comme ambassadeur". En Terminologie et Traduction, 2/91, p.139-144

Hönig, Hans G. 1997. - Konstruktives Übersetzen, Tübingen: Stauffenburg 21997

Hurtado Albir, Amparo (ed.) 1996. La Enseñanza de la traducción. Castelló.

Katalanische Ortsnamen. Führer des amtlichen Sprachgebrauchs der Ortsnamen auf den Balearen, in Katalonien und im Land València 1992. Frankfurt: Domus Editoria Europaea.

Lederer, Marianne 1994. La traduction aujourd’hui. Le modèle interprétatif. Paris: Hachette.

Nord, Christiane 1995. Textanalyse und Übersetzen. Heidelberg: Julius Groos 31995.

(Edición inglesa: Text Analysis in Translation. Amsterdam 1991)

Reiss, Katharina 1983. Texttyp und Übersetzungsmethode. Der operative Text. Heidelberg: Julius Groos 21983.

Schweickard, Wolfgang 1993. "Eigennamen im Spanischen und im Deutschen aus sprachvergleichender Sicht". En: Rovere, Giovanni / Wotjak, Gerd (ed.) Studien zum romanisch-deutschen Sprachvergleich. Tübingen: Niemeyer, p. 229-235.

Seibel, Claudia 1994. "Die Problematik des Übersetzens von Realienbezeichnungen". En: Sendebar 5/94, p.275-281.

Stolze, Radegundis 1988. "Zum Gebrauch von Wörterbüchern beim Übersetzen". En: TexTconTexT 1/88, p.43-62.

Textos turísticos utilizados

- díptico de la colección Thyssen-Bornemisza en el Monasterio de Pedralbes, Barcelona, 1994/97

- folletos del Museo Marítimo de Barcelona en las Reales Atarazanas (Drassanes), 1995

- folleto publicitario del Centro de Atracción y Turismo de San Sebastián, 1996

- folleto del patronato provincial de turismo de Salamanca, 1995

- folleto del Port Vell de Barcelona (1996)

- díptico de la exposición sobre el pintor Max Liebermann en Berlín, 1997

Sección