La Celestina

http://aaswebsv.aas.duke.edu/cibertextos/CELESTINA/

Edición interactiva de
Miguel Garci-Gómez


Estamos ante una aplicación del hipertexto para la edición de obras lineales, de hecho, el espacio donde aparece esta edición se llama "Cibertextos castellanos", y tiene el número 1, con lo que podemos esperar que la colección aumente con otras obras.

"La Celestina, o Tragicomedia de Calisto y Melibea, de Fernando de Rojas et alii", es, según el servidor de la Universidad de Duke, una: "edición interactiva con texto, notas, bibliografía, concordancias y tesoro", realizada por Miguel Garci-Gómez con la colaboración de Maria C. Garci y el asesoramiento técnico de Erik J. Garci.

Al pulsar en la pantalla del título entramos en el entorno hipertextual propiamente dicho, con nuestra pantalla dividida en cinco apartados de movimiento independiente, es decir, podemos navegar por uno sin alterar los otros; además, el espacio que ocupa cada apartado es reconfigurable por el usuario, que puede agrandarlos o reducirlos a voluntad con el ratón. Las cinco zonas son: Comodín, ABC, Palabras, Concordancias e Índice.

El "Comodín" contiene la explicación inicial donde está toda la información para navegar por el texto. Según vayamos activando otros apartados en el índice, aparecerán aquí: el texto de la obra (dividido en ficheros que se corresponden con actos), el tesoro (con los apartados "campos" y "grupos", en que se clasifica semánticamente el vocabulario de la obra), los ensayos (de momento sólo hay dos: "El cabello de Melibea (Medusa). Entre la petrificación y emborricamiento." y "Hueuos asados: afrodisíaco para el marido de Celestina", pero hay otros seis en preparación), el currículum del editor, su dirección de correo electrónico y la bibliografía de la edición.

"ABC" muestra el abecedario y el inicio de algunas palabras en una lista. Se utiliza en combinación con "Palabras", pues al ir pulsando en "ABC", "Palabras" se reorganiza para mostrar aquellos términos más cercanos al punto del abecedario en que se encuentre "ABC". "Palabras" es el vocabulario completo de La Celestina que funciona como un diccionario.

"Concordancias" también funciona en combinación con los dos anteriores, pues aquí aparece la palabra seleccionada en los diferentes contextos breves de la Celestina donde se usa, incluyendo variantes morfemáticas. Esta función comparte espacio con los "Refranes" que se pueden activar desde el Índice y recoge todos los dichos de la obra. En este espacio aparecerán también las "Notas", aún en elaboración.

El ¨Índice" controla las varias funciones que hemos enumerado en "Comodín", de manera que pulsando una u otra el contenido de "Comodín" cambia, así como el contenido de "Concordancias".

La mayor ventaja de esta edición es que no se limita a dar el texto y sus notas, como en las impresas, sino que aprovecha las características del medio hipertextual para superar estas limitaciones y ofrecer instrumentos de estudio muy valiosos. No sólo es útil el diccionario, con una manejabilidad y rapidez superiores a las de uno impreso, sino que esta edición ofrece un "Tesoro" (nunca mejor dicho) con gran riqueza de contenido, cuyos "Campos" y "Grupos" ofrecen a los estudiosos de la obra posibilidades de análisis hasta ahora desconocidas en la edición de textos clásicos. En palabras del propio Miguel Garci-Gómez:

"Con estas grandes agrupaciones y clasificaciones, que se realizan por primera vez en la historia de la investigación literaria y lingüística, esperamos ofrecer al lector un plano para la exploración ideológica de los autores de La Celestina. Ponemos con ello al alcance de la mano un instrumento de fácil uso y una vía rapidísima para consultar la palabra escrita y, lo que es más provechoso, penetrar en el mundo social, religioso, intelectual, sentimental, lúdico, etc., de los escritores. En un momento sabremos al dedillo --y nunca mejor empleada la expresión-- cual era su afición a la botánica, a la zoología, a la zootecnia, al vestido, a la medicina, etc. Tendremos a nuestra disposición la lista completa de los nombres propios, históricos o de ficción, bíblicos o mitológicos."

No es menos interesante la recopilación de refranes, o los sustanciosos artículos, que se ocuparán de temas tan debatidos como el número de autores que tuvo la obra. El editor promete además incluir en el futuro ediciones de La Celestina en otros idiomas, así como revisiones y ampliaciones en la más pura filosofía de la red, en la que nada está concluido definitivamente.

Esta edición no resulta interesante exclusivamente para los estudiosos, ya que lectores no expertos también pueden disfrutar de ella leyendo el texto y ayudándose del diccionario cuando las palabras se les resistan. La división en cinco espacios nos resultó cómoda para la lectura, igual que la presentación del texto de la obra en un formato que no cansa y permite una llevadera lectura electrónica. Si acaso echamos en falta el uso de imágenes, que en una obra como esta darían mucho juego. Otra ampliación para incluir esta obra en programas docentes (en el nivel universitario o en la enseñanza media), sería el añadido de nexos con explicaciones y esquemas que situasen la obra en sus diferentes contextos (histórico, literario, social ...), con lo que verdaderamente cualquier usuario encontraría un nivel de lectura adecuado a sus necesidades. Todo esto son sin embargo sugerencias que no pretenden disminuir el gran valor de esta edición y su novedad, verdaderamente pionera en castellano, cuyo ejemplo esperamos que cunda en la red.

Marzo 1998