"La cualidad lírica de los enlaces"

Susana Pajares Tosca
Universidad Complutense de Madrid

spajares@eucmos.sim.ucm.es



Esto es una traducción del artículo: "The Lyrical Quality of Links", publicado originalmente por ACM en el libro "Hypertext 99 Darmstadt Germany" (Copyright ACM 1999, ISBN 1-58113-064-3/99/2).
Ha sido traducido con permiso de ACM, que no se responsabiliza de las diferencias de significado que la traducción pudiera haber causado.


RESUMEN

Este artículo sugiere que el hipertexto podría ser una forma lírica y no narrativa. Propone el análisis de los enlaces explícitos como punto de partida para un estudio de la retórica de la hiperficción.

PALABRAS CLAVE

Enlace, texto lírico, ficción hipertextual.

HIPERFICCIÓN Y EXPLORACIÓN

Sentirse desorientado es una experiencia habitual para los lectores de hipertexto. Mientras que los creadores de hipertextos de no-ficción intentan mantener a sus lectores orientados y conscientes de los caminos que están siguiendo, los escritores de hiperficción parecen considerar la desorientación como un valor creativo. Esto se ha señalado al hablar de hiperficciones como afternoon (2) o Hegirascope (6). Ninguna de las hiperficciones que conozco hace un esfuerzo notable por orientar al lector, sino que prefieren sugerir un espacio general e indefinido. No es que todas las hiperficciones traten sistemáticamente de que sus lectores se pierdan y no entiendan nada. Si los enlaces están bien hechos el lector debería encontrar una recompensa / un sentido, (incluso si es sorprendente), en el siguiente espacio de texto. Hipertexto significa explorar lo desconocido. Para el lector es menos importante saber dónde está que porqué ha llegado hasta allí.

EL ENLACE

La importancia estructural de los enlaces ha sido claramente reconocida por la crítica hipertextual. Mark Bernstein ha propuesto una clasificación de estructuras hipertextuales basada en la combinación de espacio y lenguaje:

"La estructura hipertextual no reside exclusivamente ni en la topología de los enlaces ni en el lenguaje de los nodos individuales, tenemos que encontrar una terminología descriptiva a partir de la observación topológica y retórica." (1)

Bernstein describe estructuras como el ciclo, el contrapunto, el reflejo, el ovillo, etc., que son muy útiles para entender hipertextos grandes y la tecnología que les sirve de soporte. Bernstein se concentra en el movimiento del texto en grandes arquitecturas hipertextuales.

Me gustaría ocuparme de los enlaces a una escala más pequeña para tratarlos como los puentes entre un espacio de texto y el siguiente. La metáfora del puente sirve para mostrar la triple naturaleza semántica de los enlaces. Un puente tiene sus cimientos en dos orillas del mismo modo que el enlace se relaciona doblemente con el texto de partida y el de llegada. La tercera dimensión haría referencia al propio puente, al enlace en sí mismo, a las connotaciones que lleva.

Estas connotaciones son mucho más importantes que lo que el enlace es (una palabra, una frase, una imágen...), y pueden oscilar entre lo específico y lo surrealista. Algunos enlaces son como titulares de periódico, pero la mayoría son palabras que prometen continuidad temática (las "palabras que ceden" de Michael Joyce), que a veces es también continuidad temporal. Por ejemplo, en la historia "Firewheel", en el hipertexto Samplers, de Deena Larsen (5), los enlaces son palabras especialmente sugerentes del texto (aquí en negrita):

"Sólo un extranjero osaría vivir en esta colina. Demasiados fantasmas la rodean. Demasiadas cosas de las que guardarse. Y además, los escalones son demasiado peligrosos. Más que antigua. Eso es lo que ellos dicen cuando creen que no les escucho."

Si activamos el enlace "ellos" al final, aparece un espacio de texto que comienza así: "Ellos son los tenderos que me saludan cada día, riéndose de mis intentos de hablar su idioma." El texto continúa explorando lo que significa ser extranjero. Si hubiésemos activado "fantasmas", hubiéramos encontrado un espacio de texto diferente que narra antiguas tradiciones y un encuentro extraño cuyo desenlace podemos seguir casi linealmente suponiendo que activemos los enlaces adecuados... Samplers es también un ejemplo del uso de las estructuras con fin estético, pues la organización de los espacios de texto en motivos reconocibles (que podemos ver con el mapa de Storyspace) revela parte del significado oculto de cada una de las historias. Otra característica interesante de este hipertexto es el uso poético del cuadro de diálogo "Links", que el lector puede invocar a voluntad en cada espacio de texto. En este cuadro hay descripciones del trayecto de cada uno de los enlaces formando poemas que pueden ser leídos aparte de las historias aunque están relacionados con ellas. Esta "independecia lírica" de los enlaces (considerados aparte de los textos de partida y llegada), podría explotarse también en el mecanismo de vista previa descrito por Zellweger et al. (8). Este mecanismo permite que al pasar el ratón por encima de un enlace se active un código Java que crea una pequeña ventana en la que podemos leer bien un resumen de la página de destino del enlace, bien el primer párrafo o el texto que elija el autor para describir el contenido, para tener una idea de dónde conduce el enlace. (Un mecanismo similar que adelantaba una imágen reducida de la página de destino fue presentado en Hypertext 99 por Kopetzky). El artículo de Zellweger y el tratamiento que hace Landow de la partida y la llegada al hablar de los enlaces (3) insisten en la necesidad de ayudar a los lectores a "descubrir previamente cuál es la relación entre el texto de origen y el de destino" (8) para que puedan decidir si es relevante seguir ese enlace en particular. Ambos se refieren al hipertexto de no ficción en su análisis, pero creo que la desorientación tiene un valor diferente (creativo/positivo) al hablar de hiperficción.

Los enlaces están perfectamente integrados en el texto de partida y proporcionan a la vez una pista que anticipa el contenido del texto de llegada. Definen así la relación entre los dos espacios de texto. El contraste entre lo que uno imagina previamente y lo que uno encuentra puede ser satisfactorio porque es lo que se esperaba (¡o porque no lo es!), pero no debería dejar nunca al lector con la sensación de que los dos espacios de texto no tienen nada que ver el uno con el otro. Los enlaces son herramientas semánticas que poseen un significado propio pero también sugieren otro, un desarrollo del sentido del texto que tenemos que imaginar antes de verlo. Los enlaces nos obligan a pensar asociativamente y a anticipar significados, cuando los activamos estamos conectando ideas, construyendo un sentido. El enlace es pues la medida de las expectativas del lector, y el punto de inflexión en el que el hipertexto define su forma significativa hacia una de las estructuras grandes descritas por Bernstein.

Podríamos observar los enlaces desde el mismo punto de vista que Pilkington utiliza para analizar el texto poético. Según este autor, los textos poéticos animan a los lectores a explorar el contexto a la búsqueda de una interpretación, recompensándolos con el acceso a un amplio abanico de implicaturas. Los lectores no sufren con tanto trabajo porque para Pilkington, este proceso "es una parte integral de la experiencia estética que ofrecen los poemas" (7). ¿No podemos decir lo mismo del modo en que funcionan los enlaces?

EL TEXTO POÉTICO

La cualidad lírica de los enlaces no es la única característica poética de la hiperficción. Hay otra serie de rasgos que se pueden encontrar también en cierta literatura impresa pero que ciertamente pueden ser considerados distintivos cuando hablamos de hiperficción:

Todas estas características apuntan hacia una cualidad poética de la hiperficción en general que ha sido señalada anteriormente. George Landow escribe en Hypertext 2.0: "Coover ha expresado la idea de que el hipertexto podría resultar ser más bien una forma poética que narrativa, y muchas de las páginas web que hemos visitado, en especial las de Guyer y Joyce, parecen confirmar esta opinión." (4)

La forma narrativa parece muy apropiada para el texto impreso, ya sea para seguir una organización lineal o para intentar ir contra ella con todo tipo de procedimientos estructurales. No es que no se pueda hacer lo mismo en hipertexto, pero para no hacer más que reproducir las características de la página impresa no necesitamos el hipertexto, los libros son ya una buena herramienta.

La hiperficción parece pues una nueva forma entre la prosa poética y la poesía. Combina textos relativamente largos de compleja organización con estructuras y figuras poéticas. Necesitamos un estudio de la relación entre los enlaces y las figuras retóricas clásicas porque los enlaces implican diferentes tipos de movimiento del significado que pueden ser clasificados como hacemos con las metáforas, metonimias... La posibilidad del texto digital para añadir un salto físico al desplazamiento mental del significado supone una novedosa dimensión poética que puede estudiarse en relación con la elección como forma de exploración del contexto.

El examen pormenorizado de los enlaces explícitos podría ser el punto de partida de un estudio sobre retórica de la hiperficción. Esta aproximación debería tener en cuenta categorías tanto lingüísticas como literarias, sin olvidar el punto de vista comunicacional. La interacción del lector es vital para nuestra comprensión del hipertexto porque los lectores eligen seguir enlaces. Cómo funcionan los enlaces es un asunto clave, y creo que la poesía puede ayudarnos a encontrar una respuesta.

AGRADECIMIENTOS

Este artículo es el punto de partida de una investigación sobre retórica hipertextual dentro de un grupo de investigación sobre el Discurso en los diferentes Medios de Comunicación financiado por el Ministerio de Cultura (DGES), proyecto nº PB97-0266.

REFERENCIAS

  1. Bernstein, Mark. "Patterns of Hypertext", en Shipman/Mylonas/Groenback (eds.), Proceedings of Hypertext´98, ACM, New York, 1998.
  2. Joyce, Michael. Afternoon. Eastgate Systems, Watertown, 1996 (1987).
  3. Landow, George P. "Relationally Encoded Links and the Rhetoric of Hypertext". En HT87 Proceedings, Chapel Hill, NC, 1987.
  4. Landow, George P. Hypertext 2.0. Johns Hopkins University Press, Baltimore, 1997. (p.215)
  5. Larsen, Deena. Samplers. Eastgate Systems, Watertown, 1997-98.
  6. Moulthrop, Stuart. Hegirascope. http://raven.ubalt.edu/Moulthrop/hypertexts/HGS/Hegirascope.html 1995
  7. Pilkington, Adrian. "Poetic effects". En Lingua n.87, 29-51. North Holland. 1992. (p.49)
  8. Zellweger, Pole T./Chang, Bay-Wey/Mackinlay, Jack D. "Fluid Links for Informed and Incremental Link Transitions". En HT98 Proceedings, N.Y.: ACM, 1998.