Editorial


Tres años de
Espéculo

1 de noviembre de 1998. Hoy se cumple, oficialmente, nuestro tercer año en la Red. Tres años y diez números. Un tiempo que puede parecer poco, pero que en el medio en que nos desarrollamos es toda una historia.

Esta es la relación de universidades que han participado con sus trabajos en los tres números anteriores de la revista y las incorporaciones al actual.


Universidades

Países

Cornell UniversityUSA
Georg-August Universität Göttingen Alemania
Missouri Western State CollegeUSA
Northern Arizona UniversityUSA
Pontificia Universidad JavieranaColombia
Universidad de los AndesVenezuela
Universidad Antonio de NebrijaEspaña
Universidad Autónoma de MadridEspaña
Universidad de BarcelonaEspaña
Universidad de BergamoItalia
Universidad del Centro de Perú-HuancayoPerú
Universidad Complutense de MadridEspaña
Universidad de DerbyUK
Universidad de DublínIrlanda
Universidad de EstrasburgoFrancia
Universidad Nacional Autónoma de MéxicoMéxico
Universidad Nacional de CórdobaArgentina
Universidad Politécnica de Valencia (CEU-San Pablo)España
Universidad de Tel-AvivIsrael
Universidad de ValladolidEspaña
Universidad del Zulia Venezuela
Université d'Avignon Francia
Wagner College, NYUSA
Washington State UniversityUSA



No han sido solo universidades; también intelectuales de diferentes países han querido colaborar en este proyecto que es cada vez más de todos, y esa ha sido su vocación desde sus inicios, la del espacio común para los hispanohablantes. La comunidad de la lengua, la voluntad de difusión de la cultura, el deseo de compartir y debatir las ideas en un foro abierto se han mostrado como un impulso poderoso capaz de aunar esfuerzos para satisfacer el deseo de los más de diez mil visitantes que pasan por cada nuevo número durante el cuatrimestre.

La labor de estos profesores e intelectuales que hacen llegar sus trabajos hasta Espéculo se ve correspondida por un público que manifiesta su satisfacción por poder acceder a un material riguroso de forma abierta. Son muchos, más de doscientos, los enlaces con Espéculo. Universidades, centros de enseñanzas medias, bibliotecas públicas, centros de documentación, revistas y páginas personales de muy diversos países incluyen nuestra dirección en sus recomendaciones a sus visitantes. A todos se lo agradecemos. La Red no funcionaría sin esta labor incesante de tejer enlaces, de abrir puertas unos a otros.

Trabajos aparecidos en Espéculo —estudios, entrevistas— han sido solicitados por los medios de diferentes países para su reproducción impresa, invirtiendo la tendencia que consideraba la Red como un espacio secundario. También se ha solicitado la presencia de la revista en diversos foros públicos para contar su andadura en estos años.

Sin embargo, todo esto no es lo importante. Con ello solo tratamos de mostrar que la Red es un medio sólido para el objetivo final: la difusión de la cultura rompiendo las tradicionales ataduras que envuelven a la investigación. Las publicaciones académicas —científicas, universitarias— no tienen por qué resignarse a dirigirse a un reducido número de expertos, a los colegas del campo de investigación. Uno de los grandes errores del planteamiento estratégico comunicativo de las publicaciones universitarias es, precisamente, resignarse a esa difusión minoritaria. En la vocación de todo universitario, de todo intelectual debe estar el intentar llegar a los más. Acostumbrados a no tener respuestas más que del mundillo reducido de los especialistas, sorprende ver el grado de interés que despierta en personas no necesariamente vinculadas con la investigación. El mundo de la cultura traiciona sus objetivos cuando se degrada en busca del aplauso fácil, pero también cuando se esconde dentro de la torre de marfil que le aisla de la sociedad. No basta con publicar; hay también que difundir. Hay mucha gente —más de la que pensamos— esperando recibir el fruto de nuestras investigaciones y reflexiones.