Editorial


Por un crecimiento equilibrado

Si es cierto que nos encaminamos hacia una "Sociedad de la Información" (sea esto lo que sea), tienen que cambiar los conceptos aplicados a las telecomunicaciones hasta el momento. Internet ha sido el detonante que permitió vislumbrar a muchos lo que podía ser el futuro, e Internet se desarrolló básicamente sobre una infraestructura de telecomunicaciones ya existente: la de la telefonía convencional. Fibras, cables, satélites, etc. han aparecido posteriormente con el deseo de aumentar las prestaciones.

Todos queremos una Red mejor, más veloz, más segura, sí..., ¿pero a qué coste? Quizá nos estemos alejando demasiado unos de otros al hacer depender las comunicaciones de un desarrollo específico cuyo intención final es claramente privatizar y cobrar el máximo número de servicios.

Las grandes inversiones que se están realizando acrecientan las distancias entre los países. Muchos quedarán fuera de la carrera o en manos de tecnologías desarrolladas por terceros aumentando sus deudas. Otros se verán al margen de los beneficios que las redes tienen al quedar obsoletas sus tecnologías rápidamente y ser incapaces de pagar las nuevas. Estamos llegando a una "globalidad desde arriba", por expresarlo metáforicamente.

Internet y sus posibilidades no pueden ser un espacio comercial más. Deberían empezar a estudiarse por parte de los organismos internacionales planes de ayuda al desarrollo en aquellos países que puedan quedar fuera por sus condiciones económicas.

En los países ricos puede existir un deseo de entretenerse con videojuegos cada vez más realistas, de telecomprar, etc. Para otros puede ser una oportunidad de acortar las distancias en el desarrollo y establecer servicios que les saquen de situaciones más dramáticas. Mientras nosostros buscamos comodidad y eficacia, para otros puede ser la forma de acceder, de una forma mucho más barata y rápida, a información y servicios que les ayuden en su desarrollo. Seguro que encuentran en qué invertir lo ahorrado y un buen destino a lo recibido.