Diccionario e ideología:
tres décadas de la sociedad española
a través de los ejemplos lexicográficos

 

Dra. Esther Forgas Berdet
Catedrática de Lengua Española
Un. Rovira i Virgili. Tarragona


 

"Le dictionnaire es un miroir dans lequel le lecteur doit se reconaître à la fois comme locuteur natif et comme participant à une culture: il doit y trouver non seulement la confirmation de ses propes jugements de grammaticalité, définissant la correction del phrases, mais aussi celle de ses jugements d'acceptabilité définissant son appartenence à une culture"

(J. et C. Dubois Introduction à la lexicographie. Le dictionnaire,Paris:Larousse,1971)

 

   

El ejemplo como espejo y modelo social

Es evidente que no resulta nada nuevo hablar del componente cultural del diccionario y de su papel como modelizador y reflejo de una sociedad y de un tiempo concretos. Abrir un diccionario es abrir una ventana a un mundo, a una visión de la sociedad, a un universo particular de referencias. Es una cosmovisión, sí, pero una cosmovisión particular, tamizada, orientada e interpretada por alguien en concreto. Alguien, el lexicógrafo, que no solamente se representa a sí mismo, sino que encarna a su sociedad, la sociedad del momento histórico que le ha tocado vivir.

También es cierto, y yo misma lo he señalado en otra ocasión (1), que esta visión del diccionario acostumbra a coincidir con la visión de la parte de la sociedad que detenta el poder, con la de la élite ilustrada que dicta las normas, y cuya óptica social no tiene porqué coincidir necesariamente con la visión del mundo de esta mayoría silenciosa que forma el grueso de la sociedad; sin embargo, no podemos dejar de aceptar que el panorama de conjunto que nos ofrece el diccionario puede servir para caracterizar, en sus rasgos esenciales, la sociedad de la que nace. Por eso nos resulta tan fascinante un diccionario antiguo: las palabras en él contenidas devienen referentes históricos, sus definiciones representan parcelas de un mundo pasado y sus ejemplos son pequeños flashes de luz proyectados sobre esa sociedad ya desaparecida.

La tipología del ejemplo lexicográfico posee ya una abundante bibliografía. Los detractores y defensores de una u otra modalidad: ejemplo inventado versus ejemplo textual o citación, van desde los que niegan la justificación del primero hasta los que muestran sus reticencias acerca de la citación textual y todas las manipulaciones a las que se ve sometida. Algunas cuestiones, ya tratadas por diversos autores, relacionadas con el ejemplo textual son la manipulación a la que se somete en muchas ocasiones la citación literaria (2) (neutralización, rompimiento, cúmulo, etc), la escasa garantía de veracidad de algunas citas de las llamadas textuales y la de preguntarse si vale la pena recurrir a Cervantes, Santa Teresa o Pablo Neruda para textualizar cualquier lema (3); si, por ejemplo, un enunciado literario del tipo

[casa] Yo las llevé por la Calle Mayor, y al entrar en la de las Carretas escogí la casa que mejor y más grande me pareció (F. de Quevedo)

aporta alguna información trascendente al lema 'casa' por el mero hecho de tratarse de una citación de un autor de prestigio.

Sea de uno u otro tipo, la colección de ejemplos de un diccionario forma un entramado de situaciones, personajes y conceptos arquetípicos que pueden servir, quizá mejor que cualquier compendio de moral o tratado de sociología, para definir las coordenadas culturales de su época. No podemos estar totalmente de acuerdo con Robert Martin cuando afirma en su artículo, por otra parte lleno de observaciones perspicaces, que el ejemplo citado (textual) está "ideológicamente marcado y es imposible de disociar de la cultura que lo ha hecho nacer" (4), y, en cambio el ejemplo creado, que en su opinión nace de la neutralización de la citación (5), se libera del sesgo ideológico al no estar enraizado en una realidad concreta. Creemos que en esto se equivoca R. Martin, ya que la mayoría de los ejemplos creados, al menos los que hemos tratado en este estudio, pertenecen al tipo de ejemplo-enunciado más que al tipo de ejemplo-frase, eso es, emergen en ellos tanto el enunciador como la situación contextual de la enunciación tanto o más directamente que en los ejemplos tomados de una cita textual. Así pues, tanto si ejemplo tiene nombre y apellido (cuando está tomado de un autor conocido), como si representa la sabiduría popular de un proverbio o un refrán, o como si está directamente inventado por el lexicógrafo, su presencia ha supuesto una elección previa, un ejercicio de reflexión por parte de ese lexicógrafo. Él ha seleccionado esa textualización y no otra de entre las posibles citas de cualquier autor -y de entre las posibles voces de cualquiera de sus obras- él ha ejercitado su memoria selectiva al recordar tal o cual proverbio o él ha echado mano de su competencia lingüística para crear un ejemplo que le pareciera suficientemente ilustrativo del significado del lema que acababa de definir.

Cuando J. Rey-Debove (6) explica que el ejemplo es un enunciado autónomo (marcado generalmente por diferente tipografía) que puede tener la doble lectura de informar sobre el signo mostrando sus condiciones de empleo (justificación pragmática), y, por otra parte, informar directamente sobre el mundo; y, que en este sentido, debe responder a unos criterios de veridicción con respecto al sistema semio-cultural de su sociedad está justificando la implicación del ejemplo en su sociedad de difusión. Así, a pesar de que no se reconoce siempre explícitamente el valor especular, de reflejo, del ejemplo, nadie puede negar que una textualización que no imbricara al lema con su verdadera realidad cultural, o aún más, que contradijera explícitamente dicha realidad, no sería bien aceptada por el usuario. Entre el ejemplo del lema 'anticipo' del Diccionario Salamanca de la lengua española (1996):

Me han anticipado la paga de diciembre para poder pagar la reforma de la casa,

totalmente 'comprometido' con la realidad social y económica del país, y otro cualquiera, del tipo:

Con su sueldo de cartero se compró una villa en la costa azul

el primero sería (es) aceptado tranquilamente por el usuario, mientras que el segundo produciría cierto estupor irónico en el lector del diccionario. O, para fijarnos en dos casos reales, el del ejemplo de textualización que acompaña el lema 'ablación' en la última edición del Gran Diccionario Larousse de la lengua española (1996), que se actualiza de manera harto imprevisible en el sintagma-ejemplo

Ablación de próstata

en vez de hacerlo en el mucho más común y socialmente usado

Ablación del clítoris,

aunque dejaremos para más adelante la posible explicación de las causas de esta elección, ideológicamente marcada.

Es cierto, como reconoce Alise Lehmann, que no todos los ejemplos pueden tener esa doble lectura de la que habla J. Rey-Devobe. Mientras que

Vive río arriba

como ejemplo del adverbio 'arriba' permite obtener información de carácter gramatical acerca de las posibilidades combinatorias de dicho lema,

Mi paraguas es azul

como ejemplo del lema 'paraguas', no parece permitir otra decodificación aparte que la francamente banal sobre las posibilidades de colorido de este objeto. Sin embargo

Me compré un reloj de pulsera digital de los que están de moda

como ejemplo del lema 'reloj', no solamente informa acerca de la posible textualización del lema sino que, además, nos ofrece datos sobre el mundo ('digital') y la sociedad de la época de creación ('de moda').

Aún otra justificación puede aducirse para el empleo de ejemplos. Se trata del ejemplo de tipo enciclopédico que permite ampliar la especificidad semántica del lema, aquel que aporta información complementaria sobre el mismo, aclarando, completando y especificando la definición de dicho lema. De ejemplos de este tipo encontramos abundantes muestras en los diccionarios de uso, como la del término 'alejandrino', definido en el Gran Diccionario Larousse de la lengua española como: "Dícese del verso de catorce sílabas dividido en dos hemistiquios", e ilustrado con el ejemplo

Los poetas modernistas hicieron del alejandrino su metro predilecto,

o el del lema 'antiguo', en su segunda acepción, ilustrado con

Los fenicios figuran entre los antiguos pobladores de la península ibérica.

en este mismo diccionario. Aunque tampoco se debería caer en el error de algunos ejemplos crípticos, que en nada ayudan a esclarecer el significado y uso del lema. Sería el caso del lema 'asimilación' del Diccionario Planeta de la lengua española usual, (1982), que después de haberse definido como: 'Acción y efecto de asimilar', se ilustra con el ejemplo:

[asimilar] La asimilación social es un proceso tendente a la fusión de varios elementos en una realidad homogénea

donde, en una especie de metonimia lexicográfica, se emplea un ejemplo alambicado para definir una parte ('asimilación social') por el todo ('asimilar') que se había definido de manera mucho menos académica, en su acepción quinta, como 'homogeneizar grupos sociales'.

Dicho esto, no debemos confundir el ejemplo de justificación enciclopédica -bien o mal resuelto- con el ejemplo de carácter ideológico, puramente aleccionador, sesgado y voluntariamente parcial. Ya hemos dicho que se podría escribir un 'Tratado de buenas costumbres', un libro de moral o un manual de sociología solamente con atender a los ejemplos lexicográficos de una determinada época. Y esto es así porque, en su mayoría y dejando aparte ciertos ejemplos de carácter especial , los enunciados que sirven de ejemplo responden a un estereotipo de uso, representan lugares comunes, tópicos, de cada sociedad de recepción.

Otra cuestión es la de preguntarnos sobre la pretendida 'culpabilidad' del diccionario en esta trasmisión de estos tópicos y, por tanto, de la carga ideológica que conllevan. La respuesta varía según los casos, como veremos a continuación, aunque ya hemos señalado en otro lugar que resulta irrelevante discutir sobre la 'inocencia' o la 'perversión' del diccionario(7) y el grado de compromiso exhibido por cada uno, dado que no existe diccionario que no sea, en mayor o menor grado, 'engagé', como no existe un lexicógrafo, ni un historiador, ni un economista cuyas opiniones puedan considerarse puramente neutrales. A pesar de ello, es cierto que, en muchas ocasiones, para la elaboración del ejemplo lexicográfico no se ha partido necesariamente de una intencionalidad previa, didáctica, moralizadora o ideologizante. Simplemente, lo hemos dicho, se ha reflejado el lugar común, la idea más socialmente aceptada. El tópico semántico caminando junto al tópico formal. Así, si el ejemplo ilustra, por una parte, la frecuencia discursiva, el uso gramatical y los términos coocurrentes o colocaciones, por otra parte ilustra también el estereotipo de uso, el concepto manido, la apreciación generalizada. Teniendo en cuenta esto, no debe, pues, sorprendernos que en los ejemplos del Diccionario del Uso del Español, de 1966-67, las mujeres sean siempre amas de casa:

[artículo] Ella limpia la casa y el establo

[ajeno] Ella estaba ajena a todo mientras preparaba la cena

[adelantarse] Ella suele adelantarse unos días para preparar la casa

doncellas o personal de servicio:

[alcanzar] Una muchacha no alcanza para todo el trabajo de la casa

[antipatía] Los niños han cogido antipatía a la niñera nueva

[antiguo-a] Una antigua criada de la casa

o, a lo sumo, secretarias:

[acomodar] Te enviaré una señorita que tal vez te acomode para secretaria

[agenciar] Yo te agenciaré una buena secretaria

[alhaja] Esta secretaria es una alhaja

y que si aparecen embajadores en los ejemplos lo sean siempre ante la Santa Sede o El Vaticano:

[acreditado] El representante de España acreditado ante la Santa Sede

[acreditar] El gobierno ha acreditado a don N.N. como embajador en el Vaticano.

Mientras que, en un sentido contrario, tampoco puede sorprendernos que en el Diccionario Planeta de la lengua española usual, publicado en 1982, cuando las reivindicaciones femeninas estaban en su punto álgido y las mujeres empezaban a atreverse a denunciar las vejaciones a que eran sometidas por parte de sus maridos, aparezcan ya en la primera letra (a) del diccionario cuatro referencias explícitas a los malos tratos o la violencia ejercida sobre la mujer:

[abandonar] Tras la discusión abandonó a su mujer

[apuñalar] Cuentan que su marido la apuñaló por celos

[arranque] En un arranque de celos pegó a su mujer

[arrebato] En un arrebato de cólera estuvo a punto de estrangular a su mujer

y que en el Diccionario Salamanca de la lengua española, publicado en la década de los noventa, aparezca ya el paso siguiente

[apalear] Le han metido en la cárcel por apalear a su mujer

Es pues, imprescindible, analizar el contenido del ejemplo lexicográfico en relación a su tiempo y a su sociedad de fijación. De esta manera incluso de un ejemplo, como el del DUE de 1966-67, que hoy resultaría claramente 'no marcado':

[acentuadamente] Se desvía acentuadamente hacia la izquierda

puede entenderse que en su momento fuera interpretado algo sesgadamente y provocara asociaciones de ideas de carácter ideológico.

Sin embargo, la mayoría de las veces el ejemplo ideológico lo es a voluntad. En cada momento y en cada sociedad existe el ejemplo que responde claramente a una intención ideologizadora dentro del contexto de esa sociedad. Es aquel al que antes hemos calificado como "de carácter ideológico, puramente aleccionador, sesgado y voluntariamente parcial". El que, de manera consciente, crea opinión y transmite una determinada visión del mundo y de las cosas y del que, sin embargo, no renegamos en absoluto; al contrario reconocemos su valor de testimonio social. Testimonio de la visión, como ya dijimos, de determinadas elites sociales, que puede ser coincidente o no (lo es la mayoría de las veces) con la de quien detenta el poder. En cualquier caso se tratará de una ideología emanada de una élite, y si decimos que no siempre ha de coincidir con la del poder es porque, según veremos en nuestros ejemplos, a veces, por voluntad editorial, puede darse la paradoja de que el diccionario, y especialmente sus ejemplos, se adelanten al común de su sociedad y pretendan erigirse -ideológicamente, desde luego- en paladines y portavoces de algunas causas.

Aleccionador para unos, sesgado y alienador para otros, real como la vida misma, el ejemplo lexicográfico tiene su fundamento pragmático en el hecho de permitir la textualización, la actualización, en el sentido lingüístico del término, y, en definitiva, el entroncamiento con lo real de las palabras disecadas, estáticas, aisladas y domesticadamente ordenadas que forman la macroestructura de un diccionario. Cada lema se revitaliza, sale de su letargo de papel para entrar a formar parte de la vida y la cultura gracias al ejemplo lexicográfico. En este sentido, los ejemplos son retazos de realidad, de vivencias, de situaciones y personajes concretos... de VIDA en definitiva.



En este trabajo nos proponemos abrir una ventana a tres mundos diferentes, a tres visiones de la realidad que, a pesar de pertenecer a la misma sociedad -la española- y a un período de tiempo muy corto -tres décadas-, permiten diferenciar con claridad la evolución y los cambios efectuados en la sociedad española en el transcurso de este tiempo. Es cierto que estamos hablando de un país, España, que ha sufrido en las treinta últimos años una transformación no fácilmente equiparable: nuestra sociedad ha pasado de la dictadura a la democracia, de la religiosidad a la indiferencia, del apoliticismo a la participación, del yugo centralista al terrorismo independentista, de la moralidad victoriana al libertad absoluta de costumbres. De los sermones radiofónicos del domingo a los travestis en TVE. Del bocadillo de chorizo a los batidos light. De los premios de natalidad del franquismo al crecimiento demográfico negativo. Y de tener un millón de emigrantes en Alemania, a ser los gendarmes del Estrecho contra la emigración clandestina.

Un país que de 1970 a 1980 vislumbró que más allá de sus muros mentales y sociales había un mundo al que estaba deseando imitar, que de 1980 a 1990 se vio arrastrado a una formidable revolución incruenta llena de cambios políticos y mentales, y que de 1990 al momento actual está tratando de digerir a asentar todo lo que esos cambios pasados le aportaron. Y ese país y esa sociedad se ve claramente reflejado, nítidamente dibujado, a través de una muestra aleatoria de sus ejemplos lexicográficos. Una muestra que recoge todos los ejemplos ideológicamente marcados que aparecen en los lemas de la letra ( a ) de tres diccionarios de uso característicos de estas tres décadas: el Diccionario de uso del español (en adelante DUE) de María Moliner, representativo de la evolución del tardofranquismo a la década de los setenta, el Diccionario Planeta de la lengua española usual, (en adelante DPLEU), desde principios de la democracia hasta la década de los ochenta y el Diccionario Salamanca de la lengua española (en adelante DSLE), como representación del paso de los ochenta a la década actual. Y se trata de una muestra aleatoria precisamente para evitar la mirada sesgada del analista, para procurar, entre otras cosas, no añadir ideología a la ideología y sucumbir a la tentación de buscar los ejemplos escogidos : capitalista, socialismo, obrero, abortista, violación o machismo en los distintos diccionarios. Sin embargo, al analizar única y exclusivamente los ejemplos de la letra a en los tres diccionarios citados, y aunque eso pueda parecer sorprendente a primera vista, nada o casi nada de lo más representativo de estos períodos ha escapado al diccionario ya en su primera letra de entrada.

En estas tres décadas transcurren a través de los lemas encabezados por la letra a, tres distintas etapas de la sociedad española, en las que se percibe nítidamente una evolución social claramente encaminada. Protagonizan esta evolución

i) Las mujeres españolas y su proyección social (de la callada anulación a la rebelión doméstica)

(DUE)

[abasto] La pobre mujer no da abasto con todo lo que tiene que hacer

[avaro-a] Es muy avara de sus recetas de cocina

[aguantar] Su mujer le aguanta porque no tiene otro remedio

(DPLEU)

[amortizar] Un ama de casa con niños pequeños amortiza en seguida la lavadora

[adminidtrador-a] Las amas de casa suelen ser buenas administradoras

[atareado] Entre el trabajo de la casa y el de la oficina anda muy atareada

(DSLE)

[administrador] Las amas de casa suelen ser buenas administradoras

[asistir] Su marido se quedó en el paro y tuvo que ponerse asistir

[ama ] Se cansó de ser ama de casa y se puso a trabajar

ii) la incorporación femenina al mundo laboral (la emergencia de la mujer desde los trabajos mal pagados a las profesiones de prestigio)

(DUE)

[aseado] Una costurera muy aseada

[aprovechar] Una modista que aprovecha la tela

[artículo] Acaba de tomar secretaria nueva

(DPLEU)

[aspirante] Se presentaron treinta aspirantes para una sola plaza de secretaria

[aparear] La maestra apareó a los niños para salir de paseo

[autor] El prólogo del libro va firmado por la propia autora

(DSLE)

[aparejador-a] La aparejadora ha supervisado la obra

[análisis] La experta hizo el análisis de la situación internacional

[abrazar] La ministra ha abrazado con decisión la causa de los niños disléxicos

iii) y aparece, evidentemente, el hombre hispánico (omnipresente y omnipotente antes de los setenta y mucho más callado en la última década)

(DUE)

[aprovecharse] Se aprovechó de que yo no estaba en casa para venderle a mi mujer una aspiradora

[acompañar] Tiene que acompañar a su mujer a casa del médico

[amoldarse] Si se casa con este muchacho tendrá que amoldarse a vivir modestamente

(DPLEU)

[atrapar] La meta de su vida era atrapar un buen marido

[algodón] Durante los primeros años de casada su marido la llevó entre algodones

[abandonar] Tras la discusión abandonó a su mujer

(DSLE)

[alfeñique] Se ha casado con un alfeñique, ¡siempre está enfermo!

[adecuado] Ese hombre no es adecuado para ti

[aplanamiento] El aplanamiento de mi hermano viene desde que se marchó su novia

iv) Como puede esperarse, hay referencias explícitas a la lucha política (de los complots a las primeras manifestaciones, y de éstas a la violencia terrorista)

(DUE)

[atrocidad] Cometió muchas atrocidades durante su gobierno

[abortar] La policía hizo abortar el complot

[ayudar] Ayudó con dinero a los sublevados

(DPLEU)

[aupar] Llegó al poder aupándose en el ejército

[atravesar] Los manifestantes atravesaron varios autobuses en la calzada

[atajar] La policía atajó la manifestación

(DSLE)

[aislado-a] Se han producido manifestaciones aisladas en contra del gobierno

[amnistía] Las familias de los presos políticos han solicitado una amnistía general al muevo gobierno

[armar] El gobierno trata de averiguar quién armó a los terroristas

v) se palpa en sus páginas la tensión social (obreros, patronos y sindicatos entre el enfrentamiento a la concertación)

(DUE)

[acallar] Acallar el ruido de la fábrica / a los alborotadores

[antagonismo] El antagonismo entre patronos y obreros

[albergar] La compañía alberga a los obreros en barracas

(DPLEU)

[abdicar] En cuanto tuvo dinero abdicó de su sindicalismo

[acento] Los obreros pusieron especial acento en sus peticiones salariales

[adoctrinar] En el sindicato nos adoctrinaban concienzudamente

(DSLE)

[aceptar] Nuestro sindicato no aceptará nunca una acción directa como sistema reivindicativo

[actividad] La actividad de los sindicatos tiene como fin mantener el empleo

[amarillo] Los sindicatos amarillos defienden de palabra las reivindicaciones obreras, pero apoyan a los patronos

vi) y la lenta pero firme asunción de la democracia como forma de gobierno (de las asambleas multitudinarias al desinterés participativo)

(DUE)

[amparar] La constitución ampara los derechos de los ciudadanos

[apariencia] Todas las apariencias están a su favor en las elecciones

(DPLEU)

[anual] Los presupuestos anuales del estado han sido presentados al Parlamento

[aperturista] Los sectores aperturistas expusieron sus argumentos con tanta convicción que se impusieron en la asamblea

[agitador] En la asamblea surgió un agitador que originó confusión entre los asistentes

(DSLE)

[aherrojar] Entonces vivíamos en un régimen dictatorial, aherrojados en nuestro propio país

[antibelicista] La campaña de los antibelicitas ganó el referéndum

[alternancia] La posibilidad de que alternen los partidos en el poder es la regla de oro de la democracia

[andana, llamarse] Parece que la política es sólo cosa de profesionales y el resto de los ciudadanos se llama andana

vii) Emergen, cómo no, los problemas económicos (del salario mínimo a la crisis, los impuestos y el alza del coste de la vida)

(DUE)

[anticipar ] Le pidió que le anticipara cien pesetas sobre su jornal

[achuchado] La vida está muy achuchada

(DPLEU)

[abaratar] ¿Cuándo se abaratará el petróleo?

[actualización] Reclamamos la actualización de los sueldos

[abonados ] Los abonados de la telefónica protestan por el aumento de tarifas

(DSLE)

[anticipar] Tenemos que resevar cien mil pesetas para la compra de la plaza de aparcamiento

[alienar] Me he alienado con la obsesión de los impuestos

[abaratamiento] No es fácil el abaratamiento de los pisos, como señalan las encuestas

viii) y las cuestiones sociales más acuciantes en cada momento histórico (de la crisis moral y económica a la inseguridad ciudadana, la inmigración, el sida, las drogas y el ecologismo)

(DUE)

[afecto] Esta casa está afecta del pago de una pensión a la viuda

[andar] Las cosas andan mal en este país

(DPLEU)

[alto-a] La empresa fue sancionada por no haber dado de alta a sus trabajadores en la Seguridad Social

[atreverse] No se atreven a salir de noche por temor a los navajeros

[amaestrado] La policía tiene perros muy bien amaestrados para descubrir alijos de droga

(DSLE)

[acoger] La ley de inmigración acoge a todos los refugiados políticos

[anticuerpo] Se ha vacunado con tiempo para desarrollar los anticuerpos antes de exponerse al virus

[afiliar] Me he afiliado a un partido ecologista

ix) Transcurre también por las tres décadas de ejemplos el imparable avance de la tecnología (de la lavadora eléctrica al mercado de ordenadores)

(DUE)

[apestar] Han apestado el mercado de lavadoras eléctricas

(DPLEU)

[artefacto] Muchas personas dicen haber visto extraños artefactos a los que llaman ovnis

[anovulatorio] Cada vez está más extendida la aceptación de anovulatorios

[alunizaje] Los alunizajes de naves no tripuladas se controlan desde la tierra

(DSLE)

[antipalúdico-a] Un médico colombiano ha ensayado con éxito una vacuna antipalúdica

[anticuado] El ordenador se ha quedado anticuado

[anticongelante] Este coche ya no necesita líquido anticongelante

x) además del deporte y los espectáculos (del fútbol a los toros y de los toros al fútbol, eso no varía)

(DUE)

[apasionar] Le apasiona el fútbol

[arrancarse] El toro se arrancó en dirección a él

(DPLEU)

[acertante] La semana pasada hubo tres máximos acertantes en las quinielas de fútbol

[aire] Es un futbolista con mucha personalidad, hay que dejarle jugar a su aire

(DSLE)

[anular] El defensa anuló por completo al delantero centro rival

[antonomasia] Los toros constituían en España la fiesta por antonomasia

xi) para terminar con el problema del paro y las reivindicaciones feministas como algunos de los últimos tópicos incorporados al diccionario y que favorecen, como los anteriores, la textualización de cualquier lema en unos ejemplos que además de pragmáticamente útiles resultan adecuados al universo común de los hablantes

(DSLE)

[actual] En el momento actual hay un altísmo porcentaje de paro

[adoptar] Hemos adoptado la decisión de luchar contra el paro

[acrecentar] El número de parados se ha acrecentado este año

[adúltero] La mujer adúltera está peor considerada en nuestra sociedad que el hombre adúltero

[alfabetización] La alfabetización de las mujeres es fundamental para que cambie el tercer mundo

[articular] No han sabido articular en la ley las aspiraciones femeninas



Ya hemos hablado en otro lugar, a propósito de la ideología, de que la labor del lexicógrafo no puede ser ni es en ningún momento una labor neutral, no existe la mirada inocente o desideogilizada para el que tiene que comprimir el mundo en una lista alfabética de palabras, ni para el que tiene que mostrar por medio de un ejemplo cómo esa palabra entra a formar parte de la vida cotidiana de una sociedad. Por lo tanto, no podemos recriminar al diccionario esta óptica marcada, voluntariamente comprometida -en un sentido u en otro- con la idiosincrasia de su momento social. Pero es evidente que existe un cierto margen de operatividad, entre el ejemplo neutral, 'ligth', anodino y no comprometido y la apuesta decidida por el compromiso duro en uno u otro bando. Incluso sin atender a las connotaciones políticas o sociales, resulta algo arriesgado recurrir al ejemplo excesivamente (o innecesariamente) vinculado a su momento de producción. De hacerlo, se pueden producir anacronismos (a los que, por otra parte nos tiene demasiado acostumbrados el diccionario), que provoquen la hilaridad del usuario a los pocos años de salir el producto editorial al mercado. Sería el caso de varios ejemplos del DUE, como decíamos, demasiado "comprometidos" con su momento de fijación:

[anticipar] Le pidió que le anticipase cien pesetas sobre su jornal

[abonar] Abonar doscientas pesetas por el arreglo del coche

[ahí] ¡Ahí es nada, un sueldo de diez mil pesetas!

[ajustar] Hemos contratado (ajustado) el alquiler en 3000 pesetas

[abuso] Es un abuso cobrar 200 pesetas por este arreglo

En otras ocasiones, también, el grado de realismo del diccionario puede parecer, por otros motivos, algo excesivo. Tal es el caso del ejemplo siguiente del DSLE, que en otras décadas no hubiera pensado en aparecer ni siquiera en las más impactantes crónicas de sucesos:

[analmente] La víctima fue violada analmente

o de este otro, que sin recurrir a la crudeza del anterior, posee un 'realismo cotidiano' fuera de toda duda:

[atascar] Se atascó el retrete por echar muchos papeles en él

Existe el caso contrario, del que hemos prometido hablar más arriba, del ejemplo que no se contenta con su enraizamiento en lo real y de una manera directa supone una apuesta decidida por el futuro, por la intervención en la transformación de la sociedad. El DSLE podría representar quizá el ejemplo más paradigmático de entre los diccionarios de esta última década. Se trata de ejemplos que emiten sin rubor juicios de valor marcadamente ideológicos, o contienen en su estructura elementos claramente valorativos

[abolir] La Constitución ha abolido por fin la tortura y la indefensión legal

[apestoso] El concurso de televisión es auténticamente apestoso, dan ganar de tirar la tele por la ventana

Asímismo, en el ámbito de la incorporación social y laboral de la mujer, de los 61 ejemplos de la letra a en los que se hace referencia a profesiones femeninas, 40 de ellas son profesiones de prestigio, ultimísimas incorporaciones de la mujer al mundo laboral y, además, en todos ellos las mujeres se presentan como triunfadoras en sus respectivos ámbitos de trabajo. Encontramos, además de una ministra, ocho jefas y directoras, cinco profesoras universitarias, cuatro médicos, tres abogadas, editoras agresivas, fotógrafas en alza, expertas analistas internacionales, traductoras, aparejadoras, afamadas actrices y apoderadas de banco. Tanta acumulación de cargos no puede deberse, como los ejemplos que hemos ido viendo, al tópico o al lugar común, sino que ha de interpretarse como un particular - y a nuestro entender, meritorio- empujón lexicográfico a la evolución, por otra parte imparable, de la sociedad española.

 

BIBLIOGRAFÍA

Diccionarios consultados:

Diccionario de uso del español, de María Moliner, 2 vols. Madrid: Gredos, 1a ed. 1966-67

Diccionario Planeta de la lengua española usual, dirigido por F. Marsá, Barcelona, 1982

Diccionario Salamanca de la lengua española, dirigido por J. Gutiérrez Cuadrado, Madrid: Santillana, 1996

Obras de metalexicografía:

Ahumada Lara, I., 1989, Aspectos de lexicografía teórica Madrid: Gredos, 81.s

Alvar Ezquerra, M., Proyecto de lexicografía española, Barcelona: Planeta, 1976

Braj, K., et H. Kahane, "Cultures, Ideologies und the Dictyonary. Studes in Honor L.Zgusta", en Lexicographica. Series Maior, t. 64. Tubingen : Max Niemeyer, 1995

Beaujot, J. P., "Dictionnaires et idéologies" en Hausmann, F.J. Reichmann, H. Wiegand, E. Zgusta, L. (eds.), Worterbücher, 1.9 Lexicographie et société I: les dictionnaires et leur public,

Berlin: De Gruyter, 1989, 79-87.

Bierbach, Cristine , "La lengua, compañera del imperio macho" en Tranvía. Revue der Iberischen Halbinsel, 14 sep. 1989, 7-9

Blanco, X., "L'exemple dans la lexicographia bilingue. Traitements métalinguistique", en Le Francais moderne, LXIV, 156-168

Cabré, M0 T., De la inocència i perversió dels diccionaris. XXV Edició de les Festes Populars Pompeu Fabra. Universitat Pompeu Fabra, Barcelona, 1993.

Calderón Campos, M., Sobre la elaboración de diccionarios monolingües de producción, Granada: Univ. de Granada, 1994

Catalá, A. y E. García Pascual, Ideología sexista y lenguaje, Madrid: Octaedro, 1995.

Drysdale, P.D. "The role of examples in a learner's dictionary", en Cowie. A.P., The dictionary and the Language learner, Tubinga: Niemeyer, 1987

Dubois, J. et C. Dubois, Introduction à la lexicographie. Le dictionnaire, Paris: Larousse, 1971

Fernández-Sevilla, J., Problemas de lexicografía actual, Bogotá: Instituto Caro y Cuervo, 1974

Forgas Berdet, Esther, "Lengua, sociedad y diccionario: la ideología", en E. Forgas (coord.) Léxico y diccionarios, Tarragona: Dep. de Filología Románica, 1996, 71-97.

———— "Función pragmática y tipología del ejemplo lexicográfico", Fernández González, J. et alii (eds.), Lingüística para el siglo XXI, vol I, Salamanca: Ediciones Univ. de Salamanca, 1999, 687-694.

———— "La (de)construcción de lo femenino en el diccionario", en Fernández de la Torre Madueño, Mª. D. et alii (eds.), El sexismo en el lenguaje, vol. II, Málaga: CEDMA, 1999, 577-591

García Messeguer, A., "Género y sexo en el nuevo Diccionario de la Real Academia", en Política Científica, 37, 1993

Glatigny, M. Les dictionnaires: initiation à la lexicographie, Paris: CEDIC, 1978

Girardin, Ch., "Contenu, usage social et interdits dans le dicctionnaire", en Langue Francaise, 43, 1979, 84-99.

Hampares, K. J. "Sexism in Spanish Lexicographi?", en Hispania, 59, 1976, 100-109

Hausmann, F.J., et alii "Le dicctionnaire humoristique" en Hausmann et alii (eds.), Wörterbücher, II, Berlín : De Gruyter, 1989-91, 1050-1053

Ibrahim, A. H., y M. Zalessky, (coords.) "Lexiques", Le Français dans le monde, numéro spécial., 1989

Jacobsen, J.R., J. Manley y V.H. Pedersen, "Examples in the Bilingual Dictionary", en Hausmann et alii (eds.), Wörterbücher, Berlín : De Gruyter, 1989-91, 2783- 2789

Kahane, H. et R. Kahane, "The dictionary as ideology", en Zgusta, L. (ed.), History, languages and lexicography, Tubinguen: Max Niemeyer, Lexicographica, Series Maior, 41, 19-76

Lehmann, A., Prólogo a "L'éxemple dans le dictionnaire de langue. Histoire, typologie, problématique", A. Lehmann (ed.), en Langue française, 106, número monográfico.

———— "Les représentations idéologiques dans le discours du dictionnaire", en La Francais dans le monde (n1 especial Lexiques), 1989

———— "Le composante culturelle de l'exemple dans le dictionnaire de langue", en Pruvost, J. (ed.) Les dictionnaires de langue. Méthodes et contenus. La journée des dictionnaires, 1994., Actes du Colloque 1994, Université de Cergy-Pontoise, 1955.

Martín, R., "L'exemple lexicographique dans le dictionnaire monolingue", en Hausman et alii (ed) Wörterbücher 89-91, I 599-607

Neubauer, F., "Vocabulary Control in the Definitions and Examples of Monolingual Dictionaries", en Hausmann et alii, (eds.), Wörterbücher, 89-91, I, 899-905

Pascual, J. A. y M. C. Olaguíbel, "Diccionario e ideología" en I. Ahumada (ed.), Diccionarios Españoles: contenidos y aplicaciones, Jaén: Universidad de Jaén, 1991, 73-89

Rey, A., "Du discours au discours par l'usage: pour une problématique de l'exemple", en Langue Française, 106, mai, 1995, 95-123

———— "Le dictionnaire culturel", Lexicographia, 3, 1987, 3-51

Rey-Debove, J., Étude linguistique et sémiotique des dictionnaires français contemporain, Aproaches to Semiotics, 13. ( ed. T.A. Sebeok), Le Hague: Mouton, 1971

———— "Le dictionnaire comme discours sus la chose et discours sur le signe", en Semiotica,1-2, 1969, 185-195

 

NOTAS

  1. cfr. E. Forgas, "Lengua, sociedad y diccionario: la ideología", en Forgas, E. (coord.) Léxico y diccionarios, Tarragona: Dep. de Filologías Románicas, Universidad Rovira i Virgili, 1996, 71-97, pág. 72

  2. Se trata del problema suscitado por la manipulación de la cita, sea para reducir su extensión, sea para adecuarla mejor a la acepción del lema. Véase, en relación a este punto, A. Rey "Du discours au discours par l'usage: pour une problemàtique de l'exemple", en Langue Francaise, 106, mai 1995, 96-123, y, especialmente, A. Lehmann, "Du Grand Robert au Petit Robert: les manipulations de la citacion littéraire", en Lexique, 12-13, Presses Universitaires de Lille, 105-124.

  3. J. Rey-Debove se refiere a lo mismo cuando escribe: "Le caractère sacré qu'on attache à la production littéraire empêche qu'on cite Rousseau, par ex. pour dire 'Joyeux Noël!", citado por R.Martin, "L'exemple lexicographique dans le dictionnaire monolingue", en Hausmann et alii (eds.) Worterbücher 89-91, I, 599-607, pág 603.

  4. Robert Martin, op. cit., pág. 601

  5. No siempre es así. En muchas ocasiones, como ocurre en los diccionarios españoles que trataremos en este artículo, los ejemplos son directamente inventados por los lexicógrafos, excesivamente 'adaptados', muchos de ellos, a la demostración del lema, aunque éste es otro problema que no podemos tratar en esta ocasión.

  6. cfr. Rey-Debove, J., Étude lingüistique et sémiotique de dictionnaires français contemporains, La Hague /Paris : Mouton, 1971

  7. Véase, a este respecto, M. T. Cabré, De la inocència i perversió dels diccionaris, Barcelona : Univ. Pompeu Fabra, 1993


El presente texto fue presentado como Ponencia invitada en la Semana Hispánica de la Universidad de Augsburgo, que se celebró en diciembre de 1998 bajo el título: "El diccionario: depósito y vehículo de normas, dogmas e ideología."

Esther Forgas Berdet, doctora en Filología Románica por la U. de Barcelona. Catedrática de Lengua Española en la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona. Es Investigadora principal de 2 proyectos, financiados por la DGICYT, que giran en torno a la Lexicografía, la Pragmática y la Comunicación oral, y muy especialmente se relacionan con los problemas de la emergencia de la subjetividad en el discurso.
Departamento de Filologías Románicas de la URV: http://www.urv.es/centres/estruc-cd.html.


 

© Esther Forgas Berdet 2001
Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero17/3decadas.html