Espéculo

Reseñas, críticas y novedades


  Miguel Catalán

   Diccionario de falsas creencias


 

UN DICCIONARIO MUY ESPECIAL

En el mercado editorial español existe una variedad de diccionarios que encuentra su utilidad no únicamente en el ofrecimiento de datos para el lector especializado, sino que muchos de ellos sirven de lectura para el lector medio que con afán de cubrir sus necesidades culturales se acerca a un género, en la actualidad en expansión. De este modo, al primer grupo pertenecería el Diccionario Filosófico de Voltaire, o el mismo Diccionario de Filosofía de Fernando Savater, mientras que con fin divulgador podemos encontrar títulos pertenecientes a autores como Umbral o Cela.

Se trata, por tanto, de compilaciones de datos que responden a una inquietud literaria y que al mismo tiempo cubren una parcela del mundo enciclopédico con pretensiones mucho menos serias con las que lo lúdico se siente próximo al rigor de la investigación.

El autor que nos ocupa, Miguel Catalán, es un investigador que trabaja en silencio, sin presentarse hasta ahora en los concurridos sitios del folklore cultural. Es, en la actualidad Profesor Titular de Ética y Deontología en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Cardenal Herrera-CEU de Valencia. Su labor de investigación incluye varios ensayos como Pensamiento y acción (Barcelona-1994), Proceso a la guerra (Valencia-1997), así como la publicación de artículos en revistas como Leer, Claves de la razón práctica, Anthropos o Cuadernos del Norte. También es autor de una novela, Te morirás sin saberlo, y de un libro de cuentos, Sólo por si acaso.

Su último título, este Diccionario de falsas creencias, apunta a la diversidad de intereses que manifiesta el historial de este autor. De este modo, el libro incluye un conjunto de fórmulas sobre la variedad de mentir, es decir, de todos aquellos datos de los que el rumor y el silencio ha convertido en creíbles por la mayoría de la población, sin detenerse nunca a comprobar su posible certeza. Así pues, el Diccionario desmitifica cuestiones populares en las que la mentira desborda cualquier análisis serio y científico. Los cisnes no emiten un melodioso canto antes de morir. Tampoco el avestruz esconde su cabeza ante una situación de pánico. Las falsas creencias se expanden también al terreno histórico: los vikingos nunca llevaron cuernos en los cascos con que cubrían su cabeza y tampoco fue Nerón el que ordenó el fastuoso incendio de Roma.

En el terreno literario aparecen curiosidades de gran interés. Sherlock Holmes nunca dijo "elemental, querido Watson". Tampoco Bogart pronunció jamás la frase "Tócala otra vez, Sam", porque dicha frase aparece en la obra de teatro de Woody Allen, Aspirina para dos, simplificando su imagen de perdedor.

Todo apunta a un libro rebosante de interés que aúna las preocupaciones intelectuales con las curiosidades más vanas, pero que consigue ofrecer un título serio, que puede interesar tanto al lector esporádico, como a aquél que busque alguna noticia novedosa y nunca pronunciada en este siglo de magnificencias supuestas.

Luis Veres


El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero19/catalan.html



Espéculo. Revista de estudios literarios
(Universidad Complutense de Madrid) 2001