Espéculo

  Reseñas, críticas y novedades

 

 

Francisco Caudet y Kerry Wilks (eds.)

Estas primicias del ingenio.
Jóvenes cervantistas en Chicago

  

PRIMICIAS CERVANTINAS de F. Caudet y K. Wilks

Joaquín Garrido
Instituto Cervantes y Universidad Complutense

Autores:
José R. Ballesteros
Bruce R. Burningham
David R. Castillo
Eric C. Graf
Rosilie Hernández-Pecoraro
Rogelio Miñana
Alvaro Molina
Theresa Rosenhagen
Julio Vélez-Sainz

Como explica en su nota previa Francisco Caudet, catedrático de literatura española en la Universidad Autónoma de Madrid, el libro reúne los trabajos de jóvenes profesores universitarios doctorados (o a punto de serlo) en Estados Unidos. Caudet, entonces director del Instituto Cervantes de Chicago, y Kerry Wilks, entonces encargada del área de cultura de dicho instituto, convocaron a los autores en Chicago, y publican ahora los resultados del encuentro. La reunión tuvo lugar en enero de 2002, bajo los auspicios del Instituto Cervantes, siendo director del centro de Chicago el también catedrático universitario Francisco Moreno. El libro, en palabras de Caudet, es un homenaje al hispanismo estadounidense, incluido el de los republicanos que en 1939 “perdieron la guerra y su país”. Me permitiré añadir a la nómina de que elige mencionar explícitamente el editor (Joaquín Casalduero, Antonio Rodríguez-Moñino, José F. Montesinos, Américo Castro, Pedro Salinas, Vicente Llorens, Jorge Guillén, Antonio Sánchez Barbudo, Arturo Serrano Plaja, Francisco Ayala) los nombres de Ramón J. Sender y Ángel Gonzalez, ambos profesores en la Universidad de Nuevo Méjico, en Albuquerque. El propio Caudet ha editado rigurosamente la correspondencia de Sender en sus tiempos de Albuquerque, y es importante tener presente la labor del poeta y profesor Ángel González en los Estados Unidos.

El profesor Caudet resume como sigue el contenido del libro: “Los diez trabajos de José R. Ballesteros, University of Kansas; de Bruce R. Burningham, University of Southern California; de David R. Castillo, University of Oregon; de William Childers, Brooklyn College; de Eric C. Graf, University of Illinois at Urbana-Champaign; de Rosilie Hernández-Pecoraro, University of Illinois at Chicago; de Rogelio Miñana, de Macalester College; de Álvaro Molina, UCLA; de Theresa Rosenhagen, Middle Tennessee State University, y de Julio Vélez-Sainz, University of Massachusetts-Amherst, ofrecen, tanto en los temas como en el punto de vista crítico, diez lecturas cervantinas muy distintas pero, precisamente por esa diversidad y pluralidad de perspectivas, complementarias.

José R. Ballesteros parte de El celoso extremeño para hacer un análisis de las estructuras mentales, ideológicas y socioeconómicas, con especial referencia a la marginación y subyugación de la sexualidad femenina, que caracterizaron las relaciones entre el Imperio español y el Nuevo Mundo. Ese análisis lleva a Ballesteros a redefinir el concepto que se tiene de la ejemplaridad de las Novelas ejemplares cervantinas.

Bruce R. Burningham, en su estudio sobre El último suspiro del Moro de Salman Rushdie, que se encuadra dentro de la comparatística, descubre una serie de deudas y concomitancias de esa novela de Rushdie con El Quijote y, por extensión, con Borges.

David R. Castillo centra su análisis de El licenciado Vidriera en la recepción y en la anamorfosis como modo de representación y de teorización estética. En El licenciado Vidriera toma el narrador el punto de vista del lector, como en algunos cuadros de Velázquez, Holbein y Schön toma el artista, argumenta Castillo, el punto de vista del que mira los cuadros.

William Childers relaciona los moriscos cervantinos y la inmigración magrebí actual. Ofrece unas claves para entender, desde el tratamiento cervantino de ese viejo conflicto, un tema de candente actualidad.

Eric C. Graf aventura que los numerosos vínculos intertextuales entre Don Quijote y El asno de oro convierten a este texto de Apuleyo, que en 1513 tradujo al castellano el erasmista Diego López de Cortegana, en el principal intertexto estructurador de la gran novela cervantina. A partir de esta hipótesis, hace unas calas en temas y motivos de El asno de oro que retoma Cervantes en El Quijote.

Rosilie Hernández-Pecoraro analiza la retórica de la poesía pastoril y petrarquista que en Calatea aparece sobre todo como una articulación imaginaria inseparable del contexto cultural en el que se produce el texto cervantino, sin que ello implique que se trate de una representación directa y explícita de la situación sociohistórica de la España de la época.

Rogelio Miñana, que rastrea los significados y connotaciones de lo monstruoso en el mundo mitológico de la Grecia y Roma clásicas y en la Edad Media, se propone explicar las múltiples caras del poderoso «yo» de don Quijote, que le permite transformarse en cualquier personaje que se le antoje. Esas caras de ese «yo», concluye Miñana, son manifestaciones diferentes de una personalidad que sin ser única es coherente.

Álvaro Molina centra su estudio del tema de la violencia sagrada en El Quijote en el análisis del capítulo LVIII de la Segunda Parte. Se remonta a la hermenéutica bíblica y a écfrasis clásicas para teorizar, cercano a las tesis de Américo Castro, Girard, El Saffar, Lampe y Lacan, el trasfondo de creencias que se subliman y/o subyacen en las convenciones de la caballería y en el desengaño final de don Quijote.

Theresa Rosenhagen estudia, a partir del concepto bajtiniano de dialogismo, la relevancia de los procesos cognitivos de la lectura y de las interpretaciones de sus significados en la construcción de la identidad de los protagonistas de un texto, en este caso de Alonso Quijano / don Quijote, y de la identidad de sus lectores. A través de los procesos de escritura y lectura, celebra Cervantes los bríos de la imaginación y articula las claves de su teoría de la novela.

Julio Vélez-Sainz, basándose en preceptos literarios y en imágenes plásticas del Parnaso, se detiene en un pormenorizado análisis de los procedimientos con los que Cervantes, al tiempo que parodia en el Viaje del Parnaso los esquemas de producción poética de la sociedad áurea, desvela la entonces reinante topografía del poder.”

Hasta aquí las palabras de Francisco Caudet. El libro es un excelente tesoro de “primicias del ingenio”, en palabras cervantinas tomadas de la dedicatoria de La Galatea (título que Caudet agradece a Fred de Armas, profesor de doctorado de Wilks en la Universidad de Chicago). Es muestra no solo de la magnífica labor de sus autores, sino también de la de Caudet y Wilks, como expertos animadores entonces en el Instituto Cervantes y ahora como editores, de una experiencia que termina como espléndido libro. En realidad estas primicias del ingenio inician ahora su segunda y más fructífera vida entre nosotros, los lectores.


 El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero26/primicia.html



Espéculo. Revista de estudios literarios
(Universidad Complutense de Madrid) 2004