Sor Nada, ardores divinos de una monja adolescente:
escritos inéditos de una recien profesa del siglo XVII

Juan Francisco Maura
University of Vermont (USA)


 

   
Localice en este documento

¡Qué encantadores son tus amores, hermana mía, esposa! ¡Qué deliciosos son tus amores, más que el vino! Y el aroma de tus perfumes es mejor que el de los bálsamos.
   Miel virgen destilan tus labios, esposa; miel y leche hay en tu lengua; y el perfume de tus vestidos es como aroma de incienso (Cantar de los Cantares 4, 10-11).

 

Sor Nada, llamada así por humildad según dice el Indice de manuscritos de la Biblioteca Nacional de Madrid, es uno de los ejemplos más desconocidos e interesantes que tenemos de la poesía y prosa amoroso-religiosa del siglo XVII. Hasta la fecha nunca se habían publicado su obra e incluso hasta el año 1995, para mi sorpresa, no había copias microfilmadas de sus manuscritos en la Biblioteca Nacional. Serrano y Sanz en su libro Apuntes para una Biblioteca de Escritoras Españolas hace una escueta y pasajera mención de esta mujer y de su obra (68-69), y eso es todo lo que hasta ahora se sabía de ella. Sus escritos consisten en los siguientes manuscritos:

1.  “En qué consiste un verdadero amor de Dios” 9 hojas útiles en 4.,letra del siglo XVII. Biblioteca Nacional de España. Manuscrito 12958/26.1

2.  “Pintura del Propio Amor”. “Pintura del propio Amor”. 10 hojas útiles en 4., letra del siglo XVII. Biblioteca Nacional de España. Manuscrito 12958/27.2

3.  “Esplicación sobre en qué consiste la paz del Alma”. “Quartillas á un Alma que padece soledad interior”. 7 hojas útiles en 4., letra del siglo XVII. Biblioteca Nacional de España. Manuscrito 12958/28.

En cuanto a ella sólo se nos dice que “se encubrió con este seudónimo “Sor Nada”. Esta monja desconocida, de origen hispanoamericano, posee toda la frescura e ingenuidad de una joven apasionada metida, por vocación u obligación, a ejercer la profesión más común para mujeres de cierta clase social de su tiempo. En sus líneas podemos encontrar un misticismo simple, incluso en algunos momentos infantil, pero a su vez lleno de una fuerza y sensualidad interior poco común en escritos de este género que desborda los límites del “amor divino” en los diálogos entre el Alma y el Esposo. Sor Nada, consigue proyectar su amor a Dios más allá de una experiencia romántica. Su experiencia es sincera y genuinamente mística, trascendiendo la imitación o la propia creación poética ficcionalizada (Hatzfeld 30). Algunos pasajes son de un alto contenido erótico con sustantivos y metáforas que recuerdan la más íntima unión amorosa en unos casos y un tierno amor maternal en otros:

[T]e miro Jesus mio desnudo a las inclemencias del tiempo y ardiendo en puro fuego de Amor por la salud de las Almas. y me enseñas a que te ame con todo mi corason y puresa de espiritu. no atendiendo ni buscando umanos intereses ni a solisitar consuelos ni regalos espirituales que suelen empañar la puresa del noble corason. No mi Jesus amable pues antes me enseñaste tu puro Amor que desnudo sean [sic] de encaminar mis passos desde el pesebre asta la cuna en donde te miro tan desnudo como el pesebre y todo Señor por mi Amor” (Mss. 12959. 26 hoja 1 v.).

El manuscrito (12959. 27) en particular, de la mencionada serie de tres, contiene algunas correcciones, quizá hechas por el confesor o quizá por ella misma cuando se dirige con excesiva familiaridad y arrebatado fervor a su Amado. He escogido el manuscrito (12959 Caja 28) en primer lugar por ser el ejemplo más representativo de su poesía y prosa, incluyo los otros dos en los apéndices A y B. En estos manuscrito se encuentra, de forma más directa que alegórica, toda la frescura de un diálogo entre Jesús y el alma, que raya, como diría Cervantes “a la llana y sin rodeos” (667; lib. 2, cap. 38), con el doloroso y a veces desesperado deseo de la entrega y la unión final con el Amado. La ortografía no ha sido corregida respetándose el texto original3. Veamos el siguiente fragmento:

Mira que te amo con Amor de padre y con Amor de esposo el mas fino y puro enamorado que no tan solo me presio de darte mi mano sino tambien todo mi cuerpo y sangre para que con mi pan de vida te sustentes y te regales a tus anchuras y que con mi propio espiritu vivas en paz como tu lo deseas y que mis amores sean unico alivio en tus trabajos en esta mortal vida, pues si esto es asi y sabes que muero por darte vida dime esposa mia de que te fatigas. Dame querida tus brassos y dime si me amas como yo te amo (Hoja 4).

Los versos del presente manuscrito poseen, de igual manera la fuerza que tiene su prosa. Con una estructura estrófica indefinida, están corregidos, aparentemente por alguien que tuvo la oportunidad de conocer personalmente a la autora. Muy probablemente el padre al que hace referencia al principio del primer manuscrito: “Mandame el Pd. que le declare en que consiste un verdadero amor a Dios”, a continuación continúa con su característica humildad: “[O]bedesere y dire lo q. Dios me inspire segun mi rudesa y simplisidad” (Mss. 12959.26). En cuanto a la fuerza pasional de esta joven, observamos con cierta tristeza como la tiene que sublimar en sus escritos, con toda la enegía de una joven mujer, llena de intensidad y vida, pero encerrada en los límites de un convento. Veamos un ejemplo en donde responde el Alma en los siguientes versos:

O mi enamorado Jesus, O mi dulse y tierno amante
O alegria de los sielos, O dulse Jesus amable

(Toda Señor me derrito, toda Señor me desago,
y quiero vivir por ti, ea señor abrasadme,) [Tachado en el original]

Toda Señor me derrito, toda Señor me desago,
y quiero morir por vos ea Señor que ya acabo,

Ya tus amores me llaman, ya tus perfumes me traen,
con suspiros y agonias, Señor hasta que te alcanse,

O mi Jesus amoroso, no puedo mas dilatarme,
ya la pasiensia me falta, dulse Jesus abrasadme,

(No puedo vivir sin vos, no puedo mas dilatarme,
ya la pasiensia me falta dulse...) [Tachado en el original]

No puedo vivir sin vos, mi dulse Jesus amable,
pues me teneis echisada, siendo mi esposo y mi Padre

Ay que me abraso. Ay que me quemo, del Amor de
Jesus nasareno como no tocan y tañen a fuego.4

Con estos versos llenos de arrebato sublimado conectamos con toda una tradición mística española que se remonta a Ramón Llul , y que culmina en el más universal de nuestros místicos, San Juan de la Cruz. Esta tradición se extiende hasta finales del siglo XVII, esto es, hasta los finales del Barroco, un poco más tardío en la América española. Sin tener como propósito discutir en el presente trabajo a qué corriente mística pertenece la obra de Sor Nada, es necesario resaltar, no obstante, el hecho de que está escrito por una mujer y además de tierna edad. El manuscrito 12959 Caja 26, termina con estas palabras: “[T]odas estas boverias escrivi por entretenimiento siendo resien profesa en la religion. Sor Nada”. Mas no por la juventud de su autora sus escritos dejan de tener logradas metáforas, imágenes y símbolos sacados de la naturaleza. La alegoría de la unión matrimonial poseé el fuego lírico de la más apasionada de las relaciones amorosas vivificada por perfumes, flores, insectos, animales, escarchas, nieves o abrojos. Por lo tanto, aunque la narración destile cierta ingenuidad, no carece por ello de un vocabulario rico con el sabor popular de la poesía de los cancioneros y romances de tradición renacentista. No ha sido otra mi intención que la de rescatar del olvido unos escritos, en prosa y en verso, llenos de frescura y espontaneidad que nos muestran la pasión con que la joven novicia se “entrega en cuerpo y alma” a los menesteres de su profesión, guiada por un padre espiritual, en esos primeros años de formación. A continuación presento por primera vez los citados manuscritos en su totalidad.

Sor Nada (Mss. 12959/28)

"Esplicacion sobre en que consiste la paz del Alma."
"Quartillas a un Alma que padece soledad interior."

7 hojas utiles en 4., letra del siglo XVII.
+
 Esplicacion sobre en que consiste la paz del Alma

Pareseme segun mi rudo entender que la verdadera paz del Alma consiste en una muy pura y buena consiencia, en un corason liso y bien intensionado, en una verdadera rectitud de espiritu en el qual el Alma procura bolar a Dios sin jamas detenerse a respetos umanos, ni reparar en que me diran, ni de que me censuraran, sino me apresuro a seguir a unos entenderes y pareseres dorados en los quales pretende el mundo engañar y ensuciar si se puede la puresa de un corason unicamente de Dios y de su Santa ley y se lo conserva cristalino con la divina asistencia de la gracia y comprendido de su Amor y temor siguiendo la luz divina de tan amante Señor Dios y ombre verdadero, con que este ilustrado corason ni se altera ni se mueve por los disfrasses dorados que ase el mundo y sus moradores mayormente con falssas amistades aunque con ellos muestre buena intension. Con la misma grasia y luz de Dios conose el buen corason estos disfrasses que le ase el mundo y se retira de todo con espiritu y valor, esto sin la menor alterasion sino que en suma paz se retira a buscar a Dios dentro de su mismo corason y se abrasa con su pura verdad en la qual se le descubren mil interiores secretos tan solidos puros y verdaderos, que la misma Alma queda abismada y de puro grandes no los puede bien comprender ni esplicar, pero estos mismos secretos divinos le sirven de espuelas, para no solo correr, sino bolar con pies de plumas en seguimiento de su bien amado Jesus y como este soberano Señor es tan amante de sus espossas las Almas luego que la ve bolar con pies de plumas la sale al encuentro en despoblado campo que se deve de llamar Campo de Amor de Dios, y el mismo Señor se viene a las manos por ser Dios que nos ama con Amor infinito de Padre benigno y amoroso con que asiendose en contra deso este divino enamorado en lo interyor de el Alma que le busca con ansias de servirle y amarle y en aquella soledad traban una conversasion amorosa y sensilla como la pluma simple de quien esto escrive:

Divino enquentro
Dios y el Alma en
la soledad

O Soberano Principe de la paz dise el Alma, tus perfumes me traen a ti bolando porque alla en el mundo y sus valedores me pretendian engañar y entretenerme con pegaminossas amistades que facilmente me pudieran envenenar y matarme apartandome de ti. Mi dulse Jesus amable, mi Redentor Soberano, que con tantas ansias me sales al enquentro, como siervo [ciervo] erido de mis Amores, los quales tu Amor me ofrese para que con tu mismo Amor te ame y te sirva en paz, sin perturbarme ni contristarme ni cansarme de padeser pasando si se ofrese por escarchas, nieves, espinas ni abrojos ni por otros diverssos trabajos ni piedras de contradision que tu me puedes permitir pues por mas que el mar se levante con sus ferosses olas contra mi ni piedras se me tiren al rostro en todo Señor me quieres con serenidad pasifica sin la menor perturbasion. Todo Señor quieres que lo tome con Serenidad de espiritu y asi vengo a ti bolando para que mejor me enseñes a vivir segun las leyes de tu noble condision que me son muy agradables por mas que el mundo me las despresie por segir sus vanidades y torsidas intensiones con apariensias de bien y con este engaño y bien me quiero mas a mi que no a mi proximo. veo que segun mi pareser se pierden muchas Almas y tambien de aquellos que se depresian y pasan por muy espirituales. Con que me paresen pocos los que llegan a padeser con desnudes5 de espiritu por tu purisimo Amor y me parese essas se quedan muy atrasadas en la virtud por el peligro de bolver muy atras el paso de modo que se pueden despeñar y pereser en su misma desgrasia ya por soberbia o por otras enfermedades que se les pega al corason y asi lo pasan como siegos ignorantes sin advertir en sus peligros.

este aquerdo Señor y otros que tu verdad me enseña, me ase venir uyendo de las paredes del mundo y me vengo a ti Dios mio bolando con las dos Alas del Amor y temor que tu mismo Amor me ofrese tan de gracia y tan de grado que no se dueño mio con que lo responder a tan soberano beneficio y finesa de tus entrañas de Amor.

vengo Señor y esposo mio, unicamente a descansar en ti pues los peligros del camino me an puesto en mucho sobresalto, temiendo el perderte y sin ti perderme para siempre por una eternidad sin fin. pues deseo, amado mio, ganarme ganandote a ti y vivir en ti aora en vida y despues eternamente y estos cuidados me traen fatigada, molida y cansada y no podre tener alivio y descanso sino viendome entre tus brassos aunque sea estando en cruz, pues ese es el fin de mis deseos vivir y morir en ti. ablame mi cordero manso y enseñame a que verdaderamente te ame como fiel esposa. ea mi caro amigo, dame la mano, pues sabes Amor mio que en mi no ay mano sin tu misma mano y asi mi Dios y Señor mi Principe Soberano, con umilde rendimiento y deseos de alcansarte te suplico me des la mano y me consueles en estos mis trabajos. Deseo Señor vivir en paz y los malos amores de mi Naturaleza flaca no me dejan detentar y no quieren por mi desgrasia atropellar con las leyes de tu Amor ni quisiera perturbar mi corason quando me veo con un torvellino de olas y contratiempos que a menudo me suelen sercar. pero si tu Señor me das la mano nada temo sino que me aseguro y vivire en paz sin que me fatiguen los contratiempos pues mi mano en la tuya y mi espiritu en el tuyo por mas borrascas que me envistan no seran bastantes para rendir mi voluntad a la suya bien si para pronunsiar un fiat que resuene bien atras en tus oidos y que en medio de mis fatigas me ponga a cantar tus divinas misericordias. hea Señor ya pretendo serrar mis labios por no desir mas boverias y deseo Señor oir tus palabras de vida eterna. abla Señor, que tu sierva oye con atension y cuydado mira mi Dios que se me ase tarde y espero con prisa deseando saborearme y aprovecharme de los ecos de tu Santa dotrina pues todas tus palabras saben a eterna vida callen pues mis sentidos y potensias y todo se ponga en paz, pues mi dulse y soberano Señor no se escusara de ablar me aun que en mudo silensio. hea mi gran Prinsipe de la paz ablame que tus puros amores me traen perdida por estos asperos montes y mis cortos pasos no te pueden dar alcanse mirame mi Dios a tus pies postrada como un vil gusano y menor ormiga de la tierra.

abla Jesus y dise a su esposa el Alma. querida esposa mia que me pides y por que te muestras tan fatigada y mal sufrida. no vives como corderita del campo buscando de mis pechos el sustancial pasto, mi Amor no te sustenta y mi grasia te promete eterna vida pues dime amada de que te fatigas y te muestras mal sufrida. mira que te amo con Amor de padre y con Amor de esposo el mas fino y puro enamorado que no tan solo me presio de darte mi mano sino tambien todo mi cuerpo y sangre para que con mi pan de vida te sustentes y te regales a tus anchuras y que con mi propio espiritu vivas en paz como tu lo deseas y que mis amores sean unico alivio en tus trabajos en esta mortal vida, pues si esto es asi y sabes que muero por darte vida dime esposa mia de que te fatigas. Dame querida tus brassos y dime si me amas como yo te amo.

Responde el Alma.6 Tu mi Dios sabes si yo te amo pues de mi solo se que mis deseos y ansias buelan a ti, mas no alcanso a saber si te amo como tu deseas ser amado, y como desconfio tanto de mi y de mis prosederes falssos, temo Dios mio, perderme y perderte y asi Señor pues no desechas mis Amores y te muestras tan fino en amarme, te pido me enseñes a vivir segun las leyes de tu pura verdad y fina condision.

hija mia dise Dios, la prueva de un verdadero Amor consiste en sufrir callar y padeser por mi unico Amor y en todo seguir mis pasos sin jamas retroseder, por mas fragoso que se muestre el camino, pues nunca seran tantas las espinas, las escarchas, ni las nieves ni los vientos borrascosos que te se ofrescan pasar por mi Amor como los que mi tierno y desinteresado Amor paso por ti y siempre con mis pies descalssos y asi hija y esposa mia muestrate costante en seguir lo perfecto de mis passos, pues mi braso fuerte sera en ti y peleara por ti y te sera el todo en tus nesesidades y mi Amor te convertira en dulse y suave lo amargo y molesto a la condision de la carrne.

Responde el Alma

O mi enamorado Jesus, O mi dulse y tierno amante
O alegria de los sielos, O dulse Jesus amable

(Toda Señor me derrito, toda Señor me desago,
y quiero vivir por ti, ea señor abrasadme,) [Tachado en el original]

Toda Señor me derrito, toda Señor me desago,
y quiero morir por vos ea Señor que ya acabo,

Ya tus amores me llaman, ya tus perfumes me traen,
con suspiros y agonias, Señor asta que te alcanse,

O mi Jesus amoroso, no puedo mas dilatarme,
ya la pasiensia me falta, dulse Jesus abrasadme,

(No puedo vivir sin vos, no puedo mas dilatarme,
ya la pasiensia me falta dulse...) [Tachado en el original]

No puedo vivir sin vos, mi dulse Jesus amable,
pues me teneis echisada, siendo mi esposo y mi Padre

Ay que me abraso. Ay que me quemo, del Amor de
Jesus nasareno como no tocan y tañen a fuego.

Responde Jesus. Hija mia, tus simples vozes oygo y aunque resuenan bien a mis oidos, pero te deseo mas mansa y pasifica en tus fervores, ya sabes que no siempre as de vivir en mantillas, ni a los pechos de tu Madre por que es rason que padescas con espiritu fuerte como mujer valerosa, por que a una esposa del Rey soberano y prinsipe de la paz, no le estan bien chiquerias ni fervores de niña malcriada y ya es ora que la destete su Madre la Naturaleza y que empesando su nueva vida, camine con el favor de mi grasia sigiendo mis passos de eterna vida, esto con sus pies descalssos, segun mis leyes de Amor puro y desinteresado lo tienen ordenado7. y vivir en paz como lo deje encargado a mis apostoles Santos repitiendoles varias vezes. Vivir en pas y caridad, esto es un vivir en Dios y Dios en el Alma, y asi hija mia el Alma que vive en paz, vive en mi. Como mis cortesanos en el cielo y pues me pides que te enseñe a vivir segun las leyes de mi condision. Repito el desir que te debes mostrar sufrida en todo tiempo y estado sin permitir en tu corason, que ni aun los fervores se adelanten con estremos ni ademanes, sino atiende y aprende de mi purisima Madre, pues siempre la veras, si bien lo consideras, que mientras vivio en el mundo, en todos sus trabajos se mostro firme, fuerte, costante, como piedra diamante. Pues mirandome niño entre sus brasos, desnudo en el pesebre, desnudo y crusificado en los brassos de una cruz. En estos y otros passos, no se mudo su rostro, sino que en suma serenidad y pasifico corason toda se sacrificaba enteramente en los brassos de mi Amor y rendido su corason y voluntad en la de mi eterno Padre, por ejemplo, te la doy y deseo que aprendas de sus nobles calidades pues te aseguro carisima, que las leyes de mi condision y pura verdad, todo lo allaras enserrado en el corason de mi purisima Madre. sedle fiel y descansaras en paz.

+

Quartillas a un alma que padese soledad interior

1

Un Alma afligida y triste
se ve en un campo desierta
y en el su esposo la tiene
Atormentada y sedienta

2

Pendiente se ve en el Ayre
Solo un hilo la sustenta
sin tocar el pie en el suelo
porque del no tome tierra

3

Mirandola esta yto a yto
aquel sol que la atraviesa
y la enviste con sus rayos
mas ella no pestañea

4

Como sigarra padese
y como a tal se atormenta
batiendo sus mismas Alas
y el corason se atraviesa

5

Con penas, sustos, temores
quando se mira assi mesma
sin tener valor en nada
porque es la misma flaquesa

6

Pero el Amor de su esposo
toda su atension le lleva
y la pone en un abismo
pero cubierto en tiniebla

7

Desea dar algun buelo
y subir con ligeresa
pero se mira travada
con una fuerte cadena

8

Clama, suspira y padese
Mas del todo se sujeta
Rindiendo su voluntad
A la divina clemencia

9

Los enemigos del Alma
Cruelmente le asen guerra
y ella aunque firme y constante
los reselos la atormentan

10

de todos modos padese
aunque gosa la asistensia
del divino esposo amado
que en su interior se recrea

11

Solo de verla penar
y con verla tan serena
dise resibe mil gustos
de su sigarra pequeña

12

Le sabe el mundo a mil yeles
y su trato le atormenta
viendo en el mil falsedades
que todas saben a tierra

13

Para poderse librar
deja de correr y buela
con las Alas del Amor
y el mismo Amor se la lleva

 

Obras Citadas

Escritoras clarisas españolas. Antología. Ed. María Victoria Treviño. OSC. Biblioteca de Autores Cristianos: Madrid,1992.

Hatzfeld, Helmut. Estudios literarios sobre mística española. Gredos: Madrid, 1955.

Nada, Sor, “En qué consiste un verdadero amor de Dios”, Biblioteca Nacional de España. Manuscrito 12958/26.

_____ “Pintura del Propio Amor”. “Pintura del propio Amor”. Biblioteca Nacional de España. Manuscrito 12958/27.

_____ “Esplicación sobre en qué consiste la paz del Alma”. “Quartillas á un Alma que padece soledad interior”. Biblioteca Nacional de España. Manuscrito 12958/28.

Serrano y Sanz, Manuel. Apuntes para para una Biblioteca de Escritoras Españolas. 2 vols. Biblioteca de Autores Españoles 270. Atlas: Madrid, 1975.

 

APÉNDICE A.

Biblioteca Nacional
Mss. 12.959, Caja. 26.

+

[hoja 1 r.] Mandame el Pd. que le declare en que consiste un verdadero amor a Dios

Pe. a mucho me obliga el Pd. pero obedesere y dire lo q. Dios me inspirase segun mi rudesa y simplisidad

Pareseme si mal no lo discurro que la ley de un verdadero Amor de Dios y su prueva consiste en amar desnuda y desinteresadamente, al sumo bien que tanto desea ser amado creo nos lo enseña el mismo Señor Dios de las eternidades en la ley verdadera y sagradas [a] de Nro Sr. Jesuchristo, pues nadie puede dudar que su divina majestad se estava muy bien como Rey Supremo y Dios verdadero sentado a la diestra de su eterno Pe. gosandose en ssi mismo y amandose con Amor purisimo y verdadero muy justo a su divino Amor y sin depender de nadie ni aver menester a nadie y por ser puro Amor tan grande con el hombre. verdadera echura de sus manos. esto le hizo bajar y desender asta el mismo y darse nombre de gusano y padeser tantos y aservisimos tormentos con tantas muertes de cruz como Almas avia de criar pues por cada una en parti [hoja 1 v.] cular padesio y quiso morir por librarnos de la muerte y del pecado

O Amor verdadero de un Dios y hombre verdadero, ya Señor y dueño mio voy registrando y conosiendo que en ti mismo consiste la prueva de un verdadero Amor pues tu mismo Amor me lo muestra. atendiendo a los passos de tu vida mortal, y el primero de los passos veo señor mio que lo pones sobre las pajas de un humilde pesebre. en el cual te miro Jesus mio desnudo a las inclemencias del tiempo y ardiendo en puro fuego de Amor por la salud de las Almas. y me enseñas a que te ame con todo mi corason y puresa de espiritu. no atendiendo ni buscando umanos intereses ni a solisitar consuelos ni regalos espirituales que suelen empañar la puresa del noble corason. No mi Jesus amable pues antes me enseñaste tu puro Amor que desnudo sean [sic] de encaminar mis passos desde el pesebre asta la cuna en donde te miro tan desnudo como el pesebre y todo Señor por mi Amor

Enseñame pues Señor a que sepa sentar bien el primer passo para que tenga buen principio mi vida espiritual y que del primero asierte en el segundo y asi encamine asta lo ultimo sigiendo [sic] lo hermoso y seguro de tus passos tan asertados que me encaminan a eterna vida en la qual me deseo gosar y gosarte. Dios mio por una eternidad de eternidades y alli amarte con perfetissimo Amor [hoja 2 r.] como tu mismo deseas ser amado. pero O mi dulse Jesus. si para lograr essos fines y prinsipios del claro dia me es presiso negarme a todo lo que es Dios y por ti mi Dios morir asta dar la vida y renaser con tu grasia para consegir nuevas grasias, desde oy me importa mirar y remirar con atension y cuydado la perfession de tus hermossos passos desde el primero asta el ultimo y aplicandome a imitarte sabre componer mi vida y lograr un buen asierto amandote con tu mismo Amor desnudo y desinteresado dando mil vidas por ti

veo Dios y Señor mio que antes de darme el ser que indigna goso ya muchos siglos antes estavan en tu mente divina el criarme a tu misma imagen y semejanza todo esto sin deverme el menor apise pues esta tu paresida imagen aun estava en el ser de la nada y siendo tan nada ya Señor y dueño mio me teniades prevenido el palasio divino de tu eterna gloria para gosarte y gosarme en tus divinos brassos no en un año ni dos ni millones de años si no por una eternidad de eternidades. pues porque Dios mio tantas finessas de Amor para esta nada que aun no era. ni podia agradeser benefisios tan grandes. dime Señor y dueño mio quien te movio y te obligo a tanto si no es tu mismo Amor. puro y infinito [hoja 2v.] y desinteresado. bien sabias mi Dios que despues de averme criado avia de rebrotar en mi la mala yerba de mi fragil naturalesa y que mi correspondensia avia de ser con ofenderte con repetidas ingratitudes con abominasiones y pecados pues si esto es asi Dios mio. quien te movio y te obligo a criarme. no como bruto animal ni como ormiga ni gusano. si no a tu mesma imajen y semejansa para darme a entender que solo tu Amor y pura bondad, siendo Dios infinitamente grande sin prinsipio ni fin, me diste quanto podiste estendiendo las Alas de tu Amor asta tanto quanto el hombre pudiese desear y apeteser

O Amor incomprensible puro y verdadero de tu mi Dios infinitamente sabio. como Padre y Señor mio. podre yo vil gusanillo podrido coresponder [sic] a la menor de tus misericordias pues son tantas y tan grandes que que tu solo las sabes y puedes comprender y conoser. los sielos te alaben Dios mio y sus cortesanos te adoren veneren y engrandescan tu santo nombre. te magnifiquen con motetes8 de eterna alabansa por el lleno de tu magnifisensia y caridad infinita y Amor en el cual conservas la vida del hombre. echo a tu misma imagen y semejansa para que caminando por el camino de tu puro Amor se convierta en tu purisimo espiritu y en [hoja 3 r.] el te ame y te gose eternamente

O hija mia. me dise Dios pues no ignoras a que saben mis verdades y las leyes de mi Amor te pido pongas atension y medites despasio el ser de mis misericordias las quales me ase exersitar mi puro y desinteresado Amor en el qual te amo y te amare eternamente por que soy Dios verdadero y en mi no puede aver mutasion. conose hija mia y repara quan bien me estava yo a la diestra de mi Padre eterno sin depender de nadie pero cautivado del Amor que estava ardiendo en mi corason. no pudiendole tener osioso para mas exersitarle y desaogar las llamas de mi fuego de Amor determine criar al hombre y aserle a mi propia imajen y semejansa para que su espiritu fuese capaz de todo un Dios y assi le di un Alma racional con tres potensias muy nobles en las quales deseo ser conosido y adorado sobre todo lo que tiene ser.

Asi tambien le di cuerpo con vida de mi propio aliento en cuyo aliento debe el hombre respirar y aspirar a mi con todos sus sentidos y potensias para no perderme y sin mi perderse y mal lograr el ser de mis misericordias de las quales se puede aprovechar y llegar a ser un vise Dios en la tierra [Hoja 3 v.] y asi saberse emplear del todo en mis puros amores y a mi darme el gusto que deseo que es recrearme y tener mis delisias en los hijos de los hombres.

Responde el Alma a Jesus disiendo.

O Dios de la eterna verdad maravillosas son las obras de tu Amor y mas para con el hombre mortal pues no se contenta tu piedad con averle criado y sustentarle con su propio aliento si no que tambien te obligo a umanarte tomando nra. carrne mortal solo para onrrar a el hombre y ensalsarle asta levantarle del polvo y aserle hijo de tus mismas entrañas. en cuyo profundo me deseo yo entrar para nunca mas salir si no quedarme abismada contemplando el imemso [sic] ser de tus purisimas perfesiones y tambien las obras de tu Amor y caridad en persona de mi selestial esposo Jesuchristo hijo suyo verdadero tan grande como tu mismo. ya buelvo la vista y le contemplo echo hombre encarrnado en las entrañas purisimas de la virgen Madre y en ese virjinal vientre y sagrario divino lo miro tan ansioso de salir a padeser y morir por solo dar vida y salud eterna a el hombre y por desaogar su corason que en llamas de fuego que Amor estaba ardiendo y asi dentro de aquel talamo divino contemplo que se ponia en cruz orando a su eterno Padre y pidiendole por la salvasion de los hombres - O niño divino y Dios imenso [sic] que Amores son essos- en que jugetes de cruz te [Hoja 4 r. ] entretienes pues parese no cojes ese talamo divino. en esas purisimas entrañas de tu madre virgen pues yo se Jesus mio que ni el en el sielo ni en la tierra no ay criatura mas pura ni que mas te llene el ojo pues por mas santa y bendita la escojiste entre todas las mujeres para Madre tuya y Made [sic] piadosa para todos los hombres y pecadores pues si esto es asi Dios mio para que manifiestas tantos anelos y manifiestas señales de querer naser al mundo y el primer paso ponerle en el pesebre lleno de paja y polvo y con la asistensia de dos brutos animales.

O sol divino de justisia sal al mundo con tus brillantes luzes destierra las tinieblas. veate yo Dios mio en los brassos de la Aurora Maria. puro niño tierno infante con todo el saber y poder de tu eterno Padre. O hermosura de los sielos mi Jesus dulsisimo. si por privarte de ese consuelo de verte en los purisimos brassos de tu Madre virgen. te arrojas desnudo en ese pobre pesebre dando a entender que tu puro Amor es de todos y que para todos nasses ven Amor mio a este corason pobresito sea tu pesebre y con el fuego de tu Amor quema y consume las pajas de mis muchas imperfessiones -criame Señor con la leche de tus cristalinos pechos para que con ese celestial licor y puro alimento enjendre buena sangre mi corason y que no se me enjendren malos umores en el cuerpo. ea Dios mio mira que me temo mas a mi misma y a las raizes de mi propio Amor [Hoja 4 r.] que a todo el infierno junto y para no perderte y sin ti perderme deseo Señor renaser en ti y vivir crusificada en los brassos de tu divino Amor.

O hija mia si bien lo discurres -grandes enseñansas de Amarte te doy a ti y a todos los mortales hijas de Adan- mira que siendo Dios tan grande como mi Padre echo hombre por tu Amor. mirame pobre desnudo y enbuelto entre pañales como niño parvulillo. mira mi amada criatura si tengo rason de quejarme de los que no me aman perfetamente y de los que no mueren por mis Amores -O hija mia acompañame en el dolor pues a los ocho dias despues de mi nasimiento ya empese a derramar sangre por los pecadores. mira si es puro y verdadero Amor el que tengo a los hombres pues estando a mis anchuras y a mi libertad alla en mi reyno me quise sujetar y rendir dejandome cautivar de tus Amores -mirame hija mia encarselado en este pequeño cuerpo sin buscar grandessas ni onrras ni consuelos ni gustos en este mundo sino solo los brassos de una cruz muriendo y penando por solo dar vida eterna al hombre siendo asi que el mismo hombre me procura dar la muerte y me crusifica en cada pecado que comete. deve el hombre [hoja 5 r.] enderesar a mi todos sus pensamientos pues los mios siempre son y estan anelando por el bien de los hombres pidiendo a mi eterno padre por el bien de todos y esto desde que nasi hasta que los mismos hombres me dieron la muerte y subi a mi padre siempre fue mi empleo llorar por ellos no solo por mis escogidos sino tambien por aquellos que por su culpa se avian de condenar perdiendo la grasia de mis meresimientos

Atiende hija mia si esto es amar a mis propios enemigos con Amor verdadero pues tanto resebi la muerte de cruz por los malos como por los buenos y por cada uno en particular. mira pues Alma si entre los hombres se allara uno solo que coresponda [sic] a mi Amor amandome pura y desinteresadamente como yo deseo ser amado pues aun entre los mas espirituales los veo llenos de paja y polvo con sus repetidas imperfessiones de las quales se pueden librar si de veras llegan a mi con rendida voluntad pues siendo mi Amor puro fuego sabe y puedo hir [sic] consumiendo las umedades del viejo Adan y la lima de mi Amor lo purifica todo

Responde el Alma

O Señor y dueño mio que Amores tan puros y desinteresados que finos y verdaderos. reconosco y mas reconosco Señor mio que te devo finessas de un Dios eterno y si [hoja 5 v.] por los passos de tu vida mortal desde el pesebre asta la cruz veo mil portentos de tu Amor para con el hombre, O Señor que Amor que finessas tan verdaderas pues el puro Amor te hizo poner nombre de gusano y el Amor te hizo pasar por escarchas y yelos por espinos y abrojos y por tantas piedras de contradision -de manera Señor que toda tu vida fue una pena un dolor un tormento una cruz un continuo bever amarguras todo por Nro. Amor.

O Dios Padre mio que Amores tan finos y aun mas finos para unos hombres tan crueles que con los mismos beneficios se valen de ellos para atrevidos darte la muerte y en todo procuran levantarse a mayores con altives y soberbia caminando siegos en su mismo engaño y asi solisitan la muerte esto no es verdad Señor pues a mi a si me lo parese y siempre me reselo no sea por mi culpa de en tal desgrasia pues me reconosco mas flaca que todos por mi miseria y asi te suplico Señor me seas el todo para que mi ignoransia no me pierda perdiendote a ti que eres la vida de mi Alma

Responde Jesus

Hija mia bien asses de temerte pues el propio Amor que acompaña al cuerpo suele ser la peste y ruina espiritual del Alma. es el que suele entibiar el fervor y [hoja 6 r.] la Santa devosion para que el espiritu noble no buele ni se entrañe en mi mismo Amor. tu hija pues con tantas veras deseas amarme no lo dilates sino dispon tu corason y en todo sigelo perfeto de mis passos uye de toda vana conversasion ama el retiro buscame con frequensia y espesialmente sed continua en el santo exersisio de la orasion. atiende a mis santas inspirasiones y no te olvides de ponerlas por obra por que no se entibie tu corason y pierda la grasia y devosion jamas te canses de padeser por mi Amor no te disculpes aunque te culpen yo sere en tu defensa quando convenga a mi voluntad pero me glorio de ver padeser a mis espossas con pasiensia y resignasion mostrando buen semblante a todo lo que es padeser por Amor. espera siempre a las puertas de mi misericordia divina con fe y esperansa viva pues te assistire en la tribulasion como Padre amoroso. Aprende de mi aser blanda y umilde de corason. mirame pues soy el que con el poder de mi grasia divina vensi a la muerte y al demonio y triunfe de todos los enemigos. todo lo obro mi Amor para tu enseñansa y exemplo y asi no te muestres covarde pues con mi divina grasia y asistensia todo lo puedes y te conviene pelear contra todo el infierno solo por darme gloria a mi. y para que mi [hoja 6 v.] celestial Amor se glorie en ti con aserte tesorera de mis celestiales bienes

Responde el Alma

O mansisimo cordero mio y Dios eterno de eterna consolasion mucho me gustan tus dotrinas y me [...] exercisitar en tus obras de Amor y morir a mi y a todas mis desordenadas pasiones pero muchas vezes me veo sercada de ellas de muchas olas y vientos borrascosos los quales me asen dar unos vayvenes que temo dar de ojos no obrando en la pura perfession que me enseñan tus Santas leyes y como a mi pareser me veo tal ves sercada como de unos lobos carniseros que pretenden acabar con la vida de mi cuerpo y me veo fatigada con tantos cuydados y reselos de perderte y sin ti perderme. es sierto Señor que esto me sirve de embaraso y de entretenerme y no puedo dar alcanse a tus relevantes buelos y asi te pido Señor tengas piedad de mi y me des Alas de paloma para saber con desembaraso bolar a ti y a ser morada en tu sentro y si el exersisio de tus virtudes me an de servir de gia para empesar mi vida y bolar sin impedimento. te suplico Señor me consedas el don de una perfeta umildad [hoja 7 r.] pues me parese es esta virtud el mas firme fundamento para subiendo con ella lograr todas las demas virtudes. criame Señor y dulse Amor mio en esta virtud de umildad bien profundas las raizes para el buen logro de consegir el sumo bien que tu de mi deseas pues por mi fragilidad todo lo temo y deseo dar el primer paso con seguridad pues jamas podre fiar de mi sino que toda mi esperansa la tengo en ti y reconosco Señor que todas las virtudes son hermanas y no se pueden dividir ni apartar sino que todas van encadenadas

Responde Jesus

Hija esposa mia muy amada deseo satisfaser a tus deseos. y pues me tienes a tu voluntad (pideme amada que deseo condessender a tus deseos [tachado en el original]) y te consedere pues mas que tu lo deseas deseo yo tu mismo aprovechamiento y que logre tu Alma sus mayores asiertos y que viviendo en mi descanses en paz. pidesme umildad profunda y Alas de paloma. y me enamora tu petision y asi hija mia aplicate a la obra y resibiras, procurando en todo segir mis pasos desde el pesebre asta la cruz desnudate de ti misma si deseas subir y vivir en mi desnudo espiritu. buen exemplo tienes en todo mi obrar mientras vivi en la carrne [sic] mortal. yo te aseguro que con [hoj 7 v. ] el poder de mi grasia todo lo puedes procura vivir en mi no amandote a ti sino solisitando en todo darme gusto a mi que si en mi unica voluntad vives rendida te aseguro carisima que allaras grasia en mis ojos gustaras de mis delisias y seras como una visediosa en la tierra logrando en tu Alma el presioso tesoro de todas las virtudes y con ellas no te molestaran ni turbaran los contratiempos ni los vientos borrascosos antes bien te se convertiran en rossas y flores las mismas espinas y abrojos que pisas por mi Amor. hija sedme fiel y alienta tu espiritu pues essos lobos carniseros que me dises no te pueden ofender ni macular en un pelo aunque te quiten la vida mortal del cuerpo. pues eso sera para coronar tu Alma con nuevos realsses de perfession y renaser con nuevas grasias. conmigo el dia de la resurecsion y asi no te espanten los trabajos sino sufre y calla y padese por mi Amor sin huir el rostro antes bien lo deves mostrar alegre acresentando los puros deseos de mas a mas padeser unicamente por mi purisimo Amor

Responde el Alma

Dios mio unico Padre de mis enytrañas suplicote [hoja 8 r.] me muestres en que consiste una perfeta humildad pues algunos actos de humildad que veo exersitar en el mundo no me llenan el ojo porque tal ves me paresen ypocresias y mas parese falsedad que umildad en algunos umanos corasones. yo Señor deseo ser perfetamente humilde y sin seremonias ni melindres y me parese Señor que la verdadera umildad enjendra una verguensa muy relijiosa y politica sin afectasion a cosa terrena con una cara de un Angel en todo y sin groserias ni desdenes, como me parese lo suelen aser los menos virtuossos y Almas poco recogidas pues essos tal vez salen mas vislumbres de soberbia escondida y quieren con falsas apariensias dar a entender que conservan en si la virtud que no exersitan y como yo Señor deseo segir la pura verdad que miro en ti todo lo que me parese contrario me da en el rostro y como tal ves murmuro dentro de mi aborresiendo todo lo que es falsa umildad ni puedo llevar bien las seremonias que veo en algunos espirituales deseo asertar en lo mejor y llevar mi camino seguro y todo me amedranta y asi te suplico Señor me muestres las señales de un corason verdaderamente humilde y vergonsoso como la rason pide

Responde Jesus

[hoja 8 v.] hija y esposa mia el corason verdaderamente humilde ensierra en si todas las demas virtudes y las sabe conservar como Arbol bueno que quanto mas profundas tiene las raizes debajo de la tierra, cria mayor tronco y esta mas seguro para que los ayres de la vanidad no le maculen. el perfecto corason umilde conserva en si a la caridad y con ella estienden las ramas de todas las demas virtudes y floresen duplicados frutos con el riego de mis grasias y virtudes y el que a mi hijo sige sige [sic] camino de vida eterna y no camino de tinieblas

hija agote saber que el perfetamente umilde siempre conserva la paz de Dios en su Alma y consige de mi Amor. y grasia el manifestar al mundo por algunos resquisios y asomos, unas vislumbres de candides de paloma sin mudar de rostro por que en todo muestra una misma cara. ni se altera en los despresios [hoja 9 r.] ni se envanese en los apresios ni aplausos tanto se le da que le alaben como que la vituperen, que el mundo la alabe la ame o la aborresca todo lo toma de una manera por que poniendo en mi los ojos -solo en mi espejo de perfessiones se mira y como en la faz de mi rostro ve un lleno de todas las virtudes solo a ellos atiende con vivas ansias y deseos de perfesionar su Alma. va atendiendo a mis fassiones mirando y remirando cada perfession de por si y la igualdad y serenidad sin macula pues en la vidriera del espejo de mi Amor y caridad se descubre mucho mas bien de lo que el entendimiento umano puede alcansar discurrir ni comprender

Esta perfeta umildad muy discreta politica y dosil para en todo obrar lo mas perfeto y con la misma dosilidad y discresion se procura apartar de lo imperfeto sin que la rason la pueda calumniar aunque al mundo lo ase con despresio por su antigua soberbia pero atiende hija a las propiedades de un buen Arbol. que quando esta muy losano y cargado de ramas de flores y frutos sasonados, suelen desir aun los [hoja 9 r.] mismos mundanos hombres que todas aquellas ramas con sus ojas flores y frutos sasonados salen y lo conserva el tronco con la profundidad de sus raizes y asi hija mia quien se lleva la palma en la virtud es un corason umilde y que en si conserva la perfeta caridad mia en ese Arbol quan escondidas y pisadas estan las raizes de los pies de los hombres y aun de los animales fieros. mira tambien el tronco que son representasion de verdadera umildad y caridad perfeta no se cojeran frutos sasonados de perfession como su dueño lo desea y puede ser que si el arbol no es bueno que con sus ramas sea cortado y sirva solo para el fuego y asi hija cuydado en ser perfetamente umilde de corason si quieres lograr las demas virtudes y la intima union con Dios. Dios nos conseda a todas las Almas y que gosemos en la eterna gloria todas estas boverias escrivi por entretenimiento siendo resien profesa en la religion. Sor Nada .

 

APÉNDICE B

Biblioteca Nacional
Mss. 12.959, Caja. 27.

Sor Nada "Pintura del propio Amor" (Diez hojas útiles en 4., letra del siglo XVII).

Aviendo un dia reparado en la cara del propio Amor me paresio tan feo su rostro como lo pintare en este papel. mire con algun espasio a mi cruel enemigo y a la primer ojeada lo aborresi de corason pues me paresio tan feo y tan abominable que no supe a que compararle sino al mismo demonio por no encontrar cosa mas vil y más baja en todo el infierno y asi miremos los cristianos que compañeros tenemos que de tan serca nos persigue. mirele con atensión y cuydado. uyendole los aires por que con su solapamiento no me infundiera sus malas raizes en mi simple corason, pues todos los cabellos de su malformada cabeza les tenia tan enmarañados y enredrados y entretejidos con las raizes de un bien me quiero que se asian como una tela fuerte y tirando así, abajo apenas davan lugar al pensamiento para que subiese a Dios y como madeja de muchos cabos solteros y enredados se acabavan de enmarañar unos con otros y jamas se pudieron componer ni ver claros sino que todos sus vanos pensamientos se resolvian en vanidad soberbia y presunsión enredos mentiras falsedades persigiendo entonces la virtud de los buenos y desando acabar con su buena fama y con comerselos vivos si pudieran persigiendo a lo publico y secreto. O malditos cabellos y maldito Amor, pues en todo eres tan abominable y feo que solo tu memoria me ofende por verte tan enemigo de Dios y de su puro Amor y es sierto que si pudiera vengarme de ti te deseo quemar vivo y ponerte debajo de los pies del mismo demonio y allí atosigarte y rebentarte porque no entrases mas en los corasones umanos de las criaturas de Dios

Mirele la frente a mi cruel enemigo y aunque mostrava unas apariensias de buena intensión y unas vislumbres de hermosura, pero en sus mesmas arrugas, vide unos caracteres escritos que publicavan su falsedad y mentira pues lo sierto solo era desir -bien me quiero a mi mismo y deseo que todos me adoren y a los demas que les quemen pues me contemplo a mi mismo tan hermoso y digno de que todos me amen y me sirvan como a unico en la tierra, y disiendo y hasiendo asia tantos jestos y visajes que todos descubrian su misma maldad por mas que su malisia la procuraba incubrir entre las mismas rugas de su maldita frente y era tan tenas y tosuda que en todo chocava y daba de ojos solo por salir con la suya sin mirar respetos de nadie

Puse reparo en los arcos de sus malditas sejas que eran tan retorsidas tan feas y desiguales como dos osses [oces] tuertas y de todo mostravan sentimiento pues sus mismos apetitos no le podian contentar ni satisfaser en cosa alguna, pues todo le paresia poco al propio Amor y con su mala condision y regruñir entre dientes asia un daño tan orendo y feo que paresia un Judas sin dejar de murmurar y con solo mirar parese ofendia a los mismos santos del cielo

No me atrevi a mirar con mas espasio tan malditas sejas, paseme a ver sus ojos y en verdad digo que me paresieron como unos basiliscos abominables y con su perversa vista lo enposoñavan todo. Repare que nunca miraban derecho sino torsiendo y de reojo mirando solapadamente por una parte y por otra registrandolo todo con dañada intensión y con mil disimulos pegavan fuego intentando acabar con todo mayormente con la onrra y fama de muchos buenos, y con las mismas lagañas de sus asquerossos ojos se ponia tan siegos para mirar sus propias faltas y defectos que en todo se miravan claros y bellos como un espejo sin reparar que eso era solo para calumniar y notar faltas ajenas y aun las cosas buenas de sus hermanos projimos. Tirandolo todo a la peor parte y condenandolo todo por malo y aun atreviendose a jurar y firmar que vieron tal y tal cosa por sus claros ojos. Con esta falsedad y un santo selo falso lo rebolvian todo causando la muerte a muchos pobres inosentes. Con tanto disimulo como si no se meneasen las niñas de sus dos basiliscos ojos y a menudo se mostraban con tal furor e hira que contra el mismo Dios se quisieran bolver porque no les permite que en todo salgan con la suya

Paseme a mirar sus oidos y me paresieron una misma ponzoña y abominasion pues todo su empleo era atender y escuchar novedades secretos ablillas mormurasiones quentos y cossas de ayre y sin sustansia y con ese empleo mal logravan lo presioso del tiempo y todo era llevar de unas partes a otras ramilletes de murmurasión y con este solo empleo todo lo rebolvian inquietando la paz de las republicas pues nunca estaba quietos ni ossiosos solo lo estavan en no querer reparar un poco para oir platicas espirituales ni sermón ni santos consejos pues todo eso le daba en muy en rostro y le causaba irritasion y pesar deseando si pudiera bolverse sobre la palabra del Santo evangelio y si por no poder tal ves huir [corregido el original por uir] el cuerpo sino aver de estar en algun sermon o dotrina solo por curiosidad y para sensurar y arguir sobre la misma palabra evanjelica asiendo burla y mofa de los varones apostolicos. Y repare, que de lo mismo que se avia de aprovechar para el bien de su Alma no era sino que sacava veneno como araña ponsoñosa y se ofuscaron de suerte que vinieron a quedar del todo sordos espesialmente para oir la palabra divina y santas inspirasiones de Nuestro Señor y asi ellos mismos se matavan con su veneno aunque tan vivos al mundo que eran la persecusion continua de muchos buenos corazones sin perdonar a nadie y pasando los dias y noches de claro solo por oir novedades chismes y enredos

Pues que dire de su malformada nariz. paresia ser como de perro indiano peluda chata y fea en extremo, a todas oras oliendo los mismos ramilletes de falsedades que oian sus oidos -todo era oler y presentar a unos y a otros de su condision, si en algo le eran paresidos no eran ramilletes de flores de virtudes no pues esas le davan mal olor pues los ramilletes de su olfato eran unas aparentes y falsas flores que emposoñavan a las Almas y a los cuerpos de los que con su veneno emponsoñava y con su ediondes todo lo enpestaba. Por fin era su olfato de tan mala calidad que mas le gustavan los edores de su ediondes y culpa mortal y de las más graves abominasiones que no el olor de las mas finas pastillas y bien aliñados pevetes9 y mucho menos le gustavan los divinos perfumes de las esclaresidas virtudes pues todo su consuelo y gusto lo tenia en revolverse en su mismo sieno y lo enpestava todo con su maldito olfato. o maldita nariz del propio Amor y a cuantos tienes sevados con tu ediondes y por fin los as confundido en el infierno como a ti mesmo

Jesus de mi Alma y que dire de los malditos lavios que repare, en la cara del propio Amor. los quales eran gordos en extremo y denegridos y siempre los estaba retorsiendo a una parte y a otra asiendo mil visajes y desdenes como dama melindrosa y lo peor era que nunca los sabia tener serrados como donsella vergonsosa y onesta sino que se asia fisgona de muchos modos en cuyas demostraciones descubria mas al vivo su altives y soberbia pues de todo asia despresio mucho mas de las personas virtuosas y vergonsossas pues con solo verlas en su presensia se requemava y se ofendia en gran manera por que los vislumbres de la perfessión y inosensia que veia en ellas eso mismo le servia de tormento porque para su gusto nada le venia bien sino su mismo propio Amor y bien me quiero. eso solo le llevava su atensión y le llenava el ojo conque solo se entretenia en saborearse con su mesmo veneno

Paseme a mirar los dientes del propio Amor y eran tan denegridos como sus lavios. largos tuertos y desiguales, tan mal formados y ediondos que paresian dientes de Satanas. solo tenian abilidad para morder como araña venenosa y asi en ver la ocasion nunca la dejavan perder mostrandose siempre ambrientos y en cada bocado se llevavan la carrne y aun los huessos no quedando aun satisfechos pues el corason y los tuetanos deseavan arrincar del cuerpo mordido, siendo de tan mala calidad los malditos dientes que por santos que fueran los peregrinos y estranjeros que viven en este mundo a ninguno perdonavan antes bien a los mas umildes y buenos les clavavan mayor diente con mas fuerte mordedura por despresiar y arruinar sus esclaresidas virtudes

O valame Dios y que podre desir de los males que repare y vi en la maldita lengua del propio Amor pues en todo paresia una vivora una ponsoña una cruel savandija como salida del mismo infierno para rebolverlo todo perturbando la pas de muchos corasones y aun de muchas republicas pues era tan maldita y abominable que todo lo enpestava. paresiome la mas enemiga de Dios tan desvergonsada y atrevida que asta el mismo Jesuchristo hijo de Dios vivo lo sensuro y calumnio y persigio asta ponerle en una cruz por falssos informes. por fin llego a tratar al mismo Señor asta desir que era endemoniado y falso profeta enbustero y echisero, tanto que el divino Señor siendo la misma verdad y puresa la misma candides y hermosura no quiso pasar por la atrevida injuria y insolente abominasión de tan maldita lengua sino que bolviendo por la onrra de su eterno Padre ablo con su misma verdad adorandose asi mismo confesandose por hijo de Dios enjendrado del Padre y del espíritu santo

Digo pues que los males y perverssas cossas que de paso vide en la boca abominable del propio Amor fueron tantas y de tan mala calidad que no me paresio sino boca del infierno abierta para tragarse a todos y mayormente a los inosentes corasones. quantas palabras desia estavan envueltas en ponsoña y rabia sin saber desir verdad sino siempre con falsedad y mentira y con muchos disimulos de torsida intension para mejor encubrir sus maldades y con finjidos alagos y palabrillas falssas sabia atraer asi las voluntades de muchos inosentes corasones los quales no conosian la falsedad y engaño del propio Amor, paresiome como disen boca de cavallo desbocado que sin rienda ni freno camina rabioso por barrancos y despeñaderos sin reparar en lo que ase y se despeña y se da la muerte por sí mismo

Mire pues el temeroso christiano que con fervorossos deseos desea y solisita despresiar al propio Amor si tiene sobradisima rason para despresiarle y pisarle en un sumo despresio como a villano cruel el mas feo y abominable y tan enemigo de Dios y de su Santa ley

Mucho me maravillo de ver que siendo como es el propio Amor de tan malas calidades y que eso no obstante tenga tantos amigos en el mundo pues aun en algunos puros corasones que al pareser dan muestras de ser Almas espirituales susede a mi ver comprenderles el propio amor por cossas leves y con mil dissimulos que les ase los engaña y ya por selo Santo ya por otros modos y particulares fines dorados, con que si no ay en el Alma mucho temor de Dios con buenas raizes de perfeta umildad, les pone en mucha ocasion de volver atras y que quando mucho se quede el corason con mil tibiessas y poco a poco lleno de propia voluntad y todo esto con menoscabo de la virtud y perfession que Dios nos manda exersitemos para que en nuestro obrar le demos gusto y agrado. con la divina asistensia de Nro. Sr. se puede lograr mucho de perfession y gustar de sus dulsses abrassos si el corazón se desnuda del propio Amor pero si el puro de Dios mora en el Alma ella vivira en paz y no perturbada como lo suele aser el propio Amor que no deja sosegar el corason y es enemigo de la divina paz y de la pura perfession, bien sera el esmerarnos en recojer alguna gotica de Amor de Dios pues con ella podemos subir a mayores grados de perfession y en riquesernos de virtudes y con ellas conseguir un verdadero abraso de intima union con el mesmo Jesuchristo amantisimo esposo de las Almas

Paso me a desir del propio Amor que aun tiene mas feo y abominable su corason y entrañas que lo que se muestra en su abominable rostro por que con sus mismos jestos y visajes y melindres descubre algo de lo que tiene pero dentro de su corason conserva mayormente las raisses de su veneno y todo es una pura maldad pues así sabe enserrar y esconder el lleno de todos los visios y aun si los muy temerosos de Dios no les tiraran del freno poco a poco les dañarian con mil pretextos de bien obrar y les aría vivir siegos de manera que fasilmente serian engañados sin entenderlo y quando quisieran remediar su mismo daño puede ser que no lo pudieran lograr

Si buelvo los ojos para mirar las manos del propio Amor las veo con unos dedos tan largos para resebir y aun mayormente para ubsurpar [sic] lo ajeno aunque atropelle con las leyes de la caridad pero para dar aun lo justo y devido los encojia de modo que no paresian dedos pues los tenia calsados de un bien me quiero y les ponía engarfiados tirantes los nervios y cuando por fuerza era obligado a pagar algo de lo mucho que devia. como otro Cain ofresia poco y lo peor y tan escasamente que lo poco que de lo poco lo mas se le quedava pegado entre los mismos dedos y aun resibiendo mil pesares en su corason porque se le iba tras de lo poco que dava tan ingrata y ruinmente

Repare en sus animales pies y vide que todos sus passos se encaminaban por sendos vedados y campos traviessos y nunca ponía el pie derecho por ser amigo de hir torsiendo por donde sus depravados apetitos lo llevan aunque sepa que sus pasos se encaminan al infierno por que con aser su gusto nada de lo demas teme asta verse ya sepultado y sin remedio, entonsses con su misma desgrasia se desespera mas y mas volviendose contra si mismo y tambien contra Dios justo y eterno, todo lo maldise y aborrese y con sus iras acresienta sus propios tormentos como lo deven de aser los condenados en el infierno

tiene asi mesmo el propio Amor un pecho tan interesado y ambisioso que por solo resibir pasara mil muertes y porque le llenen todo lo que apetese segun sus vanos antojos se dejara prender aunque sea del mismo Satanas y el detenerse para no aser daño a su projimo le es su mayor tormento y el no ber [sic] de la sangre de los que aborrese le sirve de veneno que le recome las entrañas

es el propio Amor tan altivo y soberbio que en todo quiere ser rey y mandarlo todo y esto con tanto despresio de los demás y endiosandose a si mismo que a todos procuraba llevar bajo sus pies en un sumo desprecio y esto con mas rabia lo ejecutava con los siervos y siervas de Dios mas como la misma virtud de los tales le daba en los ojos, se atormentaba en si mismo y mas de ver que los mismos tiros que les tirava con su ponsoña esos se le bolvian contra si mismo porque Dios lo permitia para su mayor confusion

No obstante que el propio Amor es tan enemigo de toda verdad y de toda virtud quiere ser tenido por muy santo y que todos crean que abla con verdad y con mucha rason y en esto es tal su porfia que aunque sea desmintiendo a todos quiere salir con la suya calificando sus dictamenes y entenderes con unos asumtos y aparentes demostrasiones de umildad finjida con esto ase su negosio engañando a muchos simples que no le conosen sus entrañas de maldad y desdichados de los pobres que lo creen, porque tal boca de mentira no supo desir verdad y por más disimulos que aga su infernal malisia al fin no se podra librar de los claros ojos de Dios y aun de los que conosen en el a las Almas puras y santas, que con la luz selestial del Señor conosen las asañas del propio Amor y por lo tanto le uyen los ayres y los asomos como a peste contajiosa que con poco se puede infisionar y enfermar el corason con mal de muerte

Sierto es el propio Amor de todos modos nesio pues por no saber mas el mismo se descubre y se descompone y se da a conoser y asi suele ser despresiado aun de sus mas intimos amigos por mas que les pese y se recoma entre si mismo pero siempre se presia de muy sabio entendido y discreto en todas materias y con su cautelosa discresion se resuelve a entrar en las Almas y los cuerpos por todos los portillos que haya abiertos: sino es que el puro Amor de Dios que ocupa los corasones humildes le aroja [sic] con prestesa sin gastar rasones pues el propio Amor es tan parlero asiendose grande dotor y maestro en todo de modo que en quanto se le propone quiere venser y no ser vensido por que se tiene a menos no salir con la suya y pretende ser dueño de las voluntades y para aser presa y ganar amigos suele aser del Santo y del humilde disiendo que es muy malo y ruin pero la prueva de su falta de humildad luego sale a la cara porque a la primera palabrilla de despresio que se le dise se desespera y se recome con mil sentimientos asta que rebienta su corason con dar muchas satisfaciones hijas de su propio Amor y asi publica su maldad y su gran soberbia

Con sus mismos finjimientos y abatimientos de falta de humildad permite Dios para escarmiento del propio Amor que los que le conosen lo confiesen por soberbio y altivo y muy amigo de sí mismo. con que en esta fama que entre los buenos cobra el propio Amor por mas que disimule sus enojos se desespera en su misma desgrasia y permite Dios sea vensido pisado y despresiado de los humildes corasones que son los mayores enemigos que asen guerra al Amor propio solo con callar y padeser por Dios y como el Señor onrra y ama y ensalsa la buena ley de sus siervos estas onrras son para la envidia del propio Amor un tormento y un verdugo que interiormente le requema y le mata pues ve el poco apresio que asen de sus humillaciones y queda sepultado en el valle de sus miseria

Con todo lo dicho no me parese aun aver declarado la menor parte de las muchas maldades que registre en el malformado cuerpo y cara del propio Amor pues sin duda es la bestia mas maldita y malisiosa que se puede imajinar y así Dios nos libre a todas las Almas de tan maligno compañero pues a bien librar no se si escaparemos de entre sus manos y penetrantes uñas que las suele entrar por medio de los corasones como sutil lanseta y sacando la sangre de las venas menuda y delicadamente se reconsentra en los corasones sin ser conosido de los que mas lo poseen y poco a poco ase la suya estendiendo sus malos umores por todo el cuerpo y su fin sera su misma desgracia

Es tan pegaminoso el propio Amor y tan entremetido que en todo se quiere entrar y entretanto que no perdona a nadie queda libre de sus asaltos y como es tan astuto el traidor enemigo procura en los mismos claustros de la religión parar tiendas de mercado, vender y comprar liensos diferentes mostreados y compuestos de su sabiduria infernal, va tentando por aca y por alla mirando y remirando por donde podra mejor entrar y aser la suya, tapando los ojos con los mismos liensos de su mercaduria, se engañan tal vez mirando los colores y asiendo de lo blanco negro y de lo negro blanco en cosa leves como asi lo sabe pintar el propio Amor y con esto se quedan muchos engañados con entibiarse la caridad en unos y en otros creser la mormurasion y entibiandose el Amor de Dios y en otros por diferentes modos que el Amor propio enseña con sus solapamientos cargando la mano en unos mas y en otros menos segun los alla dispuestos y asi todo va bolado si el corason no se ase a las armas contra el propio Amor no dandole entrada en lo poco sino encerrandose por dentro y abrasandose con la profunda humildad y abatimiento reconosiendo su miseria y solicitando alcansar grados de Amor de Dios y acresentando la pasiencia y sufrimiento amando con desnudes de espiritu a Jesus y sigiendo sus hermossos pasos y guardando perfectamente la ley de sus santos mandamientos con puro y sinsero corason

Mucho nos conviene huir del propio Amor porque todos sus prosederes son una peste infernal contra el Alma y puede tanto que si no se va con mucho cuydado con el desechando con prestesa sus asomos se hira el enseñoreando asta aserse dueño de la voluntad y si esa se deja prender de tan sercano enemigo todo hira bolado y el edificio del Alma caera en tierra y si no pone cuydado puede ser que pare en el infierno, pero si conosiendo sus asomos procura el Alma acojerse a Dios y con su ayuda aserle guerra asta destruirle y sujetarle al espiritu porque si asi no se ase puede el propio Amor en breve tiempo inficionar sus malos humores empesando por lo poco y acabando con lo mucho

otra mala propiedad conosí en el propio Amor y es que a todos sus amigos los ama con pasion desordenada y con interes y asi atropellando con todo y con la misma rason, solo procura ejecutar su gusto obrando segun sus falsas leyes y si en algo es poderoso y puede sacar para si conveniensia y provecho. pobres de los pobres pues con su misma pasion los persige asta acabar con ellos. esto si es que Dios por sus altos fines les da lugar para que lo ejecute mas si no puede se queda con el sentimiento de su maldita voluntad rabiando y mormurando por no aver podido consegir el fin de sus dañados intentos y con su misma maldad se esta consumiendo y buscando modos para vengar los agravios que dise le asen los otros a quien el persige solo por envidia y selos y no atiende a que solo su misma maldad es quien le ofende y con sus malos juicios se requema y se da la muerte, por fin Dios permite que los persegidos del propio Amor sean coronados con rosas y laureles y que el perseguidor se quede bajo de los pies de todos en un sumo despresio y por fin que baje a los infiernos a jemir con eterno llanto su desconsuelo

O Amorosisimo Señor Dios Padre mio dulsisimo redentor de las Almas, no permita tu puro Amor y tu imensa bondad que ningun corason cristiano deje su corason criar raizes de Amor propio tan profundas ni de su hijo [el bien de quien] si no que tu espiritu de perfetisimo Amor y caridad reyne en nuestras Almas y corasones para que vivamos siempre guardando la ley de tus santos mandamientos y que permanesiendo en tu grazia con ella consigamos una verdadera resurezion en tu divino espiritu de eterna verdad y que siempre aspire mas a ti y respiremos por ti asta gosarte eternamente en los sielos Amen

 

Notas:

[1] Ver APÉNDICE A.

[2] Ver APÉNDICE B.

[3] Son frecuentes las faltas ortográficas. Una de ellas es el uso constante del seseo. La ausencia de acentuación y puntuación exceptuando algún punto, o coma arbitrario no seguido casi nunca de mayúscula inicial, lo mismo que el uso, igualmente aribitrario de la h o de: b, v, r, q, g, j, m, n, x, etc. No olvidemos de la misma forma la laxitud lingüística existente en el siglo XVII (no sabemos a qué parte de éste pertenece el manuscrito) así como la joven edad de la monja.

[4] En toda la fuerza y simbología del amor más íntimo, del más alto y sublime placer de la unión de los amantes tal como lo encontramos en el Cantar de los Cantares y en San Juan de la Cruz. Leemos en la Biblia:

Ya me he quitado la túnica. ¿Cómo volver a vestirme? Ya me he lavado los pies. ¿Cómo volver a ensuciarlos?

Mi amado metió su mano por el agujero (de la llave), y mis entrañas se estremecieron por él.

Me levanté para abrir a mi amado. Mis manos destilaron mirra, y mis dedos mirra exquisita, en el pestillo de la cerradura” (5, 3-5).

Nos ocurre lo mismo con San Juan de la Cruz, en su insuperable poema “Llama de amor viva”:

¡Oh cauterio suave!
¡Oh regalada llaga!
¡Oh mano blanda! ¡Oh toque delicado!
que a vida eterna sabe,
y toda deuda paga!
Matando, muerte en vida la has trocado.

[5] La letra en negrita es mía.

[6] La aparición de una mayúscula al principio de una oración, es algo totalmente arbitrario en este manuscrito dada la libertad ortográfica de la autora. Como se puede observar, en la mayor parte de las veces no es el caso.

[7] Es a través de estas líneas lo que hace suponer que la autora de este diálogo amoroso entre el Alma y Jesús, es novicia, esto es, “que está empesando su nueva vida”. En las mismas líneas una vez más se hace alusión al “destete” de su vida civil: “a una esposa del Rey soberano y principe de la paz. no le estan bien chiquerias ni fervores de niña malcriada y ya es ora que la destete su Madre la naturalesa...” (fol. 5).

[8] Breve composición musical de tema religioso que se suele cantar en las iglesias.

[9] Pasta hecha con polvos aromáticos, regularmente en figura de varilla, que encendida exhala un humo muy fragante: “enciende un pebete, que huele mucho a tabaco”.

 

© Juan Francisco Maura 2004
Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero26/sornada.html