Espéculo

  Reseñas, críticas y novedades

 

 

José Antonio Bernaldo de Quirós Mateo

El escritor Eugenio de Tapia:
un liberal del siglo XIX

 
 

 


 

Eugenio de Tapia fue autor muy renombrado en su época, pero ha sido olvidado en la actualidad salvo por los especialistas en la primera mitad del siglo XIX. El estudio de José Antonio Bernaldo de Quirós es muy interesante, no sólo para conocer a este notable personaje, sino también para profundizar en el conocimiento de su época.

Tapia perteneció a la primera generación de liberales españoles, que hubieron de enfrentarse al poder absoluto de Fernando VII con las miras puestas en lograr una nación mejor, partiendo como instrumento básico de una Constitución que moderara el poder real. Una generación de excepcional valía formada por Quintana, Martínez de la Rosa, Argüelles, el conde de Toreno, el duque de Rivas, Antonio Alcalá Galiano, José Blanco White, Juan Nicasio Gallego... y tantos otros nombres ilustres. Lo que Moreno Alonso ha llamado la Generación de 1808.

Casi todos estos personajes tuvieron una biografía semejante: vivieron en Cádiz la invasión francesa e hicieron triunfar allí la Constitución; sufrieron después la represión fernandina en 1814; volvieron por sus fueros en el breve Trienio Constitucional (1820-1823) y padecieron destierro a continuación. Finalmente, a partir de 1833, consiguieron imponer sus tesis constitucionalistas, aunque entonces hubieron de contemplar con desaliento la brutalidad de la primera guerra carlista.

Fue una generación de polígrafos: la educación, la historia, la literatura, la política, el derecho... fueron sus temas preferentes de interés.

En el campo de la literatura, los escritores de esta época quedaron a mitad de camino entre la Ilustración y el Romanticismo, con una trayectoria en gran medida truncada por la guerra y el exilio. Clásicos por su formación, cuando se produjo la aclimatación del Romanticismo algunos se adscribieron al nuevo movimiento (para volver más tarde a sus postulados clasicistas); otros fueron adversarios de la nueva tendencia o practicaron un eclecticismo que creía conjugar lo mejor de ambas posturas.

Eugenio de Tapia es un miembro paradigmático de esta generación, por su biografía, sus postulados éticos y estéticos, y su voluminosa obra en distintos campos. El estudio que ahora nos ocupa dedica un capítulo diferente a cada uno de esos aspectos.

1.- Biografía. Una vida dedicada a racionalizar y modernizar el país, en lucha con exaltados y absolutistas (Tapia fue quien bautizó a éstos con el término de serviles, en Cádiz). Pasó por momentos de desgracia (prisión en 1814 y muerte en la cárcel de su hijo de corta edad; exilio en 1823) y momentos de triunfo literario y político.

2.- Carrera política y administrativa. Da cuenta el autor de esta monografía de diversos cargos importantes que ocupó Tapia (diputado, director de la Biblioteca Nacional...), y analiza sus ideas en tres temas a los que se dedicó de forma preferente: la libertad de imprenta, la reforma de la justicia y el sistema educativo. Es destacable la íntima amistad que unió a Tapia y a Quintana por espacio de cincuenta años, que hizo que ambos compartieron numerosas tareas en los ámbitos mencionados.

3.- Consideraciones generales sobre su obra. Tras presentar un cuadro general de la producción de Tapia, el autor le sitúa en su época literaria, entre Clasicismo y Romanticismo. Don Eugenio fue uno de los más destacados opositores a este segundo movimiento, al que parodió en distintas obras.

4.- Obra dramática. Se analizan sus tragedias y comedias, siendo éstas las más interesantes (si sitúan en la misma línea post-moratiniana que las de Bretón de los Herreros).

5.- Obra poética. En este capítulo José Antonio Bernaldo de Quirós pasa revista uno por uno a los poemas de Tapia, entre los que figuran piezas de indudable interés, sobre todo las satíricas.

6.- Obra en prosa. Se dedica este capítulo a analizar sobre todo la obra costumbrista Viaje de un curioso por Madrid (1807) y la novela Los cortesanos y la revolución (1838), obra realista en pleno triunfo del Romanticismo. Este estupenda novela ha motivado que Juan Ignacio Ferreras juzgue a Tapia como un “magnífico escritor al que se le empieza a considerar en la actualidad como el primer realista en el tiempo”.

7.- Producción en otros campos. Tapia se dedicó al periodismo (entre otras cosas, fue compañero de Quintana en la redacción del célebre Semanario Patriótico, entre 1808 y 1812); a la historia (escribió la primera Historia de la civilización española que se hizo en nuestro país, en 1840); a la traducción (comedias francesas, poemas ingleses, Walter Scott...); y a la jurisprudencia (fue un importante jurista, que llenó las librerías con su Febrero novísimo y su Derecho mercantil).

Para finalizar su estudio, José Antonio Bernaldo de Quirós hace una selección de textos de Tapia: poemas diversos (odas, elegías y sátiras), fragmentos en prosa y una amplia selección de escenas de dos de sus comedias principales. Se trata de un complemento imprescindible a esta obra, dado que son textos en su mayor parte inéditos desde los tiempos del autor.

Terminada la lectura de esta monografía, el lector no puede por menos de compartir la favorable opinión de Leopoldo Augusto Cueto, marqués de Valmar:

Sólo nos resta hablar [...] del insigne escritor don Eugenio de Tapia. Fue uno de los hombres más laboriosos y estimables de su tiempo. La jurisprudencia, la historia, la instrucción pública y la poesía ocuparon alternativa, y a veces simultáneamente, su larga y provechosa vida. Logró, por su instrucción, su talento y sus nobles prendas de carácter, granjearse el aprecio de todos los hombres distinguidos de su tiempo. Entre otros, Quintana, Martínez de la Rosa y don Juan Nicasio Gallego le profesaron siempre acendrada amistad.
   Las obras dramáticas, las novelas y las poesías de Tapia no denotan inspiración ardiente y poderosa, pero sí imaginación fácil y amena, buen gusto y sano espíritu. Como claro y correcto hablista, su mérito es incontestable, y la Academia Española, abriéndole sus puertas, procedió con tino y justicia.1

Francisco Manuel Biedma Calvo
Profesor del I.E.S. Buero Vallejo, de Guadalajara
Profesor Asociado de la Universidad de Alcalá de Henares.

 

Notas:

[1] Cueto: Poetas líricos del siglo XVIII, 1952-53, I-CCXXXIII.


 El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero26/tapia.html



Espéculo. Revista de estudios literarios
(Universidad Complutense de Madrid) 2004