Espéculo

  Reseñas, críticas y novedades

 

 

María Teresa de Vega

Sociedad Sapiens


 

Juan J. del Rey Poveda
I.E.S. "Nicolás Estévez"
Icod (Tenerife)

Una larguísima tradición ha incluido a los animales como protagonistas de ficciones. Sin salir de España, nadie olvida El coloquio de los perros, de Cervantes. En el siglo XVIII dos autores, Tomás de Iriarte y Samaniego, se sirvieron de ellos para transmitirnos unas ideas. Sobre todo, Iriarte se valió de estos seres para reflexionar sobre creación y estética literarias. Más allá, por tanto, de un valor puramente moral e ideológico. El autor de Puerto de la Cruz desarrolló las posibilidades de las fábulas con este ensanchamiento temático, que será un rasgo de modernidad.

Pues bien, Mª. Teresa de Vega, en la línea de Iriarte, crea unos animales y una sociedad en la que, especialmente, se filosofa, se dialoga sobre temas como la conducta humana y la creación literaria. Todo ello apoyado en muchos autores clásicos de la literatura como Rousseau y Voltaire. De esta manera, la novela se enriquece intelectualmente y sus personajes apoyan sus ideas con citas de libros clásicos. No extraña, pues, que el universo ficcional construido esté lleno de libros y de aspiraciones literarias. Un universo ilustrado en que el diálogo es la columna vertebral para conocer e intercambiar pensamientos muy diferentes. Diálogo, por tanto, entre los diversos personajes y con obras de ficción importantes (recordemos, a modo de ejemplo, las referencias a Miguel Espinosa).

La riqueza de asuntos y de ideas sorprende al lector, ya que se aborda ampliamente el tema de la creación literaria, pero también otras cuestiones de gran interés, como la situación de la mujer escritora o la vanidad de la condición humana. Respecto a este último tema, la esposa del gallo Chantecler opina: "Te recuerdo lo que dejó escrito Rousseau, que los pesares de nuestra vida más que de nuestras necesidades nacen de nuestras afecciones". Así pues, hay una búsqueda del porqué del actuar humano y una crítica constante de situaciones que no se consideran justas.

Llama la atención que gran parte de la novela se ocupe del quehacer literario y el mundo profesional que gira en torno a él. Los sucesivos cuentos que los personajes van escribiendo captan nuestro interés, ya que están muy lejos del realismo más ortodoxo. En ellos se dialoga más que se narra y todo es posible, pues en la ficción todo está permitido. La crítica de las injusticias aparece por doquier, especialmente las que se cometen contra los escritores desconocidos. Pero al margen de los problemas, escribir es una tarea vital, una necesidad para los personajes. Por el contrario, publicar es algo tortuoso y extremadamente difícil.

A pesar de todas las dificultades, los personajes de Sociedad Sapiens anhelan escribir y esto es algo que llena sus vidas y que desean transmitir. En una sociedad en la que una parte importante desprecia la literatura y el mundo intelectual, los animales de esta novela nos transmiten su amor por las letras, como algo inherente al ser humano.

18/07/2005

 

© Juan J. del Rey Poveda 2005

Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero30/ssapiens.html



Espéculo. Revista de estudios literarios
(Universidad Complutense de Madrid) 2005