Editorial


Humanidades

Son estos tiempos de crisis para las Humanidades. En general, son tiempos de crisis para la Cultura, convertida en muchos casos en espectáculo, en el peor sentido de la palabra. Pero lo cierto es que no es el único frente de deterioro o de pérdida de identidad y función.

Un segundo foco se origina en la tendencia unificadora que las más altas instituciones educativas aplican a las Humanidades. En esta época de planificaciones y reduccionismos en busca de la eficacia gestora (es la idea reina), las Humanidades son medidas con los raseros derivados de los campos predominantes, es decir, los susceptibles de patentes (entiéndase, susceptibles de producir beneficios). En toda institución educativa se suele encontrar algún "buen gestor" que piensa (lo manifieste o no) que invertir en las Humanidades es tirar el dinero.

No es lo mismo "investigar" en los campos de la Física, la Biología, etc., que hacerlo en el campo de las Humanidades. Su función es otra y otros sus métodos, formas de trabajo, resultados, etc. Sin embargo todas estas diferencias desaparecen en los formularios, auténticos prescriptores de la realidad. Puro reduccionismo. La responsabilidad no está solo en un lado. También son responsables todos aquellos que han desvirtuado su campo y forma de trabajo por platos de lentejas con diversos condimentos. En el fondo no son más que formas de canalización de los intereses. Unos por otros, el resultado es el visible: la desintegración de la Humanidades. Y, mucho peor, su distanciamiento de la sociedad. Deberíamos mirar más a la gente y menos a los ministerios y demás entidades "optimizadoras" de la inversión.

El resultado de todo esto es que, obligados a rellenar periódicamente formularios, se acaban realizando solo los trabajos que encajan en ellos. Evidentemente, el "formulario" no es más que un signo visible de una tendencia más amplia: la de los que miran un libro de poesía o una novela y te preguntan para qué sirve.

Joaquín Mª Aguirre
Editor


El URL de este documento es http:/www.ucm.es/info/especulo/numero31/31editor.html