Espéculo

  Reseñas, críticas y novedades

 

 

George Hendrik von Wright

Retrato del joven Wittgenstein

         

 

“A las 5:00 fui a un concierto, en el Guidhall -un concierto de cámara que incluyó un precioso trío de Schubert. Me encontre con Wittgenstein allí -un alemán que conocí anteriormente con Russell (chez Russell)- sin embargo él tuvo que irse temprano” [Sábado, 4 de mayo de 1912]

Por fin este pasado año fue publicada la traducción del libro A Portrait of Wittgenstein as a Young Man, editado por G.H. von Wright en la editorial Basil Blackwell, en 1990. Este libro que viene acompañado por una breve introducción de Anne Keynes, resulta ser una recopilación de extractos del diario de David Hume Pinsent, íntimo amigo de Ludwig Wittgenstein durante el periodo comprendido entre los años 1912-1914. Además la edición inglesa viene magníficamente ilustrada por una serie de fotografías de Pinsent, Wittgenstein, Ellen F. Pinsent, así como otras tomadas durante los viajes a Noruega e Islandia, siendo estas últimas especial testimonio de la amistad que compartieron ambos jóvenes durante aquellos anos de estudio y formación filosófica. Georg Henrik von Wright, discípulo de Wittgenstein y uno de los albaceas del testamento de Wittgenstein, ha realizado esta excelente labor editorial junto a Anne Keynes -sobrina de David Pinsent y casada con el profesor R.D. Keynes-. Este excelente y conmovedor retrato del joven Wittgenstein, a partir de los diarios de David Hume Pinsent. Como así se menciona en el texto original en inglés, durante el periodo de Lent del año 1912, Ludwig Wittgenstein se matriculó como estudiante en Cambridge, con el propósito de asistir a las conferencias que impartía Bertrand Russell. Fue entonces en una de las famosas reuniones semanales -denominadas “squashes”- en las habitaciones de Bertrand Russell cuando Wittgenstein se encontró por vez primera con David Pinsent, siendo este por aquella época estudiante del Trinity College y a quien algo mas tarde llamaría “mi mejor y único amigo. En la entrada del diario del día 1 de febrero, las anotaciones de Pinsent indican un primer encuentro con “un joven alemán que asistía a las conferencias de Russell”. Según Pinsent: “el alemán” le causó una singular impresión. En el diario se menciona que este era “¡tremendamente insensato y contó un gran numero de siniestras historias de asesinos con una maravillosa seriedad y fervor!”

Durante estos años de formación académica en Cambridge, Ludwig Wittgenstein y David Hume Pinsent fueron a menudo juntos a conciertos y planearon varios viajes: un primer viaje a Islandia (bien documentado en el libro). Además en periodo de 1912-13 los dos amigos realizando numerosos viajes a Londres, e, incluso, uno más, siendo esta vez a Noruega en el mes de agosto de 1913. Posteriormente Wittgenstein regresó a Noruega , donde paso el siguiente año académico desarrollando las ideas que luego cristalizarían en el conocido Tractatus Logico-Philosophicus. El ultimo encuentro de Wittgenstein con Pinsent fue en la ciudad de Birmingham, bastante temprano en la mañana del día 8 de octubre de 1913. Desafortunadamente, David Hume Pinsent fallecería en accidente de aviación cinco años más tarde, en mayo de 1918, durante el desarrollo de la Primera Guerra Mundial en Europa. Inmediatamente, al conocer la desgraciada noticia, Wittgenstein decidió dedicar el Tractatus a la memoria de su querido amigo. Como bien señala von Wright en su edición la selección de los extractos del diario de David Pinsent son reproducidos por primera vez, junto con la importantísima correspondencia con Wittgenstein. Sin lugar a dudas -en mi opinión- estos fragmentos del diario proveen al lector interesado en la figura de Ludwig Wittgenstein una singular, reveladora, íntima y apasionante perspectiva de la juventud del filósofo más brillante del siglo XX.

Por aquella época, entre los años 1912-13, los dos amigos ya habían pasado considerable cantidad de tiempo juntos en compañía uno del otro. Asistieron juntos a conciertos puesto que los dos eran muy aficionados a la música. Parece que no hubo planes para viajar juntos hasta la mitad de las vacaciones cuando Wittgenstein que estaba entonces en Viena, anuncio que iría a Inglaterra en agosto para posteriormente ir a España con Pinsent. Cuando este llego a Cambridge tenia tres diferentes sugerentes planes: ir a Andorra, a las Azores, o a Noruega. Pinsent y Wittgenstein se inclinaron por la tercera alternativa, teniendo lugar el viaje entre el 29 de agosto y el 1 de octubre. Posteriormente -unos diez días más tarde- Wittgenstein regreso solo a Noruega aunque antes de hacerlo, visito a Pinsent en la casa de sus padres en Birmingham. David Hume Pinsent se encontró con Ludwig temprano en el anden de la estación de trenes en la mañana del dia 8 de octubre. Esta vez fue la ultima que los dos amigos se pudieron ver. En Noruega Wittgenstein permaneció durante todo el curso académico de 1913-14 con una breve interrupción en las Navidades cuando tuvo la occasion de regresar a la casa familiar en Viena. Toda la germinación de sus pensamientos cristalizarían en el futuro Tractatus; su obra estaba en progreso por completo. Después de su regreso de Noruega a Austria en el mes de junio de 1914 un tercer viaje con Pinsent había sido planeado un tercer viaje con Pinsent para el final del verano. Esta vez Andorra fue el lugar mencionado como el posible destino pero debido al estallido de la guerra este deseado trayecto ya no pudo ser realizado. El 7 de agosto Ludwig Wittgenstein se alisto como artillero voluntario en la causa austro-húngara. Durante los primeros anos de la guerra los dos amigos se pudieron escribir. Aunque no se han guardado las cartas de Wittgenstein a Pinsent, se han conservado más de diez cartas de Pinsent a Wittgenstein que salieron a la luz en Austria en 1988, siendo en este libro reproducidas con el permiso de Frau Charlotte Eder. David Hume Pinsent falleció en accidente de aviación, en Farnborough, en el mes de mayo de 1918, teniendo Wittgenstein noticia de la muerte de su amigo mediante una carta que le escribió la madre de Pinsent. También esta carta y otras dos de Ellen Pinsent fueron encontradas muy recientemente en Austria siendo estas publicadas junto las otras dos cartas de Wittgenstein a la Señora Pinsent. En 1951, Lady Adrian, Hester Pinsent, mostró a algunos amigos extractos del diario que su hermano, David Pinsent, había escrito en relación a su amistad con Wittgenstein. La publicación de estos extractos fue considerada entonces, pero quedó pendiente durante bastante tiempo. En el año 1988 -a petición de Mikael Karlsson, profesor de filosofía en la universidad de Reykjavik-, Georg Henrik von Wright se emocionó al volver a leer los extractos de gran frescura y veracidad. Al descubrirse las cartas de Pinsent en Austria entonces surgió otra vez la cuestión de la publicación del diario, aunque esta vez mediante la intervención de los sobrinos de David Pinsent, el segundo Lord Adrian y sus hermanas la Señora Jennet Campbell y la Senora Anne Keynes. La realización de esta tare le debe enorme labor a la Senora Keynes quien amablemente aceptó escribir una introducción sobre David Hume Pinsent y su historia familiar y aquellas otras personas mencionadas pero no completamente identificadas en el diario.

En definitiva, este libro es una gran oportunidad para dar a conocer al público parte de los diarios del íntimo amigo de Ludwig Wittgenstein escritos durante los años que compartió con este en la universidad de Cambridge. David Hume Pinsent fue un testigo de excepción del desarrollo del pensamiento del joven Wittgenstein que luego más tarde cristalizaría en el conocido Tractatus Logico Philosophicus. Mediante este texto uno tiene la ocasión de comprender tanto el contexto intelectual en el que se originaron las ideas más importantes del pensamiento de Wittgenstein, así como la formación de su carácter. El texto, traducido del inglés, A Portrait of Wittgenstein as a Young Man (From the Diary of David Hume Pinsent, 1912-1914), viene acompañado de unas 18 cartas de gran importancia dirigidas por Pinsent a Wittgenstein las cuales guardan una estrecha e inmediata relación con los llamados -en español- “Diarios secretos” de Wittgenstein en los que este menciona en detalle su particular crónica de la Primera Gran Guerra Mundial. Quizás, cabe mencionar que en esta edición de los Diarios se podría echar de menos la inclusión de algunas fotografías disponibles en el archivo Ludwig Wittgenstein de la universidad de Cambridge que en la actualidad han sido digitalizadas y que debido a su importancia (y su gran número) podrían acercar al lector al contenido mencionado en los diferentes pasajes y entradas del mismo diario, a saber: algunos lugares particulares de Cambridge y Londres, de los viajes que ambos amigos realizaron a Islandia y Noruega, así como otras fotografías de importantes personajes ya celebres en aquella época que mantuvieron amistad con Wittgenstein durante aquellos días. En el texto en inglés se incluyen unas bellas fotografías suministradas por Anne Keynes y la biblioteca del Trinity College de Cambridge, a saber: el mapa del itinerario de Wittgenstein y Pinsent en Islandia; una postal de David Pinsent desde Reykjavik a Hester Pinsent, fechada el 13 de septiembre de 1912; una postal de David Pinsent a su madre desde Oisteso, Noruega, fechada el 8 de septiembre de 1913; una página del diario de David Pinsent de 1912; una fotografía de David Pinsent en Glenfield, Foxcombe Hill, Oxford, en 1915; una fotografia de David Pinsent navegando en Falmouth Harbour, Cornwall, en 1916; una fotografia de David Pinsent junto a varios cientificos en Chudleigh, Farnborough, en 1918, a saber: F.A. Lindemann, G.P. Thomson, W.S. Farren, F.W. Aston y David Pinsent; una fotografía de W.S. Farren, más tarde director de la Real Jefatura de Aviación (Royal Aircraft Establisment), Farnbourough, and David Pinsent abordando su avión en 1918; una fotografía de Ellen Frances Pinsent; y otra una fotografía de Ludwig Wittgenstein. Finalmente, no se puede dejar de señalar que la publicación de este libro es una forma de reconocimiento de David Hume Pinsent -descendiente directo de David Hume- y, a quien, por otra parte y merecidamente dedica el Tractatus. En una carta de junio de 1922 de Ludwig Wittgenstein a C.K. Odgen, Wittgenstein le pregunta la dirección de la Señora Pinsent que se había mudado de Oxford a Londres después de la muerte de su esposo en 1920; y le comentaba que debía enviarle una copia del Tractatus que acababa de salir publicado. Este requerimiento también es repetido en una carta de julio. Ogden le envió el libro a la Señora Pinsent y ella se lo agradeció a Ogden, en la carta fechada el 20 de noviembre de 1922, diciéndole que tenía la intención de escribir a Ludwig. Su carta a Wittgenstein, sin embargo, no se sabe que exista.

David Pinsent fue al Trinity College en 1910 becado para realizar estudios en Matemáticas. Dado que estaba interesado en Filosofía, asistía regularmente a los famosos encuentros dirigidos por Bertrand Russell y a otras reuniones de “Cambridge Heretics Society”. (Wittgenstein fue un destacado apóstol, elegido en noviembre de 1912). Mientra que en invierno le gustaba ir a montar a caballo y patinar; en verano le gustaba más jugar al tenis. Además continuo sus estudios de piano siendo Beethoven y las sonatas de Schubert, los preludios y las fugas de Bach su música predilecta. Tanto en Cambridge como en Londres aprovechó para ir a numerosos y buenos conciertos, por su cuenta o con sus primo Radford. Pinsent trabajó intensamente en Matemáticas y sobresalió en los exámenes finales con un grado de primera clase. Sir George Thompson, profesor del Corpus Christi College de Cambridge, señalo en sus notas autobiográficas que “David era la persona mas brillante de su promoción” -incluso el más brillante que haya conocido-. Al estallar la guerra en 1914 Richard Pinsent, hermano de David, que había pasado un ano en Balliol, se alisto inmediatamente como voluntario y obtuvo un despacho en el ejercito de Kitchener como segundo teniente en el Regimiento Real de Warwickshire; después del entrenamiento en Inglaterra fue a Francia con su regimiento en junio de 1915, y murió en las trincheras en octubre. También su primo Philip había muerto unas pocas semanas antes en una batalla aérea sobre las líneas alemanas. Puesto que David Pinsent había sido rechazado para obtener un destino al estallar la guerra dada su forma física, se mudo a Londres para trabajar con su tío Robert, actualmente Lord Parker de Waddington y del Tribunal Superior de Justicia (High Court Judge), y realizar los exámenes en Leyes. Poco después de la partida de su hermano Richard hacia Francia, David se unió al Ministerio de Armamento. Después de la muerte de su hermano y de su primo, intentó de nuevo obtener un destino en el ejercito sin conseguirlo. Rechazado una segunda vez, se formo como operario en la fábrica de municiones de Birmingahm siendo posteriormente enviado en marzo de 1916 a la fábrica de la RAF en Farnborough donde paso los siguientes ocho meses trabajando intensamente. Mientras tanto George Thompson y otros de sus contemporáneos en Cambridge se incorporaron en la investigación aerodinámica en Farnborough. Al final, persuadieron a David Pinsent para unirse a ellos y usar sus conocimientos matemáticos en lugar de sus destrezas manuales para ayudar a ganar la guerra. Hacia el año 1918 los experimentos necesitaban pilotos que quisieran tomar considerables riesgos acrobáticos. David Hume Pinsent murió en uno de estos vuelos.

 

Ellen F. Pinsent a Wittgenstein
Foxcombe Hill,
Nr Oxford

9 de mayo de 1919

Mi querido Ludwig,

Estoy muy contenta de saber de usted -sin embargo siento mucho que este prisionero. Espero que no sea por mucho tiempo aunque date cuenta de que debes ocuparte en algo de tu verdadero interés. Debe ser difícil para un hombre de tu inteligencia permanecer prisionero desplazado de toda forma de trabajo. Estoy muy contenta de que hayas terminado tu libro.

Tengo una carta y una tarjeta de agradecimiento para ti -fechada el 24 de abril- la carta me llegó temprano. ¡En mi carta de diciembre hablo acerca de cómo localizarte! Bueno, es deseable que haya paz y mientras esta llega, espero que nos queramos unos a otros. Siento que debemos compartir un gran objetivo y tengo esperanza de que trabajemos juntos en favor de la humanidad.

Hace justo un año de la muerte de David. Estoy muy orgullosa de la labor que hizo y la valiente muerte que tuvo- y sé cómo tú le querías y yo siempre te querré. Vente con nosotros tan pronto como puedas; te acogeremos calurosamente. Hay algunas cosas de David que quiero que tú tengas.

Al menos podemos darte nuestro hogar; la dirección del margen superior es la permanente para que siempre me puedas encontrar. Por favor, déjame saber tu dirección cuando vuelvas a casa -y escribe otra vez pronto. Nosotros siempre te enviamos nuestro amor y recuerdos.

Siempre afectuosamente,
Ellen F. Pinsent

Hester, la hermana de David Pinsent, una colegiala en 1912, fue enfermera de la VAD hasta el final de la guerra de 1914-18. Impartió conferencias de Historia en Somerville, en Oxford, y en 1923 se caso con E.D. Adrian, lector de Fisiología y más tarde miembro del Trinity College, en Cambridge; ella se encontró por primera vez con el (E.D. Adrian) en el funeral de David Pinsent en 1918. Wittgenstein solía llamarla a ella en Cambridge. Estas visitas a la hermana de David fueron únicamente en ocasiones en las que el siempre vestía con corbata. Después de la muerte de Wittgenstein en 1951, Hester Adrian eligió todos los pasajes de interés de los diarios de su hermano que se referían a Wittgenstein y los depósito en la Biblioteca del Trinity College. En su discurso en 1965 de la cena de despedida de la jubilación de su marido como Maestro del Trinity ella describió su primera visita al Trinity, en 1913: “Llegue para ver a mi hermano David Pinsent graduarse y accidentalmente fui llevada en Cam en una canoa por Wittgenstein -probablemente, una singular distinción!”-.

 

Dr. Pablo Pintado-Casas

Assistant Professor
Department of Foreign Languages, Literatures, and Cultures
Kean University

 

© Pablo Pintado-Casas 2005

Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero31/jowittge.html



Espéculo. Revista de estudios literarios
(Universidad Complutense de Madrid) 200