Espéculo

  Reseñas, críticas y novedades

 

 

Emilia Pardo Bazán

Memorias de un solterón

             

 


 

María Luisa Pérez Bernardo
University of Dallas

María Angeles Ayala presenta esta edición de Memorias de un solterón como parte esencial para comprender las ideas que tenía Pardo Bazán en torno a la mujer. La introducción de esta novela está dividida en seis secciones, seguida de una amplia bibliografía actualizada de todos los ensayos críticos sobre la novelista.

La crítica encauza muy bien Memorias de un solterón con los dos artículos principales donde se discute la cuestión feminista y las principales preocupaciones ideológicas y personales de Pardo Bazán: “Mujer Española” y “La educación del hombre y la mujer. También nos dice que el planteamiento feminista ocupa gran parte de las novelas que integran el ciclo Adán y Eva, ya que para comprender mejor estas cuestiones habría que estudiar Memorias de un solterón en conexión con Doña Milagros (1894). María Angeles explicita que en los artículos periodísticos y en la novela se rehúsa el papel que la sociedad había diseñado para sus miembros femeninos, exigiendo, por el contrario, la igualdad social, intelectual, moral y sexual entre los hombres y las mujeres.

Otra faceta importante que Ayala aborda es el nivel educativo que la mujer recibía en la época, y que aparece de forma implícita en la obra. Nos comenta que la escritora abogaba por una educación íntegra, que preparara a la mujer para la vida. De aquí que el personaje principal Feita reencarne el papel de la mujer ideal, de aquella que es capaz de superar las barreras impuestas por la sociedad a través del estudio. También se nos dice como Emilia Pardo Bazán exterioriza en esta obra su juicio personal acerca de sus coetáneos y de los sucesos que acontecían a su alrededor. María Angeles enfatiza la necesidad sentida por la escritora de poner unas nuevas directrices a la sociedad de finales de siglo XIX, y más concretamente, refleja el esfuerzo de Doña Emilia por erradicar el sexismo de la época. De hecho, la crítica dice como el escaso éxito que tuvo en su día la novela es evidente ya que su componente feminista fue un elemento que jugó en contra del propio relato (23).

A través de este planteamiento, la profesora María Angeles Ayala vuelve a analizar el papel subversivo de Feita: “Feita rechaza que el destino de la mujer venga determinado por el hombre, que el único camino factible sea irremisiblemente al matrimonio, o a la formación de un hogar”(48). Este análisis exhaustivo de la protagonista resulta un tanto repetitivo, ya que muchos críticos (Mary Ellen Bieder, Carmen Bravo Villasante o Guadalupe Gómez Ferrer) han tratado esta cuestión en torno al personaje, siendo esto una “revisión” más que una “aportación novedosa”. De hecho, todas estas referencias, y el que la mayor parte de la introducción se reduzca simplemente a esbozar el argumento, hace que el estudio se convierta en un mero sumario de la obra.

A mi parecer, este análisis de la novela sería más relevante si se intentara dar una respuesta a lo que muchos críticos han determinado como el final desconcertante y frustrante de Memorias de un solterón. También sería conveniente aportar toda esta base crítica con documentación de revistas e ilustraciones sobre las acusaciones que sufrían las mujeres. Esta inclusión de referencias únicas a textos periodísticos respaldaría la argumentación, ya que no se puede comprender bien Memorias de un solterón sin estudiar los artículos de Concepción Arenal y de Pardo Bazán misma en La España Moderna. Aunque sí que es verdad que María Angeles Ayala analiza con profundidad “La educación del hombre y la mujer” y “Mujer Española”, podría haber incluido “Estado actual de la mujer” que se publicó en La España moderna de 1895, pero que había aparecido ya en 1884 como parte del estudio realizado por Elizabeth Candy Staton, “The Woman Question in Europe”.

No hay duda de que parte del mérito de María Angeles es el de haber reavivado el interés por una obra que había estado tan silenciada y eclipsada, sin duda, por los otros trabajos de Pardo Bazán. De hecho, la publicación de Memorias de un solterón ha sido escasa, pues desde la edición de 1911 la novela sólo ha sido recogida en dos ocasiones más, siendo así difícil el acceso a la obra. Entre los aciertos del editor hay que valorar las numerosas notas al pie de página con referencias explicativas a las alusiones y refranes que hoy en día están en desuso, y que la crítica explicita y documenta muy bien, ya que en esta edición se ofrecen las variantes que corresponden al texto publicado en 1896. Finalmente, hay que reconocer la buena redacción de esta introducción, puesto que está escrita con una excelente prosa.

 

© María Luisa Pérez Bernardo 2005

Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero31/solteron.html



Espéculo. Revista de estudios literarios
(Universidad Complutense de Madrid) 2005-2006