El canon de belleza a través de la Historia: un método de descripción de personas para alumnos de E/LE

Ramón Pérez Parejo

I.E.S. “Castillo de Luna” Alburquerque
parejo27@teleline.es


 

   
Localice en este documento

 

Resumen: Intentamos con el presente estudio desarrollar la destreza oral y escrita de los alumnos de E/LE en un tema —y una función— que está muy presente en los currículos de todos los niveles: la descripción física de personas. Para lograr ese objetivo proponemos y presentamos una forma y una metodología que les pueden resultar atractivas a nuestros alumnos: la forma, el análisis del canon de belleza a través de la historia en pintura, escultura y literatura; la metodología, la elaboración de una unidad didáctica inspirada en el enfoque por tareas.
Palabras clave: canon de belleza, descripción, español lengua extranjeros.

Abstract: The aim of this article is to improve oral and writing skills of E/LE student by working on a topic —and a function— present at all level across the curricula. In order to achieve this objective, an attactive activity is proposed, togheter with a motivating methodology: an annalysis of the canon of beauty through different paintings, sculptures and literary works; following a task-based approach to second langage teaching.
Key words: canon of beauty, description, spanish foreign language.

ÍNDICE

1. Introducción

2. El canon de belleza, realidad variable diacrónicamente

3. Unidad didáctica: el ideal de belleza

3.1 Tema

3.2 Tarea final

3.3 Nivel

3.4 Grupo meta

3.5 Temporalidad

3.6 Objetivos (De aprendizaje y comunicación)

3.7 Contenidos

3.8 Actividades y secuenciación de tareas

3.9 Evaluación (De los alumnos y de la unidad)

4. Bibliografía

5. Anexos

 

1. Introducción

Intentamos con el presente estudio aumentar la destreza oral y escrita de los alumnos de E/LE en un tema —y una función— que está muy presente en los currículos de todos los niveles: la descripción física de personas. Para lograr ese objetivo proponemos y presentamos una forma y una metodología que les puede resultar atractiva a nuestros alumnos: la forma, el análisis del canon de belleza a través de la historia en pintura, escultura y literatura; la metodología, la elaboración de una unidad didáctica inspirada en el enfoque por tareas.

En primer lugar proporcionaremos a profesores y alumnos algunas informaciones y nociones teóricas básicas sobre los distintos cánones o patrones de belleza física que han existido a lo largo de la historia a fin de que podamos algún punto de partida sólido para emprender la unidad didáctica que propondremos después o, en su caso, para que compare las conclusiones extraídas de la unidad didáctica con esta breve introducción a un tema que, por lo demás, creemos que puede ser atractivo para el alumno por su actualidad y por el interés que suele despertar entre todos. Este tema establece relaciones tanto con el concepto de modelos de mundo de la Escuela semiótica de Tartu-Moscú como con los modelos literarios ficcionales, ya que el canon de belleza responde a un modelo cultural que debe seguirse y que distorsiona sensiblemente la realidad, lo cual puede provocar, en este caso, hasta daños físicos y psíquicos. Como afirma L. G. Davis [1], existe una distinción entre realidad y representación ficticia, y mucho más cuando se trata de cánones o prototipos de belleza, los cuales informan del carácter mundo en que se han creado. No es que eso sea importante, sino el cómo la representación ficticia deforma o distorsiona la realidad. Ese cómo es lo fundamental para analizar la función de dicha representación, casi siempre ligada a unas razones ideológicas. Los hombres y las mujeres de hoy pasamos muchas horas al día en el gimnasio o haciendo cualquier deporte, controlando las calorías en nuestras dietas, utilizando cosméticos, tostando la piel, cambiando de peinado, de vestimenta o acudiendo a la cirugía para buscar nuestro ideal de belleza. Sin embargo, la historia nos dice que este canon ha cambiado con el tiempo, que cada época ha tenido el suyo y, por tanto, los gustos han sido muy distintos de unas épocas a otras ya que todos los prototipos que han existido y existirán responden a mentalidades diferentes, a otras necesidades, a otras formas de entender la vida, a otros modelos de mundo que afectan a nuestra concepción de la belleza, concepción que se debe, en buena parte, a convenciones culturales. La literatura ha reflejado este fluctuante canon de belleza, aunque, para dar una noción más exacta de ello, debemos acudir no sólo a la literatura, sino a la escultura y la pintura, pues de estas dos artes tenemos testimonios más antiguos y variados sobre el canon de belleza.

2. El canon de belleza, realidad variable diacrónicamente

La historia de la estética debe incluirse dentro de la historia de la belleza, realidad más amplia en la que caben no sólo las obras realizadas por la mano del hombre sino también cualquier objeto que haya sido percibido o sentido como bello, incluso la propia figura humana [2]. Es aquí donde vamos a detenernos. Cabe preguntarse por qué el canon de belleza física humana tiene la cualidad de cambiar con el tiempo. El psiquiatra Luis Rojas Marcos [3] —preocupado por lo que él llama tiranía o dictadura de la belleza que hace que un 80 % de las mujeres occidentales se sientan insatisfechas con su cuerpo y hasta un 20 % han pasado ya por el quirófano a remodelar su figura— no duda en señalar que el prototipo de belleza de la mujer delgada, causante de los trastornos de la anorexia y la bulimia, está promovido por la industria de la belleza, que genera millones de euros y que está controlada por hombres. La obsesión por la imagen, continúa el psiquiatra, ha ido impidiendo en muchos casos que la mujer pueda desarrollarse social y culturalmente, de modo que es la moda lo que provoca la tiranía de la belleza a la que está sometida, sobre todo, la mujer.

En este mismo artículo se nos asegura que los cánones de belleza han sido casi siempre impuestos por los hombres, que han exhibido a las mujeres como trofeos. La mujer fue apartada de los órganos de gobierno y de las responsabilidades sociales porque la sociedad machista instauró que su función era tener hijos, cazar marido, hacerse cargo de la casa y complacer sexualmente al esposo. Para ello desde la adolescencia tuvo que acicalarse para gustar al hombre, el cual diseñó su estética e incluso su comportamiento. El hombre siempre alabó más su aspecto físico que su capacidad intelectual y una mayoría de mujeres se esclavizó: es la tiranía de la moda, la dictadura de la belleza, como propone este artículo, la que ha producido un índice tan elevado de personas insatisfechas con su físico, mujeres que por cientos de miles visitan los gabinetes de cirugía plástica.

Los cánones o patrones de belleza, variables y pasajeros, han respondido a motivos sociales y económicos. Así, por ejemplo, las mujeres ricas de antaño debían ser gordas para demostrar que no tenían por qué trabajar y que comían abundantemente. Hoy día, en los países desarrollados, la obesidad es considerada una especie de epidemia que provoca miles de muertes debido a enfermedades derivadas del exceso de peso. Y eso no vende. Lo que hoy tiene éxito y se vende es un cuerpo delgado, ágil y esbelto que demuestre a los demás que puede consumir alimentos escogidos y tiene tiempo suficiente para ir al gimnasio o hacer deporte. Siempre ha habido motivos ocultos detrás de cada prototipo de belleza: si se quiere incrementar el índice de la natalidad el ideal de belleza se forma con caderas anchas y pechos grandes; si se quiere ostentar la condición de clase social dominante se muestra la gordura en tiempos de hambruna o crisis; si se quiere mostrar cuidado de la imagen, selección de alimentos, exaltación de la juventud y tiempo libre para cuidarse físicamente se muestra un cuerpo con unas dimensiones de 90-60-90 con cabellos rubios y aspecto frágil, o cuerpos delgados, casi infantiles; si se quiere mostrar dinamismo, fortaleza física, aventuras y exploraciones varias se presenta un cuerpo más musculoso y una tez más curtida.

Parece ser que estos tres primeros modelos se han alternado en la historia, aunque quizá por distintos motivos y con leves variantes. El último es una variante del tercero, del contemporáneo, igual que existen otras variantes como el de la belleza tecnológica. Existe un modelo más, el postmoderno. El modelo postmoderno parece haberse liberado de la estética para transformarse en bienestar físico, mental, intelectualidad y educación en valores. No obstante, el modelo postmoderno no se ha impuesto en la publicidad. El canon de belleza femenino tiene una fórmula clave: el culto a la imagen. Se trata de una figura esbelta, altura superior a la media, apariencia deportiva sin incurrir en lo atlético ni excesivamente musculoso, piel tersa y bronceada, ojos grandes, nariz pequeña, boca grande y labios gruesos, medidas publicitarias (90-60-90), senos firmes, simétricos y sólidos, vientre liso, pelo largo (a partir de los 50 también corto), piernas largas y torneadas y, sobre todo, tener menos de treinta años. La eterna juventud se ha impuesto en la estética: la figura firme, la forma intacta y el resto de la vida por delante para cumplir los grandes sueños. Éste es el patrón del siglo XXI del que se beneficia el mercado. El ideal de belleza masculino destaca la importancia del ejercicio físico para conseguir el arquetipo, como había hecho el mundo clásico de Grecia, de modo que la estatura superior a la media, el cabello abundante, la frente ancha, los pómulos prominentes, la mandíbula marcada, las extremidades y el tronco levemente musculosos, la espalda ancha y las piernas largas y deportivas no difieren excesivamente del canon propuesto por el Discóbolo de Mirón, salvo quizá por unos pequeños detalles como lo de los pómulos y las mandíbulas, que en Grecia eran más redondeados y en la actualidad se prefieren más tipo Robocop o Terminator, probablemente debido a la influencia de la robótica y la cibernética.

Los ideales estéticos de hombres y mujeres han seguido unos pocos patrones, de modo que el hombre ideal de la Antigüedad grecolatina, el del Renacimiento y el contemporáneo son similares. Ahora bien, hablamos de unos pocos patrones en el ámbito de nuestra cultura, ya que si nos asomamos a otras quedaríamos atónitos ante el ideal de belleza que existe en cada una de ellas. Por poner algunos ejemplos curiosos [4], en algunos pueblos de Birmania la belleza se mide por los aros que se consigan colocar en el cuello de las mujeres, que puede alcanzar incluso 25 cms., hasta deformarlo por completo (les llaman las mujeres jirafa), de modo que si llegasen a quitárselo se les romperían los huesos del cuello. La mujer tuareg es valorada según el número máximo de michelines que consiga acumular en el vientre. A las adolescentes de Papua Guinea les estiran los pechos para dejarlos caídos; así tendrán más posibilidades de casarse. Las etíopes deforman sus labios con discos de arcilla. Las Txucarramae se afeitan la cabeza. Otras se liman los dientes; en otras tribus se estiran las orejas con peso o permiten que les venden los pies desde pequeñas para, con la excusa de la belleza de los pies pequeños, impedir su movimiento. El canon, visto así, parece un catálogo de torturas, de las que no está exenta nuestra cultura occidental, aunque utilice otros medios. Y no muy distintos, pues qué otra cosa que tortura es la perforación de las orejas para colocar pendientes, los tatuajes, los piercings, el hambre en las dietas, incluso los tacones, que producen daños en la espalda.

Dentro de nuestra cultura occidental y a grandes rasgos —pues no podemos detenernos demasiado en ello [5]—, podemos decir que sólo a partir de la época clásica puede hablarse de verdaderos cánones estéticos. De antes sólo podemos hablar de ciertas preferencias o tendencias estéticas que se desprenden de algunas obras de arte antiguas o de diversas fuentes documentales. Así, gracias a las pinturas rupestres y, sobre todo, a algunas estatuas de la Prehistoria como la Venus de Willendorf (Alemania), el canon de belleza era el de la mujer rolliza con gran ostentación de su nutrición, de su feminidad y de su capacidad procreadora, consideradas protectoras y de buen augurio. Son estatuas de mujeres desnudas con grandes pechos y caderas. Las facciones de su cara y otros detalles no se destacan. Algunas parecen representar mujeres embarazadas, y es muy probable que esas imágenes fueran esculpidas para propiciar la fertilidad de la tribu y, en último extremo, la preservación de la especie y de la vida. Se trata sin duda de un canon estético —como todos, ideales— que representa y relaciona la tierra madre y productora con la mujer madre y protectora. Parece, por último, que esas figuras, junto con los murales que representaban actos sexuales, responden a una motivación primigenia por representar todo aquello que era mágico para el hombre primitivo y que impresionaba sus sentidos: el amor, el sexo, la reproducción.

En la Biblia encontramos uno de los primeros documentos escritos preocupados por la belleza en la descripción de la reina de Saba en su visita al rey Salomón. Sin embargo, no todo en la Antigüedad fue del mismo modo, ya que en Egipto (según desprendemos de las pinturas) tenemos una explosión de la estética corporal, del peinado, del maquillaje, de la estilización, incluso de la cirugía, y todo ello hasta más allá de la muerte (recuérdense los productos de belleza hallados junto a la comida en el ajuar funerario de la familia de los faraones).

El ideal estético del mundo clásico se fraguó en la antigua Grecia a partir sobre todo de la escultura. La belleza se concebía como el resultado de cálculos matemáticos, medidas proporciones y cuidado por la simetría. Es hasta cierto punto lógico que esto se diera así en Grecia, pues en ese contexto es donde nacen otras disciplinas como la filosofía entendida como conocimiento del mundo, de la ética y del hombre para ser más feliz. Dentro de este ámbito, la escultura persiguió el ideal de belleza basado en el binomio de que lo bello es igual a lo bueno. El gran pionero de la teoría griega sobre el ideal de belleza fue Policleto, a quien se atribuye el célebre tratado El canon, hoy perdido. Tanto la belleza femenina como la masculina se basaban en la simetría, según la cual un cuerpo es bello cuando todas sus partes son proporcionadas a la figura entera. Ahora bien, hay sensibles diferencias entre el ideal femenino y el masculino debidas, claro está, a la concepción cultural. Las esculturas de las mujeres, aunque proporcionadas, representan a féminas más bien robustas y sin sensualidad. Los ojos eran grandes, la nariz afilada; boca y orejas ni grandes ni pequeñas; las mejillas y el mentón ovalados daban un perfil triangular; el cabello ondulado detrás de la cabeza; los senos pequeños. En tanto que el ideal masculino estaba basado directamente en los atletas y gimnastas ya que a atletas y a dioses se les atribuían cualidades comunes: equilibrio, voluntad, valor, control, belleza. Roma absorbió toda la iconografía de la escultura griega con la leve variante de que, como pueblo más guerrero, al atleta le puso una armadura.

En la Edad Media, a grandes rasgos, nos encontramos con un ideal de belleza impuesto por las invasiones bárbaras, las cuales mostraban la belleza nórdica de ninfas y caballeros. La fuente más importante para analizarlo es la pintura. La fe y la moralidad cristianas impusieron un recato en las vestimentas y una práctica desaparición del maquillaje, que se consideraba contrario a la moral cristiana en cuanto que desfiguraba lo que Dios había creado. La censura cristiana propició que, cuando tenían que mostrarse cuerpos desnudos, como la Caída de Adán y Eva o El Juicio final, los cuerpos se esquematizaban para quitarles cualquier matiz de sexualidad. El ideal de mujer medieval, tantas veces pintado, entre otros, por Jan van Eick, presenta blancura en la piel, cabellera rubia y larga aunque el pelo puede estar recogido, rostro ovalado, ojos pequeños, vivos y risueños, nariz pequeña y aguda, labios pequeños y rosados, torso delgado y complexión ósea como corresponde a las nórdicas, caderas estrechas, senos pequeños y firmes y manos blancas y delgadas. La blancura de la piel indica pureza y es al mismo tiempo símbolo de la procedencia del norte de Europa. Las vírgenes medievales presentan también estas mismas características. En cuanto a los hombres, eran representados como auténticos caballeros guerreros del mismo estilo que los leeremos en las novelas románticas: pelo largo que indica fuerza, virilidad y libertad, que llevaban los pueblos del norte de Europa para emular a sus reyes. Por lo demás, la descripción responde a la de un caballero con armadura alto y delgado, fuerte y vigoroso, esbelto; pecho y hombros anchos para aguantar la armadura; piernas largas y rectas como señal de elegancia y porte; manos grandes y generosas como símbolo de habilidad con la espada y de masculinidad.

El Renacimiento tiene un canon de belleza semejante al del mundo clásico, donde tenía su principal fuente estética. Así, se basa sobre todo en la armonía y en la proporción. Italia se convirtió en el referente artístico y todas las artes reflejaron ese canon de belleza del mismo modo. Dentro de las producciones artísticas, han quedado como emblemáticas en la historia el David de Miguel Ángel como canon de belleza masculina (aún hoy referente publicitario) y El nacimiento de Venus de Sandro Botticelli de la femenina. Las características son bien conocidas: piel blanca, sonrosada en las mejillas, cabello rubio y largo, frente despejada, ojos grandes y claros; hombros estrechos, como la cintura; caderas y estómagos redondeados; manos delgadas y pequeñas en señal de elegancia y delicadeza; los pies delgados y proporcionados; dedos largos y finos; cuello largo y delgado; cadera levemente marcada; senos pequeños, firmes y torneados; labios y mejillas rojos o sonrosados. En el ideal masculino no voy a entrar. Todos tenemos en mente la escultura del David; tan sólo añadiré los cabellos largos y relucientes, las cejas pobladas y marcadas, la mandíbula fuerte, los pectorales anchos, y que son figuras imberbes por lo general. De maquillaje tenemos sólo el colorete y el carmín para esos tonos rosas de la cara. Eso sí, el vestido es bastante suntuoso, aunque los renacentistas, en su afán por mostrar la perfección corporal, gustaban de mostrar la desnudez de los cuerpos.

Todo se complica el siglo siguiente. El Barroco fue la edad de la apariencia y la coquetería. Las cortes europeas enfatizaron su poder mediante el arte de la apariencia y la fastuosidad. La Ilustración del siglo XVIII puso fin a esto e impuso la sobriedad en las formas, aunque no abandonaron ciertos hábitos. Me refiero, por ejemplo, a las pelucas tanto en hombres como en mujeres. Pero lo que más destaca del Barroco es la proliferación, uso y abuso de perfumes, carmines, lunares, corsés, encajes, ropas suntuosas, zapatos de tacón, espejos, joyas, pomposidad, peinados, coquetería, en suma. No en vano, nació la palabra "maquillaje" y se extendió por varias lenguas, muchas veces como sinónimo de truco y engaño. El ideal de belleza femenino era, por tanto, bastante artificial. En cuanto al físico en sí, se pueden adivinar tras los ropajes y afeites unos cuerpos más gorditos que en el Renacimiento, pechos más prominentes resaltados por los corsés, anchas caderas, estrechas cinturas, brazos redondeados y carnosos, piel blanca, hombros estrechos. De los hombres detaca el mucho pelo (muchas veces con peluca), la piel muy blanca y las mejillas rosadas y, por encima de todo, unos trajes suntuosos de infinitas capas.

Desde entonces hasta ahora ha habido muchas modas: la gracia, ligereza y galantería del rococó; la sobriedad de la Ilustración; la moda del dandi inglés, etc. El siglo XX ha impuesto diversas tendencias que, como expusimos antes, dependen de motivaciones económicas y de lo que se quiera mostrar: cuerpos rellenitos porque no se quiere dar a entender que se pasa hambre; cuerpos "danone" si se quiere mostrar que hay un alto nivel de vida que permite seleccionar los alimentos, preocuparse por la imagen e ir al gimnasio. Ha habido momentos en el siglo XX que el ideal de belleza femenina ha estado más próximo al primer modelo que al segundo, especialmente en periodos de entreguerras e inmediatas posguerras. Ahora bien, parece evidente que a partir de los años 60 la tendencia —pese a la individualidad que algunos proclaman— es la de los cuerpos delgados, gran altura, vientres lisos, cabello abundante, ojos grandes, nariz pequeña, labios carnosos, senos simétricos y sólidos, piernas largas y delgadas, cadera marcada aunque no excesiva, cuerpos bronceados, y, sobre todo, jóvenes (sin arrugas). Ha habido leves alternativas, por ejemplo, en los setenta, cuando predominó la estética de figura recta, sin cadera ni pecho, alta y extremadamente delgada, tipo Barbie en el trance de una severa dieta. De nuevo las caderas y pechos han adquirido formas más redondeadas y voluminosas en las últimas tendencias.

En la más estricta actualidad, parece que son los cómics y las nuevas tecnologías —junto con los medios de comunicación— los que proporcionan los nuevos patrones de belleza. Quizá ahora el icono de belleza femenina lo proporcionen los vídeo-juegos: superhéroes y hombres Madelman (musculosos, atléticos, poco locuaces, siempre con ganas de guerra) y mujeres Laracrofts (de unos contornos fantásticos, en ambos sentidos de la palabra), en fin, seres virtuales, ciberseres que se desenvuelven con inusitada ligereza en las pantallas de los ordenadores, a los que intentan encarnar como pueden los grandes actores de Hollywood con más o menos éxito.

De modo que, volviendo a nuestro punto de partida, el hombre ha cambiado mucho y muchas veces el concepto de belleza a lo largo de la historia cuando en realidad llevamos desde hace cuatro mil años aproximadamente teniendo la misma apariencia física. Por poner un ejemplo, los griegos eran exactamente iguales que nosotros, quizá con unos centímetros menos solamente. ¿Por qué, entonces, ha cambiado tanto nuestro concepto de belleza? Profundizando en la idea de Rojas Marcos, los cambios de patrón estético han respondido a las relaciones entre la imagen y la ideología del poder, especialmente en las mujeres, históricamente más sometidas. El físico femenino se ha valorado como un objeto más. Alicia Giménez-Bartlett ha profundizado en ello en un ensayo titulado La deuda de Eva [6]. Arguye que la belleza nunca es inocente; siempre hay razones inconfesables detrás de los cánones, en todas las épocas. Las matronas romanas debían dar ejemplo de dignidad con su sobriedad física; las bellas renacentistas reflejaban en su delgadez la espiritualidad de la época; las nobles francesas de antes de la revolución mostraban con sus hábitos imposibles y pomposos que nada tenían que ver con el populacho. La modernidad, según la autora —con la que desde luego coincidimos— es quizá menos teórica pero no más tolerante. Se sustituyen las ideas por el dinero y todo encaja. Los cánones de belleza actuales implican que gastemos dinero sin medida para alcanzarlos: gimnasios, dietas, siluetas, cirugía para la eterna juventud. La gran mayoría de los humanos han pasado y pasarán por esa especie de tiranía de la moda y del canon de belleza porque así ha sido desde siempre, incluso —piensa la autora— muy probablemente desde los tiempos de los hombres y los mamuts. Vivimos pendientes de nuestra apariencia. Es posible que eso sea innato en el ser humano aunque debamos variar por completo la imagen que la naturaleza nos dio.

3. Unidad didáctica: el ideal de belleza

3.1. Tema

El ideal de belleza.

3.2. Tarea final

Mostrar mediante un trabajo en unas cartulinas el ideal de belleza física contemporáneo, tanto masculino como femenino. En la cartulina se destacarán mediante flechas y breves explicaciones la descripción de las principales características de los modelos seleccionados (medidas, edad, vestido, pose, descripción física de sus caracteres, etc.).

3.3. Nivel

Esta unidad didáctica está diseñada para ser una de las primeras del nivel superior como repaso general de varios conceptos y primeras tomas de contacto con la lengua meta después de un tiempo. Previamente se ha realizado la presentación de los alumnos (presentación, nacionalidad, aficiones, estudios, intereses, etc.). Sólo después podría iniciarse esta unidad que, como la presentación, constituye una serie de actividades encaminada a repasar contenidos gramaticales generales (ser/estar, tener, presente de indicativo, conjugación, pronombres relativos básicos) y contenidos léxicos del nivel inicial (números, medidas, colores, vestimenta, adjetivos descriptivos). En cuanto a los contenidos gramaticales y léxicos, por tanto, no hay novedades. Se trata de repasarlos. Ahora bien, si inscribimos esta unidad en el nivel superior y no en el inicial o intermedio es porque tanto la metodología como los objetivos culturales son más amplios y ambiciosos.

Vamos a aproximarnos a la descripción física de las personas a través del arte y, concretamente, a través del ideal de belleza física en el arte. Esto supone un acercamiento no directo a la descripción pero que, en cambio, puede proporcionar una perspectiva más interesante, más enriquecedora, al tiempo que estamos repasando algunas nociones básicas de la historia del arte y más concretamente de la literatura. En cuanto a los objetivos culturales, son mucho más ambiciosos que la pura y mecánica descripción ya que, utilizando la historia del arte, el alumno podrá extraer sus conclusiones acerca de la cultura de la lengua extranjera sincrónica y diacrónicamente, ya que se trabajará con textos, fotografías y material multimedia de nuestro tiempo y de siglos pasados. Además, podrá comparar con otras culturas y con la suya propia. El acercamiento a este tema —el ideal de belleza— será una buena fuente para descubrir la cultura de una lengua, no sólo porque se trata de un tema universal —que dando idea de la belleza da idea del modelo de mundo— sino porque suscita gran interés entre los alumnos.

3.4. Grupo meta

Esta unidad didáctica está diseñada para un grupo multilingüe de diversas nacionalidades que hayan superado el nivel inicial y que estén en una situación de inmersión. El grupo está formado por estudiantes y trabajadores de diversas edades en el contexto de un curso de Español para Extranjeros de un año de duración en una institución como una Escuela Oficial de Idiomas de una ciudad española.

3.5. Temporalidad

Establecemos una distinción entre duración y secuenciación.

En cuanto a la primera, esta unidad didáctica está diseñada para llevarse a cabo en cuatro sesiones de cincuenta minutos de duración. Adjuntaremos a ellas una quinta sesión opcional que tiene como objetivo profundizar en algunos aspectos transversales. En cuanto a la secuenciación, daremos cuenta de ella cuando detallemos el proceso de las tareas.

3.6. Objetivos (Basados en el Plan Curricular del Instituto Cervantes)

    APRENDIZAJE            COMUNICACIÓN
 

-General: que el alumno conozca, comprenda y evalúe críticamente textos que versen sobre el canon de belleza a través de la historia, entienda las ideas principales, las distinga de las secundarias, deduzca léxico por contexto y siga sin esfuerzo el desarrollo argumental de textos sencillos y breves de carácter literario (basado en objetivos del Plan Curricular del Instituto Cervantes).
-Comprender enunciados que se refieran a opiniones formuladas explícitamente.
-A través de los medios de comunicación, entender lo esencial de un mensaje perteneciente a programas de información y de opinión.
-En relación directa con un interlocutor, el alumno deberá emitir la propia actitud y las propias opiniones en relación con este tema.
-Ser capaz de elaborar textos no demasiado extensos, que incluyan coordinación y subordinación mediante el uso de los conectores más frecuentes referidos a opiniones personales sobre este tema.
-Ser capaces de interpretar la estética de una obra de arte sobre este tema.
-Revisar sus conocimientos sobre estética e historia del arte y de la literatura (grandes etapas) mediante el análisis de este tema.
-Ser capaz de elaborar (oral y escrito) el canon de belleza contemporáneo explicando a qué responde.

             

-Comprender y producir enunciados orales y escritos relativos a la estética y a la moda.
-Ser capaz de ir más allá del ámbito personal y desenvolverse en situaciones comunicativas en las que se tratan temas como la publicidad, la actualidad, la belleza, la anorexia, etc.
-Ser capaces de inteactuar con otros hablantes en situaciones que tengan que ver con la estética, con la moda, con el arte o con el ideal de belleza, mostrando interés y sorpresa y formulando hipótesis.

3.7. Contenidos (basados en el Plan Curricular del Instituto Cervantes)

FUNCIONALES GRAMATICAL LÉXICOS SOCIOCULTURA ACTITUDINAL

-Describir personas y referirse a ellas desde un punto de vista estético.
-Expresar gusto y desagrado.
-Comparar y relacionar usos y costumbres.
-Pedir información e introducir un tema.
-Relacionar informaciones mediante la expresión de causas, consecuencias, condiciones, intención y finalidad.
-Expresar opinión (acuerdo, desacuerdo, juicio, valoración) y llamar la atención sobre algo.
-Expresar sorpresa, posibilidad e hipótesis.
-Dar instrucciones, transmitirlas.

-Presente de indicativo, imperativo (por ser el tiempo verbal de la publicidad), pretérito imperfecto y pretérito perfecto simple de verbos más frecuentes (ser, estar, hacer, tener, vestir, comer)
-Revisión de pronombres interrogativos.
-Adverbios y fórmulas deícticas de espacio y tiempo.
-Construcciones impersonales (1ª y 3ª persona del plural con valor impersonal, usos de se impersonal y pasivas reflejas) para expresar frases del tipo: Se llevaba....
-Presencia o no de artículos.

-Coordenadas espacio-temporales básicas (arriba/abajo; aquí/ allí; derecha/izquier-da; antes/después; siglos, etc.)
-Hábitos y valores culturales.
-Países, idiomas, nacionalidades.
-Adjetivos descriptivos más frecuentes.
-Patrones de comportamiento.
-Vestido.
-Léxico básico relativo a la moda y a los medios de comunicación.
-Partes del cuerpo.

-Usos y hábitos socioculturales de los distintos países.
-La salud y la enfermedad: la asistencia médica Referidos a problemas como la anorexia y la bulimia.
-La cultura actual: las artes, el cine, la literatura, los medios de comunicación.
-Modos de vida y sistemas de valores.

-Respeto y crítica de los cánones estéticos físicos a través de la historia y a través de las distintas culturas.
-Análisis y preocupación por los problemas derivados de la obsesión por el ideal de belleza (la anorexia, la bulimia, las depresiones).

3.8. Actividades y secuenciación de tareas

1ª SESIÓN

1ª TAREA: Relacionar fotografías con el concepto de ideal de belleza.

Procedimiento: Lluvia de ideas. Interacción profesor/clase.

El profesor muestra en la pizarra una serie de fotografías de tamaño DIN A 4 con pinturas, esculturas y fotografías que representen el ideal de belleza a través de la historia. Concretamente 4 fotos. Las va presentando una por una, sin decir nada de ellas. Enseñando sólo parte de las fotografías, les pide a los alumnos que describan lo que están viendo parcialmente, por ejemplo: "Una mujer, tiene el pelo rubio, los ojos azules, veinte años, etc.; un hombre, alto, musculoso, deportista”, etc. Una vez descritas todas las fotos, el profesor las expondrá en el encerado y preguntará a los alumnos sobre qué creen ellos que van a hablar. Charo Cuadrado [7] habla de la conveniencia de llevar a cabo este tipo de actividades en las cuales el alumno establece asociaciones lógicas entre las palabras de su lengua materna y la de la nueva lengua asignando una imagen a cada palabra. Todo esto le ayuda a memorizar el vocabulario fácilmente, sin esfuerzo, sin tener que memorizar a partir de la repetición.

DURACIÓN Y OBJETIVOS

25 minutos.

-Introducir el tema

-Despertar el interés

-Descubrir qué saben los alumnos al respecto

-Comprobar el nivel léxico relacionado con el tema.

-Memorizar el vocabulario mediante asociación de imágenes, no mediante el esfuerzo de repetir palabras.

-Crear la necesidad de generar vocabulario.

*Fotos y material fotocopiable en anexo 1. (1ª sesión, 1ª tarea, anexo 1)

2ª TAREA: Comprensión y análisis de un texto actual sobre los peligros de la obsesión por el cuidado estético del cuerpo.

DURACIÓN Y OBJETIVOS

25 Minutos.

-Presentar lengua escrita relacionada con el tema.

-Presentar material auténtico (se puede comprobar por Internet).

-Practicar la lectura y la comprensión de textos.

-Sensibilizar al alumno sobre las repercusiones ideológicas, mercantiles, sanitarias y psicológicas del asunto.

*Texto en anexo 2. (1ª sesión, 2ª tarea, anexo 2)

2ª SESIÓN

3ª TAREA: Juego de léxico. Puzzle sobre las partes del cuerpo.

Explicación: Se realiza un puzzle sobre las partes del cuerpo. Se puede hacer de diversas formas, pintándolo en la pizarra, mediante un maniquí, mediante un muñeco al que se le van pegando en la cara y en el tronco las demás partes del cuerpo o bien mediante un puzzle sobre el cuerpo humano. Lo pueden incluso realizar el profesor o los alumnos, aunque creemos que esa tarea es más apropiada para el nivel elemental. En el mercado se pueden conseguir sin dificultad pequeños puzzles a través de los cuales los niños pequeños aprenden las partes del cuerpo. Cualquiera de ellos puede valer para el ejercicio. En el anexo 2 hemos fotocopiado la portada de uno de esos puzzles, de la casa Diset, que tiene la ventaja de que, además del propio puzzle, aparece el nombre de los elementos por separado. Al mismo tiempo, para que la destreza de esta función esté completa, sería conveniente realizar el campo léxico de los adjetivos mediante llaves en la pizarra. Si hablamos de ojos, el del puzzle los tiene marrones y grandes, pero también pueden ser... Este tipo de ejercicios aparece en cualquier manual y cierran perfectamente los objetivos de esta tarea.

DURACIÓN Y OBJETIVOS

25 minutos.

-Repasar léxico relativo a la descripción de las partes del cuerpo.

*Ejercicio en anexo 3 (2ª sesión, 3ª tarea, anexo 3)

4ª TAREA: Audio de la canción "Maquillaje" de Mecano y rellenar huecos.

Explicación: Se trata del típico ejercicio de rellenar huecos, utilizando en este caso una canción relacionada con el tema. Aprovecharemos la ocasión para repasar ciertos tiempos verbales, como el imperativo y el uso de los pronombres enclíticos en él. El imperativo es el tiempo verbal más utilizado en la publicidad, y recordemos que el ideal de belleza contemporáneo se basa en la publicidad. También se repasarán dos de las perífrasis más utilizadas en el español, como la de ir + infinitivo y poder + infinitivo, presentes en la canción.

DURACIÓN Y OBJETIVOS

20 Minutos.

-Comprensión auditiva.

-Repasar el imperativo.

-Repasar algunas perífrasis verbales habituales.

-Proporcionar un ejemplo de la música pop sobre el tema.

*Ejercicio en anexo 4. 2ª sesión, 4ª tarea, anexo 4.

5ª TAREA: Ver en casa un anuncio de televisión donde aparezca el ideal de belleza contemporáneo.

Explicación: En los últimos minutos de clase se les pide a los alumnos que, cuando vean la tele, se fijen en algún anuncio que presente el ideal de belleza masculino o femenino o ambos y cómo hace uso de él la publicidad. Deben tenerlo memorizado para contarlo al día siguiente en clase, tanto el anuncio como la descripción física del modelo. Este ejercicio no será nada difícil, pues prácticamente todos los anuncios hacen uso del prototipo de belleza contemporáneo. El ejercicio, que se llevará a cabo en los primeros minutos de la próxima sesión, consiste en que los alumnos, tras ver el anuncio, deben explicar en español cómo es el anuncio y el modelo.

DURACIÓN Y OBJETIVOS:

5 minutos de la sesión 2ª y 15 minutos de la sesión 3ª.

-Expresión y destreza oral para explicar una descripción física.

-Motivar al alumno a hablar, a contar a sus compañeros algo que ha visto.

3ª SESIÓN

6ª TAREA: Extraer las características del prototipo de belleza de cada época a partir de la lectura y comprensión de textos literarios y de la visión de pinturas, esculturas y fotografías de todas las épocas salvo de la contemporánea, destinada a ser modelo para la tarea final. De cualquier manera, ellos traerán para la tarea final sus propias fotografías.

Explicación: Esta actividad se hará por grupos, de modo que a cada uno de ellos les corresponderán sendos lotes de textos, pinturas y fotografías referidos a una misma época. Extraerán sus conclusiones. Se nombrará un portavoz del grupo que dirá las características de esa época. Todos tomarán nota de las conclusiones de cada grupo para compararlas con las suyas.

DURACIÓN Y OBJETIVOS

35 minutos.

-Conocer el ideal de belleza física de todas las épocas a través de textos literarios y de fotos, pinturas y esculturas.

-Hablar sobre ese tema entre los integrantes del grupo.

-Utilizar el léxico correspondiente al tema en una tarea real.

*Ejercicio en anexo 5. 3ª sesión. 6ª tarea. Anexo 5.

4ª SESIÓN

7ª TAREA Y FINAL: Mostrar mediante un trabajo en unas cartulinas el ideal de belleza física contemporáneo, tanto masculino como femenino. En la cartulina se destacarán mediante flechas y breves explicaciones la descripción de las principales características de los modelos seleccionados (medidas, edad, vestido, pose, descripción física de sus caracteres, etc.) Este trabajo se expondrá oralmente.

DURACIÓN Y OBJETIVOS:

50 minutos.

-Negociar oralmente un objetivo común.

-Elaborar una tarea que los alumnos han organizado.

5ª SESIÓN (OPCIONAL)

8ª TAREA: Visita a algunas páginas webs en Internet que tratan este tipo de temas, concretamente las siguientes:

-http://www.sermujerhoy.com

-http://www.mujersiglo21.com

-http://www.mujerdietaybelleza.com

-http://www.revistarosa.com

Explicación: Visitamos algunas páginas webs relativas al tema elegido en esta unidad. Lo interesante es hacer una visita semiguiada por el profesor que tenga como objetivo principal hacer una lectura crítica de estas u otras páginas que mezclan información con publicidad, consejos sanitarios con prensa rosa, etc. En fin, creo que es una actividad muy interesante y fácil de hacer, además de que cuenta con el atractivo para el alumno de aproximarse al tema desde las nuevas tecnologías.

DURACIÓN: 30 minutos.

9ª TAREA: Dos posibles debates que creo que de una forma u otra van a suscitarse en clase a poco que hayamos conseguido despertar el interés con las anteriores actividades. Estos debates libres canalizarían, a mi juicio, ese interés:

a) "La mujer del futuro, la mujer tecnológica: Lara Croft"

Para esta actividad repartiremos entre los alumnos una fotocopia con textos e imágenes como input de partida.

5ª sesión. 9ª tarea. Anexo 6.

b) "La dictadura de la belleza: anorexia, bulimia, cirugía plástica".

DURACIÓN: 20 minutos.

10ª TAREA: Lectura de un libro sobre el tema. Creo que es conveniente en este y otros temas, siempre que se pueda y haya material bibliográfico recomendable, cerrar la unidad con alguna sugerencia bibliográfica destinada a todos aquellos que quieran profundizar en el tema porque les haya interesado o, simplemente, para tener una buena referencia bibliográfica sobre el tema por si en alguna otra ocasión conviene aproximarse a él. En este caso, aconsejamos en el último minuto de clase la siguiente lectura, bastante reciente:

-Giménez-Bartlett, Alicia, La deuda de Eva, Barcelona, Lumen, 2000.

11ª TAREA: Totalmente opcional, como refuerzo posible. Comprensión auditiva y rellenar huecos.

20 minutos.

5ª sesión. 11ª tarea. Anexo 7.

3.9. Evaluación

3.9.1. Evaluación de los alumnos

1. Una vez finalizada la unidad, completa el siguiente cuadro de características con los datos que recuerdes (Esta actividad se puede realizar oral o escrita):

Prehistoria Egipto Grecia y Roma Edad Media Renacimiento Barroco Romanticismo Contemporánea Futuro
Cabeza         
Tronco         
Extremidades         
Vestido         
Peso         
Pose         
Edad         
Maquillaje         

2. Selecciona una postal en la que figure destacada una imagen que de algún modo represente un ideal de belleza. Mándasela a un amigo/a describiéndole dicha imagen:

 

........................
(lugar y fecha)

Querido ................ :

 

 

 

....................................
(Nombre del destinatario)

.....................................
(Calle y número)

......................................
(código postal y ciudad)

......................................
(país)

 

3.9.2. Evaluación de la unidad didáctica (reflexiona sobre tu aprendizaje)

1. Ahora puedo (señala las respuestas):

a. Describir personas físicamente.

b. Expresar una opinión o un desacuerdo.

c. Dar instrucciones o transmitirlas.

d. Hablar y escribir sobre el ideal de belleza e interpretar correctamente algo relacionado con este tema.

e. Referirme a patologías relacionadas con el ideal de belleza.

f. Señalar coordenadas espacio-temporales básicas.

g. Describir el vestido, la edad, la postura, el gesto de las personas.

2. Nos interesa conocer tu opinión:

a. Lo que más me ha gustado en esta unidad...

b. Lo que menos me ha interesado...

c. He observado que el ideal de belleza a través de la historia...

d. Lo más difícil ha sido...

e. Lo más fácil ha sido...

f. De esta unidad quiero recordar...

 

4. Bibliografía. Notas.

[1] Davis, L. G. (1977), Resistirse a la novela. Novelas para resistir. Ideología y ficción. (Trad. de Ricardo García Pérez). Barcelona: Debate, 2002, pp. 78-79.

[2] Eco, U. (2002), Historia de la belleza, (trad. de María Pons Irazábal). Barcelona: Lumen, 2005, pp. 9-13.

[3] Rojas Marcos, Luis: La dictadura de la belleza. Fusión. Revista mensual electrónica. Abril de 2005. Disponible en la web:

[4] Lugones Botell, M. et al., (1977) Sexo, cultura y sociedad. Cuba: evolución, Sexología y Sociedad, pp. 20-22 y Orlandini, A., (1994), El enamoramiento y las parejas. Santiago de Cuba: Editorial Oriente, p. 155.

[5] Giménez-Bartlett, A., La deuda de Eva. Barcelona: Lumen.

[6] Ibídem.

[7] Cuadrado, C. et al. (1999), Las imágenes en clase de E/LE. Madrid: Edelsa, p. 22.

 

ANEXOS

1ª SESIÓN       1ª TAREA       ANEXO 1

 

 

1ª SESIÓN       2ª TAREA       ANEXO 2

TEXTO

LA DICTADURA DE LA BELLEZA

Nunca se ha registrado un índice tan elevado de personas traumatizadas por cuestiones relacionadas con la belleza y la estética. Unos prototipos creados por el hombre que hoy generan miles de millones [...] y que mantienen a muchas mujeres prisioneras. Aunque la liberación de la mujer es ya un hecho en muchos aspectos, los últimos siglos no han sido suficientes para terminar con esta dictadura de la belleza [...] El 80 % de las mujeres occidentales se sienten insatisfechas con su cuerpo. Un 20% ha pasado por el quirófano para remodelar su figura, y de ellas un 40% decide remodelar su figura [...] Olga será una de las miles de jóvenes que cada año deciden pasar por el quirófano para remodelar su cuerpo. Este nuevo sector ha incrementado los ingresos de las clínicas de cirugía estética que año tras año van aumentando sus beneficios

 

2ª SESIÓN       3ª TAREA       ANEXO 3

Puzzle sobre las partes del cuerpo.

Explicación: Se realiza un puzzle sobre las partes del cuerpo. Se puede hacer de diversas formas, pintándolo en la pizarra, mediante un maniquí, mediante un muñeco al que se le van pegando en la cara y en el tronco las demás partes del cuerpo o bien mediante un puzzle sobre el cuerpo humano. Lo pueden incluso realizar el profesor o los alumnos, aunque creemos que esa tarea es más apropiada para el nivel elemental. En el mercado se pueden conseguir sin dificultad pequeños puzzles a través de los cuales los niños pequeños aprenden las partes del cuerpo. Cualquiera de ellos puede valer para el ejercicio. Por poner un ejemplo de este tipo de puzzles puede verse el de la casa Diset, que tiene la ventaja de que, además del propio puzzle, aparece el nombre de los elementos por separado. Al mismo tiempo, para que la destreza de esta función esté completa, sería conveniente realizar el campo léxico de los adjetivos mediante llaves en la pizarra. Si hablamos de ojos, el del puzzle los tiene marrones y grandes, pero también pueden ser... Este tipo de ejercicios aparece en cualquier manual y cierran perfectamente los objetivos de esta tarea

 

2ª SESIÓN       4ª TAREA       ANEXO 4 (Ejemplar para los alumnos)

MAQUILLAJE de Mecano

No me mires,
no me, no me, no me mires,
no me mires, no me mires,
déjalo ya
que hoy no me he puesto
el maquillaje
hoy mi ______ es demasiado ______
para que te pueda gustar
No me mires,
no me mires
no me, no me, no me mires
no me mires,
no me mires,
déjalo ya,
que hoy no me he peinado a la moda
y tengo una ______ demasiado ______
para que te pueda gustar

Sombra aquí, sombra allá
maquíllate, maquíllate,
un ______ de cristal
y mírate y mírate
Sombra aquí, sombra allá,
maquíllate, maquíllate,
un ______ de cristal
y mírate y mírate

mírate y mírate
mírate y mírate
mírate y mírate

no me mires, no me mires
déjalo ya
no he dormido nada esta noche
hoy tengo una ____ que no puedes mirar
porque te vas a __________

mira ahora, mira ahora
mira mira mira ahora mira ahora
puedes mirar
que ya me he puesto el ________
hoy si ves mi ______
y me vas a querer _____
sombra aquí, sombra allá
maquíllate, maquíllate,
un ______ de cristal
y mírate y mírate.

 

2ª SESIÓN 4ª TAREA ANEXO 4 (Ejemplar para el profesor)

MAQUILLAJE de Mecano

No me mires,
no me, no me, no me mires,
no me mires, no me mires,
déjalo ya
que hoy no me he puesto
el maquillaje
hoy mi aspecto es demasiado vulgar
para que te pueda gustar
No me mires,
no me mires
no me, no me, no me mires
no me mires,
no me mires,
déjalo ya,
que hoy no me he peinado a la moda
y tengo una imagen demasiado vulgar
para que te pueda gustar
Sombra aquí, sombra allá
maquíllate, maquíllate,
un espejo de cristal
y mírate y mírate
Sombra aquí, sombra allá,
maquíllate, maquíllate,
un espejo de cristal
y mírate y mírate
mírate y mírate
mírate y mírate
mírate y mírate
no me mires, no me mires
déjalo ya
no he dormido nada esta noche
hoy tengo una imagen que no puedes mirar
porque te vas a horrorizar

mira ahora, mira ahora
mira mira mira ahora mira ahora
puedes mirar
que ya me he puesto el maquillaje
hoy si ves mi imagen
y me vas a querer besar

sombra aquí, sombra allá
maquíllate, maquíllate,
un espejo de cristal
y mírate y mírate.

 

3ª SESIÓN       6ª TAREA       ANEXO 5

Puso al niño en brazos de la esposa amada, que al recibirlo en el perfumado seno sonreía con el rostro todavía bañado en lágrimas. Notólo Héctor y compadecido, acaricióla con la mano y así le habló: --Esposa querida ...”
        Homero, La Ilíada, Rapsodia VI.

 

3ª SESIÓN       6ª TAREA       ANEXO 5

EDAD MEDIA

LA HERMOSA EN LA ORGÍA

"Su talle flexible era una rama que se balanceaba sobre el montón de arena de su cadera y de la que cogía mi corazón frutos de fuego.

Los rubios cabellos que asomaban por sus sienes dibujaban un lam en la blancapágina de su mejilla, como oro que corre sobre plata.

Estaba en el apogeo de su belleza, como la rama cuando se viste de hojas.

El vaso lleno de rojo néctar era, entre sus dedos blancos, como un crepúsculo que amaneció encima de una aurora.

Salía el sol del vino y era su boca el poniente, y el oriente la mano del copero, que al escanciar pronunciaba fórmulas corteses.

Y, al ponerse con el delicioso ocaso en los labios, dejaba el crepúsculo en sus mejillas"

          Marwan Ben Abd Al-Rahman (¿?-1009)

 

ESCENA DE AMOR

"Sus miradas eran de gacela; su cuello, como el del ciervo blanco; sus labios rojos, como el vino; sus dientes, como las burbujas.

La embriaguez la hacía languidecer en su túnica bordada de oro, que la ceñía como las estrellas brillantes se entrelazan en torno a la luna.

La mano del amor nos vistió en la noche como una túnica de abrazos que rasgó la mano de la aurora"
          Ben Jafacha de Alcira (1058-1138)

 

"Quando lo vio doña Ximena a pies se le echava:
¡Merced, Campeador en buen ora çinxiestes espada!
Sacada me avedes de muchas verguenças malas;
afe me auui señor yo e vuestras fijas amas,
con dios e con vusco buenas son e criadas.
A la madre e a las fijas bien las abraçavca,
del goço que avien de los sos ojos lorava"
          Poema de Mio Cid . Siglo XII

OTROS TEXTOS INTERESANTES:

-Descripción de María Egipcíaca en la obra homónima de Gonzalo de Berceo.

-Descripción de la Virgen María en la introducción de Milagros de NuestraSeñora de Gonzalo de Berceo.

-Libro de Buen Amor de Juan Ruiz, Arcipreste de Hita: diversas descripciones, moras, serranas, damas, villanas, etc.

-"Serranilla V" del Marqués de Santillana.-

 

3ª SESIÓN       6ª TAREA       ANEXO 5

"En tanto que de rosa y azucena
se muestra la color en vuestro gesto
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
enciende el corazón y lo refrena;

y en tanto que el cabello, que en la vena
del oro se escogió, con vuelo presto
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena..."
         Garcilaso de la Vega. "Soneto XXIII"

 

3ª SESIÓN 6ª TAREA ANEXO 5

"Yo os quiero confesar, Don Juan, primero,
que aquel blanco y color de Dª Elvira
no tiene de ella más, si bien se mira,
que el haberle costado su dinero.

Tras esto confesaros quiero
que es tanta la beldad de su mentira
que en vano a competir con ello aspira
belleza igual de rostro verdadero.

Mas, ¿qué mucho que yo perdido ande
por un engaño tal, pues que sabemos
que nos engaña así naturaleza?

Porque ese cielo que todos vemos
ni es cielo ni es azul: ¡Lástima grande
que no sea verdad tanta belleza"
            Lupercio L. de Argensola.

"Amantes, no toquéis, si queréis vida,
porque entre un labio y otro colorado,
Amor está, de su veneno armado,
cual entre flor y flor, sierpe escondida"
           Luis de Góngora.

 

OTROS TEXTOS INTERESANTES:

-"De pura honestidad templo sagrado", Soneto 53 y "Mientras por competir con tu cabello" de Luis de Góngora.

-"Entre la luz de tus serenos ojos" de Pedro Soto de Rojas.

-Descripción del Dómine Cabra en El Buscón de Quevedo (parodia)

-Soneto 130 de Shakespeare. Antítesis del canon femenino.

Esta cabeza, cuando viva, tuvo
sobre la arquitectura destos huesos
carne y cabellos, por quien fueron presos
los ojos que mirándola detuvo.
Aquí la boca de la rosa estuvo,
marchita ya con tan helados besos,
aquí los ojos de esmeralda impresos,
color que a tantas almas entretuvo.
Aquí la estimativa en que tenía
el principio de todo movimiento,
aquí de las potencias la armonía.
¡Oh, hermosura mortal, cometa al viento!
Donde tan alta presunción vivía
desprecian los gusanos aposento.
                  Lope de Vega.

 

3ª SESIÓN       6ª TAREA       ANEXO 5

ÉPOCA CONTEMPORÁNEA

 

5ª SESIÓN       9ª TAREA       ANEXO 6

 

Home > Tendencias > Reportajes > Ciberchicas, el modelo de belleza extremo

     Ciberchicas, el modelo de belleza extremo


 
La belleza femenina produce riqueza, las modelos y actrices de nuestro siglo requieren cumplir con una serie de características físicas que les permitan cumplir con unos estereotipos de belleza, delgadas, explosivas, guapas, aniñadas... La cirugía estética está contribuyendo a la creación de estos estereotipos, ya que cuando una actriz o modelo necesitan retocar una parte de su cuerpo para encajar aún más en el modelo de belleza preconcebido acuden a estas técnicas. El resultado de esta estandarización de mujeres son problemas psicológicos en una parte de la población, ya que en muchos casos la belleza de estas mujeres no es real, y por tanto es inalcanzable, lo que provoca importantes trastornos.

Además la belleza en la sociedad actual se impone como el valor más importante, ser guapo o guapa abre puertas, y al contrario, carecer de atractivos físicos cierra posibilidades a los jóvenes. Las personas no deben madurar, deben permanecer eternamente jóvenes y cuidar sus físicos al mínimo detalle. Esto provoca una situación insostenible, que degenera en modelos cada vez más jóvenes, con carreras profesionales cada vez más cortas.

El cine, la publicidad y la música dependen de estas bellas estrellas prefabricadas y retocadas para el éxito de sus producciones o productos. Sin embargo el sector del videojuego ha ido más allá... las cada vez más potentes máquinas informáticas y la increíble creatividad y capacidad de los diseñadores han dado como resultado bellas y reales ciberchicas, modelos virtuales con gran futuro. El inicio de esta tendencia se produjo con el videojuego Tomb Raider, dónde la ciberchica más famosa, Lara Croft, se convertía en una bella heroína de medidas increíbles, 1,72 metros de altura, 55 kilos de peso y tallas 95-55-85. Posteriormente le siguieron espectaculares personajes en la polémica producción Final Fantasy.

El futuro y poder de estas chicas virtuales está marcando una nueva tendencia, los creadores aseguran que protagonizarán los venideros spots, video-clips y conciertos, producciones cinematográficas, y, por supuesto, los videojuegos. Está en peligro el trabajo de modelos, actrices y estrellas del rock, ¿conseguirán las ciberchicas hacerse con el gran público? Por lo pronto están recibiendo importantes apoyos, como son la exposición londinense "Perfectamente reales: Mujeres en trozos y bits" o el concurso "Miss Mundo Digital". Los organizadores defienden el hiperrealismo de las chicas digitales, y esperan que puedan protagonizar muy pronto películas y spots.

Las ciberchicas presentan indudables ventajas a los empresarios del sector del entretenimiento y la moda, las modelos virtuales no cobran, trabajan 24 horas al día, se desplazan vía Internet a cualquier lugar del mundo, son dóciles y sumisas, nunca se quejan y no tienen problemas de personalidad. Son esclavas de la tecnología, la ciberchica Webbie Tokay tiene un contrato de por vida con la prestigiosa agencia de modelos Elite.

 

5ª SESIÓN       11ª TAREA       ANEXO 7

EL IDEAL DE BELLEZA A LO LARGO DE LA HISTORIA

Lee el siguiente texto sobre el ideal de belleza y completa las palabras que faltan:

muertes         tez gordas         esbelto         cabellos         variables musculoso         gimnasio         económicos         juventud         abundantemente         caderas

Texto: Los cánones o patrones de belleza, 1.__________ y pasajeros, han respondido a motivos sociales y 2._________________. Así, por ejemplo, las mujeres ricas de antaño debían ser 3._______________ para demostrar que no tenían por qué trabajar y que comían 4.__________________. Hoy día, en los países desarrollados, la obesidad es considerada una especie de epidemia que provoca miles de 5.________________ debido a enfermedades derivadas del exceso de peso. Y eso no vende. Lo que hoy tiene éxito y se vende es un cuerpo delgado, ágil y 6. _______________ que demuestre a los demás que puede consumir alimentos escogidos y tiene tiempo suficiente para ir al 7.____________ y hacer deporte. Siempre ha habido motivos ocultos detrás de cada prototipo de belleza: si se quiere incrementar el índice de natalidad el ideal de belleza se forma con 8.__________________ anchas y pechos grandes; si se quiere ostentar la condición de clase social dominante se muestra la gordura en tiempos de hambruna o crisis; si se quiere mostrar cuidado de la imagen, selección de alimentos, exaltación de la 9.___________________ y tiempo libre para cuidarse físicamente se muestra un cuerpo con unas dimensiones de 90-60-90 con 10.____________ rubios y aspecto frágil, o cuerpos delgados, casi infantiles; si se quiere mostrar dinamismo, fortaleza física, aventuras y exploraciones varias se presenta un cuerpo más 11.__________ y una 12.______________________ más curtida.

 

Ramón Pérez Parejo. Doctor en Filología Hispánica por la Unex. Master en Enseñanza de E/LE por la Universidad Antonio de Nebrija. Profesor de Enseñanza Media. Ha publicado Metapoesía y crítica del lenguaje (Cáceres, Universidad, 2002) y varios artículos en revistas especializadas como Ínsula, en Revista de Literatura del C.S.I.C., Espaço/Espacio escrito, Espéculo, Almiar, Anuario de Estudios Filológicos, El coloquio de los perros, etc.

 

© Ramón Pérez Parejo 2006

Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero34/canonbe.html