Dialéctica de lo virtual y la virtualización:
Narrativas y escenarios virtuales del discurso
en el uso de edublogs [1]

Edgar Giovanni Rodríguez Cuberos, BSc [2]

Universidad de la Salle (Colombia)
e-rodriguez@javeriana.edu.co


 

   
Localice en este documento

 

Resumen: Se proponen algunos elementos conceptuales que tratan de explicitar la lógica del movimiento dialéctico que se da entre lo virtual y la virtualización. Dichos elementos se hacen explícitos cuando se utilizan recursos actuales como los llamados edublogs. En este tipo de herramientas se construyen foros virtuales en los que se movilizan diferentes discursos y narrativas que son susceptibles de ser analizados por técnicas de investigación cualitativas. La propuesta sugiere comenzar en el análisis a partir de una mirada fenomenológica, de tal forma que la descripción propuesta invite considerar las implicaciones de la dinámica para el entorno educativo y particularmente los proceso de narrativa implicados en el uso de las Tecnologías de Información y Comunicación TIC´s.
Palabras clave: Narrativas y edublogs, Virtualidad, educación virtual, TIC´s.

 

Preliminares:

Actualmente la implementación de nuevas tecnologías en el ámbito escolar supone amplios debates y acaloradas discusiones debido en parte a la transición cultural que está a la base de un cambio de época. Pasar, migrar y vivir las características socioculturales que marcan un siglo de otro, implica una tensión intelectual obligada por la tradición, a un natural cambio de paradigmas que devuelvan la promesa de un ideal de progreso humano. En este orden de ideas, la educación se encuentra en uno de los ejes probables de cambio, por ello; los intereses, las tendencias, los modelos y las teorías entran en mayor conflicto con las ideologías, las políticas y las dinámicas sociales que apuestan en su conjunto, a probables espacios de transformación.

Debido a la inminencia de la aplicación de nuevas tecnologías a nivel global, en lo educativo se reviven con mayor urgencia los problemas tradicionales de la disciplina: la evaluación, el currículo, los ambientes, la comunicación, la identidad, el rol de maestro, la calidad, etc. Y frente al albur de toda esta situación, la reflexión académica (como en otras muchas ocasiones) no alcanza a consolidarse frente a un sistema mundo que cada vez más tiende a la deshumanización y al juego de intereses que privilegia la inequidad. En este contexto, comenzar a reflexionar aspectos como lo virtual y la virtualización, son intentos tardíos (pero esperanzados) de comprensión de fenómenos sociales y educativos que marcan derroteros en la constitución de comunidades y culturas contemporáneas.

 

1. ¿Y que es virtual?.

Para la mayoría de las personas el tránsito a pensar “sobre lo virtual”, tuvo un origen cinematográfico (al igual que otras “impresiones conceptuales” de esta época). A mediados de los 80`s el filme (ahora de culto) “Tron” comenzó a sembrar la idea de un nuevo paradigma de relación entre el hombre y las máquinas, pero a diferencia de otras películas de ciencia ficción, la idea de “lo virtual” suponía escenarios de existencia paralelos y muy diferentes a lo que la experiencia conciente nos condiciona y la naturaleza nos arroja a existir.

Más adelante la conocida trilogía de “Matrix” le daba continuidad a esa condición de posibilidad de estructuras de existencia paralelas y con un impacto mass mediático arrojaba a los habitantes del planeta a la conciencia de una era conocida como “de la información”. Así el término “virtual” se fue encajando desde los discursos más elevados hasta los comentarios más coloquiales dentro de las diferentes sociedades, a tal punto, que las relaciones incluso llegaron a virtualizarce como una forma de apropiación de las nuevas condiciones que esa situación aparentemente brindaba: El “amor virtual”, “dinero virtual”, “líneas virtuales de atención”, “empresas virtuales” etc. Emergieron como correlato de una época y por su puesto tarde o temprano debía hablarse también de una “educación virtual”. Para el imaginario de la gente y como suele suceder, lo cinematográfico se inserta en la cultura antes que los conocimientos científicos o sociales sopesados por la academia, de tal suerte que lo virtual era parte de nuestras vidas y suponía una era de expresión de un alter ego hasta ahora encadenado. [3]

Sin embargo, lo virtual como fenómeno no parece ser tan novedoso. Muchos autores incluso lo consideran un factor constitutivo de la condición humana. Esto se da en la medida que la imaginación establece para el hombre su más inmediata experiencia de virtualidad (Marín, 2006). Supone esta condición primigenia una estrecha relación con el desarrollo del lenguaje y del impacto de este sobre la cultura. Este impacto sucede por las diferentes construcciones de sentido que a la luz del lenguaje van apareciendo en la la conciencia del sujeto. Es decir, se suceden, van construyendo la dialéctica propia de la imaginación, es decir, el paso de lo virtual a la virtualización.

Al respecto afirma García Blanco (2006), “Podría decirse que el sentido vincula la imaginación de la presencia a la no-presencia (de un pasado contingente y de un futuro indeterminado), lo que es tanto como decir que denota un modo de operar que produce forzosamente virtualidad”. Este modo de operar entonces no es un fenómeno actual, sino que tendríamos que aceptar (muy a pesar de los sectores radicales de izquierda [4]) que este modo de operar es tan antiguo como la humanidad misma, es de hecho parte importante de su constitutivo.

Considerar lo virtual como un aspecto de la condición humana cambia a mi modo de ver la percepción de lo que hoy llamamos cultura y/o tecnologías virtuales, pues ¿no han sido siempre las culturas entonces virtuales? ¿lo virtual solo debe pensarse desde la operatividad o interacción con un dispositivo? ¿Cuáles son las implicaciones educativas de reintegrar lo virtual bajo esta mirada como un proceso natural? ¿Qué pasa con esta condición al devolverse sobre la educación virtual? Estas y muchas más preguntas deben considerarse, pues seguramente abrirían mas horizontes de construcción de ese sentido particular que en la lógica metodológica de las interpretaciones, llevan al sujeto que aprende a considerar-se en el sistema - mundo y tener mediana claridad de su existencia y habitabilidad virtual-real -virtual. Es decir, devolver-se al término virtual para otorgarle una significancia mayor que el uso que ha tenido hasta el momento derivado de una simple consideración “Hollywoodense”.

 

2. Que es virtualización?

Nos dicen algunos autores: “Es un movimiento inverso a la actualización” (Lévy, 1988). Claro, fácil! ¿Pero que significa “actualizarse”? El trabajo sobre el término implicaría un repaso de la teoría constructivista de J. Piaget y la relectura de H. Bergson y en este sentido, desbordaría el propósito de este escrito. Digamos por el momento que actualizarse es una transición, un cambio de nivel, una reinterpretación. [5]

Esta reinterpretación, esa búsqueda individual de sentido debe darse como el producto de la conciencia de lo virtual. Lo virtual como proceso, desencadena el ejercicio y la puesta en marcha de habilidades de pensamiento superior cuando, de definir una idea o un fenómeno particular se trata.

Así, afirma García Blanco, “Desde un punto de vista fenomenológico estricto, el sentido puede describirse como plétora de posibilidades accesibles a partir del sentido actualmente dado. Así considerado, el sentido es paradójico, ya que consiste en una serie infinita, y en cuanto tal indeterminable, de referencias, pero que puede ser hecha accesible y reproducida de un modo determinado. Su forma puede ser identificada, operativamente, como la diferencia entre actualidad y posibilidad (potencialidad), por lo que también es posible decir que ésta y ninguna otra es la distinción que lo constituye. Los sistemas provistos y productores de sentido son, en virtud de éste, sistemas que sólo pueden observar y dar cuenta de su ambiente, así como de ellos mismos, en la forma del sentido. Y esto quiere decir que sólo pueden hacerlo reintroduciendo la forma en la forma”.

La virtualidad entonces, desborda así el aspecto técnico, el concepto previo derivado de la impresión cinematográfica en la cual pensamos el fenómeno como una transición a otras realidades menos operativas o significantes que nuestro inmediato material - tangible y en las que cómodamente alojamos todos nuestros deseos reprimidos. La virtualización, por lo contrario es más emergente en nuestra experiencia, se presenta como el predicado subjetivo de la virtualidad.

 

3. Del abstracto a lo concreto y viceversa

En otro texto ya citado aquí, trato de describir como se da ese paso de lo abstracto a lo concreto, la dialéctica de los textos en el contexto de la imaginación, es decir de lo virtual a la virtualización: un acontecimiento: “…define para nuestra dimensión histórica como sujetos una marca, un signo indeleble que nos pone a disposición de la memoria y de nuestra duración. Nos advierte que hemos cambiado, pero manteniendo aún una fuerte identidad (Un cambio que no arrebata nuestra esencia). Entendido así, el acontecimiento establece un lugar de paso, un ritual en el cuál somos capaces en un momento dado, de hablar de nuestra propia experiencia dentro de una conciencia histórica.

“Así, el hablar, el discurrir, se evidencia como la forma de sublimar la interioridad, es el catalizador a veces rebelde a la razón que nos postula humanos (de ahí que imaginemos poéticamente). En esta perspectiva, los textos transfieren sus significados, sus mensajes, a un ente que está en capacidad de asirse de las herramientas necesarias de las cuáles pueda proveerse y que le satisfaga su necesidad básica de crecimiento moral y espiritual. Por esta razón, los textos hablan de sujetos, en sujetos que buscan hablar de sus textos y elaborar otros que completen la cadena, es decir, la posibilidad real y concreta de construcción de conocimiento”.

En esta idea de construcción de conocimiento se articula entonces la dialéctica misma que funciona entre lo virtual y la virtualización, pues lo que esta en juego en últimas a través del movimiento es la capacidad humana de ampliar sus horizontes de entendimiento, por lo que la actualización a su vez, es la manera en que el deseo humano por conocer se hace viable y es sabido que frente al hecho conocido solo queda más y mayor deseo.

 

4. Narrativas, discurso y análisis de subjetividades en la red.

Bajo esta perspectiva, el uso de herramientas virtuales en educación y particularmente los edublogs, dejan un campo abierto para aquellos docentes que quieran mejorar sus prácticas educativas específicas a partir del estudio concreto de los textos que se comparten en la red. Técnicas de análisis del discurso permitirían de alguna manera, describir las actitudes y aptitudes de quienes participan con sus opiniones argumentadas. Por ejemplo, en la herramienta típica de los foros, se podrían establecer vinculaciones ideológicas, escenarios de resistencia cultural y racional, tendencias metodológicas, rasgos de la personalidad, emociones, claridades o vacíos conceptuales entre otros. Cada una de estas categorías, miradas en profundidad serían muy útiles a la hora de replantear procesos curriculares, caracterizar poblaciones de estudiantes o simplemente poder mantener una interacción más cercana con ellos, lo que es fundamental en cualquier proceso educativo ya que de alguna manera podríamos caracterizar las formas en que se dan las transiciones habituales de lo virtual a la virtualización y sus implicaciones socioculturales.

En síntesis los edublogs se configuran ahora, como espacios propicios para el trabajo de investigación cualitativos, como unidades de análisis que podrían determinar también nuevos tipos de indicadores de evaluación, pues se estaría privilegiando la formación integral y no solamente la repetición. Las participaciones dentro de las herramientas virtuales como los blogs revelarían otros temas y problemas que serían sugestivos para las ciencias sociales y las humanidades, cada vez que se comprende el efecto de las tecnologías sobre las posibles transformaciones socio-culturales. En este mismo sentido, las dificultades derivadas de su implementación permitirían bajo una mirada sistemática establecer soluciones concretas a los dilemas que enfrenta la educación mal llamada virtual.

A manera de ejemplo, es posible considerar un ejercicio de mi autoría en el cual estudiantes de una prestigiosa universidad colombiana [6] hacen uso de estas tecnologías para movilizar sus discursos y narrativas, sus tensiones, dilemas e inquietudes revelando juicios de valor, apreciaciones, conceptos desarrollados, etc. que fácilmente hablan del tipo particular de estudiante. Los Edublogs se han convertido en esta experiencia específica, en una herramienta más de trabajo y se articula con la dinámica educativa y contenidos de un curso en particular.

 

5. Efectos sobre lo educativo e impacto en las TICs

Las tecnologías de la Información y la Comunicación hoy, representan un nuevo modelo educativo, sin embargo, al igual que otros avances tecnológicos puestos al servicio de la educación, tienen el gran riesgo de fracasar ante la complejidad de un mundo en donde lo social existe en sus más básicas formas, donde son los intereses y pasiones humanas las que priman sobre las intensiones y en donde los valores y tradiciones se ponen en juego en la dinámica de las relaciones permanentemente reconstruidas. Años atrás, la radio o la televisión se consideraban como enemigos de la educación e incluso del oficio de maestro, tal cuál sucede hoy con las TICs. Pero el asunto importante aquí es que como medios de comunicación, son siempre proclives a ser mal llevados o implementados por quienes les encuentran un uso educativo, lo que significa que es más un problema de mediaciones que de utilización de medios y una responsabilidad inmediata de aquellos que en las sociedades tienen la responsabilidad de educar.

Trabajar sobre las mediaciones es un reto que tiene pendiente la educación hace largo tiempo, es un reto que implica esfuerzo en poder describirse y por lo tanto, se hace complejo y difícil de asumir, pues la descripción como reconocimiento de sí mismo obliga a vérselas frente a frente con las estructuras internas que movilizan nuestras emociones, pulsiones y deseos; estos tres elementos como variables de cualquier hecho comunicativo tienen interesantes efectos en las prácticas educativas de los docentes, sean éstas o no viabilizadas por instrumentos tecnológicos. La técnica didáctica esta aún por desarrollarse, la técnica didáctica más idónea, antigua y efectiva es el ejercicio de la mediación, hecha arte es un rasgo característico de aquellos a los que luego llamamos maestros. La dialéctica suscrita entre lo virtual y al virtualización es un elemento que explica también la lógica interna de cualquier mediación.

 

6. Conclusiones

— Lo virtual es un acto, un movimiento propio de la condición humana, su resignificación en una “era de la información y la comunicación” será determinante para comprender las formas actuales de relación entre las personas.

— El movimiento dialéctico que se da entre lo virtual y la virtualización tiene efectos fundamentales en la planeación y diseño de estrategias educativas dentro del contexto de la tecnología de la “educación virtual”. Se habla de tecnología como una manera de diferenciar los procesos mediados por un instrumento o un dispositivo ya que, amparados en la reflexión hecha aquí toda educación es en sí misma virtual en tanto pone en movimiento la interioridad intelectual del los hombres.

— No puede hablarse de comunidades virtuales de aprendizaje sin antes potenciar el sistema de códigos que los miembros de dicha comunidad utilizan, de tal suerte que el flujo persistente de intercambio de significaciones “se resignifique” dentro de otra herramienta o aplicación, con lo cual se reivindica el proceso comunicacional y no lo instrumental.

— El discurso se moviliza a través de la herramienta virtual y facilita la estructuración de una memoria colectiva referida a un tema particular que se pone a disposición de usuarios heterogéneos en toda la red. Este tipo de herramientas por lo tanto, funcionan como escenarios posibles en los cuales el movimiento del pensar se comparte en una comunidad de usuarios contemporáneos que manifiestan otro tipo de órdenes de relación en le mundo a partir de la utilización de este tipo de tecnologías.

— Es fundamental aprovechar las teorías y herramientas derivadas del análisis del discurso para interpretar las producciones escriturales que se manifiestan en los edublogs en ánimo de construir tipologías más cercanas para una posible caracterización de ese sujeto social llamado “cibernauta” dentro del contexto de una cibercultura.

— Esta última idea plantea para la educación importantes retos pues se trataría entonces de reconstruir las bases concretas de funciones básicas en el ser humano para poder enfrentar con juicio crítico la inmanencia de lo absoluto en el sistema, que tiende por el contrario a la negación de lo humano y la perpetuidad de intereses tecnofílicos meramente comerciales.

— Al igual que en el óleo de Magritte “esto no es una pipa”, el mundo se nos ofrece y esta constituido en la experiencia por múltiples formas de lo real y virtual, queda entonces la educación como una posible estrategia que replanteada desde estos elementos le permita a las personas diferenciar la dualidad en la que se existe, para alimentar las decisiones que exigen una condición política necesaria en el mundo actual.

 

Literatura citada.

García Blanco José María. Virtualidad, realidad, comunidad. Un comentario sociológico sobre la semántica de las nuevas tecnologías digitales. Disponible en:
http://www.bib.uab.es/pub/papers/02102862n68p81.pdf. Consultado Septiembre 2006.

Lévy, Pierre. ¿Qué es lo virtual?, Editorial. Paidós, Barcelona, 1998.

Marín Luís F. Técnica y virtualidad. Cuaderno de materiales de filosofía y ciencias humanas. Disponible en:
http://www.filosofia.net/materiales/num/num18/Tecnivir.htm. Consultado en Septiembre en 2006.

Rodríguez Edgar G. 2005. Experiencia afectiva desde el texto: Ficción, Suspenso y Misterio en la Recepción vista como acontecimiento. Revista electrónica de Estudios Literarios “Espéculo”. Universidad Complutense de Madrid. No. 29. Marzo Junio 2005. ISSN 1139 - 3637.
http://www.ucm.es/info/especulo/numero29/afectiva.html.

 

Notas:

[1] Documento preparado dentro del marco del Diplomado en formulación de proyectos de virtualización. CEANTIC - Pontificia Universidad Javeriana. 2006 II.

[2] Profesor Auxiliar (MT). Universidad de la Salle; Facultad de Contaduría. Universidad Pedagógica Nacional; Licenciatura en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales. & Pontificia Universidad Javeriana; Subcentro de Educación Continua de Ciencias Sociales y Educación. Bogotá Colombia.

[3] Este aspecto ofrece un amplio panorama de trabajo sociológico cada vez que en la actualidad una grana cantidad de conflictos emocionales relacionados con la economía que le damos a nuestras pasiones (i.e los descritos por Freud) y que se subliman de una forma generalmente inadecuada a través del recurso que ofrece la red lo que en últimas nos esta conduciendo a una dinámica esquizofrénicamente perversa jamás antes vivida.

[4] Realizo esta aclaración por una reciente experiencia personal en la que sectores fundamentalistas insisten en enfrentar el problema de las nuevas tecnologías exclusivamente desde la implementación de las máquinas, como si estas no fueran diseñadas, operadas todavía por seres humanos, delegando (tal vez de una manera muy conveniente) la responsabilidad del uso y apropiación de las nuevas tecnologías a los mismos sistemas. Este asunto es muy delicado de tratar porque aparece para el caso de la educación grandes barreras que le niegan la posibilidad de analizar y discutir estos temas sin apasionamientos ideológicos y postergando la urgencia de implicar la tecnología como hecho concreto (con consecuencias más que nefastas) que afecta las formas de educar y las sociedades.

[5] En un escrito anterior traté de abordar la “mecánica” de estos movimientos a la luz de las propuestas de la estética de la recepción, campo que me parece muy apasionante para replantearlos desde aristas pedagógicas. El documento puede verse completo en: www.ucm.es/info/especulo/numero29/afectiva.html

[6] Visite la página www.informaticaupn.4t.com sección Blogs.

 

© Edgar Giovanni Rodríguez Cuberos 2007

Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero34/virtual.html