Espéculo

  Reseñas, críticas y novedades

 

 

Joaquín Rodríguez

Edición 2.0.
Los futuros del libro

             

 

Alma Obregón
Universidad Complutense de Madrid

La transformación sufrida en el mundo de la edición por el avance de las nuevas tecnologías es un hecho. Por comenzar con un pequeño ejemplo, el hecho mismo de que esta reseña forme parte de una revista digital, cuyo soporte dista mucho del papel que, hasta hace poco, era la base de todas las publicaciones periódicas, refleja uno de los muchos aspectos que están cambiando en el ámbito de la cultura escrita. Lo cierto es que estas modificaciones no afectan sólo al soporte, sino a todos los aspectos relacionados con el libro y las publicaciones, abarcando desde las librerías o la industria editorial hasta los derechos de autor o el hecho mismo de la creación literaria.

Intentar aclarar la naturaleza de todos estos cambios y plantear cuáles son las consecuencias, inmediatas y futuras, de la llegada de la digitalización al mundo del libro, son dos tareas que asume Edición 2.0. Los futuros del libro. Para empezar, hay que señalar que el libro de Joaquín Rodríguez constituye, por sí mismo, un buen ejemplo de la evolución que ha sufrido el ámbito del libro, que no se limita tan sólo a la digitalización de textos cuyo soporte era el papel. Efectivamente, Edición 2.0. Los futuros del libro es fruto del proceso inverso, ya que es una compilación (en papel) de las reflexiones realizadas por el autor en su blog de internet titulado Los futuros del libro. Precisamente a raíz de ese origen, el libro resulta muy ameno y fácil de leer: los breves capítulos, que en su momento fueran entradas del blog, hacen referencia a un sinfín de noticias y acontecimientos sucedidos en el mundo de la cultura escrita durante los últimos tiempos, y ponen de relieve los diferentes movimientos de reajuste que se están produciendo en el mundo editorial, legislativo y en el universo del lector a medida que la Edición 2.0 gana terreno.

En la introducción del libro, el autor trata de establecer una definición clara del concepto Edición 2.0. Nacido a partir de la Web 2.0, en la que el usuario y sus relaciones sociales se convierten en protagonista indiscutible de la red, la Edición 2.0 supone, en palabras del autor, “el usufructo directo de las herramientas editoriales y de los contenidos por ellas generados, por oposición a las restricciones y sistemas legales de control y filtrado del sistema editorial anterior, la generación colectiva de contenidos, de manera anónima o no, con la voluntad expresa de que formen parte de obras más extensas, de libros red, de redes de libros o de artículos encadenados”. Tras la introducción, que nos ofrece también una panorámica general sobre la trayectoria de la cultura escrita en el mundo de lo digital (cuyo motor principal son las publicaciones científicas) y una descripción somera del momento actual, el libro se estructura en cuatro secciones que agrupan las diferentes entradas del blog según su temática.

La primera parte, titulada (M)edito ergo sum, se centra en el panorama editorial y el impacto que suponen las nuevas tecnologías para el negocio de la edición y venta de libros. Un análisis que pone de manifiesto las ventajas que caminan de la mano de estas transformaciones, y que saca a relucir cómo ciertos cambios son percibidos de muy distinta manera según los intereses de los diferentes agentes del sector. Por poner algunos ejemplos, el avance en el mercado mundial de las grandes librerías virtuales (como amazon), que ha sido fruto de internet, es contemplado con pavor desde algunos sectores del mundo editorial, mientras que muchos otros editores defienden (y con ellos el autor) las enormes posibilidades que se abren con la introducción en internet de sus catálogos y la posibilidad de vender en cualquier lugar del mundo. Otro frente abierto es el que mantienen los editores contra el libro digital y contra la posibilidad que brinda de acceder a textos y artículos digitalizados desde cualquier punto de la red. Este terror a los avances en este campo, que se plasma sin ir más lejos en los continuos ataques de las editoriales a Google Book Search y demás iniciativas semejantes, es rechazado de pleno por el autor, que ve las grandes posibilidades de este nuevo modelo de explotación porque, en sus propias palabras, “incrementa extraordinariamente la visibilidad y accesibilidad de los libros y de las editoriales”. Entre los múltiples temas que se plantean en esta primera parte encontramos, por ejemplo, el de la autoría anónima y compartida, las editoriales independientes, la difícil situación de los traductores hoy en día o las nuevas posibilidades que brindan la impresión digital y la autoedición.

La segunda parte, titulada Problemas en el paraíso, nos introduce en los avatares de los libreros ante el crecimiento de las librerías virtuales. El autor esgrime una clara defensa de estos nuevos espacios de venta, invitando a las librerías a que aprovechen los avances que posibilita internet y a enfocar sus críticas a los que son sus verdaderos problemas (como la superproducción editorial, la falta de lectores, etc.). También en esta sección plantea temas tan interesantes como la digitalización de las bibliotecas, los pros y los contras de la reciente “Ley de la lectura, del libro y de las bibliotecas” y toda la problemática vinculada al copyright, el copyleft, las licencias Creative Commons y, en general, los derechos de autor.

La galaxia Gutenberg, tercera parte del libro, se abre con una serie de reflexiones sobre el futuro del libro y las opiniones vertidas sobre el mismo en diferentes medios y países. Tras esto, nos plantea los problemas del libro electrónico y las más que posibles causas de que todos los diferentes dispositivos utilizados para su lectura se hayan ido quedando por el camino. En última instancia nos avanza la que, a su entender, podría ser la base para el futuro real del libro electrónico: el papel digital. Si alguna vez se ha preguntado qué es un Biblioburro, el Bibliobongo, la Bibliofalca o cuáles son las posibilidades de una Biblioteca Paquiderma, las páginas centrales de esta tercera parte aclararán sus dudas. Otros temas planteados por el autor son las (alarmantes) encuestas sobre la lectura en nuestro país, el fenómeno de las personas-libro o el curioso sueño del multimillonario bibliófilo Aby Warburg.

Para finalizar, la cuarta y última parte, Regreso al futuro, analiza uno de los futuros más actuales del libro: el fenómeno de los libros red, que se nutren del concepto de lo “wiki”, siendo creados colectivamente por autores y lectores. En este apartado el autor nos plantea un futuro en el que libros de papel y libros digitales convivirán, siendo usados para los textos más adecuados en cada caso. Un futuro en el que los oficios vinculados con el libro (editores, críticos, bibliotecarios…) no desaparecerán, sino que serán plenamente necesarios para filtrar y evaluar la información, para mediar ante la ingente cantidad de información que contiene la web. El autor analiza también los beneficios de la web semántica, la necesitad de establecer algún método para la conservación del patrimonio escrito que almacena internet o el novedoso mundo de las novelas pensadas para leer en el teléfono móvil.

En resumen, un interesante alegato a favor de la digitalización en el mundo del libro que no olvida la importancia fundamental de los editores, libreros y todos los agentes implicados en esta transformación. Una lectura recomendada para todos aquellos interesados por el mundo de la edición en el panorama digital, y también para todos los amantes de los libros que (reticentes o favorables a esta transformación) busquen ampliar sus conocimientos sobre este panorama tan cambiante y a la vez de plena actualidad.

31/01/2008

 

© Alma Obregón 2007

Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero37/edicion.html



Espéculo. Revista de estudios literarios
(Universidad Complutense de Madrid) 2008