Reseñas:


Julio Trebolle

La experiencia
de Israel
:
profetismo y utopía



Madrid, Akal, 1996, 64 pp., 800 pesetas
ISBN:84-460-0566-2

Contenido:

  1. Introducción
  2. La experiencia de Israel: el paradigma Éxodo y liberación
  3. Símbolos, conceptos y estructuras del monoteísmo yahvista
  4. El pensamiento judío clásico y medieval

Libros de la Biblia
Literatura extrabíblica
Principales escritos de Qumrán
Bibliografía
Cronología



En la introducción a su magnífica obra La Biblia judía y la Biblia cristiana. Introducción a la historia de la Biblia (Valladolid, Trotta, 1993), el profesor Julio Trebolle Barrera, director del Instituto de Ciencias de las Religiones de la UCM, se hacía eco de la reivindicación de algunas universidades americanas de la figura del "profesor enseñante", figura que ha estado en trance de desaparecer por la excesiva especialización, temática y metodológica, en el campo de los estudios bíblicos. El profesor se ha convertido en muchos casos, decía entonces J. Trebolle, en "un investigador, que a lo sumo comunica a los alumnos de doctorado los métodos y resultados de su investigación. Si, por imperativo administrativo, tiene que impartir cursos más generales, concentra su atención en cuestiones muy específicas, dejando que el estudiante adquiera por sí mismo la información general que pueda encontrar en los libros de "Introducción" al uso y en las monografías existentes. Ello ha traído como consecuencia el progresivo abandono de la formación básica de estudiante universitario de nivel medio. Algunas universidades americanas han advertido este error y tratan ahora de ponerle remedio rehabilitando la figura del profesor enseñante" (p. 9).

La obra en la que esto se escribía era una voluminosa y magnífica demostración de conocimiento sobre el mundo bíblico. La que nos ofrece el profesor Trebolle ahora mantiene el mismo conocimiento con una considerable reducción de espacio. En apenas 60 páginas, J. Trebolle realiza un texto denso, en el que pasa revista al trasfondo del pensamiento bíblico, su tradición y transmisión. Es muy difícil encontrar una obra que sea capaz de enfrentarse a la complejidad del tema con tal voluntad de sencillez y, sobre todo, con estos resultados. Los planteamientos del autor son muy directos:

Es frecuente tratar de cifrar el pensamiento bíblico en una idea central (Mitte, cfr. Smend), la de la "alianza", por ejemplo, haciendo girar en torno a ella todas las demás ideas del Antiguo Testamento. La Biblia no es, sin embargo, un cuerpo de ideas, ni de verdades o doctrinas. Es básicamente una historia. Narra un pasado y traza un camino de vida para el presente y el futuro del pueblo de Israel. El modo más adecuado de exponer el pensamiento bíblico consiste, por tanto, en seguir los pasos de la propia historia bíblica e interpretar las narraciones, leyes, profecías, himnos y lamentaciones, proverbios y tratados sapienciales, visiones apocalípticas, etc., los múltiples elementos, generalmente más simbólicos que conceptuales, que aparecen recogidos en los libros de la Biblia (p. 9)

Con este norte, J. Trebolle se mueve sobre los textos bíblicos diferenciando el sentido real de los textos de otras consideraciones que pudieran desviarlo de su fuente original. Pero el texto no es una suerte de "historia" de la Biblia; sus planteamientos son otros y parecen complementar la obra anterior de Trebolle. El autor nos da una visión de la relación del pueblo hebreo con la Biblia, cómo se fueron configurando el uno con el otro:

El ser y existir judíos responden a una experiencia hermenéutica. La escritura y su interpretación dieron vida al judaísmo, a su derecho e instituciones (halajá) y a su mundo imaginario religioso (aggadá) (p. 48)

Para J. Trebolle, el hecho básico en la historia del pueblo de Israel es la experiencia del Éxodo: "el acontecimiento histórico del Éxodo no habría sido tan importante si no se hubiera convertido en un hecho paradigmático, modelo para toda una serie de acontecimientos análogos posteriores y para la escatología apocalíptica" (p. 29). Los pares "Esclavitud-Éxodo", "Exilio-Retorno", "Pecado-Redención" y "Muerte-Resurrección" (más propio del Nuevo Testamento), según señala el autor, contribuyeron a configuran el pensamiento y la experiencia histórica del judaísmo.

El mesianismo judío, uno de los temas centrales de la obra, según J. Trebolle, se proyecta en dos sentidos:

uno que aspira a la restauración de Israel en la propia tierra de Israel, y otro de carácter utópico que espera la redención universal. El primero propugna la vuelta a un pasado ideal o ideal o idealizado, el de la monarquía davídica o de la restauración asmonea. El segundo lo espera todo de un futuro ideal, no menos idealizado. El mesianismo adquiere fuerza cuando estos dos tipos de esperanza mesiánica se ponen en contacto (p. 56)

Obra rigurosa, consigue condensar en unas pocas páginas aspectos de gran interés desde planteamientos antropológicos, históricos, hermenéuticos y filosóficos.

Joaquín Mª Aguirre

El URL de este documento es http://www.ucm.es/OTROS/especulo/numero4/trebollj.htm


Reseñas