Espéculo

  Reseñas, críticas y novedades

 

 

Albert Edelfelt

Cartas del viaje por España

  

 

Albert Edelfelt y la visión de España en el imaginario romántico
María A. Salgado
The University of North Carolina at Chapel Hil

La importancia que España adquiere en la representación de los artistas románticos se asentó en gran parte en el atractivo exótico de su cultura popular. Sus gitanos, sus bandidos y su pasado árabe, en especial la maravilla arquitectónica de la Alhambra, fueron elementos que convirtieron el país en un icono de orientalismo y otredad. Muchas de estas creaciones artísticas son de sobra conocidas: Cuentos de la Alhambra del estadounidense Washington Irving (1783-1859), los cuadros del también norteamericano John Singer Sargent (1856-1925) y la novela Carmen del francés Prosper Mérimée (1803-1870), inmortalizada por la ópera de su compatriota Georges Bizet (1838-1875) se cuentan entre ellas. Por el contrario, otras visiones de la cultura española, imaginadas por artistas de países que se encuentran en la periferia de los centros culturales europeos canónicos, han pasado inadvertidas; una de éstas es la que nos descubre María Carmen Díaz de Alda Heikkilä en un multifacético estudio que titula Albert Edelfelt: Cartas del viaje por España. (1881) (Madrid: Ediciones Polifemo, 2006).

La labor de Díaz de Alda se extiende más allá del tema que implica el título, es decir, más allá de traducir, anotar y editar las diecinueve largas cartas de Edelfelt. De hecho, el volumen, de 284 páginas, incluye otros varios apartados de igual importancia para entender la complejidad del fenómeno romántico en el fin de siglo. Este es el caso de la detallada introducción, dividida en secciones, en la que se contextualiza tanto la significación de estas cartas dentro del panorama más amplio del momento histórico y de las corrientes artísticas finlandesas y europeas en los que se formó el pintor, como dentro de la literatura epistolar y de viajes a la España decimonónica escritas por una variedad de artistas europeos y americanos. Otro importante aspecto del volumen lo constituyen las ilustraciones así como la relación completa de las obras de Edelfelt que el artista llevó a cabo en España o las inspiradas en temas españoles, además de fotografías, notas del pintor, y cuadros de él y de su madre y de algunos de sus amigos pintores españoles. Valioso para entender tanto las cartas como el arte de Edelfelt es un apartado adicional dedicado a detallar la biografía del pintor. Además, es imposible terminar esta breve descripción del volumen de Díaz de Alda sin hablar de las extensas e informativas notas al pie que se incluyen en cada uno de estos apartados. Su contenido es invaluable para contextualizar la obra de Edelfelt, ya que ofrece detalles y aclara información biográfica, estética e histórica no divulgada con anterioridad.

El resumen que inicia el estudio orienta al lector hispano sobre los aspectos más salientes de la cultura y de la historia finlandesas. Subraya en especial la efervescencia política en la que se formó Edelfelt, apuntando a que fue el suyo un momento histórico agitado por movimientos de autonomía nacional o, con más exactitud, de convulsiones nacionalistas promovidas contra Rusia, que desde 1809 dominaba el país, hasta entonces sometido al dominio sueco. Los aires de libertad dieron pie a un movimiento neo-romántico que Edelfelt, de ascendencia sueca, reflejó en su obra y vivió de manera ambivalente.

La figura del escritor español Ángel Ganivet (1865-1898), quien sirvió en el consulado español en Finlandia entre 1896 y el día de su muerte, y ofreció su visión del país nórdico en sus Cartas finlandesas, sirve a Díaz de Alda para presentar en la siguiente sección otra versión del panorama finlandés de fines de siglo. En ella, compara y contrasta las diferencias culturales que expresan estos dos artistas sobre España y Finlandia para enfatizar la extrañeza con que ambos se enfrentan a la otredad del entorno foráneo en el que se encuentran. Con gran imaginación, la autora introduce también la idea de que Ganivet y Edelfelt pudieran haberse conocido dado que ambos vivían en Helsinki en el mismo edificio y compartían la amistad de varios artistas.

En uno de los apartados más largos y enjundiosos del libro, titulado “España y los viajeros decimonónicos,” Díaz de Alda investiga primero el interés que despierta España en el imaginario de los artistas románticos europeos y americanos, y lleva a cabo después un valioso examen, dividido por países, de aquéllos que visitaron y se inspiraron en España para componer sus obras. Igualmente largo y enjundioso es el apartado titulado “Escenas y escenarios,” dedicado a fundamentar el profundo conocimiento e interés de Edelfelt por el arte y la cultura española. Se documenta ampliamente la amistad del finlandés con una serie de artistas españoles, tales como los hermanos Madrazo, quienes formaban parte de los mismos círculos artísticos parisinos frecuentados por Edelfelt y que le ayudaron a planear su viaje a la Península, así como de aquellos que le recibieron y guiaron sus viajes durante su estancia en el país, entre otros el pintor Matías Moreno o el escritor Eugenio de Olavaria. En cuanto a sus compañeros de viaje, Edgard Darling Boït y Albert Noël, no se disponía de ningún dato sobre ellos hasta el estudio realizado aquí por la Doctora Díaz de Alda.

La familiaridad del lenguaje que Edelfet emplea para contar a su madre y a algunos de sus artistas amigos sus detalladas impresiones de la vida española finisecular tanto como del arte clásico español dan a estas cartas una nota de intimidad que las diferencia de otras impresiones de viajes. El rigor con que se reproducen y las varias perspectivas desde las que son analizadas hacen de este volumen una valiosa fuente de información. Su interés se cifra en que ofrece una perspectiva nueva e inesperada tanto de un pintor casi desconocido por la cultura hispana como de la sensibilidad nórdica con la que el finlandés se enfrenta al temperamento emotivo y a las particularidades de la cultura española; pero también se cifra en que ofrece la oportunidad de contextualizar la perspectiva de Albert Edelfelt dentro del marco más amplio de la literatura epistolar y de viajes usada por tantos otros escritores extranjeros finiseculares para narrar sus experiencias en España. La riqueza de información que ofrece María Carmen Díaz de Alda Heikkilä y su riguroso análisis permite asegurar que la lectura de este volumen es imprescindible para todos aquéllos que se interesan por el impacto de la cultura y el arte español en las corrientes artísticas del mundo occidental a fines del siglo diecinueve.

 

© María A. Salgado 2008

Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero/edelfelt.html



Espéculo. Revista de estudios literarios
(Universidad Complutense de Madrid) 2007