Espéculo

  Reseñas, críticas y novedades

 

 

Carolina Escobar Sarti

No somos poetas

    

 

Claudia García
University of Nebraska at Omaha
csgarcia@mail.unomaha.edu

 

El poemario No somos poetas, de la escritora y periodista guatemalteca Carolina Escobar Sarti (1960), publicado por F&G Editores en el 2006, ilumina temáticas y registros poco transitados en la lírica femenina de su país. No somos poetas se centra en la reflexión metapoética. Haciendo del “nosotros” poético uno de sus ejes, la colección explora las diversas aristas de esta voz plural, que se distancia de lo privado para orientarse a la esfera social, y desde allí urdir las vinculaciones entre el creador intelectual y el sujeto poético íntimo.

Como afirma Zygmunt Bauman, decir que no supone la opción y la transformación de aquello que, al negar, rechazamos (Bauman 2001: 44). Partiendo de la negación, No somos poetas propone una poética que rechaza la rúbrica de “poeta”, y formula los permanentes deslices de ésta a otras que, como “amantes”, “transeúntes”, “adivinadores”, y “usurpadores”, insisten en lo inestable, dinámico e incluso ilícito de la tarea creativa de la palabra. Por ejemplo en el poema que da título a la colección, la identidad de la voz poética se inscribe simultáneamente como sustitución paradigmática (“Somos apenas amantes/ suicidas con la cuerda/ en la mano/ caminantes de antes/ usurpadores de abecedarios./ No somos poetas/ somos adivinadores” Escobar 2006: vv.1-7), y como salto cualitativo, que liga el nosotros poético a la naturaleza (“lluvia sostenida” Escobar 2006: v.12), al condicionamiento biológico (“hambre insatisfecha” Escobar 2006: v.14), y al impulso expresivo (“confesión última” Escobar 2006: v. 15; “una carta interminable” Escobar 2006: v. 21).

Sin duda la estructura del poemario constituye su mayor hallazgo. No somos poetas es tanto el título de la colección como el del primer poema, el cual a su vez duplica el índice, de modo que cada uno de los versos del primer poema constituye el título de cada uno de los textos del poemario. Tal coincidencia de poema y glosa, que vuelve al conjunto textual sobre sí mismo, lejos de encerrarlo en un círculo vicioso, lo disemina en forma de retícula. En el plano sintagmático, el texto progresa de verso en verso; sin embargo, dado que el texto se glosa a sí mismo, el progreso textual resulta tanto un regresar permanente al poema matriz como un ingresar en el plano del paradigma. La estructura del libro manifiesta de modo contundente la solidaridad de forma y contenido, así como la capacidad de síntesis y de reflexión de la voz de Escobar Sarti, quien aquí alcanza madurez expresiva.

En colecciones anteriores, como Palabras sonámbulas (2000) o Rasgar el silencio (2003), los poemas de Escobar Sarti se agrupaban según su afinidad temática, diseñando una cartografía del universo poético donde lo amoroso, la crítica social, la inquietud feminista y el cuestionamiento poético funcionaban como territorios deslindados; en No somos poetas la estructura reticular enlaza de modo fluido e integrador la experiencia personal y erótica con la vivencia social. Algunos motivos recurrentes se perfilan como puntos de articulación entre ambos niveles: la memoria, como en los poemas “Lluvia sostenida”; “Cuerpo que recuerda”; “Fundamos la memoria de la luz y el perfil de la montaña”; la vida y el cuerpo como escritura (“Transeúntes por azar”; “Una carta interminable”; “que continúa escribiéndose”; “Somos apenas amantes”); la sacralidad de la palabra poética (“el asombro y el verbo”; “La santísima palabra”; “el asombro y el verbo”; “Sea la luz”; “y fue la luz”); y el rechazo desacralizador de los órdenes establecidos (“para siempre”; “sino credo levantado”; “Confesión última”).

Sin embargo, el rasgo saliente de No somos poetas es el esfuerzo por pensar el sentido del quehacer poético a partir de un “nosotros”, es decir cuestionar la función de la palabra creadora y de quien la enuncia en el seno social: apartándose de la referencia directa al entorno guatemalteco, así como de los lugares comunes en la poesía escrita por mujer, este libro de Escobar Sarti se distingue por su enfoque temático y un tono asertivo que no duda en apelar a la paradoja, a la vez que conserva el verso breve, el ritmo equilibrado y el decir preciso y directo que caracterizan su poesía.

 

Obras citadas

Bauman, Zygmunt and Keith Tester (2001). Conversations with Zygmunt Bauman. Malden, MA: Blackwell Publishers Inc.

Escobar Sarti, Carolina (2000). Palabras sonámbulas. Guatemala: Ediciones CES.

Escobar Sarti, Carolina (2003). Rasgar el silencio. Guatemala: Palo de Hormigo.

Escobar Sarti, Carolina (2006). No somos poetas. Guatemala: F&G Editores.

 

© Claudia García 2009

Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero41/nosompo.html



Espéculo. Revista de estudios literarios
(Universidad Complutense de Madrid) 2009