Intertextualidad y transtextualidad
en la novela La biografía difusa de Sombra Castañeda

Magaly J. Guerrero R.

Profesora de Lit.Venezolana , Lit. Hispanoamericana y Lit.Caribeña
Universidad de Oriente, Núcleo de Sucre
Cumaná, Venezuela
guemagaly@gmail.com


 

   
Localice en este documento

 

Resumen: Se analizará la novela La Biografía difusa de Sombra Castañeda del autor dominicano Marcio Veloz Maggiolo a partir de las nociones teóricas propuestas por Gerard Genette en su obra Palimsesptos: algunos casos de transtextualidad, como la architextualidad, paratextualidad, intertextualidad e hipertextualidad que dibujan en la obra una gran variedad discursiva.
Palabras clave: Difusividad discursiva, sincretismo, transtextualidad, paratextualidad, intertextualidad, hipertextualidad.

 

“[…] Inventar un lenguaje es decir todo lo que la historia ha callado. Continente de textos sagrados, Latinoamérica se siente urgida de una profanación que dé voz a cuatro siglos de lenguaje secuestrado, marginal, desconocido. Esta resurrección del lenguaje perdido exige una diversidad de exploraciones verbales que, hoy por hoy, es uno de los signos de salud de la novela latinoamericana[...]”
Carlos Fuentes [1]

 

El autor dominicano Marcio Veloz Maggiolo nació el 13 de agosto de 1936 en Santo Domingo. Su vasta obra literaria y de investigación sociológica y antropológica le ha hecho merecedor de diversos reconocimientos y premios. Es un intelectual de amplia trayectoria y valía en su país y en Latinoamérica. En 1981 publicó la obra La Biografía difusa de Sombra Castañeda [2] con la que ganó el premio nacional de novela en la República Dominicana. Es una obra de gran riqueza argumental y estilística, en la que se imbrican elementos de la tradición cultural de Occidente con la expresión imaginística de África. A través del Sincretismo [3] manifiesta una gran heterogeneidad cultural que deja sus huellas en la expresión lingüística, una variedad discursiva y textual, con gran diversidad de imágenes, símbolos y arquetipos.

La novela La Biografía difusa de Sombra Castañeda establece desde el título una estrategia retórica que apunta hacia la vacilación, oscilación y difusividad discursiva. De esta manera entran en juego los distintos tipos de la transtextualidad, propuesta teórica de Gerard Genette [4] en su obra Palimsesptos con la que se busca estudiar todas las variedades de relación entre las obras literarias, conocidas tradicionalmente como intertextualidad.

El análisis de la transtextualidad presente en la novela no sólo reveló parte del conjunto de las estrategias compositivas utilizadas por Marcio Veloz Maggiolo sino también el carácter dialógico e interdiscursivo de la misma. De cómo, simultáneamente, la novela se “construye” a partir de referencias discursivas muy variadas, desde la novela confesional en la tradición de la picaresca española; la expresión de la subjetividad e interioridad de los personajes en la tendencia de la novelística de la conciencia, con referencias a la novela Ulises, del autor irlandés James Joyce; la novela Memorias Póstumas de Bras Cubas del autor brasileño Joaquim Machado de Assis; la obra Rajatabla, volumen de cuentos del autor venezolano Luis Britto García; el discurso radial del presidente Joaquín Balaguer como parte de las honras fúnebres en el entierro del dictador Rafael Leonidas Trujillo, texto que participa simultáneamente de la oralidad y de la escritura; también la presencia de la Biblia, y de los géneros biografía y memorias; la convocación de la sonoridad afroantillana, en donde el son del tambor retumba con la fuerza del ritmo caribeño. Con ello, la novela se inserta en las grandes corrientes de la novelística latinoamericana como son el Realismo Mágico, las Novelas de la Dictadura y el Neo Barroco, sólo para mencionar algunas de las más conocidas.

El referente histórico evocado en la novela se relaciona con la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo, quien gobernó desde 1930 hasta 1961 en la República Dominicana. No obstante, se hace difuso en la novela y abarca varios siglos de historia: desde la llegada de Colón hasta la muerte de Trujillo. Perspectiva, que inserta la novela en las tendencias del Realismo Mágico [5] en donde lo maravilloso coexiste con lo cotidiano, cobrando fuerza la presencia del Vudú a través de los personajes haitianos que conviven con los habitantes de la zona de El Barrero.

La novela narra en primer plano, a través de pequeños textos, la muerte del personaje Esculapio Ramírez, activista político y opositor al régimen trujillista, torturado, quien logra salvarse de una emboscada en la plantación de los sisales donde ejecutan a los presos políticos. Logra huir al campo y tiempo después, cuando llega a la ciudad, cae en el alcoholismo. Muere justamente el día que asesinan a Trujillo, el 30 de mayo de 1961. Esculapio Ramírez no podrá disfrutar de la nueva era política “sin la presencia de Trujillo” [6]. Paralelamente se narran también, en otro plano narrativo que traspasa los límites de la realidad narrada, las fabulosas historias de Sombra Castañeda, Serapio Rondón y un conjunto de personajes mágico-maravillosos que proceden de distintas épocas como los indígenas y los cimarrones que remiten, simultáneamente, a los días de la Conquista española y período colonial, respectivamente; su vinculación con prácticas del vudú como los ritos gagá, su vigencia en la época trujillista, entre otros, narrado de manera fragmentaria, imbricadas unas historias en otras.

Señala G. Genette [7] que en todo texto se da una “pragmática consciente y organizada” que establece implícitamente un “contrato de lectura” entre el autor de la obra y el lector, lo cual incide en la configuración del género literario y en su respectiva identificación por parte del lector. Es lo que se conoce como architextualidad. También el autor indica otras relaciones intertextuales como la paratextualidad, la intertextualidad y la hipertextualidad que revisaremos brevemente en la novela de Veloz Maggiolo [8].

En primer lugar, la architextualidad en la novela La Biografía difusa de Sombra Castañeda induce al lector a una lectura “engañosa” en cuanto a la noción de género literario porque, debido al título que introduce la palabra “biografía”, se nos induce a realizar la lectura de una historia novelada, organizada cronológicamente, en sentido lógico, como sucede con toda biografía. De hecho, encontramos la historia del personaje Esculapio Ramírez, narrada a retazos, identificada por secciones: A-B- C- hasta la F, con la particularidad de que esta historia está intercalada con los capítulos relacionados con los personajes Sombra Castañeda y Serapio Rondón y las secciones de naturaleza discursiva distinta como los epígrafes y los fragmentos del discurso del presidente Joaquín Balaguer en las honras fúnebres del dictador. De manera que la biografía del personaje oscila entre las memorias y las confesiones y se va diluyendo en una multiplicidad de relatos todos enlazados por esa pesadilla que ha sido el trujillato, semejante a una memoria fragmentada desde el trauma, en donde los recuerdos van y vienen y hasta se mezclan y se confunden a manera de contrapunto, cuya música de fondo es el trujillato.

Otro aspecto anunciado en el título y que debería ponernos en guardia es la difusividad de la historia que se va a relatar. La novela presenta una gran variedad discursiva debido al quiebre argumental del relato, que está mediado por la memoria [9] del personaje y lo hace difuso, de ahí el título “La biografía difusa”. También se nos alerta sobre el simbolismo de los personajes asociados a la sombra, debido al nombre del personajeSombra Castañeda” ya que evoca un elemento escurridizo como es la sombra, asociada a la oscuridad, posiblemente la muerte, pero también lo que está oculto, no visible, en contraste con la luz. “Castañeda” inevitablemente se asocia con el color del castaño, el marrón oscuro: lo que está en la penumbra y también puede connotar “muerte”.

En otro sentido, G. Genette [10] también se refiere a diferentes tipos de intertextualidad como la paratextualidad, con la cual se revisan todas las referencias presentes en los “paratextos”, es decir en los “(…) títulos, subtítulos, intertítulos, prefacios, epílogos, advertencias, prólogos, notas al margen, a pie de página, notas finales, epígrafes, ilustraciones, detalles de encuadernación como fajas, sobrecubiertas, y otros elementos anexos al texto”.

Al analizar la novela observamos que la paratextualidad [11] induce al lector al reconocimiento de cinco tipos de formas discursivas que determinan la estructura externa de la novela y su subdivisión en diferentes modelos de capítulos y subcapítulos:

1) en primer lugar, un poema-canción al inicio de la novela sobre Sombra Castañeda, identificado con el título de TEMA y es como la música de fondo de una obra musical que remite simbólicamente a la “vida y muerte” del dictador Trujillo y a la imagen que se ha creado de él. Por ello aparece como un ser fabuloso, con grandes poderes. Esta imagen es el trasfondo de la novela.

2) Un segundo tipo de discurso identificado como “movimientos”, siguiendo la homología musical de la división interna de una obra en varios movimientos musicales, desde los más lentos hasta los más rápidos, determina cierto tipo de ritmo y “tempo” narrativo. Son tres epígrafes-movimientos que remiten a tres obras distintas, con lo que el texto ajeno ayuda a fijar sentidos a manera de marco en esta obra dominicana de difícil lectura y que permite establecer desde la obra conexiones con la cultura universal: El primer epígrafe-movimiento aparece después del poema canción y antes de la sección de Esculapio Ramírez, al comienzo de la novela. Es un fragmento de la novela Memorias de Bras Cubas, del autor costumbrista brasileño Joaquim Machado de Assis (p.9), sobre la muerte del padre y de sus memorias “póstumas”, desde la muerte. El segundo epígrafe aparece antes del capítulo XV de la novela y es un fragmento del cuento del autor venezolano Luis Britto García (p.159) “Días de Libertad”, sobre un preso político que recupera su libertad, pero no puede disfrutarla porque está muy maltrecho por la tortura y finalmente muere. La tiranía le ha arruinado su vida al igual que al personaje Esculapio Ramírez.

El tercer y último epígrafe-movimiento aparece antes del capítulo XVIII. Es un fragmento del Ulises, novela de James Joyce (p.181) y se relaciona con el personaje Stephen Dedalus, quien en un gran discurrir interior busca al padre, tal como el personaje Telémaco de la Odisea de Homero, texto que actúa como hipotexto o antecedente de la obra de Joyce. En La Biografía difusa… asistimos al discurrir interno del personaje Sombra Castañeda, de cómo piensa tomar el poder organizando primero el ambiente, aliándose a diferentes amigos iniciados en los misterios del vudú [12] La novela se presenta como una obra musical, semejante a las obras del Barroco que mantienen un tema con variaciones. De esta manera se reitera en los epígrafes tres motivos resaltantes: a) la muerte del padre, lo que genera el abandono y desamparo de los hijos; por tal motivo, b) la búsqueda del padre Se entiende entre líneas que hay muchos hijos abandonados, porque sus padres han muerto bajo la tortura en el trujillato, hechos relacionados con la vida de los dominicanos y la presencia de la dictadura; y, en otro sentido, como consecuencia de los estragos ocasionados por la tortura y la tiranía, c) la libertad negada, la imposibilidad de disfrutar de la libertad.

3) Una tercera variedad discursiva está constituida por los relatos en tercera persona sobre el personaje Esculapio Ramírez, fragmentados e identificados en la novela con letras, intercalados entre los movimientos-epígrafes y los capítulos de la novela: Parte A, parte B, parte C hasta la F.

4) Una cuarta variedad discursiva está conformada por los capítulos relacionados con el personaje Sombra Castañeda (I-XXI), narrados en primera persona a manera de memorias o de confesiones por el personaje Sombra Castañeda. La historia narrada sigue el modelo de la novela picaresca, esto es, cada capítulo está antecedido de un título que resume el argumento del capítulo. Por ejemplo: Capítulo II: “DE CÓMO ME LLAMO SOMBRA CASTAÑEDA Y HE TENIDO QUE ESCUCHAR EL SENTIR DE LOS DEMÁS PARA PENSAR EN MÍ MISMO” (p.23); El capítulo III: “DE CÓMO MIMILO TRANSMITIÓ EL MENSAJE Y EL MILITAR PENSÓ EN PROTEGERSE y TAMBIÉN DE CÓMO SE NOTÓ QUE NO SERÍA FÁCIL LLEVAR A CABO EL PROYECTO. SITIO DONDE SE PREDICE EL PRESENTE” (p.43) Este recurso introduce el confesionalismo en las novelas y permite abordar a través del monólogo, la subjetividad de los personajes en sentido anecdótico.

A partir del yo confesional se da en la novela una alternancia de voces y tiempos narrativos, con los personajes Sombra Castañeda y Serapio Rondón, quienes narran su propia historia, y el narrador diegético tradicional (Genette), en tercera persona, propio de las biografías y de las narraciones, que nos remite a la fragmentada historia de Esculapio Ramírez.

M. Veloz Maggiolo al citar a Joyce y a Machado de Assis establece una conexión de tipo textual y temática, reactualizando los procedimientos de la novelística de la conciencia al incorporar los monólogos de la conciencia, y desde el punto de vista temático retoma el motivo del padre ausente y del hijo en busca del padre. A diferencia de estos novelistas, la ausencia del padre en el contexto dominicano señalado en La biografía difusa… se da por razones distintas Se relaciona con la represión del régimen trujillista, que enfatiza la autoridad de Trujillo desde un “protectorado” nacional, en donde Trujillo es “el padre de la patria”. En la novela de Veloz Maggiolo la imagen del padre se presenta como una manera de contrastar la imagen que el discurso oficial de la historia otorga al dictador con la del padre ausente, muerto por la represión trujillista. Al citarse el autor a Luis Britto García, se establece también conexión temática y textual con la narrativa de la dictadura.

Sombra Castañeda es un personaje que obviamente está oculto, en la sombra. Adquiere relevancia en la novela desde su marginalidad en el campo, en el apartado lugar de El Barrero. Desde allí inicia su rebelión simbólica a través del contacto con otros personajes marginales, también en la sombra, pero con poderes extraordinarios para modificar el ambiente según su voluntad. Son los personajes que proceden de la imaginería heredada del África ancestral y del indígena americano como los personajes Caribamgó, Selemín Mambó, Don Pedro, Don Petró, el indio Miguel, Antonio el bacá. Son personajes de cuatrocientos años o más, con lo que las relaciones espacio-temporales dan un salto y abarcan los quinientos años de historia oficial latinoamericana, desde la llegada de Colón hasta la muerte de Trujillo. Con ello, la novela se inserta en las tendencias del Realismo Mágico, en donde lo maravilloso coexiste con lo cotidiano.

También están los personajes Remigio el gagá, alcalde de El Barrero, iniciado en los misterios de los ritos gagá; Andrés Pié, compadre de Remigio, miembro del gagá y Mimilo. Llegados a este punto se observa que la novela se maneja en dos nociones de realidad, diría Tzvetan Todorov, entre el ser y el parecer, pero más bien entre lo visible y lo esencial, entre lo oficial y lo que no es reconocido pero que tiene presencia real en las comunidades, como lo son sus creencias y valores espirituales.

Sombra Castañeda está en otro plano de la realidad. En diferentes capítulos de la novela, aparecen intercalados (VI, XI) una serie de sueños extraños, con imágenes en el mejor estilo surrealista, del personaje Serapio Rendón. En los dos últimos sueños (XIV, XVIII) aparece con mucha fuerza las imágenes de la descomposición, de lo fétido y lo podrido, un submundo lleno de larvas, hongos, líquenes y se va dibujando la imagen del dictador Trujillo asociada a Sombra Castañeda, cuando ya no está presente y comienza una nueva vida para él en otros mundos, en la etapa de la disolución definitiva, imagen de la muerte. En ese submundo ya el personaje ha perdido su poder y como todo ser humano, es mortal. No puede escapar al inevitable proceso de descomposición. El dictador Trujillo ha sido vencido y derrotado por la muerte. Con esta imagen sobre la putrefacción parece evocarse desde la novela la famosa dedicatoria que aparece en las Memorias de Blas Cubas de Joaquim Machado de Assis: “Al gusano que primero royó las frías carnes de mi cadáver dedico con sentido recuerdo estas memorias póstumas” [13] .

5) Otro paratexto es la sección denominada Música de fondo: Discurso oral fraccionado en diez secciones, que se intercalan con los discursos anteriores. Es el discurso oficial sobre la muerte del dictador Trujillo, emitido en la radio. Ciertamente es la “música de fondo”, una suerte de “bajo continuo” en la homología del barroco musical. Es el texto-soporte de la narración, como en un tercer plano de un cuadro, no por ello menos importante, sino como la gran imagen del peso histórico de la dictadura trujillista, inevitable, que se debe sobrellevar.

En conjunto, son cinco variedades textuales desde la paratextualidad que ayudan a fijar el sentido de la obra: un poema-canción, epígrafes, capítulos, subcapítulos y discurso radial, lo cual da gran dinamismo, variedad y riqueza a la obra y presenta al lector evidentes retos de lectura.

Al adentrarnos en el análisis de la novela encontramos otro tipo de relación interdiscursiva: se trata de la intertextualidad tradicional, en la que se insertan fragmentos de otras obras, conocidos como intertextos, como las letras de merengues dominicanos, los epígrafes ya mencionados y las Crónicas de Indias, sobre todo las que remiten a la rebelión de los cimarrones [14.]

Fue un caso de mucha novedad en esta isla, e principio para mucho mal, si Dios no lo atajara, la rebelión de los negros; y no sería razón que cosa tan señalada se dejase de escribir; […] Hasta veinte negros del almirante, y los más de la lengua de los jolofes, de un acuerdo, segundo día de la Natividad del Cristo, en principio del año de mill e quinientos e veinte e dos, salieron del ingenio e fuéronse a juntar, con otros tantos que con ellos estaban aliados, en cierta parte, e después que estovieron todos juntos, hasta cuarenta dellos, mataron a algunos cristianos que estaban descuidados en el campo e prosiguieron su camino para adelante […]

Las Crónicas de Indias se han convertido en un discurso referencial permanente en la novelística latinoamericana a partir del Boom latinoamericano. Es una manera de reinterpretar la historia de América, pero en este caso también es recordar la historia social de los marginados: los esclavos cimarrones, representantes de los primeros movimientos independentistas de América.

Otro tipo de intertextos se manifiesta de manera indirecta a través de las referencias o alusiones y también, las citas de textos como la Enciclopedia Espasa y la Biblia, fuentes de consulta permanente del personaje Sombra Castañeda, y que indica la elementalidad del personaje. Por ejemplo, al inicio de la novela, cuando Sombra Castañeda decide imitar el acto de fundación de ciudades al estilo del Antiguo Testamento: “[…] Sabía que en los libros bíblicos los judíos fundaban ciudades y me dije: he de fundar mi heredad” [15].

Para finalizar, nos referiremos a otro tipo de relación intertextual que menciona G. Genette: la hipertextualidad, recurso mediante el cual se transforma un texto ya existente (Texto A) que se denomina hipotexto para originar un nuevo texto, el hipertexto (texto B). Presenta muchas variedades entre las que sobresale la parodia o imitación. En la novela de Veloz Maggiolo se imita el recurso de la oralidad, privilegiando la sonoridad, no sólo como una “obra musical” que presenta un tema con variaciones, como se ha señalado a propósito de la paratextualidad, sino una sonoridad que busca el valor de la palabra oral frente a la palabra escrita. En este sentido, se valoran elementos culturales que proceden de la cultura popular como es la presencia de la voz de los personajes populares expresando su mentalidad mágico-maravillosa [16]:

Curibamgó estaba embebido mirando el silencio que hacen las siluetas lejanas de los árboles. Comenzó a definirse con voz leprosa, húmeda, profundamente gutural. Completaba sus palabras con un hipo tenso, como si hubiese comido empanadas de cerdo o las deliciosas salchichas de la calle Comercio…Curibambó nació… ya se sabe, y se quedó. Yo quié decí ta quedando dende jace tiempo; yo conoce mucho gente aquí. Yo diga uté que contándome myi jablá bien pa entendé. Yo sé, Don Pedro, don Petró. Gente serie compai; que quedá cuando la invasión, no quise regresá po quie yo tando aquí, en leste, ante la invasión. Yo decí uté que son vedá. Espíritu de vedá. Yo digo tengo fuerza pá mové mucho podere. Yo manejá ahora sere fuedte. Yo decí: protege de la peligra y tú ta protegí. Yo decí no te entra mal por ninguna parte, y no ta entrá. Te grita yo abaja la rayo, la luce, to lo que quemá, y se abaja. Yo dice a ti muera le enemí, y enemí se va pa la merde; […]

En el ejemplo se muestra la presencia de un ser con poderes mágicos, evidentemente, es del lado del oeste, un haitiano refugiado en República Dominicana cuyo lenguaje es un idioma español procedente del francés haitiano, que intenta hablar en español y no tiene el dominio del mismo. Esto no le impide relacionarse con otros seres del entorno. Marcio Veloz Maggiolo nos presenta una novela vinculada a la figura de Trujillo como referente histórico, y su presencia en la memoria colectiva. También hace gala de su conocimiento antropológico de recoger de viva voz de los personajes populares y su mentalidad mágico-maravillosa, incluyendo a los ciudadanos haitianos refugiados en su país.

Cabe destacar también la presencia de la oralidad en la novela como un tipo de parodia que forma un eje opositivo con respecto a la escritura. El personaje Sombra Castañeda busca permanentemente la firma de decretos y de documentos, de realizar pactos con los seres y entidades sobrenaturales a través de la escritura, pues sabe que la mejor manera de dejar constancia de su poder es a través de la firma de los documentos. En este caso, la escritura es signo de poder y parodia del poder del dictador Trujillo, expresado a través de los múltiples decretos.

También se inserta en el texto fragmentos de discursos oficiales como las Honras fúnebres pronunciadas por el presidente Joaquín Balaguer, sucesor de Leonidas Trujillo, a manera de intertextos orales [17]:

MÚSICA DE FONDO

Tristísimo (Parte X)

“… El momento es, pues, propicio para que juremos sobre estas reliquias amadas que defenderemos su memoria y que seremos fieles a sus consignas manteniendo la unidad y confundiéndonos con todos los dominicanos en un abrazo de conciliación y de concordia.”

“Querido Jefe: hasta luego. Tus hijos espirituales, veteranos de las campañas que libraste durante más de treinta años para engrandecer la República y estabilizar el Estado, miraremos hacia tu sepulcro como hacia un símbolo enhiesto y no omitiremos medios para impedir que se extinga la llama que tú encendiste en los altares de la República y en el alma de todos los dominicanos”.

En la novela se valora la presencia del son del tambor. A este respecto puede considerarse al tambor como un verdadero personaje en los primeros capítulos de la novela. Su ritmo y son actúan como el vehículo de comunicación más importante y eficaz en la región de El Barrero, para convocar a los habitantes de las comarcas lejanas a asistir a los distintos rituales gagá, de procedencia afrohaitiana, que unifica la Semana Santa católica con el carnaval vudú, y todavía se practica hoy [18]. Puede considerarse al tambor como el ícono que representa todo un sistema de valores sociales y religiosos que conectan el mundo representado con el tiempo mítico, el del eterno retorno, en palabras de Mircea Eliade y con una manera de interpretar la historia americana: un retorno permanente a los orígenes, a la fundación constante del ser ontológico e histórico del latinoamericano.

Con esta gran variedad de recursos, Marcio Veloz Maggiolo logra reinventar un lenguaje de apariencia caótica, plenamente coherente en lo interno, que, a nuestra manera de entender, se torna en verdadera imagen del trauma, de la pesadilla histórica de lo que ha podido ser para el pueblo dominicano la presencia de la dictadura de Trujillo, recordándonos lo que la historia oficial había callado: la intimidante presencia del trujillato. La transtextualidad con todas sus variedades es un recurso que se constituye en un excelente ejemplo de las exploraciones verbales [19] o posibilidades expresivas no sólo de La Biografía difusa de Sombra Castañeda sino también de la novela caribeña en general, como obras que pueden establecer vínculos culturales temáticos y textuales más allá de cualquier referencia local para insertarse en la cultural occidental y expresar el drama humano universal.

 

Notas

[1] Carlos Fuentes. (1969) La Nueva Novela Hispanoamericana. México:Joaquín Mortiz;p.30.

[2] Marcio Veloz Maggiolo. (1980) La Biografía Difusa de Sombra Castañeda. Caracas:Monte Ávila.

[3] Con el término sincretismo y más aún sincretismo cultural se designa un conjunto de “fenómenos” culturales que han surgido de los procesos de colonización y mestizaje en el encuentro de las culturas. En el caso de América Latina y de la zona caribeña puede hablarse de un proceso de siglos a partir de la llegada de Cristóbal Colón hasta nuestros días, que ha resultado en el tiempo como uno de los rasgos distintivos de la cultura latinoamericana y caribeña, en la que se han “amasado”, reinventado diferentes elementos culturales. Uno de los rasgos distintivos es, precisamente, la unidad en la diversidad, el pluralismo de líneas culturales que se interconectan, se inter penetran, y como resultado de todo ello tenemos una nueva cultura, abierta a las influencias, pero con rasgos culturales esenciales que permiten desde la diversidad, auténticas marcas de identidad cultural. Las raíces culturales de la América toda, la base indígena, la base europea y la base africana, actuando en conjunto, se constituyen el punto de partida de este sincretismo cultural.

[4] Gerard Genette. (1989) Palimsepstos. La Literatura en segundo grado. Madrid:Taurus, Col. Teoría y Crítica Literaria,[Cecilia Fernández Prieto, trad.]; p.10.

[5] Irlemar Champi. (1983) El Realismo Maravilloso. Caracas:MonteÁvila [Márgara Rusotto y Agustín Martínez, trads.]

[6] Una vez muerto Trujillo, su presencia continúa como una gran pesadilla histórica a lo largo del siglo XX en la República Dominicana.

[7] Gerard Genette, Op Cit., p.13.

[8] Gerard Genette también menciona un tipo de relación intertextual denominada metatextualidad que opera sobre la base del comentario de textos. Genera un tipo de discurso metacrítico característico de la Crítica Literaria. Puede darse en la Literatura y el Arte a través de la metacognición, el autorreconocimiento a través de las formas artísticas como ocurre, por ejemplo, en la metaficción y la metapoesía. No detectamos este tipo de procedimiento en La Biografía difusa de Sombra Castrañeda.

[9] La presencia de la memoria como un recurso de la narrativa para crear mundos ficticios es una constante en la obra de Marcio Veloz Maggiolo. En el año 2000 publicó un libro de ensayos con el sugestivo título La memoria fermentada. Ensayos bioliterarios, en donde el autor trae desde su memoria personal, anécdotas de su infancia, adolescencia y vida adulta. Allí relata de cómo conoció a Mimiro, ciudadano de la zona de Barrera, provincia de Azua, en la República Dominicana, quien le aportaría muchos datos culturales en sus investigaciones antropológicas. De allí surge el personaje Mimilo, de La Biografía difusa de Sombra Castañeda.

[10] Gerard Genette, Ob.Cit., p.10.

[11] La edición que manejamos es de MonteÁvila (Venezuela). Tiene en la portada el color negro y la imagen del dictador Leonidas Trujillo a través de una estampilla o sello de correo en blanco y negro. Luis Moreno Vilches (ver bibliografía) refiere que en el período trujillista todos los sellos postales llevaban impresa la imagen del dictador o de algún miembro de su familia. La imagen de la portada de MonteÁvila connota el elemento fúnebre, luctuoso, evocando esta referencia histórica .

[12] Joaquim Machado de Assis. (2003). Memorias Póstumas de Blas Cubas. Madrid:Alianza.[Ángel Cilleruelo, trad.] En: http://es.wikipedia.org/ [Consulta: 20/03/2009]

[13] La República Dominicana limita al oeste con la república de Haití. De religión católica predominante, no escapa a la influencia de las religiones de origen africano. Existe un gran movimiento humano entre las fronteras de ambos países que origina diferentes formas y manifestaciones culturales. Entre éstos los ritos gagá que suelen realizarse en la semana santa, coincidiendo los rituales católicos con los cultos de origen africano. Se origina con ello un tipo de música, de prácticas ritualistas, vestuario, comidas, entre otros. Hablamos del Sincretismo cultural como uno de los rasgos predominantes de la cultura caribeña y de la cultura latinoamericana en general.

[14] Marcio Veloz Maggiolo, La Biografía Difusa de Sombra Castañeda, pp.57-58.El cimarrón, el esclavo que huía y adquiría su libertad por rebelión a los amos blancos, se internaba en los más recónditos lugares del campo, de las montañas, ya en zonas boscosas o selváticas.

[15] Ibid., p.14. Alusión al Antiguo Testamento.

[16] Ibid., p.31. Puntos suspensivos en el original. El nombre de Curimgó aparece con dos grafías: Curibamgó, Curibambó.

[17] Ibid., p.143.Comillas y puntos suspensivos en el original.

[18] C.f. Carlos Andújar. (2004) “Simbología y Representación escénica en el Ga-Gá”. En: Identidad Cultural y Religiosidad popular. Santo Domingo: Letra Gráfica, ediciones Calíope; pp. 136-142.

[19] Como señala Carlos Fuentes en el epígrafe de esta investigación.

 

Referencias Bibliográficas

Andújar, Carlos. (2004) Identidad cultural y religiosidad popular. Santo Domingo (República Dominicana): Letra Gráfica, Ediciones Calíope.

El Cimarronaje: nuestro folklore desconocido. En: Periódico Hoy, jueves 17 de abril del 2000, Santo Domingo, República Dominicana,Año III, Nº 988. Disponible: http//www.hoy.com.do/ ; Consulta:[02/10/2007]

Champi, Irlemar. (1983) El Realismo Maravilloso. Caracas:MonteÁvila [Márgara Rusotto y Agustín Martínez, trads.]

Genette, Gerard. (1989) Palimsepstos. La Literatura en segundo grado. Madrid:Taurus, Col. Teoría y Crítica Literaria,[Cecilia Fernández Prieto, trad.]; p.10.

Eliade, Mircea. (1971) El mito del Eterno Retorno. Madrid:Alianza.

Emeterio Rondón, Pura. (2005) Estudios Críticos de la Literatura Dominicana Contemporánea. Santo Domingo:Ciguapa y Búho, Ediciones Librería La Trinitaria.

Fuentes, Carlos. (1969) La Nueva Novela Hispanoamericana.México:Joaquín Mortiz.

Gallego Cuiñas, Ana.(2007) La novela del Trujillato en los ochenta o cómo escuchar el silencio. En: Hipertexto (6), Verano 2006, Universidad de Granada; pp.6-13. Disponible: http//www.utpa.edu/dept/modlang/hipertexto/docs/hiper6gago.pdf [Consulta: enero,2009].

Morillo Vilches, Luis. “La Era de Trujillo”. (Información en línea). Disponible: http://www.angelfire.com/garnata/Trujillo.html. Consulsta [septiembre, 2007]

Veloz Maggiolo, Marcio. (1980) La Biografía Difusa de Sombra Castañeda.Caracas:Monte Ávila.

______ (2001) La Memoria Fragmentada. Ensayos Bioliterarios. 2ª ed.,Santo Domingo (República Dominicana): editora Amigo del Hogar.

 

 

[La versión original fue leída en Cumaná en la Semana de la República Dominicana el 10/10/2007 como actividad del Centro de Estudios Caribeños (CEC) de la Universidad de Oriente (Versión ampliada y actualizada)]

 

© Magaly J. Guerrero R. 2009

Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero42/sombraca.html