Espéculo

  Reseñas, críticas y novedades

 

 

Roberto Bolaño

Una novelita lumpen

  

 

La narrativa breve de Roberto Bolaño
Luis Veres

El Chileno Roberto Bolaño pertenece a una grupo intergeneracional de narradores fuertemente influenciada por los mensajes de los medios de comunicación y la cultura de masas en general. Autores como los mejicanos Jorge Volpi o Ignacio Padilla, los argentinos Rodrigo Fresán o Andrés Newman, el Peruano Santiago Roncagliolo o el boliviano Edmundo Paz Soldán han otorgado a las letras latinoamericanas un nuevo renacer que se ve acompañado, no sólo del éxito literario, sino también del éxito editorial.

Estos escritores reciben desde el punto de vista literario un fuerte influjo de la narrativa anglogérmanica moderna: desde la minuciosidad narrativa de W.G. Sebald o Anthony Powell, muy presente en Roberto Bolaño y en Rodrigo Fresán hasta el distanciamiento de Ian McEwan, de Martin Amis o de Julian Barnes. Precisamente es esata audacia de los escritores ingleses de la generación de Amis la que está presente en una obra, aparentemente menor de Roberto bolaño: Una novelita lumpen.

La novela que sigue una estructura muy cinematográfica encadena una serie de escenas que reproducen la vida en fragmentos de una joven que acaba de perder a sus padres. La protagonista de la obra se caracteriza por su desubicación social y su falta de adaptación a un mundo que no termina de entender, un mundo que no ofrece respuestas y que sólo plantea interrogantes que la protagonista no atina a determinar. Se trata de una joven adolescente que penetra con inseguridad en el mundo de los adultos con el desconocimiento de todas las claves que el universo de sus mayores entraña. La vida de la joven viene marcada por la introducción en el mundo de las drogas, la indigencia económica y la promiscuidad sexual, una sucesión de errores que conduce a la protagonista por la línea de la impericia vital.

La novela presenta alguna similitud con el cine de David Cronenberg y la novela de Hubert Selby J.R. Última salida para Brooklyn sin dejar de mantener sus propios valores. El relato, a pesar de lo que ha apuntado Ricardo Senabre, no es una obra de iniciación, es una novela breve que se distancia notablemente de gran parte de la obra de Bolaño. Aunque Una novelita lumpen está próxima a relatos como Amuleto o Nocturno de Chile, se aleja de la minuciosidad de Los detectives salvajes o 2999. La historia se atiene a lo esencial y sigue una estructura muy similar a la de las novelas picarescas, en las que lo relatado se plantea como lo imprescindible para entender la condición de marginación de la protagonista, sumida en los desmanes de la realidad más sórdida de una Roma imaginaria. Bianca, tras la pérdida de sus padres se ve obligada a salir adelante acompañada de su hermano. En la historia pronto entrarán los amigos de éste que se van convirtiendo en amantes casuales. Entre cerveza y drogas la joven pone de relieve su odio hacia un mundo que no le satisface, un mundo que sólo se manifiesta en programas de televisión y encuestas de revista. No es casual que la novela se abra con una cita de Rimbaud, con una clara alusión al descenso a los infiernos y a la degradación que sufre Bianca en medio de ruta aciaga hacia ningún lugar, una degradación que se manifiesta en la falta de ambición, en la imposibilidad de cambiar una vida que no le gusta y en la incapacidad para dejar de acostarse con el primer ser anónimo que entra en su cama.

 

© Luis Veres 2009

Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero43/nlumpen.html



Espéculo. Revista de estudios literarios
(Universidad Complutense de Madrid) 2010