Ediciones de textos teatrales en las bibliotecas del CSIC: 1830-1940

María del Pilar Martínez Olmo

Biblioteca Tomás Navarro Tomás (CCHS-CSIC)
pilar.martinez@cchs.csic.es


 

   
Localice en este documento

 

Resumen: La descripción de distintas colecciones de textos teatrales abre posibilidades de investigación al aumentar la información existente sobre ediciones originales, al tiempo que facilita el conocimiento de la producción editorial española. El texto que se propone ofrece un análisis de la colección de piezas dramáticas originales de los siglos XIX y XX existentes en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y tiene como objetivo dar a conocer el valor de estas piezas que, además de su importancia individual, son, en conjunto, un ejemplo muy representativo de autores, corrientes literarias, galerías dramáticas, impresores, etc.
Palabras clave: Teatro español, Siglo XIX, Siglo XX, Colecciones bibliográficas.

 

Durante el siglo XIX y hasta mediados del siglo XX el teatro fue uno de los géneros literarios más cultivado en España. Las numerosas ediciones, las carteleras teatrales y los catálogos de las colecciones dan cuenta de miles de títulos representados en los teatros de las principales ciudades españolas. La recopilación de esta producción dramática es un tema todavía pendiente, en gran parte debido a que las obras están conservadas de forma muy dispersa en colecciones públicas y privadas, algunas de las cuales no han podido emprender por el momento procesos de descripción bibliográfica (Swislocki y Valladares 2008). Por ello, el conocimiento de cualquier colección nueva y la descripción de las bibliotecas que conserven textos dramáticos contribuirán a avanzar en el conocimiento de esta parte del patrimonio bibliográfico español.

En este artículo queremos dar a conocer la colección de obras teatrales que conserva el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en su Red de Bibliotecas. No es una colección nueva ya que se está formando desde los años cincuenta del siglo XX, pero parece llegado el momento de concederle detenida atención para destacarla entre todos los fondos de sus bibliotecas. Con la creación de la Biblioteca Tomás Navarro Tomás [1] en 2008, la colección teatral de esta institución ha quedado reunida, casi por completo, en los fondos de esta nueva biblioteca, facilitando así el acceso a investigadores no solo mediante el servicio de consulta en sala, sino también gracias a los servicios de reproducción digital, préstamo interbibliotecario, biblioteca virtual, etc.

El CSIC es un organismo público de investigación formado por más de cien centros cuyas bibliotecas funcionan como una red y ofrecen un único catálogo colectivo multidisciplinar accesible a través de Internet [2]. La colección de teatro de este organismo está formada por la suma de las colecciones reunidas en sus distintas bibliotecas desde mediados del siglo XX y que, aunque en ocasiones se solapan, también se complementan, contribuyendo todas a ofrecer un número importante de obras bien conservadas, representativas de la creación literaria del momento y con valores añadidos como sellos de propiedad, conservación de cubiertas, anotaciones manuscritas, etc.

La colección de teatro que vamos a describir reúne documentos que pueden localizarse en el catálogo CIRBIC, que incluye, además de las bibliotecas del propio organismo, la biblioteca de la Residencia de Estudiantes como asociada a sus catálogos. El número de obras conservadas en cada fondo es muy diferente, siendo el más abundante, con más de cuatro mil originales, el de la Biblioteca Tomás Navarro Tomás. Le sigue el de la Residencia de Estudiantes y, en menor cuantía, conservan ejemplares las bibliotecas de la Institución Milà y Fontanals (Barcelona) y la Escuela de Estudios Hispanoamericanos (Sevilla).

Aunque el CSIC conserva impresos teatrales desde el siglo XVII, en este examen nos vamos a centrar en los años que van de 1831 a 1940, período comprendido entre el momento en que las publicaciones dejan de ser consideradas fondo de reserva y el año posterior a la finalización de la guerra civil española, en cuyo transcurso (1936-1939) desapareció un volumen importante de obras literarias, convirtiendo en rarezas bibliográficas los ejemplares de algunos documentos que habían tenido amplia tirada y gran difusión.

Teniendo en cuenta este marco temporal, el CSIC conserva en la actualidad 4421 títulos de obras teatrales, que corresponden a más de 5000 ejemplares de ediciones sueltas. Estas cifras no incluyen las colecciones de obras escogidas ni las de obras completas, así como tampoco las reediciones de autores clásicos, muy numerosas en estas fechas y que también se encuentran bien representadas en esta colección.

La mayoría de los fondos de teatro han llegado a las bibliotecas del CSIC como adquisiciones bibliográficas a través de librerías de viejo. Algunos de los ejemplares también se han incorporado a la colección como parte de las donaciones de científicos y especialistas, como ocurrió con el legado de Rodríguez Marín o con la donación de don Julio Pellicer. La Biblioteca Tomás Navarro Tomás acoge hoy los fondos que empezaron a reunirse en el antiguo Centro de Estudios Históricos [3], que siguieron alimentándose a lo largo del siglo XX. En 1958 el Seminario de Teatro, creado en el Instituto Miguel de Cervantes incrementó considerablemente la incorporación de los documentos teatrales como fuente primaria, realizando adquisiciones de colecciones ya formadas. Entre los meses de mayo y octubre se incorporaron las colecciones que hoy se conocen como Comedias españolas del siglo XIX, Comedias extranjeras del siglo XIX, la Colección Teatro conocida como “Escelicer”, y La Farsa. Diez años más tarde, en marzo de 1968, se incorporan los 49 volúmenes facticios encuadernados como Teatro catalán. Y la última compra, de 1998, permitió la incorporación de 149 obras nuevas compradas a un precio que oscilaba entre las novecientas y las mil quinientas pesetas por título y que, a diferencia de las anteriores, son obras que no están encuadernadas.

El estado de conservación de estas piezas teatrales es muy bueno a pesar de la fragilidad del papel en que fueron impresas. Las que han llegado a las bibliotecas procedentes de colecciones ya formadas, están encuadernadas en volúmenes facticios cuyo contenido mantiene algunos rasgos comunes. Cuando las bibliotecas han recibido las obras como unidades aisladas, las han mantenido tal y como han sido recibidas, en ocasiones encuadernadas de forma individual, pero, en otros casos, manteniendo sus cubiertas originales o sin ninguna protección. Algunas de estas obras conservan dedicatorias y anotaciones manuscritas, sellos de propiedad de los editores, etc., aunque eso no significa que hayan llegado al CSIC como una donación directa, sino que, en la mayoría de los casos, proceden de compras a librerías a las que fueron vendidas por sus anteriores propietarios.

Alguno de los nombres que encontramos en las dedicatorias son personalidades destacadas en el mundo teatral. Podemos citar como ejemplo la dedicatoria manuscrita que firma “Rafael Prolongo” en el ejemplar de la obra de Fernando Guerra: Narros y Cadells. Barcelona: [s. n.], 1864 (Est. Tip. de Narciso Ramírez). El texto corresponde al actor Rafael Muñoz Prolongo cuyo nombre vuelve a aparecer en el ejemplar de Un héroe de las barricadas. Madrid: [s. n.], 1854 (Imp. de Ayguals de Izco hermanos), aunque en esta ocasión está impreso en un papel que se ha recortado y pegado en la portada bajo el grabado calcográfico. Otra dedicatoria de Juan de Coupigny a Manuel Castellano aparece en el ejemplar de su obra El capitán Pacheco. Madrid: [s. n.], 1856 (Imp. de C. González) donde encontramos, además, un sello del responsable de la edición, el Círculo Literario Comercial.

Las colecciones facticias ofrecen una información valiosa no solo por las obras que contienen, sino también porque suministran información sobre los objetivos del compilador. Una primera aproximación externa nos permitirá conocer mejor su contenido y, quizás, despertar el interés de profundizar en ellas. La colección de Comedias españolas del siglo XIX comprende 1175 documentos encuadernados en 170 volúmenes. Reúne obras de todos los géneros dramáticos y de cualquier año del siglo XIX, incluidos los anteriores a 1830. Las obras se conservan sin cubiertas y algunas de ellas han sido guillotinadas para unificar el tamaño del volumen, aunque muy pocas han sufrido mutilación del texto. La mayoría de las mismas están publicadas en distintas imprentas de Madrid, si bien, en número mucho menor, aparecen ediciones de Málaga, Valencia, Cádiz, Valladolid o Ciudad Rodrigo:

Pitaluga y Delgado, Rafael: El matón de Andalucía. Cádiz: [s. n.], 1848 (Imprenta librería y litografía de la Revista Médica.)

Presa de Rojas, Julián: El conde Gustavo. Valladolid: [s. n.], 1868 (Imp. de José Rojas.)

Doménech S. y Bustamante, Heliodoro: Nobleza de corazón. Ciudad Rodrigo: [s. n.], 1879 (Imprenta y librería de Ángel Cuadrado.)

La colección de Comedias extranjeras del siglo XIX recoge 107 títulos cuyo nexo de unión es que son adaptaciones o traducciones de obras literarias de otros países europeos, especialmente de Francia. No conservan cubiertas y están encuadernadas según el tamaño de las obras en volúmenes, que van de los quince a los veinticinco centímetros. Las obras de esta colección podrían haber pertenecido al mismo propietario o al mismo vendedor que las encuadernadas en la colección de Comedias españolas del siglo XIX, ya que además de la gran semejanza externa entre los dos modelos de encuadernación, la distribución de obras responde a un criterio complementario. Son también en su mayoría obras impresas en Madrid.

La colección encuadernada como Teatro catalán tiene en total 732 obras tanto del siglo XIX como de los primeros años del XX. Éstas conservan en su mayoría las cubiertas, y, al no haberse tenido en cuenta el criterio de tamaño para la encuadernación, es fácil encontrar en el mismo tomo obras muy diferentes. A pesar de que esta situación favorece la deformación del papel, hay que decir que no se encuentran en mal estado. Son textos publicados en su mayoría en Barcelona (709 del cómputo total), aunque también hay ejemplos de Reus, Granollers, Gerona o Mataró, excepciones que merecen ser destacadas:

Bordas y Estragues, Ramón: Set de Justicia. Gerona: [s. n.], 1888 (Establiment tipográfich de Paciá Torres.)

Bassas Palaus, F.: L’estrena ó la taberna del senyor don Paco. Granollers: [s. n.], 1909 (Imp. De Jaume Joseph.)

Ribas, Tomás: Sublimitat. Mataró: [s. n.], 1923 (Imp. Tria i Tarrago.)

Las colecciones de la primera mitad del siglo XX que se publicaron con los títulos de El teatro moderno, La novela teatral, La novela cómica y La Farsa son las que aparecen con mayor frecuencia en las bibliotecas del CSIC. Incluso en algunos casos se conservan varias ediciones de la misma obra [4]. Con todo, sólo sumando los documentos sueltos y los volúmenes facticios podemos hablar de colecciones completas.

La colección Teatro, que es el título que tiene la colección facticia formada con las obras procedentes de la donación de don Julio Pellicer, no sigue ningún orden estricto, aunque se aprecia un interés por agrupar en un volumen obras pertenecientes a la misma colección dramática. Si bien son obras muy variadas y de fechas muy diferentes, aportan como valor añadido la pertenencia a una colección privada formada según el gusto y los medios de su propietario. Esta colección bien podría ser comparada con las reunidas, por ejemplo, por el marqués de Cerralbo, conservada hoy en el Museo que lleva su nombre, o con las colecciones reunidas por otros estudiosos y bibliófilos, como las que se pueden consultar en la Fundación Universitaria Española o en la Fundación Juan March.

Las piezas teatrales que se conservan en las bibliotecas del CSIC y que no están recogidas en colecciones facticias, se han agrupado en un fondo bibliográfico específico y es posible acceder a ellas por el autor o el título de cada obra utilizando el catálogo colectivo antes mencionado (http://aleph.csic.es)

Como muestra de la popularidad de algunas piezas teatrales, no podemos dejar de mencionar la existencia de una colección de pliegos de cordel de finales del siglo XIX o primeros años del XX, que contiene numerosos sainetes, bailes y diálogos, piezas breves que fueron representadas en los distintos escenarios españoles (Menéndez Onrubia 2001). Este dato, al que se suma su fragilidad, es lo que nos ha decidido a considerarlas parte de la sección de teatro.

Sobrepasando en este caso los límites temporales que nos hemos marcado, conviene decir, aunque sea muy brevemente, que la colección de teatro del CSIC no se cierra en 1940. Con posterioridad a esa fecha conservamos Talia. Revista quincenal de obras teatrales o la Colección Teatro publicada por Escelicer (con 784 títulos) y un gran número de obras de la segunda mitad del siglo XX, así como varios centenares de ediciones críticas de las obras más destacadas. Sin embargo, tanto sus características formales como su contenido merecerían un análisis por sí mismas.

El valor de la colección que describimos no está sólo en el número de ejemplares que reúne ni en el buen estado de conservación de sus fondos. Lo más destacable es que representa muy bien la producción teatral del periodo aquí examinado. Además de aportar ejemplos de las distintas corrientes literarias de cada momento, nos habla de un número muy alto de autores, de varios géneros literarios, de obras pertenecientes a distintas galerías dramáticas o series, impresas en diversos lugares de la geografía española, etc.

Si seguimos la cronología del teatro español entre 1830 y 1940 encontraremos obras de corte romántico como Los amantes de Teruel o El parador de Bailén [5]; ejemplos de la comedia bretoniana - El pelo de la dehesa [6] - y de la alta comedia - El arte de hacer fortuna de Rodríguez Rubí [7] - . La aparición de nuevas tendencias no conlleva la desaparición de las anteriores pero sí permite observar su evolución. Es el caso de algunos dramas románticos de la segunda mitad del siglo XIX, entre los que podría destacarse la obra de Ventura de la Vega La muerte de César, cuya representación supuso una novedad en el teatro español. De ella conservamos dos ejemplares de distintas ediciones de 1863 [8].

Diez años después comienza su andadura Jorge Hayaseca o, lo que es lo mismo, don José Echegaray, con la representación y la edición de su primera obra, El libro talonario [9]. El teatro de Galdós está presente en nuestros fondos con La fiera o Voluntad [10]. También se conservan ejemplos del teatro social como El pan de cada día o El rodeo [11].

El teatro lírico encuentra una nutrida representación en las bibliotecas del CSIC. Desde los años 30 con El novio y el concierto de Bretón [12] hasta 1898 con El beso de la duquesa de Sinesio Delgado [13], esta colección da cabida a numerosas zarzuelas, sainetes, pasillos, etc. Los ejemplares de Colejialas [sic] y soldados de 1849 y de El duende de 1864 nos permiten contar con las dos obras que marcan el comienzo de la nueva zarzuela en España (Huerta Calvo 2003: 2057) [14].

Ya en el siglo XX nuestros fondos acogen obras que recrean los mismos temas del siglo anterior (La locura de don Juan), así como ejemplos de un teatro poético o en verso (El rey trovador o Aben Humeya) y de las tendencias renovadoras representadas por autores como Valle Inclán o Federico García Lorca [15].

Si nos fijamos en los términos utilizados por los autores para designar el género de estas obras, encontraremos muchos ejemplos de comedias (el 55.4%) y de dramas (el 29.6%), y, en menor cuantía, sainetes, juguetes, zarzuelas, humoradas, apropósitos, diálogos y parodias (en total suponen el 14.9 %), sin olvidar denominaciones excepcionales que amplían la variedad de términos ofrecida por García Lorenzo (1967):

Sanz Pérez, José: El parto de los montes: capricho trágico gitanesco en un prólogo y un acto. Barcelona: [s. n.], 1864 (Imp. de Narciso Ramírez.)

Gamayo, Ángel: Un casamiento civil: Fotografía social. Madrid: [s. n.], 1872 (Imp. calle Jardines.)

Linares Rivas, Manuel: La razón de la sinrazón ...: quisicosa en un acto. Madrid: Prensa popular, 1922.

En el catálogo aparecen obras de autores de primera fila como Hartzenbusch (36) o Bretón de los Herreros (70), junto a otros cuya importancia, indudable en el momento, se ha desdibujado con el paso del tiempo, como Luis de Olona (40) o Rodríguez Rubí (25). Figuran también otros autores que dieron a conocer muy pocas obras, e incluso, en ocasiones, un único título:

Aguilar, Juan de: Estupidez y ambición o vivir sobre el país. Madrid: [s. n.], 1846 (Imp. de José Repullés.)

Alfaro, Agustín: Por ocultar una falta aparecer criminal. Madrid: Boix editor, 1840.

Carrasco, Alberto: Fiarse en apariencias. Madrid: [s. n.], 1859 (Imp. de A. Sta Coloma.)

Santos Parra, Justo de los: La hija del obrero. Barcelona: [s. n.], 1865 (Est. Tip. de Narciso Ramírez.) [16]

Esta misma situación se repite con los autores del siglo XX, donde destacan dramaturgos como Benavente (94 piezas dramáticas) o los hermanos Álvarez Quintero (151), aunque también conservamos ejemplares de autores menos conocidos como Luis Fernández Ardavín o Casilda de Antón del Olmet [17].

Muchos de los documentos que se conservan en el CSIC son primeras ediciones, como hemos visto en los ejemplos citados, pero también hay que decir que un gran número de estas obras no tuvieron más que una edición suelta y esto ha convertido los ejemplares conservados en rarezas bibliográficas:

Carreras y González, Mariano: La tierra de promisión. Madrid: [s. n.], 1853 (Imp. a cargo de González.)

Alcón, Aurelio: Un joven comprometido. Madrid: [s. n.], 1870 (Imp. de José Rodríguez.)

Otras obras, en cambio, tuvieron muchas ediciones porque se mantuvieron en escena durante varios años y sus ejemplares se vendían con facilidad. El valor de estos documentos está en la información que nos aportan sobre la difusión de la obra y el número de unidades que circularon de un título determinado. Podemos mencionar las terceras ediciones del Macías de Larra de 1840 y de Todo lo vence amor [18], pero merece la pena destacar el ejemplar de 1881 que conservamos de la obra de Ramón Franquelo Treinta días después, y que pertenece a la séptima edición de una obra que se publicó por primera vez en 1848 [19].

En la etapa que nos ocupa, no todo fueron nuevas creaciones. Con frecuencia se realizaron refundiciones de obras del teatro español del Siglo de Oro, y traducciones y adaptaciones de obras europeas, especialmente francesas (Cobos 1998; Lafarga 1980, 1983, 1989, 1995, 2004). Entre las refundiciones de teatro clásico podemos citar:

Las flores de D. Juan ó rico y pobre trocados: comedia original de Lope de Vega refundida en cinco actos por D. Patricio de la Escosura. Madrid: [s.n.], 1849 (Imp. de la viuda de D. R. J. Domínguez.)

La prudencia en la mujer: comedia de Tirso de Molina refundida en cuatro actos y precedida de un discurso por Enrique Funes. Santa Cruz de Tenerife: [s. n.], 1889 (Imp. de A. J. Benítez.)

sin olvidar que, en ocasiones, las refundiciones se hacían de otras refundiciones realizadas en el siglo XVIII:

Sancho Ortiz de las Roelas: drama trágico de Lope de Vega refundido por D. Cándido María Trigueros; arreglado en cuatro actos por Don Juan Eugenio Hartzenbusch. [2ª ed.]. Salamanca: [s. n.], 1863 (Establecimiento tipográfico de Oliva.)

Un buen número de los dramaturgos del siglo XIX realizaron traducciones y adaptaciones del francés. En ellas no siempre se indicaba que la obra que se ofrecía fuese una traducción o una adaptación, y, en la mayoría de los casos, aun reconociendo este hecho, no se nombraba el título original:

No es oro todo lo que reluce: comedia en cinco actos traducida libremente del francés. Madrid: [s. n.], 1857 (Imp. De José Rodríguez.)

Scribe, Eugene: La calumnia. Madrid: [s. n.], 1844 (Imp. de Repullés), traducida por Ventura de la Vega.

Duveryer: El injeniero [sic] o la deuda de honor. Madrid: [s.n.], 1845 (Imp. de Joaquín Merás y Compañía), traducida por Isidoro Gil.

Hugo, Victor.: Hernani. Madrid: [s. n.], 1928 (Imp. Rivadeneyra), versión castellana hecha por Manuel y Antonio Machado y Francisco Villaespesa.

Otras obras tenían origen alemán aunque fueron traducidas de una versión francesa:

Kotzebue, August von: La reconciliación o los dos hermanos (traducido del alemán al francés y del francés al castellano). Madrid: [s. n.], 18?? (Imprenta de la administración del Real Arbitrio de Beneficencia.)

Más tarde encontramos ya traducciones directas de otras lenguas:

Shakespeare, W.: Mucho ruido y pocas nueces. Madrid: Espasa-Calpe, 1929, traducido por Luis Astrana Marín

Wilde, O.: El abanico de lady Windermere. Madrid: Espasa Calpe, 1931, traducido por Ricardo Baeza.

A medida que avanza el siglo XIX y nos adentramos en el XX son frecuentes las parodias y recreaciones de obras literarias del propio siglo XIX. Si tomamos como ejemplo el Tenorio de Zorrilla, podemos encontrar en nuestra colección varios ejemplos:

Pina Domínguez, Mariano: Juan el perdío. Salamanca: [s. n.], 1880 (Imp. de Francisco Núñez.)

Bonavía, Salvador: Un tenorio y un Mejía. Barcelona: [s. n.], 1906 (Imp.de Salvador Bonavía.)

Muntané, Ramón: ¡Ditxos Tenorio!. Barcelona: Biblioteca Teatro Mundial, 1914.

Muntané, Ramón: El tenorio nou. Barcelona: [s. n.], 1920 (Imp. de I. Miró S. en C.)

Fernández del Villar, José: Cándido Tenorio. Madrid: SGAE, 1923.

Queremos concluir esta descripción recordando que, además de la colección de “sueltas”, encuadernadas o no, las bibliotecas del CSIC conservan un número mucho mayor de piezas teatrales recogidas en ediciones de obras escogidas, obras completas y distintas recopilaciones. Como sencillos ejemplos, ya que no es objeto de este análisis, mencionaremos algunas de las que fueron realizadas en vida de los autores o aquellas que tienen alguna peculiaridad. Conservamos un ejemplar de los dos volúmenes de Obras escogidas de D. Manuel Bretón de los Herreros publicados en París en una edición “autorizada por su autor y selecta por sí mismo con un prólogo por D. Juan Eugenio Hartzenbusch”. Pero, según recoge Palau en Manual del librero hispanoamericano (1948: entrada 34990), es un ejemplar especial. Existió una edición de Baudry de 1853; más tarde, cuando Garnier compró los derechos editoriales de esta empresa, reimprimió la obra de Bretón sin año de edición. El ejemplar del CSIC pertenece a esa reimpresión.

También se conservan varios ejemplares del volumen de Obras escogidas de García Gutiérrez que se hizo en 1866, en la imprenta madrileña de Rivadeneyra, “en obsequio del autor”según consta en portada.

Completan nuestra colección de textos algunos facsímiles de obras de las que no conservamos originales:

Vega, Ventura de la: Un inglés y un vizcaíno. Bilbao: El Tilo, 2000. Facsímil de la edición de 1852.

Gutiérrez de Alba, J. M.: Diego Corrientes o el bandido generoso. Sevilla: Fundación El Monte, 1997. Facsímil de la edición de 1848.

Este breve análisis y los ejemplos mencionados permiten afirmar que la colección de textos teatrales conservada en el CSIC ofrece documentos de gran interés filológico y bibliográfico, que la institución pone al servicio de investigadores y usuarios a través de sus bibliotecas. La difusión de sus colecciones patrimoniales tiene como objetivo acercar estos fondos a posibles lectores y poner a disposición de los especialistas todos los documentos primarios, las colecciones bibliográficas, así como los numerosos servicios que ofrece la Red de Bibliotecas del CSIC.

 

Notas:

[1] Véase http//biblioteca.cchs.csic.es

[2] Véase el catálogo en

[3] El Centro de Estudios Históricos fue creado en 1910 dentro de la Junta de Ampliación de Estudios. Sobre sus actividades y desarrollo científico véase López Sánchez (2006.)

[4] Conservamos cuatro ejemplares de la obra de Vital Aza Con la música a otra parte. Madrid: Prensa Popular, 1921 y tres ejemplares de El gavilán. Madrid: Prensa Popular, 1921, obra de Salvador Aragón, entre otros ejemplos.

[5] Rivas, Angel Saavedra, Duque de: El parador de Bailen. Madrid: [s. n.], 1844 (Imp. de José Repullés) y Hartzenbusch, Juan Eugenio: Los amantes de Teruel. Madrid: [s. n.], 1849 (Imp. de la viuda de D. R. J. Domínguez.)

[6] Herreros, Bretón de: El pelo de la dehesa. Madrid: [s. n.], 1852 (Imp. de José Repullés.)

[7] Rodríguez Rubí, Tomás: El arte de hacer fortuna. Madrid: [s. n.], 1845 (Imp. de José Repullés.)

[8] Vega, Ventura de la: La muerte de César. Madrid: [s. n.], 1863 (Imprenta y Estereotipia de M. Rivadeneyra). Del mismo año data una segunda edición en Madrid, en la imprenta de la Administración lírico dramática.

[9] Echegaray, José: El libro talonario. Madrid: [s. n.], 1874 (Imp. de José Rodríguez.)

[10] Pérez Galdós, Benito: La fiera. Madrid: [s. n.], 1897 (Sucesores de Rodríguez y Odriozola) y Voluntad Madrid: [s. n.], 1896.

[11] Domingo, Marcelino: El pan de cada día. Madrid: Prensa Moderna, 1926 y Araquistain, Luis: El rodeo. Madrid: Atlántida, cop. 1925.

[12] Bretón de los Herreros, Manuel: El novio y el concierto. Madrid: [s. n.], 1839 (Imp. de Yenes.)

[13] Delgado, Sinesio: El beso de la duquesa. Madrid: [s. n.], 1898.

[14] Las ediciones que conservamos son: Pina, Mariano: Colejialas [sic] y soldados. Madrid: [s. n.], 1849 (Imp. de S. Omaña) y Olona, Luis: El duende Salamanca: [s. n.], 1864 (Imp. de José Atienza.)

[15] Los ejemplares que conserva el CSIC corresponden a las siguientes ediciones: Arniches, Carlos: La locura de don Juan. Madrid: Prensa Moderna, 1926; Marquina, Eduardo: El rey trovador. Madrid Renacimiento, 1912; Villaespesa, Francisco: Aben Humeya. Madrid: Sucesores de Hernando, [1914]; Valle Inclán, Ramón del: Águila de Blasón: comedia bárbara dividida en cinco jornadas. Barcelona: [s. n.], 1907 (Imp. de F. Granada y C. Editores); García Lorca, Federico: Bodas de sangre. Madrid: [s. n.], 1935.

[16] Tenemos en cuenta la información facilitada por Rodríguez Sánchez (1994: 34, 42 y 546).

[17] De D. Luis Fernández Ardavín conservamos treinta y siete ejemplares de obras publicadas en la colección La Farsa y en Teatro Moderno. De Doña Casilda de Antón del Olmet conservamos un ejemplar de su única comedia En conciencia. Madrid: [s. n.], 1901 (Imp. R. Velasco) y otras cinco obras no teatrales.

[18] Larra, Mariano José de: Macías. Madrid: [s. n.], 1840 (Imp. de Repullés), y Grimaldi, Juan de: Todo lo vence amor o La pata de cabra. Madrid: [s.n.], 1841 (Imp. de Repullés.)

[19] Franquelo, Ramón: Treinta días después: Segunda parte del Corazón de un bandido. Salamanca: [s.n.], 1881 (Imp. de Francisco Núñez Izquierdo). Un ejemplar de la primera edición de 1848 se conserva en la Biblioteca Nacional, en Madrid, con signatura T/10199. Tuvo ediciones en 1848, 1850, 1856, 1858, y dos ediciones no localizadas antes de la séptima en 1881. Puede verse un estudio más detallado en Martínez Olmo (2008).

 

Bibliografía:

Cobos Castro, E. (1998): Traducciones al castellano de obras dramáticas francesas (1830-1930). Universidad de Córdoba, Córdoba.

García de la Concha, Víctor (1997): Historia de la literatura española. Espasa Calpe, Madrid.

García Lorenzo, Luciano (1967): “La denominación de los géneros teatrales en España durante el siglo XIX y el primer tercio del XX”, Segismundo, núm. 5-6, pp. 191-199.

Huerta Calvo, Javier (2003): Historia del Teatro Español. Gredos, Madrid.

Lafarga, F. ([1980]): El teatro francés en España desde 1700 hasta el romanticismo. Las traducciones; ensayo bibliográfico. [Fundación Juan March], [Madrid].

------ (1983): Las traducciones españolas del teatro francés (1700-1835). Universidad de Barcelona, Barcelona.

------ (1989): Imágenes de Francia en las letras hispánicas. Promociones y Publicaciones Universitarias, Barcelona.

Lafarga, F. (ed.) (1995): Teatro y traducción. Universitat Pompeu Fabra, Barcelona.

Lafarga, F. y Peguenaute, L. (2004): Historia de la traducción en España. Ambos mundos, Salamanca.

López Sánchez, José María (2006): Heterodoxos españoles: el Centro de Estudios Históricos (1910-1936). Marcial Pons-CSIC, Madrid.

Martínez Olmo, María del Pilar (2008): La España Dramática. CSIC, Madrid.

Menéndez Onrubia, Carmen (2001): “Notas sobre las piezas representables en pliegos de cordel de la casa Hernando”, en Palabras para el pueblo. CSIC, Madrid, vol. II, pp. 35-70.

Palau y Dulcet, Antonio (1948): Manual del librero hispanoamericano. Librería anticuaria de A. Palau, Barcelona.

Rodríguez Sánchez, Tomás (1994): Catálogo de dramaturgos españoles del siglo XIX. FUE, Madrid.

Swislocki, M. y Valladares, M. (2008): Estrenado con gran aplauso. Teatro español 1844-1936. Iberoamericana, Madrid.

 

© María del Pilar Martínez Olmo 2010

Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero44/csicteat.html