El erotismo y la sexualidad en el 900 uruguayo.
Acercamiento a la narrativa de Roberto de la Carreras
y Julio Herrera y Reissig

Prof. Claudia Rodríguez Reyes

Instituto de Profesores Artigas
Montevideo,Uruguay
clarorey@adinet.com.uy


 

   
Localice en este documento

 

Resumen: La generación del 900 en el Uruguay fue testigo y protagonista de cambios políticos, sociales y culturales que se revelaron también en la expresión de la sexualidad y el erotismo . Roberto de las Carreras y Julio Herrera y Reissig son dos ejemplos incuestionables de actitud y expresión transgresora y desafiante de comienzos del SXX.
Proponemos en estas páginas un acercamiento a dos obras narrativas que instalan las temáticas del amor libre y de los comportamientos sociales y de alcoba de mujeres y hombres montevideanos como forma de concebir los modelos erótico- sexuales y estéticos de esta singular etapa histórico- literaria.
Palabras clave: Roberto de las Carreras, Julio Herrera y Reissig, Uruguay, Erotismo, Narrativa uruguaya

 

ROBERTO DE LAS CARRERAS Y EL AMOR LIBRE

En el contexto del 900 en el Uruguay asistimos al nacimiento de una nueva sensibilidad ‘’ la época de la vergüenza , la culpa y la disciplina ‘’ (Barrán , 1990, 15) que se opuso a la llamada ‘’ barbarie pecaminosa ‘’ anterior que provocaba el atraso económico y amenazaba el orden y la organización política del país.

Esta sensibilidad civilizada y burguesa estará marcada por la represión y dará origen a interesantes expresiones y manifestaciones que mostrarán la doble moral social del Montevideo de comienzos del SXX.

En este contexto , en el año 1873 nace Roberto , hijo ilegítimo de Clara García de Zúñiga ( señora casada y de origen patricio que escandalizaba las costumbres de la época con sus aventuras extramatrimoniales )y Ernesto de las Carreras quien apenas dará su apellido al recién nacido.

Roberto asumirá su condición de bastardo con orgullo expresándola a través de sus transgresoras actitudes de dandy y en su discurso literario de exagerada prepotencia creativa.

Su poesía y su prosa serán delirantes , escandalosas mezclará su vida personal con el ejercicio literario, transformando la vergüenza en jactancia:

“yo soy hijo de una noche apasionada y no como ustedes, que fueron engendrados entre bostezos matrimoniales” ( La revista , 1889, 25 )

‘’Amor libre‘’, que aparece en 1902, lleva como subtítulo ‘’Interviews voluptuosas con Roberto de las Carreras’’ y nace como forma de dar a conocer su experiencia de marido engañado (al regreso de un viaje a Buenos Aires Roberto encuentra a su esposa Berta en brazos de otro hombre en su propia casa) que aprovecha para transformar en un manifiesto en el que proclama ‘’la fe subversiva en la liberación sexual de la mujer.’’

Está dividida en tres partes en el que se atribuye el papel de libertario, ya que justifica la conducta de infidelidad de su esposa catalogándola como la conducta ejemplar de una condiscípula, ella ha obrado de acuerdo a sus propias enseñanzas .

Siendo así, Roberto describe sus conductas sexuales y las de su esposa para liberarse del calificativo de ‘’marido’’ y transformarse en ‘’amante’’ con el objetivo de criticar la moral burguesa de la época.

Es que amor , matrimonio y sexo estuvieron íntimamente ligados en este contexto histórico- social y cultural en el cual la mujer era amada y odiada , deseada y temida.

Nos referimos a lo que Barrán llama ‘ la diabolización de la mujer, concepción basada en la idea de que su sexualidad podía poner en discusión el poder del hombre, su autoestima y a la vez su estima social’’, por lo tanto ella debía mostrarse obediente, económica, casta, decente, modesta, el deseo sexual no le pertenecía .

El vicio- placer les estaba reservado a las prostitutas y serían los hombres libertinos los responsables de despertarlo, ya que de por sí la mujer era pudorosa y recatada’ ( Méndez Palacio 1896 , Barrán,op.cit, 171)

En este marco histórico - cultural :

¿Cómo analizar los modelos y conductas erótico- sexuales de Berta ?

¿Cómo concebir el texto del manifiesto como obra literaria ?

¿Cuál fue el carácter receptivo de la sociedad burguesa de la época para con la obra ?

Entre el modelo de la mujer sumisa , para quienes los folletines y novelas rosa eran la oportunidad de fantasear con el placer , y las verdaderas conductas sexuales de Berta y Clara ( esposa y madre respectivamente de Roberto) hay un abismo,ya que en este contexto amor y pasión no iban juntos. Ellas serán las desenfrenadas, las que se permitirán trascender la sexualidad para ensuciarse en el fango del erotismo y del placer.

Erotismo viene de Eros, Dios del amor en la mitología griega, y conceptualmente se distingue de la actividad sexual (de reproducción) que encontramos en todos los animales , sólo el hombre puede sumarle a la sexualidad una capacidad que es la de su potencial actividad erótica y amorosa.

“Con el placer como hilo conductor, el hombre deja de ser un artista siendo él mismo la obra de Arte”, esta afirmación de Nietzsche nos parece oportuna en virtud de considerar que los amantes eróticos, sea cual sea su sexo, son artistas que esculpen en el placer del deseo y en el deseo del placer.

El erotismo en esta sociedad es como un fantasma amenazante que tiene el poder de derribar los muros del control y del poder ya que reúne todos los sentidos en un mismo acto, y es por ello que en el 900 estará asociado a lo inquietante, al peligro , a la anarquía y a la posibilidad de la creatividad, todo lo que a la mujer le era vedado .

Es ‘’Amor libre‘’ un manifiesto argumentativo de De las Carreras en la que reivindica el derecho al placer de la mujer. La forma de entrevista nos muestra ya una elección discursiva en la que Roberto se desdoblará en dos voces para preguntar, argumentar y sentenciar , y así lo hace en la primera interview :

‘’ Los ingenuos uruguayos ( nos dijo con su fina sonrisa) me consideran un marido burgúes engañado , un Bovary, y me fusilan a sonrisas por la espalda ( con aire compasivo) . Se encuentran en un grosero error. Yo no soy un esposo. ‘’….. ‘’ mi matrimonio fue un acto de política anárquica y de lealtad galante…. Proclamé mi fe subversiva. ….Mi casamiento si así puede llamársele , fue toda una alevosía de mofa: resonante carcajada contra el pedantesco catafalco de las instituciones burguesas. Todavía me río.’’ (De las Carreras, 1902, 14)

Roberto hace gala de la ironía y del desenfado, calificando a sus coterráneos de ‘’ingenuos’’ y ubicándose en el eje del libertario que se burla de las instituciones desde sus mismas entrañas , es la sociedad burguesa la que le ofrece la posibilidad de jactarse de su fe subversiva. Ellos ingenuos, él subversivo, ellos se mofan de él, él aprovecha la institución del matrimonio para descalificarla y burlarse de ella y de ellos , de allí surge la afirmación paradigmática ‘’ yo no soy un esposo’’ que desatará la estructura argumentativa que continuá en la forma de entrevista.

La pregunta que desata el hilo de la argumentación introduce la oposición marido- amante, y ‘’amante humillado ‘’ a los ojos de la burguesía local. Aunque Rodríguez Monegal habla del potencial subversivo de Roberto de las Carreras, de su pose exhibicionista más que creativa , creemos oportuno señalar que la forma elegida( la entrevista o interview) la estructura del texto argumentativo que se encarga de desatar para seguir el nudo de su exposición ideológica, los ejes semánticos y oposiciones conceptuales ( que apuntan a la crítica y porqué no a la reflexión ) hacen de esta obra una interesante muestra de época. El argumento parte de ‘’yo no soy un esposo’’ para seguir con ‘’no soy un amante humillado’’, la comparación de su condición de amante con la de su oponente hasta llegar a la confesión sentenciosa :

’’Mi error fue no hacerla casar. Renuncié torpemente a ser el fruto vedado que no se sacia nunca. Fui marido para ella. Me arranqué la aureola’’ .(op.cit, 17)

En el texto ella es ‘ una carnívora voluptuosa errando libremente’’ , Roberto como el maestro libertario, que la empujó a la experiencia sexual con otro hombre ya que no se hizo cargo de su papel o rol social de marido.

En la tercera parte de la interview , la pareja se reconcilia y se describe el frenético reencuentro erótico donde no falta la inversión de roles , el sadismo, el hermafroditismo entre otras transgresiones sexuales para la época. Berta aparece aquí como una mujer fatal, insaciable’’ yo soy una fiera Roberto, soy capaz de acostarme con él y contigo al mismo tiempo’’ , es ella la mujer vampiro’’ sentía su lengua viborear en mis encías ‘’ .

Es esta la imagen que Berta tiene de su condición de ‘’anarquista ‘’ a la que hace referencia en su carta: ‘’Aunque se que valgo mucho, jamás abusaré de mi sexo, ni pondré negocio a mi sensualidad’ (... ) Yo soy y seré siempre anarquista’’ …(op. cit, 15 ) y que se relaciona más con su identidad sexual que con una condición política o ideológica .

Al respecto no queremos dejar de citar este fragmento de una carta enviada por Barberena a ‘’La rebelión’’ dirigida a Roberto donde entre otras cosas expresa’’ (…) Esas ansias sexuales, esas artes para atraer al macho, para enardecerlo, en fin que usted dice tanto agradarle- y yo respeto su gusto- podrán ser muy propias de las mujeres degeneradas, gastadas por los vicios o pervertidas por la educación puramente burguesa (…) Los excesos , las extravagancias a que se pueden entregar dos amantes en la intimidad y sólo aplicables a en la fiebre que produce el deseo puramente animal , nunca satisfecho , nada tiene que ver con el Amor libre, ni con la anarquía’’ . (Giaundrone, 2005, 62)

Los testimonios que se escribieron sobre Roberto de las Carreras rescatan mayormente al personaje que él mismo creó sin destacar sus méritos creativos o literarios. Es que se puede decir que existen vasos comunicantes entre estas dimensiones : el bastardo influenciado por la figura de una madre a quien siempre admiró, sus experiencias de vida , lujos, viajes exóticos, lecturas , amistades influyentes en lo político y en lo cultural , preferencias elegantes , todas ellas configuraron una pose satánica , rebelde , subversiva que encontró en el tema de la sexualidad y el erotismo una veta de ironía y burla hacia la sociedad burguesa.Es su intención renovadora y desafiante la que aporta ‘’ nuevos modos de identificación basados en el reconocimiento del deseo más que pactos culturales, invitando ( jugando) a nuevas identidades sexuales’’ (Molloy , 1994, 132)

 

JULIO HERRERA Y REISSIG: LA IMBECILIDAD EL PUDOR Y LA CACHONDEZ

Coetáneo y amigo de Roberto de las Carreras, Julio Herrera y Reissig nació en 1875, tuvo una corta vida , fue poeta y desde la Torre de los Panoramas evolucionó desde el romanticismo hacia la vanguardia modernista y simbolista que lo convertiría en un buen poeta, reconocido como tal luego de su temprana muerte.

Perteneció a una de las familias socialmente influyentes de la época, ejerció cargos públicos , y en el año de la edición de ‘’ Amor libre’’ se encontraba escribiendo ‘’Tratado de la imbecilidad del país según el sistema de Herbert Spencer,’’ cuyas secciones ‘’El pudor’’ y ‘’La cachondez’’ plantean el tema de las identidades sexuales nacionales alternando la crónica, la crítica y el ensayo. La obra parte de una concepción Positivista y describe la mentalidad del hombre primitivo con la que compara a su coterráneos.

Haciendo uso de una auténtica metodología científica se propone en este ensayo analizar la mentalidad uruguaya de comienzos de siglo , transformándose esta en una obra irónica y humorística.

Es que Herrera considera a sus coterráneos salvajes :

“El partidarismo de los uruguayos no es nada más que un odio ciego, una excitación salvaje, una impulsividad heredada regularmente de sus antepasados, aquellos bárbaros que afilaron sus armas en los huesos de sus coguísanneos, bajo el sol ensangrentado de horrendas carnicerías”. (Herrera y Reissig, 2006, 78)[1]

Y desarrolla la idea:

"... No creo que exista pueblo en la tierra más refractario a las innovaciones, a los perfeccionamientos que todo progreso entraña... Nuestro país es rutinario hasta la imbecilidad (…) la vida emocional compleja ni existe en nuestro país, en cuya atmósfera mortecina languidecen los afectos y se aplastan las originalidades. Una horizontal monótona de igualitarismo soso, de impavidez colectiva, se extiende hacia todos los frutos de la existencia".( Op.cit, 82)

La calificación de la mentalidad uruguaya por parte de Herrera es enfática y no necesita explicaciones, no es difícil proyectar cuál será el tratamiento que inmerso en esta sociedad dará al tema de la sexualidad.

Tampoco nos sorprende que la obra haya sido olvidada o silenciada , ya que al escribir sobre lo que no se podía hablar, Herrera ataca el discreto silencio de una sociedad que vive una doble moral en lo que a la sexualidad se refiere.

Con respecto al pudor femenino al que caracteriza como ‘’ sentimiento de resistencia’’ lo compara con la caracterización de Spencer de ‘’ esquivez sexual’’ y que llama’’ pudor aborigen de las uruguayas’’.

Esta sociedad se forjará a partir de profundos contrastes por un lado el disciplinamiento erótico de la burguesía , el pudor de las mujeres en los hogares, aunque sólo fuera una fachada; y por otro la vida prostibularia, casos de onanismo masculino y femenino, lesbianismo, experimentos sexuales con animales , prácticas abortivas ,entre otras.Todo ello referido a través de la exageración y la degeneración vistas por Herrera como el resultado de la represión sexual ( mujeres masturbadoras, consolatrices, uterinas, buscadoras, etc).

El autor satiriza la moral sexual visible describiendo situaciones toleradas, en la medida en que se mantengan secretas, para que los impulsos hormonales encuentren su descarga.

Todos los uruguayos son “cachondos superlativos”, pero las mujeres sólo tienen una “burda glotonería’’, no entienden de la estética que se educa con gentes civilizadas en el placer’’ .

La ‘’cachondez’’ para Herrera’’ es una baja sensualidad …una glotonería de gnomo de salud, un apetito de puchero que hace que la mujer no sea exigente en materia de goces y de la preferencia al vigor sobre el refinamiento.

Las mujeres uruguayas sensibles a una dimensión intensiva del eros son muy pocas. Ellas son las “amantes”, y se encuentran fuera del sistema, fuera de las alternativas de

la máquina binaria de la moral sexual “Libertinas no hay más que tres. Una se halla en Buenos Aires. Amantes, no alcanzan a media docena. Las concubinas (en cambio) abundan en todas las clases”.

…’’ La mujer siempre una, siempre igual, la carne de matrimonio, la esclava doméstica, la patrona de la cabaña, es la que manda al mercado; la fútil hembra humana de los ganados conyugales es la sola que existe en el país; … la enemiga del progreso, el más firme sostén de la reacción en todas las formas y en todas las materias, la que permanece apasionadamente ligada al pasado y a la tradición y considera lo nuevo como una ofensa personal. … la mujer uruguaya se conserva inabordable cuando soltera, y más tarde es fiel al marido, cualquiera que éste sea. .. su cariño es mecánico, de convivencia; un cariño vecinal; no falta a su compromiso en vista de que no es capaz de concebir emociones intensas; pues es lo mismo un hombre que otro, dado que no distingue entre el valor intelectual que tiene cada uno. (op.cit, . 141 , 142 )

A través de la sátira burlesca a los modelos femeninos sexuales impuestos en la época Herrera reinvindica el derecho al placer sexual, aunque lo hace a partir de descripciones grotescas e hiperbólicas:

‘’ Los uruguayos no quieren ni por broma que las mujeres se agiten en el lecho (…) conceptúan que el espasmo , que el temblor venéreo no deben sentirlo las honradas (…)Se adula en esto la hipocresía de la mujer que debe gozar como los antiguos héroes morían: en silencio(…) la mujer es siempre mártir, eterna esclava de una lujuria despótica, especulante, de horca y cuchilla, estúpida a la vez , necia y vandálica. Es abstinente hasta en el lecho. Debe parecer siempre virgen, siempre niña, ingenua siempre.’’ (op. cit, 111)

Finalmente, compartimos la afirmación de Giaudrone, que sentencia:

‘’Bien podría argumentarse que al criticar al sexualidad brutal de sus contemporáneos ( identificada con las sensibilidad bárbara del período anterior) Herrera y Reissig no hace más que avalar el modelo disciplinado de sensibilidad predominante en la época . Efectivamente el autor denuncia la hipocresía de una sociedad que en el ámbito privado se resiste a adoptar el modelo hegemónico; y al mismo tiempo su escritura lejos de contenerse se libera para exponer con deleite cuerpos impúdicos y ‘’ fuera de sí.’’ ( op.cit, 78)

 

Nota:

[1] La primera edición de la obra se realizó en Montevideo en el año 2006 fruto del trabajo de investigación de Aldo Mazzucchelli en la Biblioteca Nacional.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Barrán, José Pedro (1990) Historia de la sensibilidad en el Uruguay . Tomo II. El disciplinamiento 1860- 1920. Banda oriental. Montevideo.

Carreras, Roberto de las (1902) Amor libre. Interviews voluptuosas con Roberto de las Carrreras. En Color del 900. Centro Editor de América latina. Montevideo.

Giaudrone, Carla (2005) La degeneración del 900. Modelos estéticos- sexuales de la cultura en el Uruguay del Novecientos. Trilce. Montevideo.

Herrera y Reissig, Julio (2006) Tratado de la imbecilidad del país, por el sistema de Herbert Spencer. Transcripción, edición preliminar, postfacio crítico y notas de Aldo Mazzucchelli . Ediciones BibliotecaNacional y Taurus. Montevideo

Molloy, Silvia(1994) Las políticas de la pose. Culturas de fin de siglo en América latina. Rosario. Beatriz Viterbo.

Rodríguez Monegal, Emir ( 1969) Sexo y poesía en el 900 uruguayo . Los extraños destinos de Roberto y Delmira. Alfa. Montevideo.

 

© Claudia Rodríguez Reyes 2010

Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero44/novurugu.html