Mirta Berttoti se transforma en Lola B.
Re-inscripciones textuales y representación social
en Más respeto que soy tu madre, de Hernán Casciari

Claudia Garcia

University of Nebraska at Omaha
csgarcia@unomaha.edu


 

   
Localice en este documento

 

Resumen: Este ensayo se centra en el análisis de los textos mellizos Más respeto que soy tu madre y y Diario de una mujer gorda, del escritor argentino residente en España Hernán Casciari, publicados respectivamente en Barcelona y Buenos Aires en el 2006, como versiones impresas de un blog con los mismos títulos. Basándome en Más respeto que soy tu madre, observaré la representación de la sociedad española actual para argumentar que en estas novelas la intermedialidad propicia una percepción homologadora del contexto social español con el argentino, desdibujando la especificidad histórica de cada uno de ellos. Específicamente, analizaré las re-inscripciones textuales y una secuencia narrativa en particular con el objetivo de demostrar que, en la adaptación del texto impreso al medio español, Casciari procura ocultar el origen inmigrante de los protagonistas y sustituir la incidencia de la crisis del 2001 en Argentina con la cuestión inmigratoria en España. Así, la intermedialidad permite el afloramiento de una pluralidad de identidades textuales fraguadas al coste de la inestabilidad semántico-ideológica de los textos. La decisión autoral de permitir tal inestabilidad señala la primacía de las presiones comerciales por sobre la preservación de la integridad o coherencia ideológica profunda del texto, e invita a reflexionar sobre la fragilidad del vínculo ética-literatura.
Palabras clave: Casciari, intermedialidad, cuestión inmigratoria española, crisis argentina

 

En el año 2006, el sello Random House Mondadori publicó dos novelas gemelas de Hernán Casciari, autor argentino residente en España: Más respeto que soy tu madre, en Barcelona, y Diario de una mujer gorda, en Buenos Aires. Ambas novelas, basadas en un blog del autor que lleva los mismos títulos, y que fue galardonado por la cadena alemana Deutsche Welle como el mejor del mundo a fines del 2005 (“The BOBs…”), constituyen un caso de “intermedialidad literaria”. En términos amplios, la intermedialidad designa aquellos fenómenos o configuraciones producidos en el cruce de las fronteras entre los medios (Rajewsky 2005: 46). Para Maddalena Pennacchia Punzi, la “intermedialidad literaria” se refiere a la dinámica de diseminación de un “mensaje literario” en medios diferentes, y su simultánea transformación (Pennacchia Punzi 2007: 9). Más específicamente, el caso de Más respeto que soy tu madre y Diario de una mujer gorda corresponde a la noción de “medial transposition”, propuesta por Irina Rajewsky: como en las adaptaciones fílmicas y las novelizaciones, lo intermedial aquí tiene que ver con las transformaciones de un determinado producto al pasar de un medio a otro (Rajewsky 2005: 51).

Al hablar de intermedialidad literaria, el punto de partida suele ser un texto impreso; aquí, por el contrario, el texto inicial es digital: considerando la génesis de su producción, las novelas establecen una relación ancilar y dinámica con el texto digital (el blog), constituyéndose en productos de literatura de entretenimiento. La geminación de los textos (el ser dos novelas, diferentes pero similares) da cuenta del interés de la industria editorial en adecuar o traducir esos productos a contextos nacionales específicos aún si no los separan barreras lingüísticas, como en el presente caso.

Reflexionando acerca del avance de las tecnologías digitales y de su impacto en la profusión de formatos en que un texto literario puede acceder al mercado (historieta, texto ilustrado, texto grabado, adaptación fílmica, libro electrónico, juegos de video, etc), Pennacchia Punzi observa que la intermedialidad literaria enfatiza la idea de un mensaje “perpetually crossing the boundaries separating media…living as many lives as the number of the media crossed …thus acquiring a plurality of identities, generated as a trace of the movement itself” (Pennacchia Punzi 2007: 10). Frente a esta noción celebratoria de la obra “en tránsito”, cabe preguntarse cuáles son los límites ideológicos que regulan la pluralidad de identitades del texto y, en el caso de textos y autores contemporáneos, qué parte cabe al emisor del mensaje “original” o “fuente” en la determinación de esos límites. En otras palabras, ¿cuánto puede cambiar un texto y seguir siendo el mismo? Y ¿cuál es la responsabilidad ética y artística del escritor en el proceso de intermedialidad?

Este trabajo intenta reflexionar sobre estas cuestiones, a partir del cotejamiento de Más respeto que soy tu madre y Diario de una mujer gorda. Centrándome en Más respeto que soy tu madre, observaré la representación de la sociedad española actual, que se inscribe a partir de la representación del contexto argentino plasmado tanto en el blog como en el Diario….. Argumentaré que en estas novelas la intermedialidad propicia una percepción homologadora del contexto social español con el argentino, y en el proceso se desdibuja la especificidad histórica de cada uno de ellos. La adaptación al medio español se lleva a cabo por medio de una serie de modificaciones (sustituciones léxicas, transposiciones culturales, omisiones, variaciones en la disposición y en el contenido de la materia narrativa), entre las que se destacan las re-inscripciones textuales.[1] Estas procuran ocultar el origen inmigrante de los protagonistas y sustituir la incidencia de la crisis del 2001 en Argentina -que fue consecuencia de una década de ortodoxia neoliberal y que significó la quiebra y pauperización de las clases medias y bajas-, con la cuestión inmigratoria en España, fenómeno relacionado con la incorporación de ésta a la Unión Europea, con el crecimiento económico del país, con la transformación del mercado laboral y con la contracción pero pervivencia del estado de bienestar de la sociedad española.[2] Mi análisis mostrará que en el tránsito del medio digital al impreso la pluralidad de identidades textuales se fragua al coste de la inestabilidad semántico-ideológica de los textos. La decisión autoral de permitir tal inestabilidad señala la primacía de las presiones comerciales por sobre la preservación de la integridad o coherencia ideológica profunda del texto, e invita a reflexionar sobre la fragilidad del vínculo ética-literatura, vínculo que parece enmascarado, al menos en este caso, por las ganancias que proporciona la naturaleza nomádica de la intermedialidad y por el interés de acentuar las líneas de continuidad (o vasos comunicantes) entre la Argentina y España.

Antes de adentrarme en el cotejamiento de las novelas, quiero referirme al formato blog, a la blogonovela Diario de una mujer gorda y al contexto histórico-social al que aluden las novelas impresas. El advenimiento, la popularización y el uso masivo del Internet producen una transformación radical de los procesos de producción, reproducción y distribución de la información. Esta transformación resultará determinante en la irrupción del blog en la red, cuya amplia difusión se explica por la simplificación de los procesos antes mencionados y por el hecho de que es una herramienta de uso gratuito (Mestre Pérez 2005: 109, 114). Los blogs o bitácoras presentan un archivo de entradas anteriores, una lista de enlaces a otros weblogs, el permalink o enlace permanente que los hace accesibles por la blogosfera, y una clara diferenciación entre los artículos principales (escritos por el propietario del blog) y los comentarios del público en general (Morán 3).

En The Rise of the Blogosphere, Aaron Barlow da cuenta de la consolidación de la blogosfera en el contexto estadounidense alrededor del 2004, cuando los blogs políticos y periodísticos de este país empiezan a impactar en la esfera pública, y posibilitan la fractura de la perspectiva monolítica (y hegemónica) con que los medios ofrecen y analizan la información (Barlow 2007: 161- 62). Los usos y funciones de los blogs son diversos: periodísticos, literarios, educativos, comunicación corporativa, etc., si bien destaca la cantidad de blogs que toman la forma de diarios personales, reales o ficticios (Mestre Pérez 2005: 110-12). Jean Marc Leveratto, en Internet et la sociabilité littéraire, observa que el fenómeno del blog literario modificó la percepción de la creación literaria y del status del autor, confiriendo a la autobiografía un valor novelesco y un poder de interés independiente del prestigio del autor: el blog facilita la transición entre la escritura para sí mismo y para un público, y de hecho posibilita la transformación del texto digital en texto impreso distribuido en librerías (Leveratto 2008: 203- 04).

El blog Más respeto que soy tu madre sigue precisamente el modelo del diario personal. Casciari lo denomina “blogonovela”, la cual se caracteriza por estar escrita en capítulos inversos (el más reciente primero en la lista), atomizados y narrados en primera persona, con una trama que ocurre en tiempo real, en donde el protagonista es consciente del formato blog que utiliza (Casciari 2005: 1). Para Casciari, la blogonovela es “un arte conjunto en el que predominan tres elementos que poseen idéntico valor: la escritura tradicional, el diseño multimedia y la programación informática” (Casciari 2005: 2). En términos más generales, el concepto de blogonovela de Casciari se solapa con las nociones de “technotext” y de “hypertext” propuestas por la especialista en literatura electrónica Katherine Hayles. Hayles habla de tecnotexto cuando “a literary work interrogates the inscription technology that produces it [so that] it mobilizes reflexive loops between its imaginative world and the material apparatus embodying that creation as a physical presence” (Hayles 2002: 25). Un tecnotexto puede ser también un hipertexto, si presenta por lo menos tres carácterísticas: “multiple reading paths, chunked text, and some kind of linking mechanism to connect the chunks” (Hayles 2002: 26); y puede ser tanto electrónico como impreso.

Aparecido en dos temporadas (septiembre del 2003 a julio del 2004 y agosto-diciembre del 2005), el blog de Casciari le da voz a Mirta Bertotti, un ama de casa de 52 años que vive en Mercedes, provincia de Buenos Aires (Argentina). El texto está radicalmente anclado en la “patria chica”, voluntad de afianzamiento que opera tanto a nivel lingüístico como temático, y que privilegia el código cultural, es decir el sistema de referencias socio-histórico-culturales (Barthes 1970: 27). La historia de Mirta y de su familia, su forma de hablar, el humor entre satírico y desopilante que informa los episodios narrativos y los deforma esperpénticamente, constituyen un amplio comentario sobre las vicisitudes de la clase media baja argentina de las últimas décadas, y en especial a partir de la crisis del 2001.[3]

El colpaso económico del 2001 es el acontecimiento histórico central (y de hecho nunca mentado) alrededor del cual se despliega la anécdota del blog, si bien éste alude o refiere a otras circunstancias de la historia argentina reciente, como la dictadura militar (1976-83), el retorno democrático, la presidencia de Menem, y la paulatina recomposición de la economía durante el gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007). Por un lado, el texto señala el quiebre de los códigos morales tradicionales, enfatizando los efectos de la corrupción económica e institucional en la estructura de valores éticos de la sociedad; por otro, da cuenta de la profundidad de la crisis económica en la medida en que ésta sirve de justificativo a la crisis ética. A su vez, las circunstancias de la enunciación del blog, que Casciari escribe desde España, remiten a otro de los efectos de la crisis, el incremento de la emigración argentina a España, Italia y Estados Unidos (Portes & Hoffman 2003: 75). Según Casciari, su blog, dirigido en principio a un grupo pequeño de amigos de Argentina (“Más respeto…”), fue un intento de conjurar la nostalgia, de “escribir lo que sea para sentirme cerca de un lugar en el que ya no estaba” (Friera 2005).

Con respecto al contexto español en el que se injertará la novela impresa Más respeto…, es preciso enmarcarlo ampliamente en el proceso de integración de España a la Unión Europea (1986) posterior a la muerte de Franco, que llevó a cabo la modernización económica y social del país (Magone 2004: 43). Durante el gobierno del socialista Felipe González (1982-1996), se produce la apertura de los mercados y la re-estructuración de la economía (Magone 2004: 20); España se perfila como uno de los líderes económicos y políticos en los mercados emergentes en América Latina (Magone 2004: 211-12), si bien un 20% de desempleo en la península y una serie de escándalos por abuso de poder y corrupción contribuyeron a la victoria del conservador Partido Popular, liderado por José María Aznar (1996-2004). La des-regulación del mercado laboral y la intensificación de la liberalización económica no mejoraron las condiciones de los trabajadores españoles (Magone 2204: 25) ni el rasgo semi-periférico de la economía (Magone 2004: 201). En este período, el incremento de la inmigración se constituye en un desafío político y cultural -percibido en el 2006, según la encuesta del Centro Investigaciones Sociológicas, como el mayor problema social e incluso como amenaza (Cea D’Ancona 2007)-, frente al cual el gobierno de Aznar adopta una de las legislaciones más duras de la Unión (Magone 2004: 47).[4]

Según sostiene Germán Gullón y parece confirmar el caso de estas dos novelas, las editoriales compran contenidos -y no textos- que luego son “envasados” de acuerdo con las particularidades locales específicas de los mercados donde éstos serán distribuidos (Gullón 2008: 18). Aquí , resulta evidente que la editorial privilegia el mercado interno español: el lanzamiento de Más respeto que soy tu madre, editado dos veces en Barcelona antes que en Buenos Aires, acompaña la ascendente carrera literario-mediática de Casciari, a cargo de un blog promocional para una serie televisiva de ETB en el 2005 y más delante de otros para El País (“Entrevista. Hernán Casciari, creador de la blogonovela”, “Entrevista digital”).[5]

En Más respeto… hay una clara voluntad de re-crear el texto reajustando sus parámetros culturales al entorno ibérico. El “envasamiento” del que habla Gullón no se limita a las alteraciones del paratexto -diferentes título, tapa y dedicatoria-, que acentúan los aspectos ya sea locales o globales del texto (“mujer gorda”, con su connotación específicamente argentina, contrasta con el universal “madre”), sino que propone estrategias diversas de ficción autoral (la figura del autor como recopilador de las entradas del blog en el Diario… es suprimido en Más respeto…) e incluye modificaciones en distintos niveles textuales.

Estas modificaciones comprenden: (a) numerosas sustituciones léxicas y transposiciones culturales (el grupo de rock Ataque 77 por Ojos brujos; Verónica Castro en “El derecho de nacer” por Conchita Velasco en “Los que tienen que servir”; la opción electoral Luder-Alfonsín por Aznar-Felipe González; y, luego, Menem por Felipe González) y también omisiones (sobre todo de aquellos elementos cuyo equivalente cultural es más lejano, como la práctica de tomar mate, la importancia de Maradona en la cultura popular argentina o la referencia a los desaparecidos) ; (b) diferencias en la selección y disposición de los episodios (supresión, fusión, diverso orden cronológico); y (c) re-inscripciones textuales que afectan tanto la caracterización de los personajes como el nivel de la anécdota.

En el proceso de intermedialidad orientado al mercado español, estas re-inscripciones procuran borrar el origen inmigrante de los Bertotti y sustituir la incidencia de la crisis del 2001 con la cuestión inmigratoria. En segundo término, son atenuados o eliminados episodios de intención satírica que en el blog (y en Diario…) exhiben la ruptura de los códigos morales tradicionales como un efecto de la crisis económica argentina: por ejemplo, en Más respeto… desaparece el episodio en que la adolescente Sofi, con el beneplácito de su madre, se desnuda frente a una webcam por dinero y en directo para una audiencia masculina de los Estados Unidos, y también se omiten la expulsión de Caio de la escuela por incendiario y el empleo de malas palabras en la protagonista femenina. También se suprime gran parte de la violencia doméstica del padre hacia los hijos, lo cual llama poderosamente la atención a causa del ascenso de las cifras de la violencia doméstica en España y de la mayor conciencia social que el tema ha despertado.[6] Por el contrario, se destacan episodios o rasgos en los que el quiebre de los códigos morales tradicionales puede vincularse a la modernización de la sociedad, la ampliación del papel de la mujer y un mayor respeto a la diferencia, como el énfasis en la bisexualidad de Nacho, o la potencial infidelidad de la protagonista.

A continuación analizaré al desdibujamiento del origen inmigrante de la familia y a la figura del inmigrante mendigo como instancias textuales de re-inscripción de la anécdota: a través de ellas, se explicita la centralidad de la cuestión inmigratoria en el campo semántico-referencial del texto. En primer lugar, hay que mencionar los cambios de los nombres propios: la protagonista ya no es Mirta sino Lola, su hijo Caio es ahora Toño, y el apellido Bertotti, ostensiblemente italiano, se sustituye por la inicial B. Estos cambios parecen obedecer a una percepción de que la sociedad española se resiste a reconocer lo heterogéneo (el origen foráneo) como parte integrante de lo propio. El sitio web que promociona el libro hace una referencia clara a las exigencias editoriales: en él, Lola/Mirta explica interactivamente los cambios de nombre, considerándolos un “capricho” de la editorial (“Más respeto que soy tu madre. Bienvenidos a la casa de la mujer que a todos nos parió”).

La estrategia comercial, exhibida y minimizada como algo intrascendente, está notoriamente silenciada en la presentación del Nonno, abuelo paterno, quien, en Más respeto…, no es italiano como en el blog sino español: “Don Américo nació aquí mismo pero habla en italiano porque se ha pasado la vida viajando a Milán, porque era camionero” (“Más respeto que soy tu madre. Bienvenidos a la casa de la mujer que a todos nos parió”).

Tanto en el blog como en el Diario…, la identidad inmigrante de los Bertotti se expresa claramente y se textualiza en la figura del Nonno. Personaje central en la economía material y afectiva de la familia, el Nonno está caracterizado por su vitalidad, su sentido lúdico y su sensibilidad moderna (vigor sexual, consumo de marihuana, pasión por el rock, falta de prejuicios), que lo definen en términos de proximidad con la generación de sus nietos (alianza/competencia) sin alienarlo completamente de los tópicos de la vejez (indigencia: Casciari 2006: 48; enfermedad: Casciari 2006: 322-55). El tratamiento empático que recibe el personaje propicia la identificación del lector con su progresismo desenfadado pero ético, de modo que el Nonno, junto con Nacho (el hijo mayor, “intelectual” y gay, luego heterosexual), funcionan como los héroes del relato, predicando performativamente a través de la acción narrativa el respeto a la diversidad (de origen y de orientación sexual) y la no violencia.

Lingüísticamente, el Nonno está definido por el cocoliche, reproducción del habla de los inmigrantes italianos de principios del siglo XX en el Río de la Plata, que alcanzó plasmación literaria en el sainete. A través del empleo del cocoliche, en el texto se vincula la identidad inmigrante del personaje con un momento fundacional de la identidad nacional argentina -vinculación de signo positivo (Devoto 2003: 40)-: la llegada masiva de inmigrantes europeos a fines del siglo XIX y principios del XX. Este aflujo inmigratorio promovido por las clases dirigentes, que cambiaría el perfil nacional de la Argentina en un proceso de modernización acelerada (Halperín Donghi 1990: 337-38), suscitó inicialmente nacionalismos, xenofobias y conflictos culturales, y, como afirma Beariz Sarlo, estuvo marcado por “fracasos y desencantos profundos pero también por espectaculares incorporaciones a las capas medias y a la intelectualidad” (Sarlo 2001: 10).[7]

Tal imagen positiva del inmigrante italiano se yuxtapone en el blog y en Diario… a la de la Negra Cabeza, figura que evoca a dos tipos de migrantes posteriores, la migración interna hacia Buenos Aires, estigmatizada como la invasión de los “cabecitas negras” (Benencia 2003: 454), y la inmigración limítrofe, que adquiere una inusitada visibilidad en la década del noventa con los crecientes índices de desocupación.[8] A diferencia de la italiana, la inmigración limítrofe provocó fuertes reacciones xenófobas y racistas (Benencia 2003: 451), discurso que en el Diario… asume Mirta (Casciari 2006: 42-43), y en menor medida Sofi (Casciari 2006: 183). En la Negra Cabeza (paraguaya) se sintetizan la “Otredad” racial, la inmigración indocumentada, el trabajo informal (la Negra, indocumentada, trabaja como empleada doméstica de los Bertotti y dependienta de la pizzería) y el ser objeto de deseo sexual. Siempre filtrada por la voz narrativa de Mirta, predomina en el texto una visión exotizada del personaje (Casciari 2006: 38. 42, 180, 251-52, 405), balanceada por el deseo que ésta despierta en prácticamente todos los Bertottis hombres (el hijo menor, Caio, el Nonno y el tío Jeremías) y por la confrontación final entre ambas mujeres, desfavorable para Mirta, que funciona como un mini-episodio de justicia poética (Casciari 2006: 405). De modo que, pese a que el texto da cuenta del racismo y de la ambigüedad de las clases medias frente a la inmigración no europea, en el blog y en el Diario… prevalecen las connotaciones positivas de la identidad inmigrante que distingue a la familia y en particular al Nonno, asociándose con virtudes democráticas y éticas, como el respeto a la diversidad.

Por el contrario, Más respeto… efectúa una operación textual ambivalente. Al sustituir la identidad inmigrante del Nonno por otra decididamente española, aunque híbrida (se mantiene el cocoliche), se sugiere un gesto de limpieza étnica opuesto a la lógica interna del texto, pero explicable por la necesidad de atenuar el rasgo inmigrante en un personaje con el que se pretende que el lector (presumiblemente español medio) pueda identificarse, como el Nonno. Como ya dije, esto pone de relieve la conflictividad de la cuestión inmigratoria en el contexto social actual: del 2000 al 2004 se triplicó la cantidad de extranjeros residentes (“The Spanish National Reform Program” 19), llegando a 4.5 millones los inmigrantes legales en el 2006 (Duncan 2008), aproximadamente un 10% de la población. Pese a que diversos estudios prueban los beneficios del aporte inmigratorio a la economía del país, como el incremento del PBI, de la tasa de natalidad (Sanders 2006) y el alivio del sistema de pensiones (“The Spanish National Reform Program” 2005: 20), este aumento sin precedentes de la inmigración legal e ilegal ha incrementado el racismo y la xenofobia (Aierbe 2006), impactando también al resto de la Comunidad Europea, dado que España funciona como una de las “puertas” de entrada a Europa.

Resulta significativa, también, la re-inscripción de la Negra Cabeza (paraguaya en el blog y en el Diario…) como sub-sahariana (de Guinea Ecuatorial), si se toma en cuenta la saliencia del incremento de la inmigración latinoamericana reciente (origen del 40% de los inmigrantes para el 2005 [Sandell 2005]). Esta re-inscripción parecería subrayar las consecuencias recientes del pasado colonial español (Guinea Ecuatorial fue colonia española entre 1778 y 1959), llamando la atención sobre la herencia hispana que es parte intrínseca del “otro” indocumentado, exotizado y poscolonial, pero a la vez desasociándolo del referente latinoamericano. Las re-inscripciones del apellido Bertotti como B, y de la Negra Cabeza como sub-sahariana en Más respeto… manifiestan un posicionamiento ambivalente frente a la cuestión inmigratoria: sin apartarse completamente de la postura anti-racista y tolerante de la blogonovela y del Diario…, la versión española busca evitar, sin embargo, la representación de una familia tipo española con origen inmigrante.

Si los desplazamientos mencionados (Mirta Bertotti/ Lola B, el Nonno español y la Negra Cabeza sub-sahariana) evidencian el malestar que provoca el tema inmigratorio en el tejido social español, la secuencia narrativa que discutiré a continuación, “Uno que pide”, muestra con claridad que la función semántica que cumple la crisis del 2001 en el Diario… es suplantada por la cuestión inmigratoria en la versión española. La nueva ubicación del capítulo al comienzo del texto, sugiere un cambio en la economía textual, que acentúa la importancia descriptiva del episodio en el universo de ficción.

En ambas versiones, el capítulo gira en torno del asedio de mendigos y vendedores ambulantes. En el blog y en el Diario… se plantea la relación entre la clase media empobrecida y los marginados de ésta o expulsados al sector informal, durante el colapso económico y la bancarrota generalizada (Petras 2007). Así, la perífrasis “uno que pide” sustituye a la tríada “mendigo/ linyera/ croto” en el Diario… (Casciari 2006: 143), términos equivalentes aunque de distinto valor, en tanto “linyera” connota una cierta libertad de elección frente a la indigencia, y en la etimología de la voz “croto” se esconde la voluntad de buscar empleo.[9] En el Diario… el episodio compara la mendicidad de antes de la crisis (cuando el mendigo podía elegir entre aceptar o no la comida que le daban) y las circunstancias actuales de miseria generalizada (“Ahora hay tanta gente pidiendo, tanto chico con hambre en serio dando vueltas por la calle” [Casciari 2006: 145]). En cambio, en Más respeto…, los que piden o venden son específicamente inmigrantes (Casciari 2006: 20), y la tríada “mendigo/ linyera/ croto” se re-inscribe como “indocumentado/ sin papeles/ morito” (Casciari 2006: 20), en una gradación que subraya la ilegalidad y el rasgo fenotípico, identificándolos con la pobreza como marcadores de una misma subjetividad social. El episodio asocia la inmigración con la indigencia como una carga para el ciudadano español caritativo, y plantea un indigente no sumiso sino con expectativas.[10]

La cuestión inmigratoria aparece representada en Más respeto que soy tu madre como un conflicto social equiparable a la crisis del 2001 en Argentina. Esta homologación viene propiciada por una estrategia editorial, que apunta, en primer término, a crear productos comerciales a partir de una práctica comunicativa de acceso gratuito. Si bien los entornos español y argentino presentan semejanzas que son resultado de los procesos globales que los atraviesan (como la corrupción, el desempleo y la globlalización neoliberal), la necesidad de adaptar los contenidos textuales a contextos nacionales favorece una homogeneización distorsionadora, en tanto equipara el proceso argentino de pauperización de las clases medias y de extrema pauperización de las clases bajas con el de afluencia masiva de inmigrantes a España en el mismo período, en un contexto de contracción pero supervivencia del estado de bienestar.

Del análisis de las modificaciones de Más respeto… con respecto al blog y al Diario…, se desprende que ciertas re-inscripciones textuales (en particular la transformación de Mirta Bertotti en Lola B.), ciertas omisiones (la casi desaparición de la violencia doméstica y de las malas palabras del vocabulario de Lola) y algunos cambios de énfasis (como la potencial infidelidad de la protagonista) pueden ser entendidos como una voluntad editorial de evitar cuestiones socialmente sensibles. La re-edición, o sea el éxito, de la novela parece indicar que la percepción de la sociedad española que maneja la editorial es correcta, de modo que el conjunto de re-inscripciones, omisiones y cambios aquí analizados, por un lado acompaña el incremento de los niveles de xenofobia en la población monitoreados desde las ciencias sociales, y, por otro, sugiere la profundidad de la problemática de la violencia doméstica, que no puede ser abordada ni en broma. Por el contrario, se acentúa una imagen moderna y liberal de la mujer en el contexto familiar, si bien conforme a los tradicionales parámetros de “lo femenino”.

En síntesis, aunque ambas novelas traspasan al formato impreso el mismo texto digital, las historias que cuentan y las inflexiones críticas que se desprenden de ellas están lejos de ser idénticas o de compartir plenamente el mismo signo ideológico. Al menos en este caso, la producción de literatura de entretenimiento destinada a públicos nacionales a partir de una matriz virtual-global, evidencia procesos escriturarios e ideológicos complejos. No sólo cada formato (digital o libro) presupone receptores que tienen competencias lectoras, tecnológicas y escriturarias específicas, sino que el proceso de intermedialidad toma en cuenta el mercado localizado y específico al que el texto se dirige. Del examen de la versión española de la novela realizado al contraluz de la versión argentina, se desprende que la celebrada “pluralidad de identidades” de los textos viene a ser la inestabilidad semántica e ideológica de los mismos. Sin embargo, esa pluralidad sugiere que la voluntad autoral se pliega a las determinaciones editoriales, permitiendo observar contradicciones y deslices en la postura ética del autor con relación a su texto. Si bien el blog Diario de una mujer gorda propone una mirada crítica -no necesariamente complaciente-, hacia la realidad social representada, el conjunto de operaciones textuales promovido por la intermedialidad conduce a la homogeneización acrítica de los contextos sociales plasmados en las novelas y a un producto final, en el caso de Más respeto…, claramente complaciente con el avance del sentimiento anti-inmigratorio en España. Esta complacencia no sólo traiciona el sentido de tolerancia frente a la inmigración que anima el blog y el Diario… sino que es curiosamente ambigua en un autor que es, él mismo, un inmigrante en España.

 

Notas

[1] Las re-inscripciones textuales pueden entenderse como formas de “transposición cultural”. Para Sándor Hervey, Ian Higgins y Louise M. Haywood, “cultural transposition is a cover-term for any degree of departure from purely literal, word-for-word translation that a translator may resort to in an attempt to transfer the contexts of a source text into the context of a target culture” (Hervey et al. 1995: 20). Las transposiciones culturales se mueven entre los dos extremos del “exotismo”(mantener deliberadamente en el texto traducido rasgos lingüísticos y culturales del texto de origen) y el “trasplante cultural”, cuyas formas extremas serían apenas reconocibles como traducciones, y deberían considerarse adaptaciones, “resulting in the text being completely reinvented in an indigenous target language setting” (Hervey et al. 1995: 23).

[2] A partir de la década del ochenta y como consecuencia de la globalización neoliberal se registra una crisis generalizada del estado de bienestar en los países del Primer Mundo. La expansión de las tendencias económicas neoliberales tuvo como correlato la disminución de los sistemas de protección social y favoreció el aumento de las diferencias sociales. Sin embargo, los logros del estado de bienestar no se consideran ya privilegios sino derechos sociales, culturales y políticos de las sociedades democráticas (Gómez Bahillo 2001). Según Vicenç Navarro, el estado de bienestar en España está poco desarrollado en relación con el resto de los países de la Unión Europea de los Quince (grupo de países más próximos a España por su desarrollo económico), ya que gasta en su estado de bienestar mucho menos de lo que le corresponde por su nivel de riqueza: el gasto español representa el 62.5% del promedio de la UE-15, en tanto que el PBI per cápita representa el 86% del promedio de los mismos países (Navarro 2005). Con todo, en España, el Estado de bienestar cubre incluso a aquéllos inmigrantes en situación irregular (sanidad y educación universal y gratuitas): como argumenta Pablo Ximénez de Sandoval en El País, los inmigrantes de países pobres (como Marruecos, Rumania o Ecuador) tienen acceso a más servicios en España que la clase media en sus propios países (Ximénez de Sandoval 2008).

[3] Para dar cuenta de la crisis, es preciso remontarse al retorno de la democracia en 1983. Después de un período inicial convulsionado económica y políticamente, en los años noventa el gobierno peronista de Carlos Menem (1989-1999) puso en marcha el proyecto neoliberal con medidas como la privatización de las empresas estatales, la des-regulación económica, la apertura de los mercados internos a la inversión extranjera y la reducción del sector público. El crecimiento y estabilización monetaria iniciales pronto derivaron en desempleo, recesión, polarización del ingreso e inestabilidad financiera. Los altos niveles de corrupción y desempleo favorecieron el surgimiento de movimientos sociales en contra del neoliberalismo: a ellos se sumó la clase media urbana en diciembre del 2001 cuando los depósitos bancarios fueron congelados por una medida del gobierno. El descontento popular produce la caída del gobierno radical de Fernando de la Rúa (1999-2001) (Villalón 2008: 254-55; Alcañiz y Scheier 2008: 277) y ocasiona un verdadero colapso económico e institucional (Portes y Hoffman 2003: 77).

[4] En junio del 2008, el gobierno socialista de Rodríguez Zapatero dicta el Decreto de Retorno para inmigrantes desempleados extra-comunitarios, buscando estimular la vuelta a su país de éstos. Se les ofrece la totalidad del subsidio de desempleo a cambio de que renuncien a la residencia y prometan no pregresar a España por tres años; la medida tiene relación con el enfriamiento de la economía europea, y provocó críticas desde la izquierda (“El gobierno de Rodríguez Zapatero dicta el Decreto de Retorno…”). En octubre del 2008 los países de la Unión Europea firman el Pacto Europeo sobre Inmigración y Asilo, con el objetivo de establecer políticas inmigratorias comunes. Entre los puntos principales, destaca la regulación del flujo inmigratorio teniendo en cuenta las prioridades y necesidades de cada país, y la lucha contra la inmigración irregular, garantizando el retorno de extranjeros indocumentados (“Pacto europeo sobre inmigración y asilo”). A mediados del 2008 el Parlamento Europeo aprobó la Ley de Directiva del Retorno, que faculta la expulsión de migrantes indocumentados por la fuerza; asimismo, los inmigrantes sin papeles pueden ser detenidos (o “retenidos”) por un término de hasta dieciocho meses (“Aprueban el Pacto europeo de Inmigración y Asilo”).

[5] El blog “Mi querido Klikowsky” narrado por el protagonista de la serie televisiva (un argentino enamorado de una vasca y que se va a vivir a un pueblo tradicional del País Vasco) salía los días en que no se emitía la serie, contando lo que pasaba antes del episodio siguiente. Entre diciembre del 2006 y mayo del 2007, Casciari escribe una blogonovela para El País, “Yo y mi garrote”, acompañada de videos en Youtube y en la que se procuró mantener el anonimato del autor. Posteriormente, publica un blog de análisis televisivo, “Espoiler”, también patrocinado por El País (“Entrevista digital”).

[6] Según Monserrat Comas de Argemir, magistrada y vocal del Consejo General del Poder Judicial y Presidenta del Observatorio de la Violencia Doméstica y de Género, la violencia doméstica debe ser considerada una cuestión de Estado, dadas las altas cifras de mortalidad que existen en España (ver, como ejemplo, la emisión de 6.000 órdenes de protección desde la entrada en vigor de la Ley de Protección de las Víctimas de la Violencia Doméstica el 2 de agosto del 2003 hasta el 31 de diciembre del mismo año) (Briz 2004). Por otra parte, un informe de Unicef en España de octubre del 2006 asevera que casi 200.000 niños están expuestos a la violencia en sus hogares, incluido el castigo físico, y que no hay una suficiente coordinación entre las políticas de protección a la mujer con las de la protección a la infancia. (“188.000 menores sufren la violencia domestica en España”).

[7] No está de más recordar que en 1936 en Argentina, “la inmigración europea alcanzaba el 36.1 por ciento del total de la población de las grandes ciudades argentinas” y que estos extranjeros o argentinos de primera generación constituían el 75% del crecimiento poblacional (Sarlo 2001: 11). Compárese con el porcentaje de inmigrantes en la España actual, que ronda el 10 por ciento (“Spain, Grappling with Illegal Immigrants…”).

[8] La inmigración de los países limítrofes estuvo relacionada con las economías regionales y cumplió una función importante durante los años del Proceso de Sustitución de Importaciones (1930-70). Al acentuarse la tecnificación de estas economías, la inmigración limítrofe se dirigió a los grandes centros urbanos, como Córdoba, Tucumán y sobre todo Buenos Aires. Los inmigrantes limítrofes ocupan trabajos de poca calificación técnica y educativa (con excepción de los uruguayos): los hombres, en los gremios de construcción, textiles y horticultura (especialmente los bolivianos); las mujeres, sobre todo las paraguayas, en el sector doméstico (Garabedian 2008: 9-10).

[9] El término “croto” deriva del apellido Crotto de un gobernador de la Provincia de Buenos Aires. Por medio de un decreto de Crotto de enero de 1920 se permitía a los peones rurales o “trabajadores golondrina” viajar gratis en los vagones de carga vacíos, hacia los sitios donde podrían conseguir trabajo (Torre).

[10] Según una nota de Daniel Borasteros y Jesús García aparecida en El País en noviembre del 2007, las encuestas aseveran que el 59% de los españoles creen que los inmigrantes “lastran los salarios” y muestran una culpabilización creciente del inmigrante, La nota también señala el incremento de la xenofobia y el racismo en los sectores donde hay mayor presencia física de inmigrantes y donde se han realizado mayores esfuerzos para su integración: “’Los que se llenan la boca con la integración viven en zonas de ricos y no conviven con ellos’, zanja Marta, hasta ahora votante del PSOE, en un discurso que ha calado en todo el espectro ideológico”.

 

Obras citadas

Aierbe, Peio. “The ‘Assault’ by Sub-Saharan Immigrants in the Media”. Migreurop http://www.migreurop.org/article1174.html julio 2006. 13 junio 2008

Alcañiz, Isabella y Melissa Scheier (2008). “New Social Movements with Old Party Politics: The MTL Piqueteros and the Communist Party in Argentina”. Latin American Social Movements in the Twenty-First Century. Resistance, Power, and Democracy. Richard Stahler Sholk et al (eds.) Rowman & Littlefield Publishing Group, Lanham. 271-286.

“Aprueban el pacto Europeo de Inmigración y Asilo”. La Jornada. http://www.jornada.unam.mx/2008/10/17/index.php?section=mundo&article=035n3mun17 octubre 2008. 11 noviembre 2008.

Barlow, Aaron (2007). The Rise of the Blogosphere. Praeger Publishers, Westport.

Barthes, Roland (1970). S/Z. Editions du Seuil, Paris.

Benencia, Roberto (2003). “La inmigración limítrofe”. Historia de la inmigración en la Argentina. Fernando Devoto (ed.) Sudamericana, Buenos Aires. 433-84.

Borasteros, Daniel y Jesús García . “Un racismo de baja intensidad. La xenofobia empieza a instalarse en lugares donde se integran los inmigrantes”. El País. http://www.elpais.com/articulo/sociedad/racismo/baja/intensidad/elpepisoc/20071103elpepisoc_1/Tes3 noviembre 2007. 19 julio 2008

Briz, Carmen. “Creciente violencia doméstica en España”. Cimac http://www.cimacnoticias.com/noticias/04abr/04042703.html 27 abril 2004. 26 julio 2008

Casciari, Hernán. “El blog en la literatura. Un acercamiento estructural a la blogonovela”. Telos 65 (octubre-diciembre 2005). http://www.campusred.net/telos/cuadernoImprimible.asp?idarticulo=… 7 junio 2008

—— (2006). Más respeto que soy tu madre. Random House Mondadori S.A., Barcelona.

—— (2006). Diario de una mujer gorda. Sudamericana, Buenos Aires.

Cea D’Ancona, María de los Angeles (2007). Inmigración, racismo y xenofobia en la España del nuevo contexto europeo. Observatorio Español del Racismo y la Xenofobia, Madrid.

Devoto, Fernando (2003). Historia de la inmigración en la Argentina. Sudamericana, Buenos Aires.

Duncan, Robert. “Inmigration in Spain. A profile”. Robert Duncan’s Weblog http://rduncan.wordpress.com/2008/01/15/immigration-in-spain-a-profile/15 enero 2008. 13 junio 2008

“El gobierno de Rodríguez Zapatero dicta el Decreto de Retorno para inmigrantes desempleados”. LosRecursosHumanos.com http://www.losrecursoshumanos.com/contenidos/2413-el-gobierno-de-rodriguez-zapatero-dicta-el-decreto-de-retorno-para-inmigrantes-desempleados.html 16 junio 2008. 14 noviembre 2008

“Entrevista. Hernán Casciari, creador de la blogonovela”. Terra. Tecnología http://www.terra.es/tecnologia/articulo/html/tec13202.htm 29 septiembre 2005. 9 junio 2008

“Entrevista digital. Hernán Casciari escribe en secreto la blogonovela ‘Yo y mi garrote’”. El País.com. Tecnología http://www.elpais.com/articulo/internet/Hernan/Casciari/escribe/secreto/blognovela/garrote/elpeputec/20070601elpepunet_3/Tes 1 junio 2007. 9 junio 2008

Friera, Silvina. “Entrevista a Hernán Casciari, autor de la popular y premiada blogonovela ‘Los Bertotti’”. Cultura y Espectáculos. Página 12. http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/2-1213-2005-12-07.html 7 diciembre 2005. 8 junio 2008

Garabedian, Marcelo. “La inmigración en la Argentina moderna”. http://www.museoroca.gov.ar/articulos/inmiargentina.pdf19 julio 2008

Gómez Bahillo. “Globalización y crisis del Estado de Bienestar”. 5campus.com. http://ciberconta.unizar.es/LECCION/globalcrisis/INICIO.HTML 2001. 11 noviembre 2008

Gullón, Germán. “Residencia en la tierra o espacio mágico: el lugar de la literature en el mundo de los libros del siglo XX”. Cincinatti Romance Review 27 (2008): 17- 28 http://www.cromrev.com/volumes/vol27/vol27.html

Halperín Donghi, Tulio (1990). Historia contemporánea de América Latina. Alianza Editorial, Madrid.

Hayles, Katherine (2002). Writing Machines. MIT Press, Cambridge.

Hervey, Sándor, Ian Higgins, and Louise M. Haywood (1995). Thinking Spanish Translation. Routledge, New York.

Leveratto, Jean Marc (2008). Internet et la socialibilité littéraire. Bibliothèque publique d’information, Paris.

Magone, José (2004). Contemporary Spanish Politics. Routledge, London.

“Más respeto que soy tu madre. Bienvenidos a la casa de la mujer que a todos nos parió”. <

“’Más respeto, que soy tu madre’. El argentino Hernán Casciari, ganador del concurso de la Deutsche Welle, the BOBs, de este año cuenta en entrevista con DW World todo sobre su madre y sobre su weblog”. DW-World.De. Deutsche Welle http://www.dwworld.de/dw/article/0,2144,1788410,00.html 21 noviembre 2005. 8 junio 2008

“Menores sufren la violencia doméstica en España”. Las Provincias. http://www.lasprovincias.es/valencia/prensa/20061006/cultura/menores-sufren-violencia-domestica_20061006.html 6 octubre 2006. 26 julio 2008

Mestre Pérez, Rosanna (2005). “Coordenadas para una cartografía de las bitácoras electrónicas: ocho rasgos de los weblogs escritos como diarios íntimos”. El ecosistema digital: modelos de comunicación, nuevos medios y público en Internet. Guillermo López García (coord). Universitat de Valencia, Valencia. 109- 149.

Morán, Próspero. “Un acercamiento crítico a la consideración del weblog como género periodístico” Razón y palabra 48 (diciembre 2005- enero 2006) http://www.razonypalabra.org.mx/anteriores/n48/bienal/mesa14.pdf 6 junio 2010

Navarro, Vicenç. “El cuarto pilar del Estado de Binestar”. El País http://www.vnavarro.org/papers/periodisticos/El%20cuarto%20pilar%20EB%2030%2004%2005.pdf 30 abril 2005. 4 noviembre 2008

“Pacto Europeo sobre Inmigración y Asilo” 11 de noviembre 2008 http://www.immigration.gouv.fr/IMG/pdf/Plaquette_ES.pdf

Pennacchia Punzi, Maddalena (2007). “Literary Intermedialty: An Introduction”. Literary Intermediality. The Transit of Literature through the Media Circuit. Maddalena Pennacchia Punzi (ed.). Peter Lang, Bern. 9- 24.

Petras, James. “Latinoamérica: la clase media, los movimientos sociales y la izquierda”. Rebelión http://www.rebelion.org/noticia.php?id=51853 6 junio 2007. 11 junio 2008.

Portes, Alejandro y Kelly Hoffman. “Latin American Class Structures: Their Composition and Change during the Neoliberal Era”. LARR 38:1 (2003). 41-82.

Rajewski, Irina. “Intermediality, Intertextuality, and Remediation: A Literary Perspective on Intermediality”. Intermédialités 6 (2005). 43- 64.

Sandell, Richard. “Were They Pushed or Did They Jump? The Rise in Sub-Saharan Immigration”. Real Instituo Elcano de Estudios Internacionales y Estratégicos. http://www.realinstitutoelcano.org/analisis/835.asp 3 noviembre 2005. 13 junio 2008

Sarlo, Beatriz (2001). Borges, un escritor en las orillas. Borges Studies Online. Online. J.L. Borges Center for Studies & Documentation. http://www.uiowa.edu/borges/bsol/bse2.php 23 noviembre 2007

“Spain, Grappling with Illegal Immigrants, Tries Forgiveness”. The New York Times http://www.nytimes.com/2008/06/10/world/europe/10migrate.html?_r=1&ref=to dayspaper&oref=slogin 10 junio 2008. 10 junio 2008

“The BOBs ya tiene ganadores”. DW-World. De Deutsche Welle http://www.dw-world.de/dw/article/0,2144,1784864,00.html 21 noviembre 2005. 7 junio 2008

“The Spanish National Reform Program” Programa Nacional de Reformas. Presidencia del Gobierno http://www.la-moncloa.es/NR/rdonlyres/2E85E75E-E2D9-4148-B1DF-950B06696A6C/74823/Chapter_2.PDF octubre 2005. 13 junio 2008

Torre, Carlos de la. “Etimología de croto”. 19 julio 2008 http://etimologias.dechile.net/?croto

Villalón, Roberta. “Neoliberalism, Corruption, and Legacies of Contention: Argentina’s Social Movements, 1993-2006”. Latin American Social Movements in the Twenty-First Century. Resistance, Power, and Democracy. Richard Stahler Sholk et al (eds.) Rowman & Littlefield Publishing Group, Lanham. 253-270.

Ximénez de Sandoval, Pablo. “Los inmigrantes ssalvan el Estado de Bienestar”. El País http://www.elpais.com/articulo/sociedad/inmigrantes/salvan/Estado/bienestar/elpepisoc/20080616elpepisoc_1/Tes 16 junio 2008. 4 noviembre 2008

 

© Claudia Garcia 2010

Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero46/masrespe.html