Espéculo

  Reseñas, críticas y novedades

 

 

Ana María Freire López

El teatro español entre la Ilustración
y el Romanticismo

  

 

Pilar Vega Rodríguez
Universidad Complutense de Madrid

Como han demostrado las diversas publicaciones surgidas con motivo de la celebración del II Centenario de la Guerra de la Independencia, las dos décadas de principios del siglo XIX en España son un momento de extraordinario interés para los estudiosos de nuestra cultura desde los diversos ámbitos: la historia, la sociología, las artes. Desde el punto de vista de la literatura se trata también de un periodo de indudable complejidad no solo por la dispersión o pérdida de las fuentes de estudio sino también por la difícil categorización histórica y estilística de este tiempo en el que conviven los autores más insignes del Neoclasicismo y los escritores que tantean tendencias que anuncian el Romanticismo.

Pero el trabajo de la profesora Freire no se inscribe en este marco circunstancial de la celebración del Centenario de la Guerra de la Independencia mas que por la coincidencia de las fechas de su publicación. El rigor y la seriedad de las conclusiones a que llega este estudio no pueden ser improvisados. En efecto, la documentación consultada por la autora es elocuente al respecto, el Archivo Histórico Nacional, Archivo de la Villa de Madrid y Archivo General de Palacio, los Papeles reservados de Fernando VII y del gobierno Intruso, (en el archivo de Simancas) la colección Gómez de Arteche en la Biblioteca del Senado, la colección Gómez Imaz en la Biblioteca Nacional, y la colección Documental del Fraile en el Instituto de Historia y Cultura Musical, que fue el objeto de la tesis doctoral de la profesora Freire en 1983. Como es obvio, este trabajo es resultado de la ardua labor de investigación desde hace más de veinte años acerca de todos los géneros literarios (poesía, teatro, novela) en este periodo de la historia y la literatura españolas.

En esta ocasión la profesora Freire ha seleccionado como objeto de estudio el teatro patriótico y político representado en Madrid entre 1808 y 1814, el cual entiende a modo de paradigma "de lo ocurrido en el resto de España" (p. 16) tanto por el corpus de obras representadas como por las peculiaridades que la contienda impuso a los actores, público, empresarios y censores políticos. Lo cierto es que siendo tan importante el papel jugado por el teatro en los momentos cruciales de la configuración de la nación española su estudio ha sido relegado, constata Freire, al "terreno de lo superfluo e incluso de lo frívolo e intrascendente" (p. 239). El teatro de estos años ha recibido una atención ligera en manuales e historias generales del teatro y dispone de pocos estudios monográficos, de gran valor, pero que necesitaban ser prolongados en su extensión y objetivo. Pero "basta asomarse a aquel fenómeno, de fuerte impacto en la opinión pública, para comprobar su eficacia en la causa de la guerra, tanto desde el punto de vista textual, por la efectividad de los mensajes, como desde el económico, por el destino de las recaudaciones a tantas necesidades derivadas de la contienda" (ibid.)

En relación a las valiosas aportaciones de Andioc y Mireille-Coulon, Freire extiende su ámbito de interés a las temporadas teatrales de Madrid a partir de 1808 que es la fecha ad quem de los dos estudiosos franceses (Cartelera teatral madrileña del siglo XVIII:1708-1808, Madrid, Castalia, 1987). Desde el punto de partida de Emmanuel Larraz (Théatre et politique pendant la Guerre d´Indépendance espagnole: 1808-1814, Université de Provence, 1987) la autora trata de reconstruir la vida escénica y a la vez se propone el estudio de la literatura dramática, es decir, sostiene una perspectiva diferente de la adoptada por Cotarelo en sus Estudios sobre la historia del arte escénico en España, 1902 vol. III, cps XII a XV. La aportación de Ana Freire con respecto a esta bibliografía es la reconstrucción de un periodo teatral más amplio, afectado por la cronología de la ocupación francesa de Madrid, y desde la perspectiva semiótica del hecho teatral (en su dimensión de texto escrito y espectacular)

Para ello se vale no solo de las fuentes documentales arriba mencionadas, sino de la información diaria aportada, entre 1808 y 1814, por los dos periódicos madrileños, El Diario y La Gazeta en sus anuncios publicitarios y crónicas de representación. Siguiendo el hilo cronológico de los hechos de la Guerra y la cobertura alternativa de estos periódicos describe Freire el estado de los teatros en Madrid a comienzos del XIX, los hitos de la implantación de la ópera desde la prohibición en 1799, la utilización patriótica del teatro en cada una de las temporadas dramáticas (dependiendo de las circunstancias de la ocupación o liberación de Madrid) los géneros teatrales practicados y preferidos, la producción original o el sistema de adaptaciones, refundiciones y traducciones, etc., y las circunstancias en que trabajaron compañías, escenógrafos, empresarios, etc.

El estudio de la profesora Freire describe el teatro de estos años. Un teatro singular, de urgencia, cuya finalidad mira más allá de la preceptiva y se centra en la propaganda ideológica. El autor de este teatro buscaba convertir en ficción dramática lo que ocurría a diario, escribiendo la historia presente, pero de modo encubierto o solapado, para burlar la censura, o de modo realista y reconocible, "apelando siempre a unos sentimientos del espectador con los que contaba de antemano, para producir aquella especie de chispa eléctrica, impensable en el teatro concebido según la preceptiva neoclásica" (p.240) Por esta razón vulnera con facilidad las reglas, mezcla lo trágico y lo cómico, da cabida al realismo y se sirve también de la alegoría, superpone las unidades, utiliza procedimientos de las comedias militares (desfiles y marchas) de las comedias de santos (lances prodigiosos y mutaciones) de las de magia (maravilla escenográfica) para ocuparse de un tema que suscitaba la pasión y el odio, la guerra y la invasión. Tras el detenido estudio Freire demuestra que "verdaderamente existió una política teatral josefina, y que esa política teatral fue española y no francesa, porque el rey José la dejó en manos de españoles comprometidos desde antiguo con el proyecto neoclásico de reforma del teatro" porque la reforma del teatro fue considerada un asunto "de orgullo nacional y de amor a la patria" (p. 241). Las líneas maestras de este proyecto se remontan al estudio de Jovellanos, en su Memoria sobre los espectáculos y diversiones públicas, donde el teatro es comprendido claramente como un instrumento para formar al pueblo, razón por la que es necesario legislar y poner práctica una serie de medidas. La política josefina llevará a término muchas de las propuestas por Jovellanos, entre ellas, la de retirar al Ayuntamiento el control de los teatros, o favorecer la formación de un catálogo de obras de calidad, así como el acondicionamiento material de los teatros, reformas que repercuten directamente en el comportamiento de los espectadores. También se detiene la autora en la explicación de las polémicas críticas suscitadas en la prensa y la actuación de los críticos, entre ellos José María Carnerero, y los hombres de confianza de José I en su proyecto teatral, (marqués de Montehermoso, ministro Pablo Arribas, Moratín, como director de la comisión de Teatros)

Las circunstancias políticas impidieron el éxito completo de esta empresa, el gusto del público al que se quería educar continuaba apegado a las tonadillas y las comedias sentimentales. Por ello, aunque el teatro josefino acogió la comedia neoclásica no consiguió implantarla completamente. Los géneros populares, las refundiciones de teatro extranjero, las comedias de tonalidad romántica y atractivo gótico, (como las que desarrollaban el motivo del cautiverio de Fernando VII) siguieron prodigándose en los escenarios. Pero el punto de arranque hacia un teatro moderno había tenido lugar.

El texto incluye un apéndice en formato CD que incluye una exhaustiva información acerca de las obras representadas, los autores dramáticos y los compositores, con datos acerca de su biografía y de la de los miembros de las compañías. Se también incluye el repertorio de las disposiciones legales emanadas en ese momento en relación con el teatro. Una valiosa información que sitúa objetivamente el panorama de la vida escénica en Madrid entre 1808 y 1814.

 

© Pilar Vega Rodríguez 2011

Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero47/afreire.html



Espéculo. Revista de estudios literarios
(Universidad Complutense de Madrid) 2011