El estado de Naturaleza en S.Freud, I. Kant y J.J.Rousseau

Gustavo Félix Grizzuti


gusgrizzuti@gmail.com


 

   
Localice en este documento

 

Resumen: A través de este estudio se intentará describir (des) vendar y comparar que es y que características posee el estado de naturaleza para S.Freud, I. Kant y J.J.Rousseau.
Palabras clave: Naturaleza- aislacionismo- justicia- civilización

 

Para Freud las fuerzas de la naturaleza, magna, cruel inexorable, son superadas por el conocimiento - poder y saber del hombre - aunque nadie cae en el error de creer ya sojuzgada a la Naturaleza.

Para Kant naturaleza es un estado primitivo a superar por el ser humano o la humanidad y para Rousseau quien llama al hombre salvaje en el que vive antes del establecimiento del pacto injusto pero social.

Freud, Kant y Rousseau no creen en el aislacionismo del ser humano y ven la humanidad como un todo a alcanzar fines sociales, injustos para Rousseau por estar ésta en la base misma del pacto social, culturales de placer para S.Freud y de bienestar o felicidad para I.Kant. Para S.Freud en “El malestar de la cultura” ninguna regla al respecto vale para todos; cada uno debe buscar por sí mismo la manera en que pueda ser feliz. Su elección del camino a seguir será influida por los más diversos factores entre ellos la estructura psíquica del individuo y las circunstancias exteriores.

H Marcuse deduce que para Freud la felicidad no tenía el rango de valor cultural que surge de una transgresión social, que Freud explicó mediante la hipótesis de la horda primitiva.

Rousseau en el Contrato Social afirma que este tránsito del Estado natural al Estado civil y que tiene las características de estado moral, persona pública, produce en el hombre un cambio muy notable, sustituyendo en su conducta al instinto por la justicia y dando a sus acciones la moralidad que antes les faltaba.

Freud para quien cada individuo en definitiva es virtualmente un enemigo de la civilización por sentir como un peso intolerable los sacrificios que la civilización les impone para hacer posible la vida en común. Estas tendencias como bien lo expresa Hobbes, de guerra de todos contra todos, sea justificando el principio de placer sea como mandato divino de un deber ser o un deber de convivir que conduce hacia el aislamiento para los tres filósofos.

Esta etapa la naturaleza no es otra cosa que una prehistoria que por momentos se nos presenta como pretérito, como metáfora, como mito y también como hipótesis de la filosofía. No es que los filósofos dudan de la existencia de esta etapa, sin embargo por momentos sirvieron más que como teorías como hipótesis demostrable por la filosofía para fundamentar el origen de la creación como de la actual civilización, otras como explicaciones y justificaciones de las principales preguntas filosóficas de todos los tiempos inclusive de los pre socráticos formulándose como hoy en el Asia Menor, en la colonia Jónica, en la ciudad de Mileto: Tales, Anaximándro, Anaxímenes etc. cuna del nacimiento de la filosofía occidental.

El interrogante sobre cuál es el origen de todo que la filosofía todavía se preocupa por responder asumiendo como propia la hipótesis que está en la misma pregunta desde siempre en toda la historia de la filosofía.

Rousseau reconoce también el carácter virtual o artificial - mítico - del estado de naturaleza que deja de ser cuando se convierte en una construcción política, civilización o cultura en los términos de Freud, sociedad organizada en Kant. Sin embargo los tres filósofos reconocen como injusto para la humanidad, la construcción del Estado para uno y la civilización para el otro, por fundamentarse en una previa pérdida del placer total y en las desigualdades preexistentes que supone la civilización organizada como la conocemos y vivimos hoy.

Para Rousseau el paso del estado natural al Estado civil produce en el hombre un cambio de principios muy notable, porque sustituye o pierde lo que tenía en su estado natural: el instinto, el impulso del sólo apetito que es esclavitud. Con el advenimiento del Estado cambia es estado de naturaleza por la justicia y le da a las acciones del ser humano la moralidad que antes les faltaba. En la naturaleza el ser humano tenía muchas ventajas entre otras tenía un derecho ilimitado a todo lo que intente y que pueda alcanzar, sin embargo es en el Estado, para Rousseau, que la voz del deber cede al impulso físico y el derecho al apetito:”el hombre que hasta aquel momento sólo se mirara a sí mismo, se ve obligado a obrar según otros principios y a consultar con su razón antes de escuchar sus inclinaciones”.

Es en el Estado, para Rousseau, donde las facultades del ser humano se ejercen y se desarrollan, sus ideas se ensanchan, se ennoblecen sus sentimientos, toda su alma se eleva hasta tal punto - que si los abusos de esta nueva condición no lo degradasen a menudo haciéndola inferior a aquella en la que antes estaba, debería bendecir sin cesar el dichoso instante en que la dejó para siempre para convertirse, de un animal estúpido y limitado que era, en un ser inteligente y un hombre.

La Naturaleza o el estado de naturaleza como concepto anterior a la civilización siempre como pre sociedad organizada o estado anterior a la civilización, no es sino las sombras de la caverna platónica para los tres autores que nos proponemos estudiar. porque la sociedad organizada, la belleza y la estética son solo sombras de lo que serán.

Para Rousseau el hombre originario en estado natural luego de tirar de él todo lo que agregó la cultura, es solitario, no habla, no tiene memoria para comunicar los eventuales inventos o descubrimientos, apenas tiene sentimientos elementales de piedad por el sufrimiento de los otros, y cuidado por el propio cuerpo.

La caverna platónica o naturaleza representa una necesidad a superar sea por la humanidad por el ser humano individual pero siempre “con otro”, como principio de la realidad en Freud.

Es estado de Naturaleza el ser humano no encuentra sino un estado de plena libertad que para Kant lo limita, para Freud constituye el principal punto de inicio de su teoría del placer llamándola de principio o punto de partida de toda la humanidad y para Rousseau este estado de plena libertad no es otra cosa que esclavitud.

El largo y penoso proceso de socialización para Freud - moralización para I.Kant- , del ser humano donde éste se rebela por la pérdida de la vida instintiva para Freud y por el uso de la razón para Kant tal proceso de pérdidas infantiles lo equipara Kant con el sacrificio de dejar de estar adormecido y la fuerza de voluntad que denomina como paso para abrirse a la mayoridad, a “la luz” que es pensar por sí mismo. Por eso para Kant la ilustración es la salida del hombre de su minoría de edad.

Para el filósofo Kant "El ser humano quiere concordia, pero la Naturaleza sabe mejor qué es bueno para su especie, y quiere discordia.”

En Rousseau la libertad común es una consecuencia de la naturaleza del hombre. Su principal deber, expresa Rousseau, es procurar su propia conservación, sus principales cuidados son los que se debe a sí mismo; y después que adquiere uso de razón, siendo él sólo el juez de los medios propios para conservarse, llega a ser por este motivo su propio dueño.

La voluntad de los otros que está implícita en Kant se ve expresa en definitiva tanto en Freud como en Rousseau, como afirmación de su verdadera voluntad el hombre debe de alguna forma ejercer la razón, cumplir su deber, que para Freud esa fuerza contraria aparece como rebeldía y tendencias que sabotean la civilización porque para los tres ese estado mítico, que denominan Naturaleza, aparece y reaparece como un pretérito, pero que es arcaico, que se hace presente en todo acto del ser humano sea para negar al otro, sea para afirmarse y aislarse porque el nacimiento del Estado como opuesto a la naturaleza no es fácil de asimilar por completo para el ser humano, pues exige sacrificios porque es necesario usar la razonabilidad para salir de ella - Kant- como por la privación de la total satisfacción para Freud.

Es la civilización o sociedad organizada o Estado algo impuesto al ser humano y que le permitirá en definitiva alcanzar sus fines de felicidad, justicia y placer. Sin embargo para S.Freud suprimida la civilización, lo que queda es el estado de naturaleza, mucho más difícil de soportar para los individuos. Es deber de la humanidad defender al hombre de la naturaleza, humanizar la naturaleza es civilizar para Freud y racionalizar para Kant. Marcuse H. deduce que para Freud la felicidad no tenía el rango de valor cultural.

La delegación tanto de la violencia física como simbólica, en esa creación artificial que es el Estado, es la mayor herramienta de coerción y renuncia a los instintos contra la naturaleza o estado natural del ser humano que paradójicamente le va a impedir una vida de placer de felicidad e igualdad.

Cabe aclarar que el Estado, sociedad o civilización y la renuncia a los instintos tal cual lo conoce el ser humano ya estaba listo al nacer, tanto como la religión, el idioma etc. porque todo fue creado por sus ancestros y cabe al hombre y mujer aceptar a “libro cerrado” esa situación bajo pena de salir de la normalidad estándar. Por eso para Freud ese hecho psicológico ha de contar por lo anterior, la salida del estado de naturaleza, con el hecho de que todos los hombres integran tendencias destructoras -antisociales y anticulturales como un remanente de un estado que se añora y a la vez esa rebeldía nunca dejará de formar parte de la civilización. Kant denomina este antagonismo como la sociabilidad insociable del hombre y quiere decir con ello que existe la tendencia a entrar en sociedad aunque unida a una resistencia a ello que a todo momento amenaza esa misma sociedad. Afirma Kant que esta resistencia que despierta todas las fuerzas del ser humano que lo llevan a vencer su tendencia a no hacer nada y llevado por la ambición, instinto de dominio y codicia a conquistar un lugar entre sus semejantes que él no soporta, pero que sin ellos no puede pasar dando así los primeros pasos desde la barbarie a la cultura.

El dominio de la masa por una minoría para Freud no es otra cuestión que el origen de una injustica para Rousseau.

En definitiva creemos que la acción civilizatoria para Freud es la continuación de la naturaleza por otros medios y tiene un precedente infantil a pesar de que el uso de la razón es para Kant el camino para la humanidad llegar a la mayoridad porque para este filósofo la sociedad supone un paso racional por el cual el ser humano sale del estado natural para adquirir la capacidad de determinar libremente lo que quiere hacer de sí.

Pensamos que humanizar la naturaleza para Freud es racionalizar la naturaleza para Kant. Freud y Kant creen en el evolucionismo Darwiniano uno cuando afirma refiriéndose a los instintos, aunque mejor a la renuncia a los instintos naturales, explica que “Probablemente habrán de sobrevenir nuevas evoluciones de la cultura, en las cuales determinadas satisfacciones de deseos, perfectamente posibles hoy, parecerán tan inadmisibles como hoy la del canibalismo” y Kant cuando expresa que de generación en generación la humanidad llegará a su perfección no existe la perfección individual sino la de toda la humanidad.

No obstante ello Freud cree que en las más antiguas renuncias al instinto interviene un factor psicológico, hecho o factor ignorado por Kant, pero que expresa que esa renuncia a los instintos no es otra cosa que la racionalidad de la humanidad que lo sacará del estado de naturaleza, una racionalidad obviamente caracterizada como reprimida para Freud.

En todo niño, explica Freud, podemos observar el proceso de esta transformación así le atribuye esto al fortalecimiento del super-yo que es uno de los valores culturales más valiosos para el autor de El porvenir de una ilusión.

Para Kant y para Freud el Derecho es el medio de coerción externa cuyos fines son contener los instintos. El derecho es coerción de amenaza real e ineludible para continuar con la sociedad civil organizada o civilización. Estas exigencias denominadas morales por ambos. Constituyen para Freud el elemento más importante del inventario psíquico de una civilización sus representaciones religiosas que en el más amplio sentido, serían sus ilusiones. Por su parte el Derecho para Kant reglamenta las relaciones de propiedad sobre las cuales la libertad se concretiza y se limita.

En igual sentido para Rousseau la base del sistema social en lugar de destruir la igualdad natural, el pacto fundamental, por el contrario, sustituye la desigualdad física que la naturaleza pudo haber establecido entre los hombres por una igualdad moral y legítima. Los hombres, pudiendo ser desiguales en fuerza o en talento, se hacen iguales por convención y por derecho.

Para Freud si levantadas todas las prohibiciones la vida se convertiría en una serie interrumpida de satisfacciones, aunque si estas no son racionales, serían instintivas es decir del estado de naturaleza y por eso obviamente condenables para el filósofo Kant.

Por su parte Kant ve en la moral religiosa el hilo conductor de la historia en la que Dios, aunque no lo nombra, es la causa primera de todo.

Esta religiosidad para Freud no es más que una ilusión. Freud según Marcuse, destruye las ilusiones tradicionales de la ética idealista: la «personalidad» no es más que un individuo «roto» que ha introyectado y utilizado con éxito la represión y la agresión.

La salvaje o extrema libertad que Kant y Rousseau atribuyen al estado de naturaleza en que el ser humano se encontraba es el estado instintivo también para Freud para quien la civilización se basa en la renuncia a la vida instintiva, y como esto es doloroso funciona a contrario del principio de placer, afirma H. Marcuse que sus fuerzas destructivas provienen del hecho de que aspira a una satisfacción que la cultura no puede permitir: la gratificación como tal, como un fin en sí misma, en cualquier momento. Por tanto, los instintos deben ser desviados de su meta, inhibidos en sus miras. La civilización empieza cuando el objetivo primario -o sea, la satisfacción integral de las necesidades- es efectivamente abandonado. Entonces para Freud Si la ausencia de represión es el arquetipo de la libertad, la civilización es entonces la lucha contra esta libertad.

En la filosofía de Kant, expresa Marcuse, el campo de la naturaleza debe ser «susceptible» a la legislación de la libertad; debe existir una dimensión intermedia en la que los dos se encuentran. Para Kant filósofo de la ilustración, la Naturaleza es un cosmos ordenado, armado según un plan de sofisticada ingeniería donde la historia universal va inexorablemente hacia el progreso mecánicamente. Para Rousseau, el incremento del poder social alejó a los hombres del conocimiento de la verdad acerca de lo mejor de sí mismos, hasta un punto tal que los volvió irreconocibles. Por la decadencia y el envilecimiento.

La religión es para el inventor del psicoanálisis el elemento más importante para conservar la cultura de la civilización reprimida, la asimila a la búsqueda de un padre que todo lo puede, Freud en definitiva concluye que la religión no es más que una ilusión, una creencia que de alguna forma satisface los deseos y contrarresta los temores más arcaicos del ser humano.

En “El malestar de la cultura” Freud ve que las religiones de la humanidad deben ser consideradas como semejantes delirios colectivos, infantilismos psíquicos. El conocimiento científico para S.Freud descarta el conocimiento mágico. Kant, en cuanto filósofo iluminista cree ciegamente, como una utopía, que la racionalidad llevará a un mejoramiento de la especie.

 

BIBLIOGRAFÍA

FREUD, Sigmund “El porvenir de una ilusión”.

—— “El Malestar de la Cultura”.

MARCUSE, Herbert. “Eros y Civilización”.

KANT, Immanuel. “ ¿Qué es Ilustración?”. Disponible en: http://ares.unimet.edu.ve/humanidades/bphu12/ziegler/apoyo/Kant_Que%20es%20la%20ilustracion.pdf Acceso el 20/06/2010.

ROUSSEAU, J.Jacobo. “El contrato Social”. Disponible en: http://www.laeditorialvirtual.com.ar/Pages/Rousseau/RousseauContratoIndice.htm Acceso:18/06/2010.

© Gustavo Félix Grizzuti 2011

Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero47/estnatu.html