Espéculo

  Reseñas, críticas y novedades

 

 

Amador Palacios

Humanidad y humanismo de Ángel Crespo (1926-1995)

  

 

Pedro A. González Moreno

Desde su muerte, hace ya más de tres lustros, la figura y la poesía de Ángel Crespo vienen gozando de una atención crítica y un reconocimiento cada vez más crecientes, y las diversas publicaciones de todo tipo aparecidas en los últimos años así lo acreditan. A ellas viene a sumarse ahora esta oportuna y documentada biografía de Amador Palacios. La obra aparece estructurada en cinco “tramos” o capítulos, que relatan las diferentes etapas de la vida y la obra del poeta, desde su infancia entre Ciudad Real y Alcolea, hasta sus últimos días en Calaceite: coordenadas geográficas que enmarcan una de las biobibliografías más variadas, originales, ricas y sugerentes de las que pueden encontrarse entre los autores de su generación.

A lo largo de los diferentes tramos, Amador Palacios recurre a un jugoso anecdotario, que resulta especialmente llamativo en el periodo de su infancia y primera adolescencia: una infancia que se vio, como tantas otras, truncada por la guerra, aunque eso no constituyó un obstáculo para el descubrimiento de su temprana vocación literaria. Los tramos segundo y tercero recrean su etapa universitaria en Madrid, como estudiante de Filosofía y Letras, hasta que, una vez licenciado en Derecho en 1948, y realizada la milicia universitaria en Marruecos, realiza su primera incursión en el mundo laboral. La abogacía, sin embargo, no le impide su plena dedicación a la literatura, y de ello da fe, entre muchos otros proyectos, su protagonismo en las conocidas aventuras postistas de las revistas El pájaro de Paja, Deucalión y Poesía de España. En esta fructífera etapa madrileña destaca también, en el plano sentimental, su noviazgo y posterior matrimonio con María Luisa Madrilley.

El tramo cuarto recoge su estancia en Puerto Rico, un exilio que estuvo motivado, en palabras del propio Crespo, “porque ya no podía soportar el ambiente de corrupción moral que se respiraba (en España) después de casi treinta años de dictadura”. Un exilio que no viviría en soledad, porque Pilar Gómez Bedate sería ya, desde entonces, su compañera inseparable, ya que con ella, aparte de su fuerte vinculación sentimental, llegó a constituir - en palabras de Amador Palacios- una “amable factoría literaria”. A esta etapa corresponde también su estancia en Upsala, en cuya universidad se doctoró en 70-71 con una tesis sobre El moro expósito del Duque de Rivas, y posteriormente en Leiden, mientras inicia su ingente tarea como traductor no sólo de la Divina Comedia, sino también de algunos de los más relevantes poetas portugueses, entre ellos Pessoa. El quinto y último tramo recoge su definitivo regreso a España y su establecimiento en Barcelona, desde donde continuó realizando una infatigable actividad literaria hasta su muerte.

Amador Palacios, buen conocedor de la vida y la obra del poeta, y que ha dedicado ya muchas y muy buenas páginas al movimiento postista, traza aquí una detallada trayectoria de la peripecia vital y literaria de Ángel Crespo, aderezada con interesantes anécdotas que hacen amena la lectura y contribuyen al mejor conocimiento de la personalidad del hombre y del poeta. Utiliza además, para ello, un rico material documental, que consiste no sólo en abundantes opiniones testimoniales de amigos, familiares y poetas, sino también en muchas muestras epistolares y confesiones entresacadas de los propios diarios de Crespo. Un trabajo riguroso, pródigo en notas a pie de página, que recoge además numerosas composiciones poéticas del autor, sometidas a atinados análisis, y que constituyen un certero reflejo de la evolución poética de Ángel Crespo desde su inicial Primera antología de mis versos (1949) hasta Iniciación a la sombra, scrito poco antes de su muerte. El libro aporta al final una extensa bibliografía del autor además de una “Cronología comparada” que permite acompañar la trayectoria del poeta con otros sucesos, paralelos, de interés cultural y literario.

Pero, por encima de todo, este libro era necesario porque viene a reconstruir, en una misma imagen integradora, las múltiples y casi inabarcables facetas de ese auténtico humanista que fue Ángel Crespo: poeta, traductor, ensayista, intelectual, profesor, incansable promotor de actividades y proyectos culturales; pero al mismo tiempo, el libro arroja luz sobre su lado más humano, sobre su manera de ser y de pensar, sobre su carácter o su ideología, sus inquietudes, sus desvelos... En definitiva, la obra funde, integrándolas en una sola, la doble imagen, como poeta y como hombre, de una de las figuras más privilegiadas que ha dado Castilla-La Mancha a la literatura española del siglo XX.

 

© Pedro A. González Moreno 2011

Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid

El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero48/ancrespo.html



Espéculo. Revista de estudios literarios
(Universidad Complutense de Madrid) 2011