Reseñas:

Javier de Santiago Guervós
Jesús Fernández González:

Aprender español
jugando


Contenido:

    Introducción
  1. Letras y números
  2. Vocabulario
  3. Gramática
  4. Prácticas globales

En los últimos años hemos asistido a un aumento del interés por nuestra lengua fuera de sus espacios propios. El español gana terreno como segunda lengua en muchos lugares del mundo. Este interés ha generado, a su vez, una preocupación por los métodos que se han de emplear en su enseñanza. Su crecimiento ha dado lugar a que existan ya profesores e instituciones especializadas en la enseñanza del español para extranjeros, lo que se denonima E/LE (español, lengua extranjera) o E/L2 (segunda lengua).

Enseñar el idioma a personas de otras lenguas, no es lo mismo que enseñarlo a los nativos; requiere otros sistemas pedadógicos que faciliten la adquisición de la nueva lengua. Dentro de esta renovación, Javier de Santiago Guervós y Jesús Fernández González, profesores de la Universidad de Salamanca, han elegido un método didáctico que, según se expresa en la introducción de esta obra, se aproxima más al "instruir deleitando" que al de "la letra con sangre entra".

El título de la obra, Aprender español jugando. Juegos y actividades para la enseñanza y aprendizaje del español, refleja perfectamente su espíritu. Si el juego es una reproducción organizada de ciertos aspectos de la realidad, puede ser un medio interesante para proporcionar de forma más natural las situaciones necesarias que motiven la producción lingüística. Los autores han ideado una serie de juegos (73) que permiten, de forma escalonada, ir introduciéndose en el idioma. Veamos un ejemplo:


36. EL CUENTO DE LA LECHERA

OBJETIVO
  
Practicar oraciones condicionales
DESTREZAS
  
Orales y escritas
NIVEL
 
Elemental e Intermedio
MATERIAL
 
Ninguno
AGRUPACIÓN
 
Individual

ORGANIZACIÓN

Este juego está basado en el famoso cuento de la lechera: En este cuento una mujer iba con un cántaro de leche en la cabeza pensando el dinero que iba a ganar con su venta y encadenando lo que iba a comprar con las ganancias que a su vez le proporcionaría. Hasta que se rompió el cántaro y se rompieron los sueños.
Este juego es algo parecido. Un alumno empieza una oración condicional: Si vendiera esta cántara me compraría un traje. Los demás encadenan las condicionales: Si me comprara un traje iría a Madrid. Si fuera a Madrid, etc...
Los estudiantes van haciendo frases hasta que el profesor decide romper el cántaro. Entonces las condicionales se hacen en el pasado.

Si hubiera vendido la leche me habría comprado una vaca.


En este ejercicio puede apreciarse perfectamente el espíritu que guía esta propuesta: una apuesta más por la producción creativa que por la repetición monótona y estática. Una vez aprendida la estructura básica, el alumno es incitado a la generación de ejemplos dentro de una actividad conjunta. El juego sirve de marco e incentivo para la actividad verbal.

Es frecuente la utilización de este tipo de técnicas en las clases de idiomas. Este libro ofrece la ventaja de una organización sistemática que sirva a los profesores para insertar estos juegos dentro de sus programas de enseñanza. Por otro lado, el método, como es característico de los juegos, permite las variaciones que hacen que esas 73 actividades propuestas en la obra sean el punto de partida de otras muchas posibles. En resumen, un útil instrumento que puede servir, combinado con la habilidad del profesor, para que los alumnos alcancen un buen nivel de desarrollo.

Con esta obra, además, se inicia una colección —Colección ELE— de textos destinados a la enseñanza de español a extranjeros, iniciativa que imaginamos agradeceran los miles de profesores de español repartidos por el mundo.

J. Mª Aguirre

8/05/97

El URL de este documento es "http://www.ucm.es/OTROS/especulo/numero5/apr_esp.htm"


Reseñas