Estudios:

La World Wide Web en la clase de E/LE

Mar Cruz Piñol
mcruz@lingua.fil.ub.es
Universidad de Barcelona


 

Todos los profesores sabemos que una de las claves del aprendizaje es la motivación: si conseguimos captar la atención de nuestros estudiantes, tendremos mucho ganado en el proceso de transmisión del conocimiento. Cuando lo que se enseña es una lengua extranjera, resulta especialmente difícil encontrar temas de conversación y trabajo que impliquen por igual a todos los alumnos, y más si estos pertenecen a culturas distintas o a grupos de edades diferentes. Cultura, ocio, sociedad, deportes, viajes... son algunos de los temas alrededor de los cuales pueden construirse clases muy diversas, pero llega un momento en el que no es fácil sorprender al estudiante que lleva varios años aprendiendo idiomas a través de esos temas recurrentes. Por este motivo, el profesor de lenguas extranjeras debe estar siempre atento a la actualidad y utilizarla como reclamo para atraer el interés de los alumnos.

En los últimos años hemos asistido a la eclosión de algo hasta hace poco reservado para las minorías: la Internet. Este nuevo medio de comunicación, en estos momentos, es noticia en el mundo entero, y puede emplearse como apoyo en el aprendizaje. Somos conscientes de que no todas las personas son amantes de las máquinas pero cada vez parece más evidente que, del mismo modo que nos hemos acostumbrado a utilizar en las clases el radiocasete, el retroproyector o el vídeo, tendremos que terminar contando con una herramienta más en el aula: el ordenador.

En primer lugar, debemos destacar que no es necesario saber informática para acceder a la Internet. Los programas que permiten el acceso a la red son extremadamente sencillos: prácticamente todas las órdenes están representadas por iconos que se señalan con un simple movimiento del ratón. De este modo, cualquier persona sin ningún tipo de conocimientos informáticos puede atreverse a curiosear por la Internet.

El segundo punto que es preciso recordar es que, aunque aquí nos centraremos en el uso en el aula de la World Wide Web, esta es solo una puerta -pero, desde luego, la más espectacular- de las muchas que abre la Internet. Otras utilidades, como el correo electrónico o los foros de debate a través de la red, pueden utilizarse también en las clases combinándolas con la Web o telaraña.

Asimismo, es importante insistir en que la World Wide Web debe ser considerada un complemento y no un sustituto de la clase preparada por el profesor. Del mismo modo que no es suficiente que los estudiantes vean durante una hora un vídeo en la lengua que estudian, no será suficiente que naveguen durante una hora a través de páginas Web en esa lengua. El trabajo del profesor de idiomas consistirá en combinar sus conocimientos lingüísticos y didácticos con los atractivos de la WWW, para elaborar un material de trabajo que permita alcanzar el objetivo principal: el aprendizaje de una lengua extranjera.

El objetivo de este artículo es dar a conocer algunas direcciones Web que pueden ser empleadas en las clases de español como L2.


 

En la clase de idiomas, algunas veces, una imagen puede valer tanto como mil palabras. Por eso empleamos con frecuencia fotografías y dibujos en las clases, y por eso preferimos los manuales que ofrecen imágenes y colorido.

Este es también uno de los secretos del éxito de la WWW, como enseguida veremos, junto con otro elemento igualmente esencial en las clases de idiomas: la actualidad de la información. Y es que prácticamente todo lo que se puede encontrar impreso se puede encontrar en la WWW -folletos turísticos, periódicos, revistas, libros, etc.-, y con la ventaja de que cada día se puede disponer, automáticamente, de una versión actualizada. Para el profesor y los estudiantes de español como L2 que no viven en un país hispanohablante, esto supone el acceso inmediato a una información diaria o periódica que, de otro modo, resulta bastante difícil conseguir; y los que se encuentren en un país de habla hispana podrán conseguir a través de la red material actual referente a otros países de la misma comunidad lingüística. De este modo convergen en la Web -acompañando al texto en la lengua meta- tres factores cruciales para el aprendizaje de lenguas extranjeras: la información visual, el material actualizado y la novedad de un canal que, cuando menos, atraerá la atención del estudiante. Las direcciones Web conducen a pantallas o páginas que ofrececen la posibilidad de saltar a otras páginas cuyas direcciones desconocíamos inicialmente. Este movimiento de una página a otra es lo que se conoce como navegar, y es posible gracias a unas marcas, denominadas conexiones, enlaces, vínculos o eslabones -como traducción del término inglés link-, que aparecen resaltadas en la pantalla y que, al señalarse con el ratón, conducen a una nueva dirección.



 

Ofrecemos a continuación, en primer lugar, unas direcciones que permiten acceder a páginas Web con información sobre países hispanohablantes. En ellas el estudiante encontrará datos sobre instituciones, fotografías de las zonas turísticas de algunos países, mapas, reproducciones de obras de arte, etc., y todo ello acompañado de información escrita sobre la cultura, la historia, las costrumbres o la gastronomía de pueblos que hablan español. De este modo, las imágenes actúan como reclamo para que el estudiante, en realidad, ejercite la comprensión lectora en español.

Como decíamos, en la WWW también pueden consultarse las ediciones electrónicas de algunos periódicos. Incluimos a continuación unas direcciones de acceso a prensa diaria en español:

Asimismo, hay publicaciones periódicas que tienen una edición en línea o que solo se publican electrónicamente. Indicamos algunas direcciones que conducen a revistas en español, entre ellas esta que estamos ahora leyendo, Espéculo, cuya calidad la ha hecho merecedora de numerosas distinciones internacionales ("The Best o Europe", "Web recomendada de Hispamérica", "Premio elquijote.com", "The Web of culture" y "Letralia", entre otras).

También puede obtenerse a través de la red información sobre libros: acceso a los catálogos de editoriales o librerías,o lectura de libros electrónicos. Las siguientes direcciones permiten acceder a páginas sobre libros en la Internet:

El formato empleado para la presentación de las páginas Web se denomina hipertexto. Esto significa que lo que se ve en la pantalla es algo más que texto. Hemos podido comprobar hasta ahora cómo las palabras aparecen en el ordenador acompañadas de imágenes, pero los atractivos del hipertexto no terminan en la imagen que acompaña al texto, sino que existen también páginas Web con sonido. A través de la Internet se puede acceder en directo a las principales emisoras de radio desde cualquier lugar del mundo. Y decimos "en directo" porque nos parece especialmente importante el hecho de que el estudiante pueda ejercitar la comprensión auditiva escuchando las noticias más recientes, en lugar de audiciones pregrabadas -a veces, muchos años antes-.

Hemos visto hasta ahora algunas posibilidades que brinda la Internet para ejercitar las dos destrezas lingüísticas descodificadoras: comprensión lectora y comprensión auditiva. Pero este nuevo canal de información es también un medio de comunicación y, por lo tanto, también permite al aprendiz de español como L2 ejercitar la expresión escrita y oral. A través de la WWW el estudiante podrá mantener tertulias -en español, por supuesto- con personas del mundo entero. Hay dos proyectos que emplean la Internet para establecer relaciones humanas sin fronteras: los pen-pal y los moo.

Un pen-pal no es más que una relación epistolar. Todos sabemos la ilusión que produce recibir cartas, y la gran diferencia que existe entre escribir una redacción o escribir a un amigo. Una vez más, debemos recordar el valor de la motivación en el aprendizaje: no cabe duda de que el estudiante pondrá más interés en su composición escrita cuando sepa que alguien está esperando sus noticias. En la página Web que reproducimos a continuación (http://alberti.crs4.it/pen-pal/) puede verse un ejemplo de pen-pal en la Internet, a partir del cual el estudiante puede seleccionar con qué tipo de persona quiere escribirse: con qué intereses, de qué edad, de qué país, en qué lengua, etc.

Paradójicamente, existen muchas personas interesadas en mantener pen-pals en español pero hay pocas que sean hablantes nativas de esta lengua. La causa es que los hispanohablantes nos hemos incorporado hace relativamente poco, en comparación con los anglohablantes, al ciberespacio. Pero la presencia de internautas españoles e hispanoamericanos está creciendo por momentos, por lo que aumenta también la oferta de pen-pals en esta lengua. La siguiente ilustración reproduce la pantalla de un pen-pal en español (http://www.inetworld.net/eac/penpal.htm):


Por último, los MOOs son programas para la enseñanza a distancia de disciplinas específicas, basados en la técnica de la realidad virtual. Hay numerosos MOOs que giran en torno al aprendizaje de lenguas extranjeras, y concretamente sobre el español como LE hay que destacar Mundo Hispano, coordinado por Lonnie Turbee, de la Universidad de Syracuse. La página principal de Mundo Hispano (http://web.syr.edu/~lmturbee/mundosp.html) conduce directamente a las direcciones necesarias para iniciar la conexión a este MOO :


 

La WWW ofrece muchas posibilidades en el marco del enfoque por tareas. En el ciberespacio los estudiantes pueden encontrar, por ejemplo, toda la información necesaria para preparar un viaje a España: medios de transporte, alojamientos, restaurantes, actividades para el tiempo libre, etc. Indicamos a continuación algunas direcciones que conducen a esta información:

Asimismo, elaborar una página para la WWW es bastante fácil, de modo que, en la línea de ese mismo enfoque, la tarea del curso de español podría ser confeccionar una página en español y colocarla en el ciberespacio. En esa página, los estudiantes podrían recoger información sobre temas relacionados con países hispanohablantes y, a la vez, sobre sus propios intereses, siempre en español, así como incluir conexiones con otras páginas que compartan el interés por la lengua o la cultura hispanas. En julio de 1998 y como complemento a un trabajo que se presentó en el IX congreso de ASELE, se realizó en la escuela International House de Barcelona una experiencia en el marco del enfoque por tareas, cuyos resultados pueden consultarse en http://www.ihes.com/mar/index.htm

La WWW también ofrece materiales lingüísticos que pueden emplearse como apoyo o refuerzo de las clases de español como L2. A través de la WWW puede accederse libremente, por ejemplo, a diccionarios, a gramáticas e incluso a pequeños programas para practicar la conjugación de los verbos españoles. Para todo esto y mucho más, es especialmente recomendable la página de Ricardo Soca (http://www.el-castellano.com).

También cualquier persona interesada en aprender la lengua española puede obtener, en la Web, información sobre cursos que se ofrecen en España o en otros países, hispanohablentes o no. Las ilustraciones siguientes muestran un directorio de escuelas de español (http://www.txinfinet.com/mader/ecotravel/schools/schoolist.h tml) y un distribuidor de cursos de idiomas -entre ellos, desde luego, el español para extranjeros- a través de Internet (http://www.virtualsw.es/netmaster/mainsp.htm):

Y reproducimos, asimismo, dos pantallas pertenecientes a un curso de español a través de Internet (http://leia.ursinus.edu/~jarana/ejercicios.html):


 

Las direcciones hasta aquí indicadas son sólo algunas de las muchas páginas Web que pueden ayudar al profesor de español como L2. En función de los intereses específicos de los estudiantes, podrán emplearse en la clase otras páginas, sobre los temas que se desee. Para ello existen unos programas de búsqueda, que permiten encontrar direcciones a partir de palabras clave. Así, por ejemplo, podemos buscar todas las páginas sobre rock, sobre fútbol, sobre la bolsa, sobre ecología, sobre toros, etc., indicando estas palabras en alguno de los siguientes buscadores:

Todos estos programas de búsqueda recorren el espacio virtual para encontrar las páginas en las cuales aparece la palabra que buscamos. Estas páginas pueden haber sido elaboradas en cualquier lugar del mundo y en cualquier idioma -las nueve últimas están en castellano- pero, sea como sea el programa, si escribimos la palabra clave en español, nos proporcionará, lógicamente, direcciones de páginas redactadas en español.

Buscar información en el ciberespacio es una labor lenta para la que se requiere no sólo tiempo sino también grandes dosis de paciencia y perseverancia. De ahí que resulten de una gran ayuda estos programas de búsqueda, así como las páginas que ofrecen conexiones (links) con otras direcciones. It's On Line (http://its-online.com/), por ejemplo, es una revista dirigida a profesores de inglés, pero que permite acceder a un listado de publicaciones electrónicas sobre la enseñaza de lenguas en general.

Otro modo de empezar a orientarse en el espacio virtual es asistir a un curso sobre cómo localizar información en Internet. Cada vez se ofrecen más cursos dirigidos a todas las personas que deseen encontrar información sobre algún tema específico y no quieran o no puedan perder largas horas navegando sin rumbo. La UNED, por ejemplo, ofrece un curso de este tipo; otro es el seminario que imparte Gavin Dudeney (dudeney@encomix.es).


 

Como decíamos al principio, el objetivo de este artículo es destacar la gran cantidad de información que puede extraerse de la Internet para ser empleada en la clase de español como lengua extranjera. Hemos visto sólo una minúscula parte de lo que se puede llegar a encontrar en el ciberespacio que habla español. El barco está botado; ahora ya podemos navegar.


BIBLIOGRAFÍA

Asimismo, es interesante consultar, en

Y es conveniente acceder periódicamente a las selecciones de artículos para la formación del profesorado, como la que se ofrece en la página de la Embajada de España en Washington (http://www.spainembedu.org/articulos.html).

 

Actualizado el 19/04/99

Este artículo fue publicado previamente en Frecuencia-L nº 4, Madrid, Edinumen, 1997, pp. 47-52.

© Mar Cruz Piñol 1997

El URL de este documento es "http://www.ucm.es/info/especulo/numero5/m_cruz.htm"