Clarice Lispector o los destrozos de la introspección

Profesor Benedito Nunes

La introspección en la obra de Clarice Lispector no es sólo un signo de modernidad, sino que "indicará el camino para la puesta en debate de las formas narrativas tradicionales en general y de la posición del narrador mismo en sus relaciones con el lenguaje y la realidad, a través de un juego de identificación de la ficcionista consigo misma y con sus personajes."

En La pasión según G.H., primera vez que Lispector utiliza la primera persona, la introspección se hace "paroxística", en una objetivación total de sí misma y del trabajo de una vida.

Nunes señala que un sentimiento de fracaso del lenguaje acompaña a la narradora, pues se trata de una lucha agónica con las palabras. La pregunta-tortura permanente que se escucha en toda su obra es. "¿quién soy?"


volver al inicio