Comunicación y Medios

Dominique Nora

La conquista del ciberespacio


Contenido:

    Nota a la edición castellana

    LA ERA DIGITAL
    Simple como el zumo de naranja
    Bienvenidos al ciberespacio
    La pregunta de diez mil millones de dólares

  1. LOS AVENTUREROS DEL CONOCIMIENTO
    Un "Serge July" americano
    ¿Librería o supermercado?
    El embate de las fieras
    Las estrellas también mueren
    Educación y diversión
    Un gurú llamado Schank
    La querella de los antiguos y modernos
    Prensa en línea
    ¿Los lectores al poder?
    Publicidad o muerte
    Un periódico que no sirve para envolver pescado

  2. EL PLANETA DE LOS CIBERNAUTAS
    Cada cual con su tribu
    Bravucones contra gatófilos
    Un vestigio de la guerra fría
    Ni dueños ni censores
    Ciberflores
    Renegados y terroristas
    La caza de los virus
    Custodio de las buenas costumbres
    Entre dos galaxias

  3. LA PANTALLA DE ALI BABA
    Navegación de largo aliento
    Dinero intangible
    Shopping virtual
    Por el ojo de la cerradura
    ¿Un desierto urbano?
    Pioneros de la ciberpublicidad
    Pagar para no ver
    Pánico en Madison Avenue

  4. LA TELEVISION PERSONALIZADA
    El sueño del teleordenador
    La gran mezcla interactiva
    DAVID contra Goliat
    La ventosa y el pulpo
    La Baby Bell de las ovejas
    Los cowboys de Engelwood
    El carrusel de Orlando
    La cuadratura del soft
    Los encantos del viejo teléfono
    Una guía televisual

  5. JUEGO DE MANOS, JUEGO DE VILLANOS
    Una secretaria fantasma
    Más rápido, más alto, más fuerte
    La liberación de los siervos
    El "predicador" islandés
    La guerra de los formatos
    ¿Muerto al llegar?
    Contra el imperio del cartucho
    Sonic en Alcatraz
    ¿El Walt Disney del siglo veintiuno?
    Las bodas de Nintendo
    Papá Noel baja de las nubes
    Donkey Kong: doping con micropastillas

  6. HOLLYWOOD, NUEVA FRONTERA
    ¿Hollywired o Sillywood?
    Las telecomunicaciones urden su trama
    Las películas no se prestan aljuego
    La moda cinelúdica
    Casparín, fantasma sintético
    Hacer actuar a los muertos
    Clones de actores
    El oro de los efectos especiales
    El estudio virtual

  7. VIRTUALMENTE TUYO
    El escuadrón de las viudas negras
    Dos veces más rentable que una sala cinematográfica
    Pterodáctilos y Loch Ness
    El "huevo" dejaron
    ¿LSD electrónicos?
    La medicina de la esperanza
    Una tecnología del perdón

  8. LA OFICINA NOMADE
    Criados serviciales
    Una perla en la manzana
    Un conejo en una galera
    El D'Artagnan de las telecomunicaciones
    El frenesí del celular
    Se subastan frecuencias de radio
    El derrumbe de la pirámide
    El auge del SOHO
    En un molino de Perche
    Un mercado mundial de la materia gris

  9. LA EUROPA MULTIMEDIA
    Un paso en falso
    Un mal comienzo
    Minitel o el complejo de Astérix
    Rumbo al CD-ROM
    Si no vienes a Lagardére
    Doscientas cadenas caen del cielo
    La guerra del decodificador
    Canal+: ¿más contratiempos?
    Crónica de un retiro anunciado

    LA SOCIEDAD ARBORESCENTE
    ¿Redes abiertas o redes propietarias?
    ¿Inforricos o ciberparias?
    ¿Educación o creúnización?
    ¿Democracia o mediocridad?
    ¿Economía inmaterial o fábrica de desocupados?
    ¿Libertad o seguridad?
    ¿Humanidad robotizada o robots humanizados?
    La desaparición de las fronteras

    Anexo. Multimedia: ¿quién hace qué?

    Notas
    Glosario
    Bibliografía
    Sitios de interés en Internet
    Indice onomástico
    Agradecimientos


    Dominique Nora, periodista francés residente en Estados Unidos, ha realizado una de las mejores obras existentes sobre el mundo de la información que se abre ante nosotros. Reportaje, investigación, crónica de un mundo complejo, esta obra rastrea tanto el universo de la información como sus entresijos económicos. Quizá sea esta la parte más importante de la obra. D. Nora ganó en el año 1988 el premio al mejor libro financiero (suponemos que en Francia) por un trabajo sobre el complejo mundo de Wall Street.

    Resaltamos esta circunstancia porque en La conquista del ciberespacio analiza con rigor los intereses comerciales que se esconden tras las luchas mediáticas. La "aldea global" es, en realidad, el mercado global, el intento hacer circular productos —y la información es un producto— a escala mundial.

    El mundo del próximo siglo está siendo diseñado en los despachos de las grandes compañías multinacionales. La obra de Nora trata de sacar a la luz las estrategias planteadas por estas empresas para alcanzar sus objetivos. El nuevo milenio contemplara un planeta interconectado a través de redes de comunicación combinadas de cable, satélite, etc. Nora nos advierte de los entramados y también del grave error consistente en despreciar estos fenónemos reduciéndolos a entretenimientos:

    Aunque entre los intelectuales franceses queda bien despreciar las tecnologías digitales —en el mejor de los casos, artilugios inútiles; en el peor, instrumentos de lobotomización masiva—, los antiguos militantes americanos de los derechos civiles defienden los "derechos del ciberciudadano" por medio de la Electronic Frontier Foundation. Este reflejo de debate democrático constituye el único contrapoder verdadero frente a los Intel y los Walt Disney del planeta. Los activistas americanos saben que es importante sumarse de manera constructiva a la infraestructura global de la información, de la cual Al Gore se ha vuelto portavoz: han comprendido que la arquitectura misma de las infopistas —así como el modo en que serán definidos y reglamentados los emisores, los contenidos y los receptores— tendrán una influencia decisiva en el mundo del futuro (p.321)
    Los balbuceos del ciberespacio suscitan en Estados Unidos grandes controversias cuyos términos podemos resumir. Por maniqueos que nos parezcan (abierto/cerrado, bien/mal), constituyen la trama de un cuestionamiento del que no podremos prescindir.

    Ajustada combinación de la pequeña anécdota que refleja aspectos sociales y del análisis económico, La conquista del ciberespacio, constituye un documento muy interesante de los inicios de una nueva forma cultural. Aunque está publicado en su original francés en 1995, una gran parte de la información sigue siendo válida. Un ejemplo: el capítulo sobre la guerra de los decodificadores digitales planteada en Francia se ajusta perfectamente al reciente caso de España.

    Incluye un interesante anexo sobre las grandes compañías que compiten por el liderazgo mundial en diferentes sectores de las telecomunicaciones y del ocio.

    Joaquín Mª Aguirre

    El URL de este documento es http://www.ucm.es/OTROS/especulo/numero8/d_nora.htm


    Reseñas