Créditos | Firma Invitada | Eventos | Enlaces ]

 

SUICIDIO EN EL ANCIANO

Un reciente estudio indica que los factores de riesgo más importantes para el suicidio en el anciano son, además de la depresión, algunas enfermedades físicas como los problemas de vista, las alteraciones neurológicas y las enfermedades malignas.


El suicidio de un individuo a lo largo de la última etapa de su vida es un hecho no infrecuente que suele relacionarse con la depresión del paciente. Sin embargo, no está demasiado claro el papel de las enfermedades que podríamos denominar “físicas” para diferenciarlas de las puramente mentales. Los diferentes estudios son dispares al mencionar que estas enfermedades podrían ser la causa del suicidio en el 34-94% de los casos. Recientemente ha sido publicado un estudio en el que se intentaba descubrir en qué medida pueden influir los problemas físicos en el suicidio, y si existen algunos en concreto que se relacionen de forma más estrecha.

Comparando las patologías que aparecen en dos grupos, uno de pacientes ancianos y otro formado por sujetos que se suicidaron (los datos fueron tomados en este caso de la historia médica y entrevistas con los familiares) se observa que la enfermedad grave en cualquier órgano o aparato constituye un factor de riesgo para el suicidio. Los problemas que más se han encontrado son visuales, alteraciones neurológicas y enfermedades malignas. Estos datos parecen ser más relevantes en el sexo masculino, aunque esto tendrá que comprobarse ampliando el estudio.

Según este estudio, gran parte de los ancianos que piensan en suicidarse acuden a su médico poco tiempo antes, aunque no revelen sus intenciones. Generalmente, es la familia quien se da cuenta del cambio de comportamiento del paciente, pero tampoco suele darle mucha importancia. Las enfermedades físicas podrían llevar al anciano a la depresión al sentirse viejo e inútil, lo cual terminaría en la decisión de acabar con su vida. Por tanto, es fundamental que las familias estén pendientes del anciano, y que los médicos hagamos todo lo posible para mejorar su calidad de vida, evitando de esta forma la ideación de suicidio.


FUENTE:

Waern M, Rubenowitz E, Runeson B, Skoog I, Wilhelmson K, Allebeck P.

Burden of illness and suicide in elderly people: case-control study.

BMJ 2002 Jun 8;324(7350):1355

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/entrez/query.fcgi?cmd=
Retrieve&db=PubMed&list_uids=12052799&dopt=Abstract


Página Anterior Ver índice de Geriatria

Pág. Inicial   Volver a Página Inicial