Créditos | Firma Invitada | Eventos | Enlaces ]

 

ENFERMEDADES MATERNAS QUE AFECTAN AL FETO

La presencia de hipertensión, anticuerpos antifosfolípido y títulos bajos de complemento son marcadores de complicaciones en el embarazo de mujeres con lupus eritematoso sistémico.


El lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad autoinmune, de causa desconocida que afecta a todo el organismo y que afecta preferentemente a mujeres en edad fértil, lo que supone un grave problema durante el embarazo. A pesar de los avances de la medicina, esta enfermedad aún constituye una importante fuente de morbimortalidad.

Algunos estudios dicen que la enfermedad se exacerba durante el embarazo, mientras otros describen que permanece estable o incluso mejora. Parece ser que estos estudios han utilizado sujetos y criterios diferentes que pueden explicar esta disparidad de observaciones. Sin embargo, se sabe que el impacto de la enfermedad sobre el embarazo se asocia con un mayor número de abortos, partos pretérmino y crecimiento intrauterino retardado, incluso con el desarrollo del llamado lupus neonatal, por el cual el recién nacido puede sufrir bloqueo cardíaco completo y lesiones cutáneas.

Recientemente han sido establecidos algunos marcadores que pueden predecir las consecuencias que puede tener sobre el neonato el que la madre padezca LES. Los resultados concuerdan con los conocimientos previos acerca del número de pérdidas fetales, a pesar de las medidas adoptadas. Este hecho se explica por la presencia de anticuerpos antifosfolípido y los valores bajos del componente C3 del complemento, sistema que contribuye con las células defensivas del organismo. Parece ser que una manera de reducir la mortalidad en el feto por esta enfermedad es el uso de heparina combinada con corticoides durante la gestación.

Los mejores predictores de parto pretérmino en enfermas con  lupus son la actividad de la enfermedad, la presencia de hipertensión y de anticuerpos antifosfolípido.

En resumen, la presencia de lupus eritematoso sistémico sigue constituyendo una fuente de complicaciones en el embarazo, asociándose este fenómeno fundamentalmente con la presencia de anticuerpos antifosfolípido, niveles bajos de complemento e hipertensión. Las mujeres con estos datos tendrían que seguir un control aún más riguroso durante el embarazo.


FUENTE:

Cortés-Hernandéz J, Ordi-Ros J, Paredes F, Casellas M, Castillo F, Vilardell-Tarres M.

Clinical predictors of fetal and maternal outcome in systemic lupus erythematosus: a prospective study of 103 pregnancies.

Rheumatology (Oxford). 2002 Jun;41(6):643-50.

http://www.nbci.nlm.nih.gov/entrez/query.fcgi?cmd=
Retrieve&db=PubMed&list_uids=11048290&dopt=Abstract


Página Anterior Índice de Ginecología

Pág. Inicial   Volver a Página Inicial