Créditos | Firma Invitada | Eventos | Enlaces ]

 

¿QUIÉN ES HELICOBACTER PYLORI?

Un estudio realizado sobre un grupo de niños afirma que por término medio la infección por Helicobacter pylori ocurre antes de los diez años de vida.  


No es raro en nuestros días que numerosas personas con dolencias de estómago acudan al médico, se realicen diversas pruebas y en una de ellas, denominada por los pacientes como “la de soplar” obtengan como resultado “positivo para Helicobacter pylori”. ¿Positivo para qué?, es lo que suelen preguntar. El nombre suena tan extraño que el paciente se asusta y no quiere ni plantearse qué será aquello. Pero Helicobacter pylori sólo es una bacteria que afortunadamente tiene tratamiento efectivo.

Helicobacter pylori está implicada en la producción de varias alteraciones digestivas, como gastritis y úlcera gastroduodenal entre las más frecuentes. Para entender un poco el mecanismo tenemos que pensar esta bacteria se pega a nuestro estómago o duodeno desde dentro y va lesionándolo, haciendo pequeñas heridas que a largo plazo se transforman en un agujero, lo que sería la úlcera. Por supuesto, la bacteria no es la única responsable de la enfermedad, hay otros factores involucrados, y también es cierto que no todas las úlceras están producidas por el H. pylori, sino que por ejemplo es bien conocido que ciertos fármacos antiinflamatorios lesionan la mucosa digestiva, produciéndose úlceras en pacientes no infectados.

Una pregunta que a menudo surge es ¿cuándo me he infectado?. Pues bien, eso es lo que ha planteado un estudio publicado recientemente, aunque llevan trabajando más de veinte años. Para saber a qué edad solemos infectarnos estudiaron a un grupo de niños de entre 1 y 3 años y siguiéndolos periódicamente durante veinte años. Se hacía una búsqueda de anticuerpos contra la bacteria para saber si estaban infectados. El resultado obtenido es que la mayoría de las infecciones ocurren antes de los diez años, siendo más frecuente en la raza negra.

Un dato importante es que no todos los niños que tengan infección por H. pylori van a sufrir alteraciones, eso depende de cómo las defensas del organismo “mantengan a raya” a la bacteria, ya que incluso en un porcentaje de casos se produce lo que se denomina como aclaramiento, es decir, que el sistema inmune vence a la bacteria y desaparece del organismo, de forma que al cabo de un tiempo una persona que tenía anticuerpos presenta cifras menores de los mismos.

El tratamiento de esta bacteria es antibiótico junto con un protector gástrico, y debe mantenerse todo el tiempo que estime necesario el médico, prolongándose a menudo varios meses. Es importante el seguimiento del tratamiento para evitar que un número pequeño de bacterias que queden vivas se reproduzcan repitiendo el cuadro, por eso no deben abandonarse las pastillas cuando hayan cedido las molestias.

El descubrimiento de que la infección se produce a edades tan tempranas abre la investigación para saber qué factores la condicionan y buscar su prevención, para disminuir en el futuro todas estas entidades.


FUENTE:


Pág. Anterior Inicio de Infecciones y Vacunas

Pág. Inicial   Volver a Página Inicial