Créditos | Firma Invitada | Eventos | Enlaces ]

 

ALERGIAS ALIMENTARIAS: PROBLEMÁTICA EN EL COMEDOR ESCOLAR

El artículo hace referencia a las alergias alimentarias como un problema de salud que está aumentando progresivamente en los últimos años. Expone la necesidad de una dieta saludable en los comedores escolares y de que éstos puedan ofrecer la posibilidad de acceder a dietas especiales en caso de alergias alimentarias u otras patologías que así lo requieran, como la enfermedad celíaca o la obesidad.


La alergia a los alimentos constituye un problema de salud emergente cuya prevalencia parece haber aumentado en la última década oscilando entre el 5-10% en los menores de tres años y el 1,4-1,8% en la población adulta.

En la actualidad, y sobre todo en las zonas urbanas, el uso de comedores escolares para la principal comida del día es cada vez mayor, lo que supone una mayor demanda de una atención adecuada a los niños con alergias alimentarias, así como a los afectados por otras enfermedades que requieran una dieta especial, como la enfermedad celiaca y la obesidad. El artículo expone que los niños afectados por estas enfermedades deben de poder participar en todas las actividades escolares incluyendo el comedor y,  dado que el único tratamiento para la alergia alimentaria es la evitación del alimento que desencadena la reacción alérgica, resulta imprescindible que los afectados tengan la posibilidad de acceder a dietas adecuadas para su trastorno.

Los alimentos que más frecuentemente causan reacción alérgica en la población española son: leche de vaca, huevo, pescado, marisco, frutas frescas y frutos secos. Las manifestaciones clínicas con que cursan las reacciones alérgicas son muy variadas: síntomas cutáneos, digestivos, respiratorios y anafilaxia, que puede comprometer la vida del paciente.

El estudio fue llevado a cabo en el Municipio de Torrejón de Ardoz (Madrid), donde desde el curso 95/96 funciona el “Programa de Educación Nutricional: comedores escolares”. La muestra consta de 15 colegios públicos, 3 escuelas infantiles, 2 colegios concertados y 15 guarderías. Los resultados obtenidos muestran que un 34% de los alumnos utilizan el comedor escolar, 2,2% de los cuales precisa dietas especiales por alergia a los alimentos; 0,4% por enfermedad celíaca y 0,7% por otros problemas.

En conclusión, el artículo destaca la necesidad de implicación de las distintas administraciones públicas y empresas de restauración en el problema de las alergias alimentarias, ya que mediante una adecuada educación sanitaria y coordinación resulta perfectamente posible incorporar dietas especiales en los comedores escolares. Concluye exponiendo que la existencia de una dieta saludable reduce el número de niños que precisan dietas especiales y previene la aparición de patologías más importantes, como la Diabetes Tipo II, problemas vasculares e hipertensión arterial.


FUENTE:

E. Pérez Blasco-M. Martínez Zamora

Revista Española de Pediatría. Clínica e investigación

Septiembre-Octubre 2006. Páginas 361-366


Página Anterior Ver índice de Pediatría

Pág. Inicial   Volver a Página Inicial