Créditos | Firma Invitada | Eventos | Enlaces ]

 

LOS PERJUICIOS DE LA DROGA

El consumo de cocaína durante el embarazo produce deterioro cognitivo y retraso mental en los dos primeros años de vida, siendo posible, presumiblemente, que siga teniendo efectos deletéreos en los años siguientes de vida.


El consumo de cocaína durante el embarazo es un importante problema de salud pública del que cada día se conocen un mayor número de efectos deletéreos en el desarrollo del niño. En los últimos años ha aumentado su consumo gracias al abaratamiento de la droga fumada o crack, particularmente en mujeres de áreas urbanas y de bajo nivel socioeconómico.

La cocaína altera muchos mecanismos de neurotransmisión fundamentales para el correcto desarrollo del sistema nervioso central del niño durante su vida fetal. La gran mayoría de estudios que se han hecho a este respecto no son concluyentes, pues si bien algunos afirman que produce daños, otros no encuentran diferencias significativas con los niños cuyas madres no fueron consumidoras de cocaína. Muchos de estos ensayos no tienen en cuenta la gran variedad de factores de confusión que pueden alterar los resultados. Para aportar nuevos datos concluyentes sobre la relación del consumo de cocaína durante el embarazo y los posibles efectos deletéreos sobre el desarrollo y aprendizaje de los niños, se ha publicado un estudio en la prestigiosa revista JAMA.

Los resultados demuestran que los niños de madres consumidoras de cocaína tienen dos veces más probabilidad de tener retraso cognitivo durante los dos primeros años de vida. Es muy probable que estos niños continúen presentando dificultades de aprendizaje por encima de esa edad. El consumo de otras drogas o la presencia de otros factores de confusión no pueden explicar el retraso cognitivo observado, pues los mayores retrasos se obtuvieron en madres consumidoras de una mayor cantidad de cocaína con niños cuyos niveles de metabolitos de la droga en el meconio fueron superiores.

La extensa muestra del estudio ratifica la validez de los resultados, por lo que el problema del consumo de cocaína no sólo se limita a la madre, sino que supone un peligro grave para el correcto desarrollo del niño.


FUENTE:

Singer LT, Arendt R, Minnes S, Farkas K, Salvator A, Kirchner HL, Kliegman R.

Cognitive and motor outcomes of cocaine-exposed infants

JAMA. 2002 Apr 17;287(15):1952-60.

http://www.nbci.nlm.nih.gov/entrez/query.fcgi?cmd=
Retrieve&db=PubMed&list_uids=11960537&dopt=Abstract


Página Anterior Ver índice de Pediatría

Pág. Inicial   Volver a Página Inicial