Créditos | Firma Invitada | Eventos | Enlaces ]

 

EL CAFÉ: DROGA, TÓXICO Y FACTOR DE RIESGO CARDIOVASCULAR

Esta revisión engloba las conclusiones obtenidas sobre el café en distintos estudios. Realiza una exposición acerca de esta bebida, tanto desde un punto de vista histórico como médico, incluyendo tanto sus efectos beneficiosos como los efectos patógenos que el consumo de café puede provocar.


Los efectos deletéreos del café, al igual que en otras drogas, radican en el hecho de que consumido en grandes cantidades puede resultar adictivo y todos ellos, en mayor o menor medida, son producidos por una sustancia: la cafeína.

La cafeína es un alcaloide que se encuentra no sólo en el café, sino también en el té, la cola, el cacao...Una taza de café contiene, aproximadamente, 100 mg de cafeína, mientras que en un vaso de té o de cola se encuentran unos 50 mg y en una chocolatina alrededor de 25 mg.

El café se consume, habitualmente, por vía oral, y es metabolizado en el hígado mediante el sistema de la P450; esto supone que en las hepatopatías, los niños y en las mujeres gestantes, situaciones en las que este sistema se encuentra enlentecido, los efectos del café son más acentuados.

Los efectos tóxicos y adictivos del café son muy variables. Esta bebida puede incluso llegar a tener una acción letal, aunque sus efectos mortales se producen con dosis masivas (5-10 g), equivalente a ingerir 2-3 litros de café al día. Sin embargo, es la acción adictiva y tóxica la que plantea un mayor interés: la ingestión de una o dos tazas de café diarias provoca la estimulación de la corteza cerebral y mejora el rendimiento intelectual, mientras que el consumo de más de cinco tazas al día de esta bebida produce nerviosismo, irritabilidad, insomnio, acúfenos, arritmias, etc, es lo que se denomina adicción al café o “cafeinismo”.

Asimismo, los efectos patógenos del café son muy variados; aparecen cuando existe adicción (5-6 tazas al día) y el artículo destaca los siguientes: efectos cardiovasculares, ya que la cafeína eleva la tensión arterial e induce taquicardias; efectos digestivos, aumenta la secreción ácida gástrica produciendo pirosis, dolor epigástrico, etc; efectos tóxicos, por aumento de la eliminación de calcio, lo que aumenta el riesgo de osteoporosis; efectos encógenos, fundamentalmente en relación con el cáncer de páncreas y el cáncer vesical; y, por último, efectos teratógenos en relación con la prematuridad y la muerte fetal.

La presente revisión concluye exponiendo que la cafeína constituye una droga de abuso potencial y que presenta toxicidad tanto aguda como crónica


FUENTE:

M.I. Rodríguez Rodríguez, M. Rodríguez Rodríguez, A. Rodríguez Cuartero.

Grupo de Investigación Medicina Interna I. Facultad de Medicina Universidad de Granada.

Investig Clinic 2006; 9(4)


Página Anterior Ver índice de Pediatría

Pág. Inicial   Volver a Página Inicial